Igualdad clave del éxito

Igualdad clave del éxito

Mujeres trabajadoras

Igualdad, clave del éxito.Según diferentes estudios, menos del 30 % de las mujeres ocupan puestos de dirección.Sin embargo, a nivel de formación las mujeres superan en porcentaje a los hombres.A su vez, según el informe de la UGT “Trabajar igual, cobrar igual” existen diferencias significativas en cuanto al salario.

A diferencia entre lo que ganan hombres y mujeres en España por un trabajo de igual valor, al cierre de 2012 se situó en un 23,93%, la tasa más alta de los últimos cinco años. Esto hace que para cobrar una pensión de la misma cantidad una mujer necesite trabajar 11 años y medio más que un hombre en un trabajo de igual valor.

Además de estos datos del informe Presente y futuro de las mujeres en los consejos de administración, 2015” con números cerrados a 31 de diciembre de 2014, se extrae que el año 2014 cerró con un total de 79 consejeras para las 35 empresas que integraban el Ibex a 31 de diciembre, un 17,34% de los 467 consejeros ¿Hablamos entonces de Igualdad efectiva?

La estadística oficial del Instituto de la Mujer recoge el número de hombres y mujeres que cada año piden una excedencia para el cuidado de familiares. Este porcentaje ha crecido entre las mujeres entre 2005 y 2008 un punto porcentual. Si antes eran el 84% hora son el 85%. En términos absolutos, en 2013 (último año disponible), 5.703 mujeres solicitaron una licencia para cuidar de dependientes (ancianos o enfermos), por 989 hombres. La diferencia es mayor cuando la excedencia es para el cuidado de hijos. Ese mismo año fueron 26.497 mujeres las que lo pidieron por 1.541 hombres.

Estos datos, son un ejemplo para darnos cuenta de que a pesar de los progresos realizados, la igualdad de mujeres y hombres en la vida cotidiana aún no es una realidad. En la práctica, mujeres y hombres no disfrutan de los mismos derechos. Es una cuestión de números. Están ahí y tenemos que cambiarlos.

La conciliación aquí es un imprescindible. Aunque hemos dado pasos de gigante en esta materia, seguimos a la cola en muchos aspectos. Muchas mujeres priorizan sus carreras profesionales frente a las familiares. Y esto no puede ser así. La conciliación no es cosa de mujeres, es cosa de hombres y mujeres. La conciliación solo puede funcionar si compromete por igual a hombres y mujeres.

Debemos tener en cuenta que en el mundo de hoy en día y del mañana, una auténtica igualdad de mujeres y de hombres constituye además la clave de nuestro éxito económico y social. Sigamos apostando por la Igualdad, y por la conciliación.

 

Comentar