«La diversidad de ser mujer»: Así fue nuestro encuentro digital con Forbes y Sodexo

«La diversidad de ser mujer»: Así fue nuestro encuentro digital con Forbes y Sodexo

Alares ha organizado el encuentro digital “La diversidad de ser mujer” con Forbes y Sodexo. Se trata de uno de los actos enmarcados en el Mes de la Mujer, con motivo del Día Internacional, que se celebra este lunes 8 de marzo. El debate estuvo moderado por Sonia Río, Directora de Fundación para la Diversidad. Participaron: Mar Aguilera, Directora de Fundación Alares; Idoia Sota, Subdirectora de Forbes, y Miren Garay, Global Projects Director de Sodexo.

Hay que poner números a la diversidad

Las ponentes coincidieron en la importancia de medir la diversidad en las empresas. «Si las cosas no se miden no existen», apuntó Miren Garay, de Sodexo. En la actualidad, el 87% de las empresas incluyen la gestión de la diversidad de género en sus estrategias, pero no todas la miden igual. El 55% de las pequeñas y medianas empresas no cuentan con indicadores para estudiar el impacto de las medidas de igualdad de género en sus organizaciones, según la primera edición del Índice de InnoDiversidad de la Fundación Diversidad.

En el año 2019 el valor de la brecha de género para la población de 15 a 64 años era de 10,4 puntos. Pero en las mujeres de más edad (55 a 64 años) este valor subía a los 14,2 puntos. Por poner un poco de contexto, en la UE-28 era de 12,9 puntos.

Un 77,5% de mujeres trabajadoras y un 32,9% de hombres trabajadores realizan todos los días actividades de cocinar y realizar tareas domésticas. Los hombres sin hijos con pareja que trabaja dedican 8,7 horas a la semana a actividades de trabajo no remunerado. Las mujeres sin hijos con pareja que trabaja dedican 16,4 horas a la semana a actividades de trabajo no remunerado, según el INE.

Las cifras sobre empleo, salarios e ingresos, educación, salud, conciliación, ciencia y tecnología, delito y violencia o poder y toma de decisiones siguen constatando la brecha. La situación de desigualdad entre hombres y mujeres también está condicionada por las circunstancias, puestos de trabajo, así como otros aspectos de identidad (discapacidad, orientación sexual, etc.).

Comentar