Campofrío apoya el programa Ilumina una vida

Campofrío apoya el programa Ilumina una vida

Entrevista a José Antonio Ortuño, Director de RSE de Campofrío

¿Por qué habéis decidido apoyar el programa Ilumina una Vida de Fundación Alares?

El confinamiento creado por la crisis del coronavirus ha incrementado la soledad y el aislamiento de muchas personas, pero esta situación ha sido especialmente dura para la tercera edad. Campofrío es una marca familiar y, desde 2019, una gran parte de nuestras actuaciones sociales en España se estructuran en torno a la estrategia @Mayores, situando a la tercera edad en el centro de nuestras acciones. Por tanto, el proyecto Ilumina una vida encajaba a la perfección en nuestra política de responsabilidad social.

¿Por qué creéis que proyectos o iniciativas como estas son importantes?

En España, hay más de ochocientas cincuenta mil personas mayores de 80 años que viven solas. La soledad no deseada de las personas mayores es uno de los grandes retos de la sociedad actual y durante la crisis sanitaria, el confinamiento provocó una situación aún más grave de aislamiento impuesto para muchos mayores.

Sentir esa falta de compañía o de relaciones sociales podía afectar a su salud física y mental y a su bienestar. Por ello, era más necesario que nunca crear redes de apoyo en torno a las personas mayores que, además, estuvieran abiertas a la colaboración ciudadana y, en especial, a aquellos jóvenes que deseasen ceder su tiempo para atender, hablar y escuchar activamente a personas que en estos momentos necesitaban compañía. Era, de nuevo, poner en contacto a dos generaciones para aprovechar lo mejor de cada una.

¿De qué forma se vincula este apoyo a la estrategia de RSC de Campofrío?

Campofrío ha desarrollado una estrategia en torno a las personas mayores con más de doce  vías de actuación diferentes que desean ayudar y poner en valor su aportación a la sociedad y promover en este colectivo una vida con calidad, activa y saludable. Una estrategia que no sólo piensa en quienes ya son mayores, sino también en los que van a serlo entre los diferentes grupos con los que la compañía se relaciona: empleados, consumidores y sociedad en general.

Este plan trata de dar respuesta a los retos sociales derivados del envejecimiento de la población y abarca diversos ámbitos -desde la alimentación hasta el acompañamiento-, incluyendo acciones como una oferta de alimentos saludables adaptados a las necesidades de los mayores; la presencia, cada vez superior, de empleados mayores en nuestros centros de trabajo, o a la puesta en valor social de los aspectos positivos y aportaciones de este colectivo cada vez más olvidado.

¿Qué otros programas o iniciativas impulsa Campofrío para contribuir al cuidado y bienestar de los mayores?

Desde que iniciamos el programa @Mayores hemos colaborado con diversas asociaciones y ONGs centradas en la asistencia a las personas de la tercera edad y hemos participado en diversos programas. Uno de los más motivadores ha sido el proyecto ‘Recetas para no olvidar’,  de la Fundación Juan Cruzado, que  promueve la autonomía y el envejecimiento saludable de mayores con patologías neurodegenerativas a través de talleres de cocina. La metodología creada para este programa se ha distribuido a más de 23.000 residencias y centros de día de toda España.

En Burgos, junto a SECOT – Seniors Españoles para la Cooperación Técnica, hemos promovido talleres y  actividades intergeneracionales para fomentar el emprendimiento entre estudiantes universitarios y de formación profesional.  Creemos que cuando unes la experiencia de las personas mayores con la energía de los más jóvenes surge la magia. Asimismo, en nuestra ciudad de origen hemos apoyado la construcción del Centro de Día Parkinson, en el que algunos de nuestros jubilados ahora son beneficiarios.

De igual forma, somos miembros promotores de la Fundación Edad & Vida, y colaboramos con la asociación Grandes Amigos/Adinkide en el desarrollo de un proyecto de prevención de la soledad en Donosti,  a través de la creación de una red voluntaria de vecinos para ayudar a las personas mayores a no sentirse solas, a través de visitas y del desarrollo de  actividades cotidianas juntos.

Asimismo, entre otros proyectos,hemos colaborado en la edición de la “Guía de recomendaciones para la implantación de una estrategia de gestión de la edad en las empresas” junto con el Instituto de Biomecánica (IBV) y la Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral (AESPLA).

Finalmente, la compañía ha desarrollado una línea de alimentación completa, variada y equilibrada, especialmente diseñada para las personas mayores dependientes o con problemas de deglución. La gama de Campofrío Health Care está basada en la dieta mediterránea e incluye productos de  texturas homogéneas, que conservan los sabores y aromas de los platos de toda la vida.

Cualquier persona mayor que se encuentre aislada por coronavirus y se encuentre en situación de soledad, puede llamar al 900 877 037 – gratuito y anónimo.

Comentar