Te ayudamos con el Plan de Igualdad

Hace ya algo más de un entró en vigor el nuevo Real Decreto-ley de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

Aunque vamos avanzando, aún queda mucho por hacer. La igualdad será posible trabajando en equipo. En Alares, de la mano de nuestras Fundaciones y nuestro Centro Especial de Empleo ponemos a disposición de cualquier empresa la más valioso que tenemos, nuestro capital humano para ayudar a cualquier empresa que necesite un plan de igualdad.

Se desarrollará un diagnóstico previo a la negociación del plan de igualdad, que debe ser pactado con los trabajadores sobre las siguientes materias: procesos de selección, clasificación profesional, formación profesional, condiciones de trabajo, retribuciones y prevención del acoso.

Esta actuación es de obligatorio cumplimiento por ley. Pero hay muchas empresas que ya aplican desde hace tiempo su plan de igualdad y cumplen con medidas de no discriminación: es un deber moral que va mucho más allá de lo establecido por la ley.

En Alares ofrecemos servicios innovadores que tienen como fin cuidar a las personas, sus familias y hacerles la vida más fácil. Ayudamos a impulsar la Responsabilidad Social y, como expertos en materia de conciliación, hacemos planes de igualdad a medida de cada empresa.

Además, contamos con un servicio de consultoría, mediante el cual apoyamos a los trabajadores de las empresas a manifestar aspectos personales ante sus compañeros y a las propias organizaciones a conocer aquello que hasta el momento no habían descubierto de sus propios empleados.

En ocasiones sucede que las propias personas no saben que padecen una discapacidad. Por este motivo, tienen una serie de ayudas que facilitan su día a día y algunas ventajas que pueden mejorar su bienestar. Esta iniciativa tiene como objetivo que sean conscientes de ello, beneficiando así tanto al propio empleado como a la organización correspondiente. Mediante terapias, talleres y actividades, conseguimos que todas las personas de la plantilla se sientan integradas.

Desde Alares, aprovechando el Día Internacional de la Mujer, hemos creado un vídeo donde hacemos un llamamiento a la igualdad.

Os dejamos el vídeo aquí:
https://www.youtube.com/watch?v=tg7ede6A_Yg&feature=youtu.be

¿Quieres más tiempo libre para lo que más quieres?

Tiempo libre
Tiempo libre

Todos queremos pasar más tiempo haciendo cosas que nos gustan. Estar con los nuestros es una de esas cosas que nos llena el alma.

Sin embargo, hay tareas que nos van robando horas y al final nos damos cuenta que no llegamos a lo que de verdad nos apetece hacer y a lo que de verdad queremos.

Llegar de trabajar después de un largo día de reuniones y ponerse a preparar la comida o limpiar la casa hace que, quizás, tengamos que dejar de hacer deporte o esa actividad que tanto nos gusta, o lo más importante, pasar menos tiempo con los nuestros. Simplemente porque no se llega a todo.

En la vida nos sometemos a decisiones constantes: por ejemplo, elegir vivir en un apartamento más caro,  pero cerca del trabajo, donde todo está a poca distancia y no hay que hacer largos viajes es una forma de comprar tiempo. Menos dinero, mayor felicidad, calidad de vida y menos estrés.

Las empresas cada vez son más conscientes de que el tiempo es lo más valorado tanto por sus clientes como sus empleados. A día de hoy, más de 7 millones de personas en nuestro país disfrutan de servicios que las empresas ponen a su disposición y a los de su familia gracias a Alares.

Para tener una muestra significativa de cómo están valorados los servicios, se ha escogido una muestra de 2.000 empleados de diferentes empresas que cuentan con los servicios de Alares y 3.000 clientes y se les han planteado 3 cuestiones.

  • Por un lado, como contar con servicios asistenciales ha mejorado su vida diaria.
  • Por otro que valoran más, si el tiempo o el dinero.
  • Y por último, como valoran que la empresa en la que trabajan o son clientes les regale estos servicios.

En la primera pregunta, un 76 % ha puntuado 9 sobre 10 en lo que respecta a la mejora de su día a día. Un 14 % ha puntuado 8, y un 10 % ha declarado que ha mejorado en un 7, ya que siguen encargándose de tareas que les roban tiempo porque les falta crear el hábito de delegar.

Por otro lado, ante la pregunta de si prefieren tener más dinero o más tiempo libre, un 75 % ha declarado que prefiere tener más tiempo libre, siempre y cuando sus necesidades básicas y el pago de sus facturas estén cubiertas y cuenten con un cierto margen.

Un 25 % ha afirmado que priman el dinero y el desarrollo profesional a más tiempo libre.

Sin embargo, esta pregunta incluía una doble cuestión.

En el caso de afirmar que prefieren el dinero, se pedía indicar a que consideraban tiempo libre.

Mantienen ese porcentaje si se refiere a tiempo para salir de compras, estar con amigos, ver la televisión o hacer más deporte, pero ante la opción de si ese tiempo libre está unido a tiempo con la familia, ese 25 % pasa a situarse en un 6 %, por lo que podemos afirmar que el 94 % prefiere tener menos dinero pero pasar más tiempo con su familia.

En cuanto a la valoración un 89 % ha afirmado que prefieren servicios asistenciales ante regalos materiales.

Un 5 % afirma que preferirían dinero antes que tener los servicios, ya que en el caso de tener una necesidad podrían costeárselo.

Un 6 % ha manifestado que estaría bien que pudieran elegir entre toda la oferta de servicios solo aquellos que más dieran respuesta a lo que necesitan y la otra parte en aumento de salario.

Y tú, ¿Qué prefieres?

¿Cómo responderías a estas preguntas?

¿Qué es lo que piden los jóvenes a las empresas?

Nos encontramos ante nuevas generaciones más exigentes, preparadas y con implicación social. La gran rotación existente en los puestos de trabajo conlleva un problema para las organizaciones, puesto que cada vez es más difícil retener el talento en ellas.

Según un reciente análisis realizado por la bolsa de trabajo alemana Absolventa, el 63% de los millennials se informa al detalle de todo lo que ofrece la empresa a su plantilla, y el 51% confiesa que esos beneficios son más importantes que un buen sueldo.

El 83% de los millenials considera imprescindible la formación continuada. El horario flexible y el teletrabajo son prestaciones que no deberían contar como un extra, según el 63% de los encuestados en el estudio. El 40% considera que tener un móvil de empresa también debería ser ineludible, así como un equipo de trabajo moderno y adecuado, imprescindible para el 80%.

Todos los encuestados consideran estos beneficios de carácter obligatorio para acceder a un puesto laboral. Cuando no se dan las condiciones óptimas o sienten que el trabajo afecta a su vida personal y familiar, deciden cambiar de empresa.

Para retener el talento en las empresas, hay que tener en cuenta que la tendencia hoy en día gira alrededor de los beneficios sociales y de las ayudas a la conciliación. Estas tendencias no pueden ser sustituidas por una mejora del salario, ya que se han convertido en una importante herramienta de motivación y compromiso para los colaboradores.

Las empresas son conscientes de esta realidad y cada vez son más las que se suman a implantar políticas y medidas de bienestar en el trabajo, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los empleados y, así, conseguir fidelizarlos y mejorar el rendimiento laboral de la plantilla.

Pero, ¿cómo se consigue instaurar y aplicar estas medidas?

La mayoría de las organizaciones que ya han decidido implantar beneficios sociales y ayudas a la conciliación cuentan con empresas especializadas en promover y ofrecer este tipo de servicios.

En el caso de Alares, cuidamos a las personas y ayudamos a las empresas a ser más competitivas y responsables. Toda organización que contrata nuestros servicios, además de beneficiarse de las medidas de conciliación disponibles, hace una compra responsable, ya que el 10% de toda la facturación se destina a crear empleo directo de personas con discapacidad y otro 10% a impulsar proyectos de carácter social, contribuyendo así al desarrollo de personas en situaciones especiales y al autoempleo.

Cada organización tendrá que valorar qué prácticas son las más adecuadas para que sus trabajadores puedan disfrutar de la familia y el ocio y al mismo tiempo saquen mayor rendimiento a sus horas laborales. Pero lo que está claro es que es imprescindible hacer uso de estas medidas si se quiere alcanzar el éxito con equipos comprometidos y fieles a la misión empresarial.  

Sostenibilidad Empresarial y Felicidad Personal

El próximo 13 de febrero tendrá lugar la jornada “Sostenibilidad Empresarial y Felicidad Personal. ¿Complementariedad o Contraposición?”

Fomentar la Responsabilidad Familiar Corporativa en las empresas es tarea de todos los que están involucrados en el ejercicio de la dirección de personas. Es imprescindible promover esta iniciativa porque redunda en beneficio de todos y facilita unos mejores resultados empresariales. Esta tarea no es sencilla, pero vale la pena.

Así lo demuestra el Estudio sobre Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid impulsado por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE, la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid y Alares.

En esta jornada se expondrán las principales conclusiones del Estudio.

Posteriormente se reflexionará sobre ellas mediante un panel con representación institucional, empresarial y social, para analizar el proceso de integración entre el ámbito familiar y el laboral, su abordaje, dificultades y las consecuencias que implica la no integración de los espacios.

También se comentarán las estrategias personales, familiares, organizacionales e institucionales orientadas a la consecución de una mejor conciliación y una mayor corresponsabilidad.

El evento tendrá lugar el miércoles 13 de febrero de 9:30h a 12:30h en el Palacio de los Duques de Santoña.

En el siguiente enlace puedes acceder al programa.

¡Completa tu inscripción y no te quedes sin plaza!

¿Qué es lo que piden los jóvenes a las empresas?

Hoy en día la rotación de puestos de trabajo se está empezando a considerar como algo normal. La generación que está introduciéndose en el mercado laboral o que lleva pocos años en él, encuentra que lo raro es quedarse en la misma empresa durante muchos años. Todo esto conlleva un problema para las organizaciones, puesto que cada vez es más difícil retener el talento en ellas.

Para los jóvenes el salario no es tan importante como los beneficios que puede aportar una compañía. Según un reciente análisis realizado por la bolsa de trabajo alemana Absolventa, el 63% de los millennials se informa al detalle de todo lo que ofrece la empresa a su plantilla, y el 51% confiesa que esos beneficios son más importantes que un buen sueldo.

El 83% de los millennials consideran imprescindible la formación continuada en la empresa

La gran mayoría de los jóvenes creen que debería ser obligatoria la formación continua dentro de una empresa. El horario flexible y el teletrabajo son prestaciones que no deberían contar como un extra, según el 63% de los encuestados en el estudio. El 40% considera que tener un móvil de empresa también debería ser ineludible, así como tener un equipo de trabajo moderno y adecuado, imprescindible para el 80%.

Otros beneficios que los pertenecientes a esta generación consideran de gran importancia son los coches de empresa y los movimientos a favor del deporte y la salud.

A pesar de todos estos datos, ninguno de los encuestados está dispuesto a renunciar a parte de su salario por recibir estos beneficios, pues muchos de ellos los consideran de carácter obligatorio para las empresas.

Nos encontramos ante una generación exigente, preparada y con implicación social. Para retener el talento en las empresas, hay que tener en cuenta que la tendencia hoy en día gira alrededor de los beneficios sociales y de las ayudas a la conciliación, ya que gracias a la lucha por la igualdad nos estamos dando cuenta de que la posibilidad de compaginar la vida profesional con la personal, no corresponde únicamente a las familias con hijos. Es un derecho que todas las personas deberían poder disfrutar, y por ello, esta generación lo exige para mantener su talento y su motivación en su puesto de trabajo.