Pablo Pineda, Concha de Plata a mejor actor

María Teresa es la madre de Pablo, le tuvo a los 40 años cuando ya no esperaba tener más hijos, confiesa que desde el principio tuvo claro que le debía educar como a sus tres hermanos, obligandole igual que a todos a ser suficiente, hacer las tareas del hogar, estudiar y esforzarse en sus quehaceres diarios. Pronto se dio cuenta del potencial y las capacidades de Pablo.
Los padres de Pablo lucharon para que su hijo pudiese ir al colegio y posteriormente al instituto, en tiempos en los que ver a un joven con SD estudiando era algo “fuera de lo normal”, Pablo estudió duramente, aprobó el acceso a la universidad y se convirtió así en el primer universitario con sindrome de down en Europa, todo un ejemplo a seguir, por lo que en poco tiempo pasó a convertirse en imagen y referencia de los españoles con su misma alteración genética.
Tras finalizar su carrera en Magisterio, se decidió por grabar una película basada en su propia vida, Yo también, papel que le ha merecido el premio del Festival de Cine de San Sebastián, la Concha de Plata al mejor actor.
Pero lo más importante en la vida de este joven de 35 años ha sido su capacidad de demostrar al mundo lo equivocado que esta con respecto a las personas con SD, jamás se cortó un pelo por sus diferencias con respecto a sus compañeros de clase, se gano la admiración de todos sus profesores por sus preguntas nada tontas y proclama a los cuatro vientos que tiene una gran capacidad de amar, en contra de lo que muchos creen. En definitiva Pablo a roto grandes tópicos, gracias a su esfuerzo, su autonomía y una gran ayuda paternal: la confianza en él y una constante dosis de autoestima.

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart