La Conciliación: sueldo emocional para los empleados

La Conciliación: sueldo emocional para los empleados

Una vez más, queremos demostrar que la  Conciliación sigue siendo la calve para retener el mejor talento. Ya no solo vale con ofrecer un sueldo, sino que los buenos profesionales comienzan a exigir que sus organizaciones cuenten con medidas de conciliación que les ayuden en el día a día.  Es decir, Calidad de Vida y Bienestar para poder ser más feliz y trabajar mejor. El sueldo emocional que los empleados quieren y que aún son pocas las organizaciones que están dispuesta a dar. Por eso estamos ante una fuga de talento importantísima, dispuesta a abandonar su trabajo por no contar con facilidades que les ayuden a disfrutar de su vida personal y familiar.

Esta mañana, en la IV jornada Yo Dona «Conciliación en tiempos de cambio», Grupo Alares ha defendido la capacidad de la conciliación como generador de valor y competitividad. Mar Aguilera ha sido la encargada de darnos a conocer cómo sin flexibilidad para conciliar es imposible crecer y evolucionar, ni como sociedad, ni como economía.

Según  el IESE, un empleado que abandona su puesto de trabajo porque no está contento con su organización, genera una pérdida económica enorme que puede llegar a ser de hasta un año y medio de su sueldo. Y es evidente que la falta de medidas de conciliación es uno de los principales motivos por los que un empleado quiere abandonar su trabajo.

Desde Grupo Alares apoyamos iniciativas como la de Yo Dona, que después de cuatro ediciones, sigue siendo todo un referente. Además, animamos a las organizaciones a que apuesten por la conciliación porque en ella encontrarán lo que necesitan para crecer.

Prensa

Ver Fotos

 

Comentar