La corresponsabilidad es necesaria para que puedan darse relaciones de confianza

La corresponsabilidad es necesaria para que puedan darse relaciones de confianza

XV Congreso ARHOE
XV Congreso ARHOE

Javier Benavente Barrón, Presidente de Alares, ha participado esta mañana en la mesa de debate, Cultura empresarial, igualdad y tiempo de trabajo corresponsable, una evolución necesaria, enmarcada en la segunda jornada del XV Congreso ARHOE.

En la mesa, que ha estado moderada por José Manuel González, Director general de Servimedia, ha estado acompañado por Marcos González, Presidente de Corresponsables y Gloria Lomana, Presidenta de 50&50 GL.

Los participantes han coincidido en todos los puntos expuestos donde, como ideas principales, recogemos:

  • Esta crisis es una oportunidad para reinventarse. Para centrarse en las personas, empatizar, aprender con los equipos y aprovechar lo que nos ofrece la conectividad.
  • Gracias a lo que nos aporta la tecnología y que nos ha abierto un mundo de posibilidades, podemos acércanos a nuestros equipos y sentir ese contacto diario y cercano. Es muy importante mantener esa cercanía con nuestros colaboradores.
  • Esta situación nos está aportando una parte positiva: más eficacia y menos absentismo.
  • Ahora medimos por resultados y hemos aumentado los niveles de confianza: nos hemos alejado del presentismo.
  • Esta situación permite a todo el mundo diseñar su modelo de trabajo. Hay personas que por logística familiar no quieren o no pueden trabajar en su casa y e les da opción de trabajar de forma presencial, y hay personas que se organizan mejor y han ganado en calidad de vida gracias a esta situación. Esta situación que nos ha hecho adaptarnos a todos, nos ayuda a adaptarnos más a cada necesidad de nuestros equipos.
  • Esta situación va a ser un revulsivo que va a mejorar la igualdad.
  • La corresponsabilidad es un tema cultural y debemos conseguir que el Estado vaya más allá de leyes y aporte las herramientas necesarias para que se pueda aplicar de forma efectiva y real las mismas.
  • Lo primero que tiene que haber para la igualdad real es una cultura no discriminatoria dentro de las empresas.

En la exposición, Javier Benavente ha remarcado que esta pandemia nos está enseñando mucho. Nos ha ayudado a reforzar vínculos de confianza con nuestros equipos, algo necesario para la corresponsabilidad. Sin confianza, no se puede dar una situación de responsabilidad.

Y esa situación de responsabilidad empieza por poner a disposición de nuestros equipos medidas que les ayuden en su día a día  con servicios que les permitan conciliar y que van más allá de las medidas legalmente establecidas, siendo estos servicios reales y tangibles para dar respuesta a las necesidades de nuestros colaboradores y sus familias y hacerles la vida más fácil, ahora más importante que nunca.

Y para pedir responsabilidad tenemos que dar y ser ejemplo y eso es lo que hacemos en nuestra casa: proporcionamos servicios asistenciales tales como gestiones administrativas, personal de ayuda a domicilio, teleasistencia, asistencia telefónica psicológica o médica, profesor particular a domicilio…en resumen atendemos las necesidades que se dan en el día a día de cualquier familia. El problema está en que empresas podemos llegar solo a un límite, y ahora mismo las personas solo cuentan con esos servicios de conciliación, necesarios para que esta sea efectiva, gracias a que empresas como la nuestra, o como nuestras empresas clientes, ponen a disposición de sus empleados y/o clientes los mismos.

A día de hoy más de 7 millones cuentan con nuestros servicios, pero, ¿Qué pasa con el resto? Porque tenemos una problemática y es necesario dar respuesta para que cualquier persona pueda acceder a ellos.

Por eso es necesaria una regulación de estos servicios que, en muchos casos, debido a sus costes elevados de seguridad social se prestan desde la economía sumergida. Es necesaria y de forma urgente una regulación que compute como gasto necesario y sea deducible, matizaba Javier Benavente.

Gloria, que coincide con Javier, además ha invitado a trabajar en un cambio de cultura empresarial, donde prime la corresponsabilidad en el ámbito familiar y la confianza, y para generar esa confianza se refiere de corresponsabilidad en las empresas.

Por su lado, Marcos que suscribe las líneas anteriores, ha destacado que, en efecto, la confianza es la base de cualquier relación, ya sea en el ámbito empresarial y personal, y no podemos olvidar que cualquier empresa está compuesta por personas, y atender sus necesidades desde la individualidad de cada uno es lo que nos lleva a esa situación de responsabilidad.

Comentar