Su historia, nuestra historia

Su historia, nuestra historia

Ilumina Una Vida

Ilumina Una Vida

Estoy convencida y comparto aquella frase que el gran José Saramago publicó en vida “Si el mundo alguna vez consigue ser mejor, solo habrá sido por nosotros y con nosotros”, y es esa frase y no otra, la que me ayuda a comprender día a día que, como parte de la sociedad, cada uno de nosotros tenemos la obligación de dar lo mejor que llevamos dentro.

Cuando el Programa Ilumina una vida nació, sentí como Saramago volvía a tomar protagonismo. En una sociedad en la que nuestras personas mayores son nuestro pasado, la base de la experiencia y nuestra fuente de sabiduría, no nos debe ser posible mirar a otro lado cuando comprobamos que la soledad se está colando sin preguntar en sus vidas, en sus hogares, en sus pensamientos y que asume el papel protagonista de sus historias, esas historias que de pequeños a todos tanto nos ha gustado escuchar y que a día de hoy, a muchos de nosotros todavía nos mantienen fascinados.

Ilumina una vida consigue eso, cerrar la puerta de entrada a la soledad y seguir dando vida a todas aquellas vivencias que nuestras personas mayores llevan dentro.

No es posible describir con palabras todo aquello que las personas voluntarias nos transmiten a cerca de sus experiencias al llegar al domicilio de nuestras personas usuarias, o al descolgar el teléfono para compartir un rato de conversación, no es posible describir con palabras el agradecimiento de las familias al comprobar como sus seres queridos comparten con ellos los sentimientos generados a partir de los ratos inolvidables que las personas voluntarias les regalan cada semana, no es posible describir cómo me siento como profesional al comprobar que nuestros esfuerzos merecen la pena a diario, pero todo ello me hace saber que sin duda alguna, ilumina una Vida ha nacido por un motivo y para cumplir unos objetivos de los que todos debemos ser partícipes.

Ilumina una vida es esa gran familia que abarca distintas generaciones, es esa gran oportunidad que crece ante la situación sociosanitaria adversa que vivimos, es ese gran reto del que todos somos parte. Ilumina una vida es esa historia reciente que a tantos nos gustaría, nuestros mayores incluyeran en uno de los capítulos de esos apasionantes libros titulados vida, y de los que ellos han sido, son y serán siempre, los verdaderos protagonistas.

Si quieres conocer más sobre el Programa Ilumina una vida puedes hacerlo aquí

María Fernández Blázquez

Técnica del Programa Ilumina una vida

Comentar