Tecnoestrés: ¿Qué es y cómo combatirlo?

Chequeo constante del móvil, comprobación inmediata de las notificaciones, sensación de incomodidad si se sale sin móvil y ansiedad si no se tiene acceso a Internet… Si sufres algunos de estos síntomas podrías estar en alerta. Alares, empresa especializada en el cuidado de las personas, te da una serie de claves para edificar el tecnoestrés y combatirlo.

En primer lugar, es importante prestar atención al uso continuado y compulsivo de los dispositivos tecnológicos. Otros síntomas que pueden experimentar las personas que sufren de tecnoestrés son la contestación de emails y mensajes fuera del horario laboral; falta de interés por actividades que no requieran dispositivos tecnológicos e incluso la alteración en las horas de sueño y comidas.

Para combatirlo, es importante identificar el punto de partida. Para ello, hay que medir el tiempo de uso del móvil y las aplicaciones; hacer un autodiagnóstico en función de los resultados monitorizados. Un paso fundamental es el reconocimiento de la situación, así como el compromiso y voluntad para hacer la desconexión.

Adiós a la relación tóxica con el móvil: la reconexión

No obstante, la desconexión no puede ser indefinida; por lo que es imprescindible fijar muy bien las pautas para una reconexión segura y no tóxica con los dispositivos móviles. Algunos de los consejos básicos son: clasificar las apps por tipo y uso (diseño, chats, ligar, trabajar…) y reordenarlas (las imprescindibles primero). Por supuesto, las apps que no se usan deben ser eliminadas. También hay que cambiar las notificaciones de las apps (sonido, alertas o avisos…) y definir horarios y rutinas. 

De nada sirve esta situación de desconexión/reconexión si no informamos a nuestro entorno digital sobre nuestros horarios, es decir, cómo y cuándo queremos que se comuniquen con nosotros. En el entorno laboral, se recomienda usar el móvil personal solo en los descansos o en la comida y hacer uso del out of the office cuando no estemos trabajando. Esto es importante porque nos evitará estar chequeando el email cuando estemos de vacaciones. También es necesario contar con dos cuentas de correo (la del trabajo y la personal) y no mezclarlas.

Las experiencias hay que disfrutarlas primero y luego grabarlas o fotografiarlas si se desea. Nadie necesita que le cuentes a cada minuto lo que estás haciendo. Además, se recomienda definir espacios en casa y en la oficina libres del teléfono móvil.

¿Cómo ayuda Alares a paliar el tecnoestrés?

Alares, a través de los servicios para la conciliación de la vida personal y laboral, ayuda a combatir el tecnoestrés de los empleados y sus familias. Por ejemplo, un Asistente personal 24h. o Concierge hace en nombre del trabajador todo aquello que precise y ahorra tiempo de gestiones online. También ofrece consultas psicológicas, asesoramiento en materia social y borrado de la huella digital.

Eduardo Martín, CEO de Alares, ha expuesto algunas de estas conclusiones en el Webinar. «Tecnoestrés: qué es y cómo gestionarlo” organizado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y Gympass. El evento contó con la intervención de Javier Calderón, director del departamento de Empresas y Organizaciones de CEOE, y Gonzalo Villarig, Client Sales Director en Gympass Iberia. También participaron: Ana García, directora de RR.HH en Informa; Gemma Martos, directora Área Laboral – RRHH en CE Consulting (AECEM) y Jorge Pérez, responsable de Selección y Desarrollo de Carrera en Gómez-Acebo & Pombo Abogados.

Cansancio emocional: Cómo identificarlo

Yoga y mindfulness

El cansancio emocional surge cuando no sentimos la capacidad suficiente para afrontar el día a día a nivel psicológico. Las experiencias y percepciones personales, así como por el contexto social, económico y legislativo, están produciendo una sensación de agotamiento, que muchos expertos definen como “fatiga pandémica”. Esta sobrecarga de las emociones suele producirse cuando hay cambios vitales importantes, problemas sin resolver o situaciones en las que nos vemos abrumados. La situación actual, en la que es difícil ver metas y finales, es un caldo de cultivo para un bajo estado de ánimo continuado. Pero lo más importante es que tiene fácil solución y con algunos cambios en tu rutina notarás mejoras pronto. Descubre con Alares los mejores consejos:

¿Cómo detectar el agotamiento emocional?

Algunas de las señales son la falta de energía, irritabilidad, falta de motivación o dificultad para concentrarse. Esto tiene consecuencias como los problemas de sueño, trastornos de hambre, etc. Para descartar dudas, es aconsejable hacerse una analítica de sangre para descartar otras posibles alteraciones en nuestro cuerpo. A través de la web del Ministerio de Sanidad, puedes hacer el test de autoevaluación de las emociones positivas, así como otros exámenes sobre el estrés, la ansiedad…

¿Cómo combatir el cansancio mental?

Practica técnicas de relajación

Busca momentos en los que puedas relajarte. Es importante visibilizar tus problemas, pero intenta no dedicar más de 15 minutos a quejas. En cambio, dedica 30 minutos  para tensar y destensar músculos y mezclar ejercicios de respiración y de imaginación. Existen varias técnicas para reducir la activación fisiológica:

  • Técnica de relajación muscular progresiva
  • Técnica de cambio de foco o de la imaginación
  • Técnica de relajación mediante la respiración
  • El entrenamiento en relajación

En plataformas como Spotify o Netflix encontrarás muchos podcasts o programas para relajarte o meditar (Entiende Tu Mente, Meditaciones para conectar con el guía interno, Guía Headspace para la meditación), pero nosotros te enviamos para que descargues este audio del Ministerio de Sanidad para comenzar.

Muévete y marca tus límites y responsabilidades

La actividad física es fundamental para salir del aislamiento. Aunque es muy recomendable, no es imprescindible practicar un deporte si no lo has hecho desde hace tiempo. Tan solo basta con salir a caminar. Observar el espacio que te rodea y valorar las cosas que observas (los árboles, el cielo, los animales…). A través de la psicología positiva podrás ampliar el campo visual y generar un pensamiento más flexible y creativo.

Además del ejercicio, la alimentación equilibrada y la rutina de sueño nos ayudarán a mantener el estilo de vida saludable. A la hora de planificar tu alimentación, piensa en términos “semanales” y no en términos “diarios; no intentes hacerlo perfecto, establece metas realistas y si no puedes realizar cinco comidas diarias, realiza al menos tres, intentando quitar ingredientes al plato, pero comiendo

de todo. Estas son algunas recomendaciones de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS).

Practica la dieta informativa y realiza una lista de prioridades personales

Las noticias sensacionalistas y el exceso de información a través de todos los canales que, en algunos casos, llegan a ser fake news, no ayudan a desconectar. No solo te pasa a ti. Cada vez más gente empieza a estar harta de las noticias negativas. Y también tiene un nombre: infoxicación. Por eso, es importante que selecciones muy bien las fuentes en las que te informas (medios de comunicación) y los canales (Twitter, WhatsApp…). Intenta reducir aquellas noticias que te afecten más. De la misma manera, para temas personales o laborales, huye de la rumorología, las informaciones no contrastadas y sé [email protected] con los demás si no te interesa que te hablen de algún tema. Incluye la comunicación (qué comunicas, cómo comunicas) y cómo quieres que se comuniquen contigo en tu lista de prioridades.