Conciliación en tiempos de coronavirus

Conciliación en tiempos de coronavirus


El Estado de Emergencia provocado por el COVI19 ha derivado en la implantación de planes de contingencia en las empresas, de forma casi inmediata, para continuar con su actividad productiva. En algunos casos, el teletrabajo es posible y por ello el Gobierno se ha comprometido a prestar ayudas en relación a este tema.

Esta situación ha permitido poner en marcha la mayor experiencia de teletrabajo, jamás vista y esto dará lugar a salir reforzados de esta situación. Cuando se restablezca la normalidad, habremos aprendido a nivel tecnológico y organizativo, habiendo generado entornos de confianza ante esta nueva modalidad de trabajo.

EL COVID19 Y LA CONCILIACIÓN

En las familias con niños y niñas de menor edad, en las que los dos progenitores teletrabajan,  están sufriendo un gran estrés para poder sobrellevar esta situación que engloba: permanecer conectados para continuar con el desarrollo de sus tareas laborales, atención al teléfono, videoconferencias, redacción de correos…Compaginando con la atención de los niños y niñas una vez se despiertan: desayunos, tareas escolares, juegos para entretenerles y evitar las horas y horas pegados a una pantalla de televisión, móvil o tablet, etc.  

En situaciones normales, cuando los niños y niñas están en el colegio, el teletrabajo es bueno porque ahorra tiempo de desplazamientos, permitiendo la conciliación con los horarios de los menores,  pero en esta situación de emergencia, el teletrabajo con menores a cargo se hace complicado generando en muchos casos ansiedad porque el trabajador/a siente que no logra el mismo rendimiento laboral. Por ello, se buscan fórmulas como la flexibilidad, intentando desarrollar las tareas en los momentos en los que los menores se encuentran durmiendo, conectados a la formación online, y cuando se trata de familias con dos progenitores, estos se turnan para poder llegar a todo.

En las familias monoparentales esta situación se agrava ya que no pueden turnarse para esas llamadas urgentes con sus parejas, además de que no en todos los sectores se puede teletrabajar.

El estado de alarma generado por el coronavirus nos ha llevado a una situación en la que toda la población no puede seguir llevando a cabo sus tareas con normalidad.

Tenemos a los menores en casa, nuestras personas mayores solas, el trabajo se desborda y el día no nos llega para todo.

La conciliación ahora es más importante que nunca. Flexibilidad horaria, teletrabajo y servicios que hagan el día a día más fácil y que den respuesta a lo que cualquier persona necesita es más necesario que nunca. Pero hay que ser conscientes de la realidad de cada una de ellas, pues no todos los sectores pueden por ejemplo aplicar el teletrabajo.

En Alares llegamos a más de 7 millones de personas con nuestros servicios. Unos servicios que se han visto disparados en cuanto a uso se refieren, debido a la situación generada por el Coronavirus. Servicios que si hasta el momento considerábamos muy necesarios para todos nuestros clientes y sus familias, en estos momentos son necesarios y demandados por toda la población.

¿Cuáles son los servicios de conciliación de Alares más demandados durante la crisis del coronavirus?

La Telefarmacia, la teleasistencia, las consultas a especialistas, el cuidado de mascotas y la segunda opinión médica internacional se han posicionado como los 5 servicios más usados, aumentando su uso en un 86% con respecto al mes anterior.

Seguido de ello está el servicio de la docencia particular a domicilio, donde además desde Alares hemos hecho que el servicio sea online, aumentando en un 78 % en relación al mismo periodo. Este servicio tan necesario para dotar a los menores de una continuidad en los contenidos curriculares, para que no pierdan el hilo del curso escolar, además de contribuir a que su nivel académico no se vea mermado con esta situación, ayuda en gran medida a fomentar la conciliación. Este espacio de tiempo de formación online, donde los menores están conectados a su docente, deja un importante espacio de libertad para sus progenitores, ya sea para disfrutar de su espacio personal o dedicación laboral sin interrupciones. Además, hay que destacar que muchos padres y madres se están viendo agobiados por la cantidad de tarea escolar de sus hijos e hijas, puesto que a todas sus tareas laborales y personales o del hogar, tienen que sumar la faceta de docentes  explicando contenidos para los cuales a veces no tienen la preparación adecuada y ayudar a los menores a realizar las tareas que el centro escolar indica. Por ello, contar con un servicio de docencia particular online en estos momentos, es algo muy valorado para las familias con menores en edad escolar.

Estos son solo algunos de los servicios que desde Alares ofrecemos a las empresas para que ellas se los regalen a sus clientes y/o empleados/as.

Estamos asistiendo a una crisis que a pesar de su dureza, nos dejará algo positivo, puesto que el crecimiento personal que toda la sociedad está desarrollando, está contribuyendo a cambiar nuestra visión, priorizando otros valores y  haciéndonos más sociales que nunca. Si este cambio lo viven todas las personas y las empresas están compuestas por personas, finalmente asistiremos a un cambio de cultura, alejándonos del presentismo y apostando por la cultura de objetivos. Es cierto que nos hemos visto obligados a teletrabajar, pero hoy en día tenemos muchas herramientas que hacen que esto sea posible en muchos sectores, sin bajar los niveles de productividad.

Dentro de una empresa, una persona atendida y que tiene cubiertas sus necesidades es mucho más productiva, y por ello la flexibilidad, los servicios asistenciales que den respuesta a las necesidades de las personas y sus familias, deberían ser derechos accesibles a cualquier persona que trabaje, y las empresas igualmente poder contar con todos los beneficios fiscales para poder ofrecerlos.

Si desde todos los sectores logramos establecer medidas que permitan la  flexibilidad y conseguimos fomentar desde todos los hogares y empresas la importancia de practicar la conciliación y corresponsabilidad,  podremos celebrar la Conciliación que hoy, 23 de marzo, es más necesaria que nunca.

Hoy, día 23 de marzo desde Alares trabajamos en casa, y desde nuestros hogares damos respuesta a las necesidades de todas las personas que precisan de nuestros servicios, sin que nuestra identidad de calidad se vea mermada.

Comentar