Javier Benavente Barrón firma el Manifiesto por la Conciliación

Javier Benavente Barrón firma el Manifiesto por la Conciliación

Javier Benavente Barrón, presidente de Alares ha firmado el manifiesto por la conciliación en el acto organizado por ARHOE. Para ello, ha presentado su propio manifiesto, donde insta a las Administraciones Públicas la necesidades de incentivos fiscales para las empresas que ofrezcan servicios que faciliten la conciliación de la vida personal y laboral.

LAS EMPRESAS QUEREMOS CONTRIBUIR A LA CONCILIACIÓN LABORAL Y PERSONAL DE FORMA REAL Y EFECTIVA DE NUESTRAS PLANTILLAS.

Para que ello se generalice en el sector empresarial, y la igualdad de oportunidades sea real, necesitamos que las Administraciones Públicas lo apoyen con medidas fiscales aceleradoras y una regulación adecuada de los Servicios a la Persona (SAP)

Cada empresa es única y distinta, por eso en primer lugar contaré que hacemos en Alares para después explicar que políticas en materia de Conciliación aplicamos y que pedimos al Gobierno como medidas reales y efectivas para ayudar a esa conciliación, la igualdad de oportunidades y la mejora de la productividad.

Alares es una empresa que se dedica desde hace casi 20 años (desde 1999) a cuidar de las personas de cualquier edad (niños, jóvenes, adultos, mayores, …) y sus familias, dentro y fuera de sus hogares, dando respuesta y aportando soluciones a todas aquellas necesidades de su día a día en cualquier parte de España y Portugal donde se encuentren.

Para ello prestamos servicios de asistencia a nuestros clientes las 24 horas del día, los 365 días del año, pues estos son los requerimientos de nuestros usuarios, y en 6 idiomas distintos, (español, catalán, inglés, portugués, alemán y francés) para atender también a las personas extranjeras que viven o visitan España.

Nuestra plantilla interna de Gestión y Operaciones está integrada por 430 personas, de las cuales, un 48 % tienen algún tipo de discapacidad, (ello forma parte de nuestro compromiso social, pues el 10% de nuestra facturación va directamente a crear empleo directo con discapacidad). Un 63 % del total de nuestra plantilla son mujeres, un 37 % hombres y nuestro comité de dirección está formado por un 67 % de mujeres. Además contamos con 2 Fundaciones (Fundación Alares y Fundación para la Diversidad) a las cuales dedicamos otro 10% de nuestra facturación.

Debo decir que, dando por hecho que nuestros servicios y atención al cliente son excelentes, nuestra Responsabilidad Social Empresarial, que está unida íntimamente a nuestro negocio, es nuestro principal sello y elemento diferenciador competitivo. La sociedad te devuelve siempre más de lo que das.

Nuestro programa de Conciliación de la vida Personal, Laboral y Familiar tiene como objetivo atraer a los mejores profesionales, hacerles fieles a nuestra marca y favorecer la Diversidad y la Gestión de esta en nuestra plantilla, dado que esa diversidad de plantilla es lo que fomenta nuestra innovación permanente en el desarrollo de productos y servicios que precisan cada uno de los micro nichos de nuestro mercado potencial.

Y en Alares, ese programa de conciliación se apoya en tres grandes pilares:

1.- Flexibilidad horaria: En las áreas de prestación de servicios a nuestros clientes tenemos turnos de mañana, tarde, noches, ya sea en laborables o en fines de semana. Cada persona elige el turno que mejor le encaje de acuerdo con sus circunstancias. Los Servicios Centrales tienen horario flexible de entrada y salida entre las 8:30 h y las 18:00 h de la tardeJornada de verano de 8 a 15:00 h, con flexibilidad igualmente de entrada y salida. Viernes tardes libres de todo el año (existen turnos de guardia) y puentes siempre libres sin contar como vacaciones (también existen turnos de guardia). Además, todo el mundo tiene a su disposición 4 días al año adicionales libres para aquellos temas de conciliación personal o familiar que pudieran precisar, además de los que la Ley les pueda otorgar como derechos.

2.- Atención personalizada: Para Alares este tema es fundamental, pues cada persona es única y si queremos tener a los mejores al final tenemos que adaptarnos a las circunstancias de cada uno, más aún cuando nuestra diversidad de plantilla, especialmente en el tema de género, discapacidad y nacionalidad, es tan amplia. Para ello contamos con un departamento específico de apoyo y atención personalizada a todos y cada uno de nuestros colaboradores.

3.- Disponibilidad de servicios reales, tangibles y concretos de apoyo, cuidados, asistencia y acompañamiento personal y familiar en los domicilios, tanto al empleado como a su familia: cónyuge, hijos<30 años, padres y suegros, vivan donde vivan en cualquier parte de España. Quizás este sea el punto más novedoso, interesante y valorado por nuestra plantilla, y el que más beneficios o retornos en reducción de absentismo y fidelización a la marca aporta a Alares. Este es el paquete de servicios que Alares vende a las Empresas en general como programa ALARES 360, y que como es lógico lo tienen todos nuestros empleados. Aquí ponemos a disposición de nuestras plantillas y familiares toda una serie de servicios que se engloban en 4 grandes áreas, todas ellas necesarias para nuestros empleados, con un importante valor real y emocional:

  1. Un Asistente Personal 24h. o Concierge: que hace en nombre del empleado o familiar todo aquello que precise. Nosotros lo hacemos por él mientras está en su puesto de trabajo: desde gestionarle unas vacaciones hasta ir a la farmacia a comprarle un medicamento.
  2. Apoyo profesional y administrativo: Cualquier duda profesional tiene al otro lado del teléfono a un experto que le asesore (médicos, abogados, psicólogos…) o cualquier trámite administrativo, nosotros se lo hacemos sin ningún coste para él.
  3. Cuidados, acompañamiento y asistencia Personal, en su domicilio u hospital, para él o para cualquiera de su familia, con un número de horas gratis de asistencia cuando lo necesite. Este es el servicio más valorado y agradecido por nuestra plantilla y su familia.
  4. Control y Asistencia remota de personas en riesgo, todo gratis, a través de equipos tecnológicos (embarazos, niños que pasan tiempo solos, personas mayores, riesgo de violencia doméstica o de género, etc.)

Para Alares, estos 3 pilares (Flexibilidad horaria, Atención personalizada y Disponibilidad de servicios para él y su familia) que componen nuestro Programa de Conciliación, han sido claves para nuestro desarrollo, innovación permanente y prestar un servicio exquisito a nuestros clientes, con un coste que hemos podido contrastar se amortiza de forma inmediata por muchos frentes.

A todo lo anterior, añadimos Formación y Sensibilización para toda la plantilla en todo lo relativo a la CORRESPONSABILIDAD entre hombres y mujeres en materia de responsabilidad familiar y en los hogares. Un tema que no es estrictamente empresarial pero que influye enormemente en la disponibilidad de los mejores y en el mejor aprovechamiento de todas las capacidades y desarrollo de carrera especialmente entre las mujeres (nuestra plantilla tiene un 67% de mujeres).

Pero, por nuestra actividad, somos conscientes que este tipo de medidas, especialmente la última, la de disponibilidad de servicios reales, tangibles y concretos de asistencia personal y familiar no es mentalmente asumible por muchas empresas, especialmente las pequeñas, las que aglutinan a más del 90% del empleo de nuestro país. Y esta última medida es la que desde nuestro punto de vista es crucial para lograr la verdadera conciliación trabajo-Familia y, por tanto, la igualdad de oportunidades entre todas las personas ya sea por género, discapacidad, edad, origen, etc., a la vez que influye enormemente en la disminución del absentismo (en torno al 50% viene de la atención a las problemáticas familiares).

LA CONCILIACIÓN TRABAJO-FAMILIA NO ES SOLO RESPONSABILIDAD DE LAS EMPRESAS, ES UNA RESPONSABILIDAD DE TODOS. Y es ahí donde pido al Gobierno de turno que, si realmente quiere contribuir a esa igualdad efectiva deberían apoyarla con 2 importantes medidas, pues la sensibilización por sí sola no es suficiente:

  1. Leyes: Regulación de los Servicios a la Personas para:
    1. Eliminar la economía sumergida del sector (+ 1 Millón de personas)
    2. Profesionalizar el trabajo en los hogares
    3. Dar seguridad a los Usuarios
    4. Hacerlos accesibles a la totalidad de la población, independientemente de su nivel de renta o lugar de residencia.
  1. Acelerador: Incentivo fiscal
    1. A las empresas: Son necesarias medidas económicamente incentivadoras como es la deducción fiscal en la cuota a pagar a hacienda de al menos el 50%, incluso según el tamaño de empresa hasta el 100%, de los costes de estos servicios de asistencia personal y familiar que las empresas pongan a disposición de sus empleados y familiares.
  1. A los Usuarios utilizadores de los servicios: Incentivo fiscal en el IRPF y en los costes a la Seguridad Social para que los Servicios a la Persona sean accesibles a toda la población y aflore la economía sumergida. Debemos conseguir en un primer momento que el coste en la economía formal a través de empresas o particulares no sea superior al coste en la economía sumergida. Esto es clave e imprescindible.

Sin este tipo de apoyos, regulatorios y fiscales, no veremos una igualdad efectiva, especialmente entre hombres y mujeres, pues lamentablemente la mayor parte de las responsabilidades familiares siguen recayendo en las mujeres. Y el incentivo fiscal es el acelerador que todo lo mueve.

Las 2 peticiones anteriores al Gobierno son tangibles y concretas, fruto de nuestro conocimiento profunda de las necesidades reales de la población, tanto rural como urbana, y de las necesidades de las empresas. Ya hay estudios que acreditan que el coste neto para las arcas Públicas de estas dos medidas es cero. Es una cuestión de sensibilidad política hacia los nuevos tiempos y necesidades.

Todos tenemos que remar en la misma dirección, Administraciones Públicas y Empresas. Sin ello el barco no avanza.

Comentar