Puesta a punto de mi segunda vivienda

Puesta a punto de mi segunda vivienda


Deja tu hogar en las mejores manos

“Hace un par de años, mi marido y yo decidimos comprar una casa en la playa. Estuvimos valorando varias opciones y finalmente escogimos una por la zona de San Juan, con vistas al mar y piscina dentro de la urbanización.

Cuando íbamos a firmar los papeles de la compra, nos dijeron que contaba con un conjunto de servicios asistenciales… ¡GRATIS!

Estuvimos arreglando la casa todo ese verano, pero cuando llegó septiembre tuvimos que volver a la rutina: comprar libros, colegio de los niños, volver al trabajo… Y entre cumpleaños de los peques y competiciones deportivas, no pudimos volver hasta el verano siguiente.

Cuando en mayo del año pasado decidimos que pasaríamos todo agosto en la casa nueva, pensamos que necesitaríamos una ayuda extra para dejarla en condiciones. Fue entonces cuando nos acordamos de que nos regalaron bastantes servicios que podríamos aprovechar.

Llamamos para informarnos y nos confirmaron que podíamos solicitar la puesta a punto de la segunda vivienda. Seleccionaron a una persona que cuidó de nuestra casa la semana previa a nuestra llegada: limpió, abrió las cortinas, compró unas rosas preciosas para cada habitación, puso ambientadores en el salón y los baños y nos dejó una botella de cava de bienvenida ¡Todo fue a pedir de boca!

Ya hemos estado planeando las vacaciones de este año y contaremos de nuevo con este servicio. Es toda una tranquilidad saber que estará todo listo para nuestra llegada, y tenemos confianza plena en la persona que asistirá a echarnos una mano con la puesta a punto. ¡Si tuviéramos que volver a elegir, lo haríamos de nuevo!”

Marta, 36 años.

Consumidora de una empresa cliente de Alares que cuenta con nuestros servicios. Esto tiene doble beneficio: le facilitan la vida y le otorga un valor añadido a la compra.

Comentar