Consejos para sobrevivir a la nueva ola de fatiga pandémica

Consejos para sobrevivir a la nueva ola de fatiga pandémica

Yoga y mindfulness

A pesar de que los datos sobre la Covid-19 mejoran en España, las personas expertas apuntan hacia unas secuelas psicológicas más duraderas que no harán más que empeorar en los próximos meses. Ansiedad, estrés, miedo, fobias, problemas de familia y pareja, conflictos en el trabajo, recuerdos tristes y heridas emocionales que han dejado los confinamientos y la falta de contacto físico…don muchas de las situaciones a las que tendremos que hacer frente, aún en épocas de mayor optimismo. Desde Alares, empresa especializada en el cuidado de personas, se ha incrementado un 62% el uso del servicio de apoyo emocional telefónico, sesiones presenciales y videollamadas con psicólogos. Miedo al contagio, estrés por salir de casa, desmotivación y negatividad, problemas con la conciliación familiar, vuelta al trabajo presencial y preocupación por la pérdida de las relaciones personales han sido las consultas más atendidas. Por eso, han establecido una serie de consejos para sobrevivir a la nueva ola de fatiga pandémica:

Busca el equilibrio en el trabajo

El 59% de los trabajadores españoles sufren estrés laboral. El teletrabajo cada vez se nos viene más encima y cada vez nos cuesta más separarnos, a la misma vez que tampoco queremos prescindir de la comodidad que supone. Se está cociendo una relación tóxica con el teletrabajo/casa; por lo que el modelo combinado (oficina, casa) puede ser la mejor opción. Hay que marcarse metas y objetivos realistas y alcanzables. Permítete un día no ser una persona hiperproductiva. Estás trabajando en mitad de una pandemia. Pero a la misma vez, evita que la vida sedentaria se apodere de ti. Busca el equilibrio y comprométete a conciliar vida personal y laboral.

Aprovecha la Vitamina D en primavera

La pandemia ha hecho que pasemos más tiempo en casa y el invierno, que está a punto de terminar, también ha sido largo. La vitamina D es muy importante en nuestro organismo y su déficit podría provocar fracturas óseas y osteoporosis, debilidad muscular, inflamación… Esta vitamina nos ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Tomar el sol 10-15 minutos al día en las primeras y últimas horas del día (evitando las horas centrales de 12 a 16:00) nos creará un bienestar emocional gracias a la estimulación de neurotransmisores como la serotonina.

Es hora de que el fisioterapia venga a casa

Algunos estudios sobre los beneficios de los masajes demuestran que son eficaces para combatir el estrés, el dolor y la tensión muscular. También apuntan a la mejora del insomnio provocado por estrés o el tratamiento de la ansiedad por ejemplo. El teletrabajo tampoco ha ayudado, en algunos casos, a tener una postura corporal correcta. Es el momento de ir al fisioterapia o pedir que venga a casa.

Toca levantarse

El deporte o ejercicio físico, combinado con una dieta saludable, nos ayudan a mejorar la calidad de vida. Una de las mejores actividades a prueba de pandemia es el yoga. Nos permite dormir mejor, agiliza nuestra mente, contribuye al combatir el estrés, ayuda a mejorar las relaciones de pareja y favorece a la mejora del estado de felicidad. Podríamos mencionar muchas más razones para practicar yoga, pero añadimos una más: se puede hacer de forma individual, por lo que es una forma segura para evitar contagios.

Mejora la salud emocional

El equilibrio emocional es sinónimo de felicidad. Para buscarlo, hay que tener una actitud positiva y tomar decisiones con seguridad y ganas de aprendizaje.  Respeta los horarios y, sobre todo, descansa. Respirar correctamente es la forma más rápida de tomar el control de tu mente. Toma contacto con la naturaleza. Evita el exceso de ruido. El sonido es importante como forma de estímulo, pero también hay que valorar el silencio. ¿Sabías que en Finlandia, por ejemplo, el silencio se vende como un atractivo turístico? Quizás, por eso, sus habitantes sean los más felices del mundo.

Date un capricho

No hay estudios científicos que avalen la importancia de regalarse algo, pero sí la necesidad de los “autocuidados”. Auto-cuidarse no siempre significa comprar algo o gastar dinero, sino mejorar la estima propia y hacer algo que realmente nos apetece. Valora tu tiempo. Párate y deja que otras personas se ocupen por ti.

Estos trucos nos ayudan a sentirnos mejor con nosotros mismos, pero nunca sustituyen a los tratamientos médicos. Si los efectos perduran y la sensación de tristeza e irritabilidad continúan siempre es recomendable visitar al psicólogo. Alares ofrece servicios de cuidados a las personas a empresas y particulares. Algunos de estos son: tratamientos psicológicos, asesoramiento nutricional, asesoramiento en materia social, segunda opinión médica, ayuda a domicilio, asistente personal telefónico, etc.


Comentar