Puesta a punto de mi segunda vivienda


Deja tu hogar en las mejores manos

“Hace un par de años, mi marido y yo decidimos comprar una casa en la playa. Estuvimos valorando varias opciones y finalmente escogimos una por la zona de San Juan, con vistas al mar y piscina dentro de la urbanización.

Cuando íbamos a firmar los papeles de la compra, nos dijeron que contaba con un conjunto de servicios asistenciales… ¡GRATIS!

Estuvimos arreglando la casa todo ese verano, pero cuando llegó septiembre tuvimos que volver a la rutina: comprar libros, colegio de los niños, volver al trabajo… Y entre cumpleaños de los peques y competiciones deportivas, no pudimos volver hasta el verano siguiente.

Cuando en mayo del año pasado decidimos que pasaríamos todo agosto en la casa nueva, pensamos que necesitaríamos una ayuda extra para dejarla en condiciones. Fue entonces cuando nos acordamos de que nos regalaron bastantes servicios que podríamos aprovechar.

Llamamos para informarnos y nos confirmaron que podíamos solicitar la puesta a punto de la segunda vivienda. Seleccionaron a una persona que cuidó de nuestra casa la semana previa a nuestra llegada: limpió, abrió las cortinas, compró unas rosas preciosas para cada habitación, puso ambientadores en el salón y los baños y nos dejó una botella de cava de bienvenida ¡Todo fue a pedir de boca!

Ya hemos estado planeando las vacaciones de este año y contaremos de nuevo con este servicio. Es toda una tranquilidad saber que estará todo listo para nuestra llegada, y tenemos confianza plena en la persona que asistirá a echarnos una mano con la puesta a punto. ¡Si tuviéramos que volver a elegir, lo haríamos de nuevo!”

Marta, 36 años.

Consumidora de una empresa cliente de Alares que cuenta con nuestros servicios. Esto tiene doble beneficio: le facilitan la vida y le otorga un valor añadido a la compra.

¿Cuidamos de ti, de tu casa, de tu familia o de tus cosas?

Tienda alares

¿Cuidamos de ti, de tu casa, de tu familia o de tus cosas?

Así es. Carta a los reyes magos anticipada. El ritmo frenético de vida, las obligaciones, el estrés…nos dejan muchas veces sin tiempo. Si alguien lo vendiera, todo el mundo lo compraría. Pero como es un imposible, en Alares te lo ponemos en bandeja, para ti y para los tuyos.

¿Quieres salir a cenar con tu pareja y no tienes con quien dejar a tus hijos?

¿Te vas unos días de vacaciones y necesitas que una persona de confianza vaya a cuidar de tus padres mientras tanto?

¿Necesitas que te ayudemos con los preparativos de tu boda?

¿Te acabas de mudar y necesitas un manitas que te ayude a montar los muebles de tu nueva casa?

¿Quieres una comparativa de precios sobre suministros de luz y gas?

¿No tienes tiempo de ir al gimnasio pero quieres estar en forma y que un entrenador personal vaya a tu propia casa?

¿Te planchamos todas las camisas de la semana?

¿Quieres que un profesor acuda a tu casa para dar clases particulares de refuerzo a tus hijos?

¿Tu pareja está embaraza, pasa mucho tiempo sola, y te gustaría que tuviera un servicio de teleasistencia?

¿No tienes tiempo para hacer las gestiones administrativas que surgen a menudo?

¿Te organizamos las vacaciones?

¿Tienes una dolencia y necesitas que un fisioterapeuta te atienda?

¿Dudas sobre los efectos de un medicamento? ¿Quieres saber si lo que comes a diario es lo que tu cuerpo necesita? ¿Necesitas hacer alguna consulta legal?

¿Un familiar tuyo tiene una enfermedad y quieres una segunda opinión médica internacional sobre el tratamiento que está siguiendo?

¿Te facilitamos la vida?

 ¿Qué necesitas?

Tienda Alares 

Alternativa Residencia de Ancianos. Alares te Cuidamos en Casa

Alternativa a Residencia de Ancianos

Alternativa Residencia Ancianos. La Mejor Solución. Alares te Cuidamos en Casa. Las estadísticas dicen que 9 de cada 10 personas dependientes prefieren estar en su propio domicilio antes que en una residencia. Es por ello que dentro de todos los servicios asistenciales que prestamos, el servicio “Alares Te Cuidamos en Casa”, como alternativa a la Residencia de ancianos, es el socialmente más interesante y de mayor impacto. Es lo que cualquier persona dependiente desearía; y esa es nuestra misión, hacerles felices en su casa, que es donde quieren estar. Y para ello hemos desarrollado una metodología propia, probada y testada durante años, que denominamos  “Método Alares” de asistencia integral en domicilio, con supervisión total a los usuarios y cuidadores las 24 horas, los 365 días.

Ponemos uno o dos cuidadores permanentes en el domicilio, los que precise el usuario, las 24h, de lunes a domingo, día y noche y, además, podrá contratar con Alares todos los servicios adicionales de tratamientos especializados que necesite tales como fisioterapeuta, psicólogo, podólogo, peluquería y estética, enfermería y pequeñas curas, etc…todo lo que precise y a precios especiales.

Además, el servicio “Alares te Cuidamos en Casa”, alternativa residencia de ancianos, incluye siempre, para ser utilizado tanto por el Usuario como por el cuidador, lo siguiente:

TeleAsistencia Alares 24h. conectada a nuestra central de gestión de emergencias donde disponemos de todos los datos clínicos, médicos y de familiares del Usuario.
TeleFarmacia 24h. de medicamentos a domicilio.
miAsistente: Su Asistente Personal telefónico 24h. de Alares para gestionar en su nombre todo lo que precise: dar de baja un recibo, hacerle la compra por teléfono, avisar a un fontanero, adquirirle un libro, pedir cita con el notario, gestionarle trámites administrativos, …
Consultas telefónicas ilimitadas a médicos de familia, geriatras, psicólogos, dietistas-nutricionistas y expertos sociales. Informes periódicos a familiares de situación y evolución del Usuario. Etc.

Todo un mundo de servicios que hacen que la persona esté siempre atendida y, lo más importante, feliz.

La Alternativa a la Residencia de ancianos. Alares te Cuidamos en Casa


Encuesta Satisfacción Cliente: Ejemplo caso real

Personas Mayores Dependientes

Personas Mayores Dependientes

Queremos compartir con vosotros el cuestionario de valoración de un Usuario de Alares Te Cuidamos en Casa  que se ha beneficiado de los servicios necesarios para que una persona pueda tener la opción de permanecer en su domicilio habitual sin tener que ser internado en un centro de mayores para que las Personas Mayores y Dependientes puedan seguir viviendo en sus casas.

1. ¿Cómo ha encontrado o conocido nuestro servicio Alares Te Cuidamos?

Búsqueda en buscadores (Google, Yahoo, Bing…).
Redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest…).
Asociaciones
Artículo en blog.
Comparadores de compras.
Anuncio en medios (TV, radio, prensa).
Recomendación. ✓
No lo recuerdo.
Otros.

2. ¿Por qué se decidió a contratar  el  servicio Alares te Cuidamos? 

Precio del producto.
Por ser alternativa a la residencia. ✓
Buscaba ayuda a domicilio. ✓
El producto buscado no lo encontraba en otro lugar.
Recomendación de un amigo.
Por ver comentarios positivos en redes sociales y página web.
Me gusto la Información sobre el producto. ✓
Otros

3. ¿Está satisfecho con el servicio Alares Te Cuidamos en Casa?

Calidad. 9
Tiempo de inicio del servicio. 9
Funcionamiento. 9
Coincidencia con la descripción de la ficha de producto. 9
Otros

4. ¿Descríbenos  cómo es o ha sido su experiencia con el servicio Alares Te Cuidamos? ( valore del 0 al 9)

¿El proceso de pago ha sido fácil y transparente? 9
Si ha tenido dudas ¿se las hemos solucionado correctamente? 9
¿Se ha empezado el servicio en sus tiempos acordados? 9

5. ¿Se ha sentido bien atendido por el personal de Alares?

Deficiente
Regular
Normal
Bueno
Excelente ✓

6. ¿El seguimiento realizado sobre el servicio ha sido adecuado?

Deficiente
Regular
Normal
Bueno
Excelente ✓

7. ¿A quién recomendaría nuestro servicio?

A un amigo. ✓
A un familiar. ✓
A un conocido. ✓
No la recomendaría.

8. ¿Volvería a comprar algunos de nuestros servicios? – Con dos respuestas posibles: si/no.

Si. ✓
No.

9 ¿Cómo prefiere ponerse en contacto con nosotros?

Teléfono de atención al cliente. ✓
E-mail. ✓
Twitter.
Facebook.
Chat.
Otros.

¿Quieres conocer como funciona y que servicios proporciona Alares Te Cuidamos en Casa?

La Alternativa a la Residencia