¿Es asumible la conciliación?

¿Es asumible la conciliación?

Hace unos días salía publicado en el diario El Mundo un reportaje que reflexionaba, a través de las opiniones de varios expertos, sobre la conciliación en las empresas españolas. Buena parte de los empresarios de nuestro país no ven con buenos ojos propuestas como la flexibilidad de horarios de los empleados, el fomento del teletrabajo o el aumento de los permisos de maternidad por considerarlos un gasto muy elevado imposible de asumir en tiempos de crisis.

Sin embargo, varios estudios demuestran que lejos de lo que se pueda pensar, la conciliación de la vida laboral con la personal y la familiar fomenta que los empleados estén más comprometidos con su empresa, lo que ayuda por tanto a la retención del talento. Esta opinión la comparte Roberto Martínez, Director de Fundación Másfamilia, quien afirma que la conciliación “es una inversión en el empleado, en el capital humano, y por tanto, en la mejor marcha de la empresa”.

Para que la conciliación sea posible es necesario trabajar por objetivos y desterrar la cultura empresarial del “presentismo”, tan arraigada en España. De hecho, Roberto Martínez alude a estudios sobre recursos humanos que explican que a partir de las 7 horas al día no hay productividad en el trabajo.

La conciliación debe entenderse como una inversión y no como un coste, y aunque es complicado cuantificar en términos económicos el retorno de dicha inversión lo que sí es cierto es que un empleado contento con su empresa siempre será más productivo.

Poco a poco el empresariado español se está concienciando de lo importante que es contar con una plantilla feliz, de hecho cada vez son más las empresas que cuentan con el certificado EFR de empresas familiarmente responsables, siendo Alares® una de ellas.

Comentar