La pieza fundamental en Alares Social

Social

Blanca trabaja en Alares Social desde hace dos años y en su trayectoria ha desempeñado varias funciones relacionadas con Atención al Cliente. Hoy en día atiende las llamadas telefónicas que necesitan información.

Tiene una personalidad muy dinámica y activa, por lo que valora mucho que su trabajo le permita canalizar esa dinamicidad.

“Alares ha aportado a mi vida una transformación de 180 grados”. Según Blanca, el sentirse acogida y apoyada por sus compañeros del Centro Especial de Empleo ha logrado que pase de ser una persona triste e insegura, a ser divertida y ocurrente.

Le gusta alegrar el día a día en la oficina y hacer reír a sus compañeros. Tanto es así, que es capaz de cualquier cosa por sacar una carcajada. Además, esa ocurrencia que dice que ha florecido en ella desde que trabaja en Alares Social, le lleva a compartir sus ideas con sus coordinadores.

No solo se esfuerza por hacer su trabajo eficientemente y por traer la alegría a la oficina, sino que además propone todas las ideas que se le ocurren que pueda mejorar al resto. “Creo incluso que han creado un filtro que los lleva todos a una carpeta llamada Blanca Esperanza-Spam, porque mi mente es incapaz de dejar de pensar y aunque alguna vez esas ideas han sido tomadas en cuenta”.

La verdadera afición de Blanca: los Puzzles

Aparte de su trabajo en el Centro Especial de Empleo, otra ocupación que le apasiona es ayudar a las personas y hacer Puzzles. A través de AEPUZZ (Asociación de España de Puzzles), de la que es miembro fundador y forma parte de la Junta de Gobierno, lleva a cabo su mayor afición junto con sus compañeros.

En la asociación hacen Puzzles de más de 30.000 piezas y se mueven por los campeonatos de España y por los encuentros que realizan. Se reúnen unas 70-80 personas y repartiendo las piezas trabajan en equipo para lograr colocar hasta la última pieza.

Lo mejor de puzzlear, según Blanca, es conocer gente, viajar y competir. En los últimos meses ha tenido que tomar bastante medicación, pero su talento sigue latente.

“Me siento muy feliz con esta afición he aprendido que todos en algún momento encajamos en algún sitio y el mío es sin dudarlo Alares CEE”.

Una historia de cine en Alares Social

Alares Social

Alares Social

Emilio trabaja en Alares Social Centro Especial de Empleo desde hace más de dos años. Se ocupa de atender llamadas de clientes que buscan teléfonos de particulares o empresas, de gestionar temas relacionados con el DNI, hacienda, Seguridad Social, y un largo etcétera.

Destaca de su trabajo la destreza y rapidez que tiene que aplicar para poder responder a las necesidades de los clientes de manera efectiva.

El talento oculto de Emilio

Pero el trabajo de Emilio no se queda ahí. En el CEE de Alares Social trabajan muchas personas que guardan talentos y aficiones ocultas, y él es un claro ejemplo.

Nuestro protagonista estudió Cine en el TAI (Centro Universitario de Artes) de Madrid. Ha realizado varios cortometrajes durante su formación y por cuenta propia. Con Seas quien seas ganó un premio en el Festival de la Universidad de Alcorcón en 1998.

Tras muchos esfuerzos y frustraciones, Emilio creó Los desconfiados , un cortometraje que realizó junto con personas que compartían sus intereses.

En numerosas ocasiones intentó darle visibilidad a la industria del “pequeño cine”, pero ante la dificultad de hacerlo y viendo que sus guiones iban a perderse, decidió convertirlos en relatos. Por fin, en 2013 vio sus esfuerzos convertidos en frutos: su primera publicación llamada Garabatos en una pequeña editorial. Más tarde viviría la experiencia de presentarla en la FNAC situada en la Calle Callao, en Madrid.

Otro logro del que Emilio se siente orgulloso es un concurso que hizo Ediciones de la Torre, donde han publicado escritores como Benito Pérez Galdós, Miguel de Cervantes o Charles Dickens, y el cuál ganó.

Hoy en día Emilio dedica el tiempo libre que tiene a escribir su propia novela, pero sin duda la mayoría del tiempo se lo llevan los dos propósitos más importantes de su vida: Ahora mismo tengo dos proyectos: uno se llama Iván y tiene 9 años y el otro se llama Mario y tiene 7”.

Fundación Alares participa en el libro la comunicación responsable

Es una guía para impactar con las mejores campañas de RSC publicada por loquenoexiste.

El nuevo título de la editorial LoQueNoExiste incluye 36 casos prácticos de campañas y comunicación de empresas e instituciones de todos los sectores y ámbitos, entre ellas Fundación Alares con la iniciativa Reparte Flores, así como un informe realizado por la Universidad CEU San Pablo sobre la Comunicación de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

“La comunicación positiva, participativa y ética es la herramienta imprescindible para liderar, transformar la sociedad y lograr un crecimiento económico sostenible”. Esta es la conclusión principal extraída de la lectura de los 36 casos prácticos, narrados en la obra colectiva Comunicación responsable, editada por el sello ‘LoQueNoExiste’ y promovida por la consultora Medialuna. El libro se ha presentado en la sede de la Comisión Europea de Madrid, en un evento en el que se dieron cita relevantes profesionales, docentes y expertos del sector de la comunicación y de la Responsabilidad Social en nuestro país.

Entre los casos referidos se encuentra la campaña Reparte Flores.

Desde Fundación Alares, y con motivo del Día Internacional de Personas con Discapacidad quisimos llegar con nuestro mensaje a favor de este colectivo al mayor número de personas y desarrollamos una campaña bajo el lema Reparte flores. El concepto nace de la idea de que cada pétalo de la flor de nuestro logo representa a una discapacidad diferente.

El desconocimiento y la falta de adecuación entre los perfiles que se demandan y los puestos ofertados, junto con los estereotipos existentes respecto a la discapacidad, son algunas de las limitaciones con las que se encuentran las personas con discapacidad cuando intentan acceder al mercado laboral o tener una inclusión plena en la sociedad.

Un firme compromiso con la integración social y laboral

En Alares estamos comprometidos con la inclusión sociolaboral de las personas con discapacidad. El 48 % de nuestra plantilla posee alguna discapacidad y contamos con un Centro Especial de Empleo, Alares Social, donde el 90 % de personas que lo integran poseen alguna minusvalía. Materializamos este compromiso destinando el 5 % de nuestra facturación a crear empleo con discapacidad y el 25 % a impulsar proyectos de carácter social, contribuyendo así al desarrollo para personas en situaciones especiales y proyectos de autoempleo.

Todas las compañías tenemos la responsabilidad de romper con las barreras existentes que impiden normalizar la contratación de este colectivo. Por desgracia, nuestra realidad se sigue cuestionando si una persona con discapacidad puede realizar el mismo trabajo que una persona que no la tiene cuando, en realidad, nuestra experiencia nos dice que el primer grupo desarrolla el trabajo con un nivel de compromiso notablemente mayor que el segundo. Los trabajadores con discapacidad aportan mejoras en la calidad del ambiente laboral y aumentan el compromiso del resto de los empleados. Incorporar a personas con talentos diversos solo puede ser sinónimo de éxito empresarial. Muchas empresas están perdiendo un enorme potencial por no advertir este hecho.

La apuesta de Alares es clara y firme: trasladar a toda la sociedad que es necesaria una inclusión real, plena y efectiva, llamando la atención a las empresas para romper con los tabús que hay generados en torno a este tema. Estamos convencidos de que la inclusión social pasa en gran medida por la integración laboral. Aunque hay avances, todavía existen muchas dificultades que tenemos que sortear para seguir mejorando.

Es necesario consolidar las buenas practicas en RSC

Esta es una parte del caso que se puede leer al completo en el libro Comunicación responsable. En él,queda patente la necesidad de consolidar las buenas prácticas en la RSC y de crecer en su comunicación, “una asignatura pendiente” según se desprende de la radiografía y diagnóstico realizados por un equipo multidisciplinar de la Universidad CEU San Pablo, “aún queda mucho por hacer para comunicar bien lo que hacemos por la sociedad porque, de otro modo, el esfuerzo es importante pero el impacto es mínimo”.

La Comunicación de la RSC debe superar, según indica el informe, la desconfianza sobre la auténtica relevancia informativa de ciertos contenidos relacionados con la Responsabilidad Social. Términos como whitewashing y greenwashing se utilizan para cuestionar los contenidos de RSC de las empresas e instituciones. “La transparencia informativa y la comunicación responsable” son imprescindibles para defender la veracidad de las acciones y contenidos de RSC, apunta el Informe.

Comunicación responsable, publicado por LoQueNoExiste en beneficio del Observatorio de la Comunicación y Acción de Comunicación Responsable (OCARE) -entidad sin ánimo de lucro-, se puede encontrar en las librerías de toda España y en la web de la editorial.

Historias con alma y lucha personal

Centro especial de empleo

Centro especial de empleo

Antonia Hernández lleva 5 años trabajando en el Centro Especial de Empleo Alares Social, y tiene discapacidad  en diferentes partes de su cuerpo. Se encarga de la gestión de llamadas para buscar información para clientes.

Antes de su enfermedad, la seleccionaron en una conocida marca de juguetes porque desprendía alegría.  Pero después, ya con un certificado del 60% de discapacidad, acudió a una entrevista donde, según Antonia, no la hicieron sentir cómoda. A pesar de ser totalmente válida para el puesto de trabajo, parecía que tenía que agradecer que la contrataran: “en las empresas que no conocían mi discapacidad, una vez se enteraban, el trato cambiaba por completo, pues asociaban mi discapacidad a bajas, exigencias… pero en mi vida solo he tenido dos bajas importantes”.

Tras esta experiencia no es de extrañar que sus comienzos en Alares estuvieran rodeados de inseguridades: “sentía desconcierto, porque no comprendía como sin conocerme, una empresa como esta apostaba por mí y me apoyaba… me hicieron sentir importante”.  El primer proyecto que desempeñó Antonia fue un programa piloto en el que puso mucho empeño, y cuando finalizó, se dio cuenta de que había aprendido una serie de técnicas y habilidades que más tarde aplicaría a todos los proyectos de los que se ha encargado. Además, Antonia destaca de Alares la facilidad que da para pasar de una campaña a otra teniendo en cuenta la situación que vive en cada momento: “no podemos olvidar que tengo una discapacidad que me ha hecho pasar por varias recaídas, pero no han supuesto impedimento ni para mí, ni para Alares Social”.

Cinco años de constancia y superación

Antonia asegura que, debido a la situación que ha vivido y a su experiencia, ha adquirido una serie de valores como la constancia y la superación, que las empresas ordinarias no son capaces de ver, pues relacionan una discapacidad con productividad baja.  En Alares Social se han ocupado de reforzar estas cualidades y de ayudar a Antonia a estar motivada. De hecho, lo que ella destaca de esta empresa es que le hace sentir útil y necesaria, y la define como “su terapia”.

Por todo esto, la trabajadora de Alares anima a las empresas a que sean capaces de ver que las personas con discapacidad siempre intentan dar la mejor versión de sí mismas, y si además de verlo son capaces de potenciarlo, los resultados positivos están asegurados.

Y a las personas con discapacidad, les pide que no vean la discapacidad como un hándicap: “los animo a que se acerquen a Alares Social, que aquí potencian capacidades de cada uno y verdaderamente nos hacen crecer como profesionales y como personas”.

 

Record de absentismo laboral en España: ¿cómo evitarlo?

Durante 4 años consecutivos, la ausencia al puesto de trabajo por parte de los empleados y de las empleadas no ha hecho más que aumentar. Según el último informe elaborado por ADECCO, entre los años 2014 y 2017 la cifra de personas que faltan a su cargo aumentó en total un 21%, y hoy en día hemos alcanzado el máximo histórico desde el 2007, llegando al 5’1% de horas no trabajadas de manera injustificada.

Según el estudio, solo año pasado, este fenómeno les costó a las empresas españolas 75.449 millones de euros.

Las tasas más altas de absentismo se dan en el sector servicios, con un 5,1%, seguido del ámbito de la industria y de la construcción.

La gamificación como herramienta contra el absentismo

Utilizar una dinámica de juegos en el ámbito corporativo tiene una gran lista de beneficios. No solo aumenta la productividad de los trabajadores y de las trabajadoras, si no que crea un ambiente laboral de compañerismo y de bienestar, reduciendo considerablemente el porcentaje de absentismo laboral.

Según el último estudio elaborado por el National Center for Biotechnology Information (NBCI) de EE.UU., la gamificación en el entorno laboral mejora los resultados de las empresas hasta en un 20% y aumentar el compromiso de los trabajadores en un 30%. Además, está demostrado que reduce la rotación de personal en un 78%, por lo que es una opción más que consolidada para retener talento.

Todos estos datos explican los resultados del estudio de Deloitte, que revela que el 25% de las compañías incluirán dinámicas de este tipo en los próximos años.

Para que esta táctica funcione, deben estar implicados desde la dirección de la empresa, hasta el departamento de recursos humanos. De esta manera, el entusiasmo y la participación se transmitirán a los colaboradores a quienes va dirigida.

Cómo implantarla en el sector servicios: el Contact Center del CEE de Alares ya lo hace

Desde el momento en el que se realiza la entrevista de trabajo, el Centro Especial de Empleo de Alares pone en marcha en su Contact Center un conjunto de dinámicas con el objetivo de aumentar la productividad de los trabajadores y trabajadoras y ofrecer un servicio diferenciado al de los Contact Center tradicionales.

Para lograr la continuidad de la consecución de estas metas, el proceso se da desde la formación hasta la incorporación al puesto del empleado o empleada. De esta manera, mejora el desarrollo del trabajo, sacando lo mejor de cada uno.

Estas actividades se implantan tras decidir a través de reuniones, cual es la evolución y los objetivos del servicio en concreto. Tras este análisis, se deciden qué juegos son los más indicados para tener un mayor impacto en la plantilla y acelerar su motivación para lograr las metas establecidas.

¿Qué significa esta metodología para los empleados y empleadas?

Analizando sus áreas de mejora, y reforzando sus puntos fuertes, los agentes tienen presente en qué puntos tienen que centrarse de su labor en el Contact Center. Los juegos ayudan a que su motivación para conseguir los objetivos no decaiga, y el reconocimiento por parte tanto de sus responsables como de sus compañeros lo definen como realmente gratificante.

Los juegos que más gustan son aquellos que implican la integración grupal y de todos los agentes. Además de romper la rutina y aumentar el compañerismo, los participantes aceptan que mejora su desarrollo profesional y que aprenden algo en cada juego que se lleva a cabo, ya sea sobre sí mismos en cuanto a fortalezas y debilidades, o sobre conceptos externos relacionados con su ámbito de trabajo.

Para el departamento de recursos humanos, esta herramienta ha sido clave para desarrollar todo el potencial, talento y compromiso de los colaboradores. Tanto es así, que se han conseguido con eficacia objetivos relacionados con resultados de campañas, ventas y fidelización.

 

 

Confiar en las capacidades de las personas por encima de la discapacidad

Alberto tiene 33 años, es graduado en Sociología y trabaja en Alares Social Centro Especial de Empleo.

En su adolescencia sufrió un accidente y su movilidad se vio reducida, llegando a tener un 45% de discapacidad física. Alberto hizo frente a este obstáculo y continuó con sus estudios, preparándose así para el mundo laboral.

Tras graduarse en la Universidad acudió a varias entrevistas de trabajo, pero no consiguió ninguna oportunidad.

Su discapacidad siempre ha estado en punto de mira en la empresa ordinaria.

La falta de conocimiento y el miedo es lo que hace que muchas organizaciones no apuesten por el talento y, en vez de ver competencias, vean discapacidades. Detrás de una persona con discapacidad, hay una serie de valores, que otra persona sin discapacidad puede que no tenga.

Hay lucha, esfuerzo, coraje, y superación. Hay compromiso. Y hay una actitud que no se plasma en el curriculum y que es ciega porque todos los ojos se centran en mirar la propia discapacidad.

Porque aunque suene duro, a la sociedad le queda mucho por avanzar para adaptarse a todas las discapacidades que existen hoy en día.

Son personas que de por si, viven con limitaciones, y no es justo que sea la empresa quien le ponga una barrera más. En Alares luchamos por que se apueste por una única condición: el potencial de la persona en sí. El 90 % de nuestra plantilla posee algún tipo de discapacidad. Cada persona que conforma ese 90% cuenta unos niveles de esfuerzo, exigencia, y calidad que son parejos al de cualquier persona que no tiene discapacidad. De hecho, en Alares Social, no nos gusta hablar de discapacidad, porque nadie somos capaces de todo, tengamos discapacidad o no. Nos gusta hablar de diferentes capacidades.

Es importante que la empresa tome conciencia de que no solo va a tener  ventajas fiscales, deducciones y subvenciones

Va a tener una mayor implicación de su plantilla, porque el esfuerzo se contagia. La superación se contagia. La pasión por el trabajo se contagia. El 90 % de la plantilla de Alares Social llena cada unos rincones del Contact Center con esos valores.

En Alares Social, contratamos a perfiles muy cualificados, que llevan labores de dirección, selección, coordinación de equipos, sin importar su discapacidad. Alberto, es coordinador del área de atención al cliente. Tiene a su cargo a un equipo de 20 personas, quienes a diario atienden las miles de solicitudes que les llegan de todos los clientes que tienen los servicios de Alares.

En Alares Social gestionamos todos los servicios que presta Alares. Cuando una persona hace una llamada, no va a valorar si quien le atiende tiene discapacidad o no.  Va a valorar a atención y la eficacia con la que su petición es gestionada y el tiempo en el que la misma ha sido resuelta.

En eso Alares Social se lleva el sello en la excelencia. Hemos recibido varios premios por la excelencia en la atención al cliente, por la eficacia en la gestión de procesos.Nuestros servicios son los mejor valorados por nuestras empresas clientes, y nuestra cartera, compuesta de grandes empresas y pymes, demuestra que apostar por las personas con discapacidad es rentable para todos.

Apoyar la sociedad, aumentar la competitividad y cumplir la ley: todo es posible contratando un CEE

Las empresas que confían en un Centro Especial de Empleo adquiriendo servicios de Outsourcing aportan un gran valor a la sociedad. Con ello, ayudamos a la integración de personas con discapacidad en el mercado laboral. Además de la Atención al Cliente, las compañías pueden dejar en sus manos otros servicios como los de consultoría, de recepción, de actividades logísticas, y un largo etc. Prestaciones que serán gestionadas por profesionales más que cualificados.

Al desprenderse de áreas que no forman parte de su Core Bussiness, las organizaciones tienen la oportunidad de dedicarse a las líneas estratégicas de su negocio. Aumentan de esta manera la calidad del servicio que dejan a cargo de profesionales y su competitividad en el mercado.

Al mismo tiempo, colaborando con un Centro Especial de Empleo, cumplen directamente con la Ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, ya que computa como una compra responsable.

Esta es sólo una pequeña parte de todo lo que el Centro Especial de Empleo de Alares puede ofrecerte. Los mejores profesionales como Alberto, cuidan de tu negocio tanto como lo haces tú.

 

Alares Social pone en marcha el programa Desarrolla_T para contratar perfiles sin experiencia y de difícil incorporación al mercado laboral

 

El Centro Especial de Empleo Alares Social, integrado por un 90 % de personas con discapacidad, ha puesto en marcha el programa Desarrolla_T con el fin de dar la oportunidad de acceder al mercado laboral a personas que, a pesar de que tienen una buena formación académica, su grado de discapacidad les impide acceder a un puesto de trabajo.

En Alares Social confían en las capacidades de las personas, sea cual sea su discapacidad.

De esta máxima, nace Desarrolla_T, un programa del Centro Especial de Empleo Alares Social, dirigido a grandes discapacidades que necesitan ayuda de terceras personas para el día a día.

El mercado de trabajo de las personas con discapacidad las personas de 25 a 44 años acumulan la mayor parte de la contratación (53%) y, en referencia al tipo de discapacidad declarada, cerca del 62% son personas con discapacidad física. Sin embargo, en el momento que dicha discapacidad supera el 65 % y la persona tiene movilidad reducida los datos de contratación son muy bajos, casi inexistentes.

El objetivo de este programa es potenciar e incrementar la autonomía, integración y empleabilidad mediante una intervención global con la persona.

Durante la vigencia del programa, la contratación es directa, dotando de las herramientas necesarias para el éxito de la incorporación al mercado ordinario, una vez finalizado el mismo.Los perfiles que ya se han incorporado cuentan con un porcentaje de discapacidad superior al 65% de discapacidad física. Necesitan de la ayuda de terceras personas para las actividades básicas de la vida diaria, poseen buena cualificación profesional y no tienen experiencia previa.

Si bien es cierto que la tasa de acceso al empleo, ya sea en empresas ordinarias, o empleo protegido de las personas con discapacidad física es superior, en los casos de grandes discapacidades físicas en las que es necesario de un tercero para desarrollar las actividades de la vida diaria, es muy inferior, incluso comparándolo con discapacidades intelectuales o mentales.

En principio, esta primera fase del programa incluye 10 contrataciones, donde los perfiles ocuparán puestos adecuados a su cualificación y/o potencialidad.

De igual modo, el Centro Especial de Empleo está trabajando con empresas clientes para extender el programa y que éstas incorporen este tipo de perfiles en sus plantillas. “Solo si apostamos por la inclusión de todo tipo de discapacidades en el mercado laboral conseguiremos la inclusión social y laboral plena.” “La única manera de convencer a las empresas, es a través del ejemplo“, explica Beatriz Coleto, Coordinadora General del Centro Especial de Empleo.

Novedades Formación Programada (Bonificada)

Novedades Formación Programada Bonificada. Alares Social ha organizado una jornada con Fundae para dar a conocer las novedades sobre la formación programada bonificada por las empresas y resolver todas las dudas a los asistentes.

Marisa Cosmen Alonso, Responsable del servicio al cliente y orientación de Fundae ha comenzado haciendo una mención a los objetivos de la ley 30/2015 que son: Adecuación de la formación, profesionalización, calidad e impactos medibles, corresponsabilidad y control/régimen sancionador.

Seguidamente ha comenzado a explicar los cambios más importantes del nuevo  Real Decreto 694/2017, de julio, por el que se desarrolla la Ley 30/2015, de 9 de septiembre,  en cuanto a la formación programada se refiere.

El Real Decreto añade que los cursos tienen que estar relacionados con la actividad empresarial, con las necesidades de la empresa y los trabajadores.

Otro cambio tiene que ver con la duración que permite que los cursos sean superiores a 8 horas y también cambia sustancialmente el número de alumnos por grupo, pasando de 25 a 30 personas en formación presencial.

En lo referente a la formación presencial, es necesario que se realice bajo unos criterios de calidad que posibiliten aportar las destrezas, conocimientos y capacidades. A su vez, dicha formación  incluye un seguimiento y una evaluación.

Otro de los cambios afecta a la financiación de las acciones formativasEn las empresas de menos de 50 trabajadores, han permitido acumular el crédito no bonificado para el año siguiente o para los dos años siguientes, se aclararon dudas sobre el crédito de los Grupos de Empresas y las novedades sobre las redes empresariales.

También comentó las novedades que afectan a los Permisos Individuales de Formación (PIF) en cuanto a los requisitos a cumplir, horarios y crédito destinado a los PIF y otro punto importante, los nuevos procedimientos en cuanto a las no conformidades con la Representación Legal de los trabajadores (RLT).

Terminó la jornada haciendo referencia a los cambios introducidos en la aplicación de Fundae tanto en su imagen como en su diseño y mejoras introducidas. .

Una vez explicado los principales cambios que se han introducido en la Formación Programada a los más de 50 asistentes que se han dado cita en la jornada organizada por Alares Social,  hubo una ronda de ruegos y preguntas donde las empresas asistentes han podido resolver sus dudas en cuanto a las novedades de Formación Programada (Bonificada). Presentación realizada por Marisa Cosmen Alonso, Responsable del servicio al cliente y orientación de Fundae, que puede ser descargada desde aquí

Más información

Galeria de fotos

thyssenkrupp Elevadores presenta un completo plan de conciliación a sus empleados

thyssenkrupp Elevadores presenta un plan completo de conciliación a sus empleados

La compañía ofrecerá un completo plan de conciliación para cubrir las necesidades del día a día de sus 2.750 empleados y sus familias.

El plan contempla múltiples servicios para mejorar la conciliación trabajo-familia que van desde la asesoría personal a la telefarmacia a domicilio.

thyssenkrupp Elevadores refuerza el compromiso por el bienestar y salud de sus trabajadores gracias a un completo plan de conciliación que la compañía ha puesto a su disposición. Su plantilla, repartida en las 75 delegaciones de toda España, podrá disfrutar a partir de ahora de una serie de ventajas y beneficios que tienen como fin hacerles la vida más fácil, permitirles la conciliación trabajo-familia y garantizar que sus trabajadores se encuentren en perfecto estado de salud en todo momento.

El plan incluye un amplio abanico de servicios. Los trabajadores podrán disponer de un asesor personal para que se encargue de todas las gestiones de su día a día, servicio de ayuda a domicilio, telefarmacia a domicilio, borrado digital, testamentis, teleasistencia, consultas telefónicas a especialistas en distintas materias, servicio de gestiones administrativas, Segunda Opinión Médica Internacional o Red Médica Concertada, entre otros.

Además, thyssenkrupp se posiciona como la primera empresa de su sector que ofrece servicios de fisioterapia sin necesidad de ningún tipo de prescripción médica. Así cualquier trabajador podrá hacer uso de las sesiones que tiene disponibles ante cualquier malestar o dolencia, o simplemente como medida preventiva.

En palabras de Darío Vicario, CEO de thyssenkrupp Elevadores “La integración de estos servicios nace de una estrategia de mejorar la conciliación y vida familiar de nuestros empleados y de la propia demanda de ellos mismos. Nuestro objetivo como empresa es hacer de las ciudades los mejores lugares para vivir, y un paso importante para ello, pasa por mejorar la calidad de vida de nuestros propios trabajadores”.

La compañía Alares ha sido la encargada de ofrecer estos servicios a thyssenkrupp, que serán gestionados a través de su Centro Especial de Empleo propio, donde el 90 % de las personas que la integran poseen algún tipo de discapacidad. Alares lleva más de 20 años liderando el sector de cuidados a las personas y sus familias y cuenta con más de 5 millones de beneficiarios de sus servicios en nuestro país.

La firma de este acuerdo refuerza la estrategia de thyssenkrupp Elevadores en materia de Responsabilidad Social Corporativa, ya que por un lado fomenta la conciliación y el bienestar de sus empleados y, además, favorece la integración laboral y social de personas con discapacidad a través de una empresa de la economía social que comparte ese mismo objetivo.

 

 

NUEVA FECHA 15 DE MARZO:Jornada informativa para analizar las novedades del nuevo Real Decreto que regula la Formación Programada

NUEVA FECHA 15 DE MARZO:JORNADA INFORMATIVA SOBRE EL RECIENTE RD 694/2017 QUE REGULA Y DESARROLLA EL SISTEMA DE FORMACIÓN PROFESIONAL PARA EL EMPLEO EN EL ÁMBITO LABORAL

Novedades 2018 en la Formación Programada (Bonificada) “Real Decreto 694/2017, de julio, por el que se desarrolla la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo.”

Desde Alares, y en colaboración con la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae), hemos querido organizar esta jornada con el objetivo de dar a conocer los elementos más novedosos del nuevo Real Decreto, centrándonos en la Formación Programada (Bonificada) por la empresa, así como para analizar y aclarar posibles dudas e inquietudes sobre las novedades del año 2018.

Fecha: 15 de marzo

Hora: 09:30h.- 12:00 h.

LUGAR: Casa Club Calle Pinar 17

28006 Madrid

Invitación

Consulta el programa

Inscripciones a la jornada