La calidad de vida de las personas y la competitividad empresarial van de la mano

La calidad de vida de las personas y la competitividad empresarial van de la mano

 

Javier Benavente Barrón

Hoy en día, tener una empresa competitiva y no preocuparse por las personas que trabajan en ella, o porque el entorno en el que operamos tenga una calidad de vida mejor, es condenar al fracaso a la misma. Esto no va a hacer que ninguna empresa sea competitiva.

Realmente, cuando la calidad de vida de  la Sociedad es mejor, el consumo es mayor y, por tanto, nuestras empresas van a tener mejores resultados. Para que los empleados/as estén involucrados, que nuestra empresa se diferencie de las demás y, por ende, sea más competitiva, es vital apostar por esa calidad de vida.

La competividad  es un concepto muy amplio donde entra en juego el posicionamiento en el mercado y, para ello, para que el mercado nos reconozca como los mejores tenemos que hacer todo mejor que los demás. En este sentido es donde entra en juego el talento humano, la pieza fundamental que diferencia a unas empresas de otras.

También entra en juego, en esta lucha por ser líderes y competitivos, la innovación que hacen las empresas para estar en la cresta de la ola. Un factor muy importante son los equipos humanos, unos equipos diversos que reflejan la realidad social. Equipos integrados por personas con discapacidad, personas mayores, jóvenes, de diferentes culturas, diferentes entornos…que son capaces de entender el mundo en el que se mueven y, más aun, cuando las empresas quieren competir y hacerse internacionales.

Todo esto está directamente unido a la conciliación. Es muy difícil disponer del mejor talento en nuestras organizaciones sino somos capaces de saber que necesidades tienen las personas que trabajan con nosotros y no damos respuesta a ellas.

Otro tema cada vez vez más importante para posicionar la imagen de cualquier empresa en la mente del consumidor es la Responsabilidad Social. Lo que tenemos que hacer, a nivel de organización, es ver como unimos nuestro negocio a las necesidades sociales que tiene el entorno y de cómo, a nivel de empresa, puedo hacer algo más para que ese entorno social en el que nosotros nos movemos pueda mejorar. Cuando las empresas influyen en ello crean marca y se posicionan dentro de la mente del consumidor final.

De competitividad, productividad, conciliación retención del talento y otras cuestiones en esta línea, ha hablado Javier Benavente en la entrevista para el programa Capital, de Radio Intereconomia.

Puedes escuchar aquí la Entrevista de Javier Benavente completa .

Comentar