Cubrir necesidades: la clave para retener talento

Cubrir necesidades: la clave para retener talento

Los tiempos están cambiando, y las empresas deben adaptarse tanto a las demandas de los clientes como a las de sus empleados y empleadas.

Según un estudio del Randstad, el 21% de trabajadores y trabajadoras ha cambiado de ocupación en el último año, y el 32% de los encuestados planea hacerlo. Este dato convierte a la retención de talento en un gran problema para las compañías.

Según el mismo estudio, la principal razón para quedarse en una empresa es la buena conciliación laboral y personal que esta le permite.

En la actualidad, la rotación de trabajo es algo habitual en el día a día de las organizaciones. Ahora lo extraño es quedarse en una misma compañía toda la vida.

¿Qué pueden hacer las empresas para que el ingenio y la brillantez se queden en su puesto?

El mismo estudio afirma que, después de una buena retribución monetaria, el 55% de los candidatos consideran que los servicios de ayuda a la conciliación son necesarios para decidir en qué empresa quedarse.

Esto involucra todo tipo de ayudas que faciliten que el empleado y empleada consiga una armonía entre su vida laboral y personal. El siguiente factor más importante, según el estudio, se trata del ambiente profesional, aunque ambos elementos van muy de la mano: personas felices y tranquilas propician un clima sano y agradable en el trabajo.

Estos datos esclarecen el importante papel que tienen las empresas a la hora de lograr que los empleados y empleadas se queden en su puesto. Apostar por servicios como que todos cuenten con su gestor personal, o asistencia cuando un familiar está enfermo, son prestaciones muy valoradas, ya que no solo ayudan al disfrute de su tiempo libre, si no que dan tranquilidad a su vida cotidiana con soluciones a problemas reales.

Es un deber de las compañías solventar las demandas de los empleados y empleadas

Si el objetivo es que el talento se quede en la compañía, es responsabilidad de los directivos crear sentido de pertenencia hacia su marca. Este sentimiento no solo se logra con actividades como el famoso Team-Building. Si no cubren las necesidades del día a día de sus colaboradores, estarán trabajando sobre papel mojado.

 

 

 

Comentar