Nuestro compromiso es mimarte, cuidarte y empatizar contigo

Nuestro compromiso es mimarte, cuidarte y empatizar contigo

vinculo_emocional

Cuando hablamos de fidelizar a un cliente, hablamos de la necesidad de crear expectativas y generar emociones mediante experiencias. Hay que llegar a la parte más humana.

No hay mayor satisfacción para una empresa que ver como sus clientes están contentos y se sienten satisfechos con los servicios que reciben. Prestar ayuda inmediata, resolver problemas, atender sus necesidades de manera individualizada, y sentir la responsabilidad de que el cliente en cuestión recibe el servicio de manera totalmente satisfactoria, es la clave del éxito. Un éxito que se traduce en cuidar día a día al cliente, sorprenderlo y mimarlo, y adaptar el servicio en sí, a sus particularidades, para que se sienta cómodo.

Tanto de la relación con todas las empresas clientes, hasta el arranque e implementación, pasando por la parte operativa, se encarga el servicio de Postventa, siendo este una pieza clave en cualquier relación comercial. Este servicio tiene superar las expectativas del cliente, con un servicio excelente y cuidado, generando un valor superior al que ofrece la competencia. Se trata de que los clientes no consuman, sino que disfruten. De nada sirve que ofrezcamos el mejor producto o servicio si este no se puede sentir. La clave está en que los servicios y productos que ofrecemos estén en consonancia con el ADN de la empresa.

¿Y esto cómo se consigue? Cuidando a las personas y llegando a sus emociones, ya que  el factor emocional es  el encargado de impactar los sentidos del consumidor.

Ofrecer un producto o servicio con unas prestaciones maravillosas, no es garantía de éxito ni suficiente para ningún cliente. Una experiencia emocional positiva, sí.

Por eso, es muy importante empatizar con el cliente y manejar sus emociones, ya que son estas las que siempre motivan a hacer una acción.

Comunicarnos de manera continuada con los clientes, cuidarles, comprometernos a ofrecer lo que esperan, superar sus expectativas, empatizar con ellos, y ofrecer ayuda para resolver cualquier problema. En definitiva se trata de que cuidemos de sus emociones y así lo hacemos.

¿Quieres que te cuidemos?

Comentar