Trámite para solicitar el grado de dependencia

Trámite para solicitar el grado de dependencia

Persona Mayor

Solicitar Grado Dependencia.Cuando nos encontramos que un familiar nuestro empieza a estar o está en una situación de dependencia, en la mayoría de los casos nos encontramos desorientados, desconocemos las ayudas que tenemos y donde hemos de dirigirnos para solicitarlas. Todo esto se nos hace un mundo en un momento en el que además,  nuestros sentimientos se enfrentan a nuestro deseo de que nuestro mayor esté cuidado de la mejor manera posible y esto pueda ser compatible con mi la vida familiar y laboral.

Todos hemos oído hablar de la “Ley de Dependencia” pero muchos casos no sabemos bien que es y cómo puede ayudarnos.

Mediante la creación de un sistema de alcance nacional, la Ley de promoción de la autonomía personal y la atención de las personas en situación de dependencia,  reconoce el derecho a los ciudadanos a la atención de las necesidades derivadas de una situación de dependencia.

Con la Ley de Dependencia se instaura el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia. El Sistema, comprende un catálogo de servicios y prestaciones que serán provistos a los beneficiarios en función de su situación de dependencia (grado de intensidad de la situación de dependencia) y de otros aspectos como la situación económica, social…. Para ello, debe existir una valoración de dicho grado y de ese modo, si los solicitantes se encuentran dentro de los parámetros fijados para el acceso al sistema, se elaborará el Plan Individualizado de Atención, que establecerá qué servicios y prestaciones recibirán los usuarios, frecuencia intensidad….

Algo que puede parecer un poco complicado y que lo vamos a resumir en unos pasos muy sencillos.

PASO 1- SOLICITUD

Solicitarlo en el Centro de Servicios Sociales correspondiente.

PASO 2- TRÁMITE DE CONSULTA

Cuando el trabajador social haga la visita en el domicilio para realizar la valoración le preguntará al familiar a cargo TIPO DE AYUDA QUE SOLICITAN

PRESTACIÓN ECONÓMICA DE ASISTENTE PERSONAL.

PRESTACIÓN ECONÓMICA PARA CUIDADOS EN EL ENTORNO FAMILIAR Y APOYO A CUIDADORES NO PROFESIONALES.

SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO

CENTRO DE DÍA

RESIDENCIA

PASO 3- RECONOCIMIENTO DEL GRADO

Llegará una notificación informando del Grado reconocido.

Los grados de dependencia que considera el Sistema son:

Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no quiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.

Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

PASO 4- PROGRAMA INDIVIDUAL DE ATENCIÓN (P I A)

Con el Grado de dependencia ya evaluado y teniendo en cuenta el tipo de prestación que el familiar solicitó en su momento, se pasa a determinar la Prestación que se le concede.

Hay ocasiones en que se puede haber solicitado al principio un tipo de prestación y que pasado el tiempo la necesidad haya cambiado, o se haya decidido otro camino, por lo que en ese momento se solicita un cambio de prestación lo cual en ocasiones puede retrasar la percepción de la ayuda.

En muchas ocasiones ya sea por desconocimiento o por costumbre,  nos orientamos a aquellos recursos “más conocidos/habituales”  como la residencia o la ayuda a domicilio que en muchas ocasiones es insuficiente para nuestras necesidades.

En muchas ocasiones desconocemos la opción de la ayuda para la contratación de personal que atienda en casa al usuario, permitiéndole que permanezca en su casa pero cuidado.  Esta prestación es abonada en la cuenta del beneficiario, que le sirve de ayuda para abonar el salario del profesional que ya sea de forma interna o externa le cuida en su hogar.

Los usuarios del servicio Alares Te Cuidamos en Casa, pueden hacer uso de esta prestación a la hora de contratar nuestro recurso nosotros le orientamos a través de nuestro servicio de cómo hacerlo y le podemos ayudar en la gestión de la prestación.

Descarga Folleto 'Te Cuidamos en Casa'La Alternativa a la Residencia

 

Comentar