Superar el miedo a la hora de contratar a personas con discapacidad

Superar el miedo a la hora de contratar a personas con discapacidad

Para muchas organizaciones, enfrentarse a la contratación de personas con discapacidad no es tarea fácil. Quizás por desconocimiento o por falta de formación, cada vez son más las que recurren al asesoramiento de expertos en la materia que les ayuden a ver cómo y de qué forma pueden cumplir con la LISMI . Por eso, desde aquí vamos a contaros diferentes mecanismos para perder el miedo a la discapacidad y para ello, vamos a recurrir a lo que se ha comentado esta mañana en la Jornada Práctica: UN RETO PARA LAS EMPRESAS: Empleo, Accesibilidad y Prevención de Riesgos Laborales para Personas con Discapacidad, organizada por Fundación Alares, con el patrocinio de Sociedad de Prevención de Ibermutuamur.

AfloramientoY PRL

Una buena opción es lo que ha contado la Doctora Teresa García-Margallo, de Sociedad de Prevención de Ibermutuamur, quien ha desvelado la necesidad de que las organizaciones apuesten por aflorar los casos de discapacidad que tienen entre sus empleados.  De esta forma, se podría adaptar cada puesto de trabajo a las necesidades del trabajador que ganaría en salud, mientras la empresa gana en productividad y reduce el número de bajas laborales.

Reforma Laboral

Otra buena noticia es que la Reforma Laboral recoge avances en aspectos como la movilidad geográfica de los trabajadores con discapacidad, que puede en cierto modo, ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas. No obstamte, Alejando Jover, Abogado y Experto en Discapacidad, ha asegurado que la Reforma tendría que haber ido más allá y tendría que haber tenido en cuenta aspectos como la permanencia en los procesos de despidos.

Proceso de selección

Los trabajadores con discapacidad aportan un alto grado de compromiso, fidelidad y en definitiva, resultados positivos: cualitativos y cuantitativos. Si contamos con una buena estrategia interna en los procesos de selección, podremos conseguir una integración plena del trabajador/a con discapacidad, consiguiendo con ello una mejora de la competitividad empresarial. De esta manera, dentro de las fases esenciales propias de cualquier proceso de selección se llevará a cabo una discriminación positiva en favor de las personas con discapacidad, teniendo en cuenta las adaptaciones necesarias para cumplir con la normativa de «accesibilidad universal y diseño para todos».

Y es que es responsabilidad social de todos que comencemos a normalizar la discapacidad y veamos en ella oportunidades para ser más competitivos.

Y para seguir la jornada desde nuestro hashtag: #PRLDiscapacidad

Nota de Prensa

 

 


Comentar