Alares en las IV Jornadas la Comunicación del Valor

Mañana estaremos presentes en las IV Jornadas de Responsabilidad Social Corporativa LA COMUNICACIÓN DEL VALOR. Nuestra Directora General de Marketing y Comercial, Anna Maria Hurtado, presentará una ponencia muy interesante bajo el lema: «La diversidad de hoy es la innovación del mañana». A continuación, mostramos la entrevista que Anna ha hecho para La Comunicación del Valor y estamos deseando que la asistencia sea la máxima posible. ¡Os esperamos!

Alares repite participación en nuestras Jornadas. Y lo hace por lo innovador de su propuesta, el crecimiento que ha experimentado en los últimos años y la influencia que tiene su visión en el tejido empresarial español. ¿Tuviste ocasión de disfrutar de su ponencia en nuestras II Jornadas? ¡Pues este año Anna Maria volverá a sorprenderte! Disfruta de este estimulante adelanto.

¿Cómo vas a enfocar tu ponencia de este año?

La ponencia de este año se llama La diversidad de hoy es la innovación del mañana. Queremos poner en relieve el caso de éxito que estamos desarrollando en Alares en torno a la diversidad. Queremos trasladar a empresas y público general lo beneficiosa que es la gestión de la diversidad. Y expondremos casos de éxito concretos en los que esta buena gestión nos ha beneficiado a nosotros y a las empresas a las que prestamos servicio.

¿Cómo entendéis vosotros la diversidad?

Como un aspecto intrínseco al ser humano, en lo individual y en lo colectivo, que hemos de tomar en cuenta en todo momento si queremos mejorar y crecer. Todas las personas somos diversas y, además, existen diversidades que nos atraviesan y que se suman en lo que aportamos personal y profesionalmente. Piensa en una persona, por ejemplo, que tenga una discapacidad, sea mujer, de una etnia minoritaria, lesbiana y con más de cincuenta años. ¿Cuántas diversidades representa esa persona de manera transversal? Pues nuestro deber, como empresas responsables que gestionan la diversidad, es convertir todo eso en una fuente de oportunidades y de talento. Queremos hacer entender a la gente que contratar diversidad nos facilita infinitas oportunidades tener más beneficios y trabajar mejor, y realmente es así.

Actualmente contáis con un centro especial de empleo orientado a facilitarles a las empresas esta gestión de la diversidad, ¿cierto?

Sí, pero la diversidad en Alares va mucho más allá del centro especial de empleo. Obviamente, el centro especial de empleo es muy representativo y allí ves de primera mano lo beneficioso que es un equipo diverso bien gestionado. La gente llega una hora antes para poder desayunar o almorzar con los compañeros del otro turno, hay un ambiente laboral increíble y contamos con multitud de soluciones centradas en las personas que hacen que estas personas rindan mucho más y sean muchísimo más felices. Pero, insisto, no hace falta tener un centro especial de empleo para necesitar esa gestión de la diversidad, implantarla y fomentar y aplicar buenas prácticas.

Probablemente más de una persona nos esté leyendo y esté pensando en el centro de empleo o en la empresa de trabajo temporal que la ha contratado y vea demasiadas diferencias entre lo que experimenta cada día y la buena gestión. ¿Qué le dirías a esa persona?

Que el futuro es diverso o no será, que el futuro es responsable o no será y que el futuro es de quienes ponen a las personas en el centro. Las empresas que tarden en adoptar buenas prácticas se quedarán atrás y desaparecerán. Fíjate que las tendencias de mercado están cambiando, tenemos muchos sectores diferentes. Los millennials y la generación zeta están impulsando ese cambio. Por un lado, el mercado nos está pidiendo que hagamos cosas distintas y que innovemos. Por otro lado, los propósitos de las empresas referentes van orientándose hacia la responsabilidad, la sostenibilidad y el cuidado de las personas. ¿Por qué? Pues porque solo así se aseguran la permanencia en un mercado tan competitivo y globalizado como el actual. Hay luz al final del túnel para todas aquellas personas que aspiran a formar parte de empresas que hacen las cosas bien.

¿Y qué le dirías a las empresas que siguen ancladas en las gestiones, jerarquías, imposiciones y limitaciones del siglo pasado?

¡Probad! Las nuevas generaciones vienen pegando fuerte y con ganas de cambiarlo todo y atreverse. Dejad hacer a esas nuevas directivas. Confiad y probad. Empezad con pequeños cambios que podáis controlar y poco a poco, pero hacedlo. Si queréis seguir en el mercado tenéis que escuchar a las personas y buscar su satisfacción. Vuestros clientes son personas y vuestros empleados y proveedores también. Y todas estas personas son diversas.

Dale tres motivos a quien está leyendo ahora esta entrevista para asistir a las Jornadas

Ven a las Jornadas si de verdad quieres innovar en el entorno laboral en el que te mueves. Ven a las Jornadas si quieres liderar el mercado, ya que los cambios y las ganancias disruptivos pasan por adoptar iniciativas transformadoras. Ven a las Jornadas si quieres estar al tanto de las últimas tendencias y de lo que está pasando ahora mismo en el mundo empresarial español.

Nosotros te damos un cuarto motivo: ven a las Jornadas a disfrutar de la ponencia de Alares y conocer en vivo y en directo a Anna Maria Hurtado.

Nos vemos mañana.


Jóvenes con discapacidad, más capacitados que nunca

La mayoría de millennials con discapacidad considera que su situación refuerza sus valores

A pesar de ser una generación más preparada y de haber aumentado las tasas de empleo con respecto a años anteriores, los datos de contratación de jóvenes con discapacidad aún deben mejorar.

Según el informe “Millenials con Discapacidad, motor del futuro” elaborado por la Fundación Adecco y por JYSK, el 72% de los encuestados cree que contar con una discapacidad refuerza en gran medida valores profesionales. Cualidades como la constancia, el esfuerzo y la resistencia a la frustración. Y a pesar de esta creencia, el 60% piensa que no encontrará trabajo en menos de un año. De hecho, el 35% de personas con discapacidad que pertenecen a la generación millennial son desempleados de larga duración, lo que explica el pensamiento pesimista de éstos.

La tasa de paro de los jóvenes con discapacidad es 32 puntos más alta que los que no tienen discapacidad

Los datos extraídos del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo de la Fundación ONCE demuestran que todavía hay que luchar por introducir a las personas con discapacidad al mercado laboral. Solo en la Comunidad de Madrid, hay registrados desde enero de 2016 hasta junio de 2018, un total de 20.000 personas con discapacidad en situación de desempleo. De 60.100 ocupados, los contratos que se realizan a menores de 25 años son 2.782.

En todo el país, hay 1.840.700 personas con discapacidad en edad de trabajar (de entre 16 y 64 años), lo que supone un 5,9% de la población total. El estudio también nos ofrece la tasa de paro de personas con discapacidad, que es del 28,6%, del cual el colectivo joven representa el 4,9%.

Cada uno de estos datos refuerza la idea de que, a pesar de seguir avanzando en materia de empleo para personas con algún tipo de discapacidad (independientemente del porcentaje de ésta), hay que seguir luchando por hacer comprender a la sociedad que más allá de la discapacidad, está la capacidad de cada persona. El colectivo joven todavía precisa de apoyo para introducirse al mercado laboral y aún queda mucho por hacer para que las empresas se den cuenta de que el futuro también se encuentra en ellos. Contratar a personas con discapacidad o externalizar sus servicios confiando en un Centro Especial de Empleo es una apuesta segura para contar con trabajadores y trabajadoras comprometidos.

Nuestros trabajadores son el activo más importante

El Centro Especial de Empleo Alares Social es la compañía líder en la prestación de Servicios Socialmente Responsables. La plantilla que lo compone está formada, en su mayoría, por personas con discapacidad, y proporcionan servicios como Outsourcing y Externalización de Procesos (Administrativos, logísticos, comerciales de producción…), Contact Center y CRM, Gestión de Servicios Asistenciales para la Conciliación Personal y laboral de los Empleados de las empresas, Gestión e Impartición de Formación Bonificada y Formación en Idiomas dentro de las empresas.

En Alares Social tratan continuamente de mejorar la productividad de las empresas, pero ante todo tienen un objetivo claro: su satisfacción empresarial está orientada a las personas. Ayudan a sus empleados a desarrollarse personal y profesionalmente. Continuamente adaptan todos los programas de Atención Personal, trabajando el desarrollo y futuro profesional del, con el objetivo último de mejorar la calidad de vida de nuestros empleados.

Pero no solo vale decirlo. También hay que demostrarlo.

Con motivo de la semana de la felicidad, que se celebra del 18 al 22 de marzo, en Alares Social se han preparado un conjunto de actividades que se están desarrollando a lo largo de estos días.

Hoy, por el Día Internacional de la Felicidad, han preparado un cartel de bienvenida, ofrecido fruta fresca y galletas y contado con los «gerentes de la felicidad», personas que han recibido a los empleados como si fuera su primer día de trabajo, reviviendo así la experiencia. Posteriormente han decidido los objetivos que se marcarán a partir de este momento con el compromiso de cumplirlos en el día a día, entre los que han destacado sonreír más y hacer felices a los compañeros.

Además de este día tan divertido, se han preparado otro tipo de acciones como murales, la búsqueda del niño interior, compartir pensamientos con compañeros, ser felices todos unidos o dibujar con pintura de dedos, entre otros.

Todas ellas han tenido una gran acogida y estamos seguros de que, las que quedan por hacer, tendrán el mismo éxito que hasta el momento. Los empleados están colaborando, participando y son felices en su lugar de trabajo.

¿No crees que esto es lo que realmente aporta valor a las personas? Desde luego que, esta semana, en Alares Social las sonrisas son las protagonistas.

Fundación Alares y Alares Social XII Feria de Empleo

Los próximos días 27 y 28 de marzo se va a celebrar la XII Feria de Empleo para Personas con Discapacidad en IFEMA- Feria de Madrid, en horario de 10:00 a 19:00 horas. 

Un año más, Fundación Alares y Alares Social van a estar presentes en la misma. Ambas entidades estarán dispuestas a recibir los CV de todas las personas que busquen empleo, aclararán cualquier tipo de duda y harán entrevistas directas, acortando así plazos de tiempo y desplazamientos. Todos los interesados tendrán la oportunidad de entrar en el proceso de selección para poder acceder a un puesto laboral que abogue por la igualdad y la diversidad.

Nos gustaría recibir y escuchar en el stand a todos los candidatos que tengan interés en conocernos y comenzar a trabajar con nosotros. El objetivo es incorporar los mejores talentos a ambas plantillas, sin discriminar ningún tipo de perfil, para así poder asegurarles un futuro laboral.

En el año 2018, 32 personas fueron contratadas gracias a esta feria, continuando así con su crecimiento laboral.

Los perfiles que más demandamos en 2019 son:

  • Venta telefónica
  • Teleoperador de recepción
  • Auxiliar de caja/banca a nivel Nacional
  • Recepcionistas y gestores de Atención al Cliente con idiomas
  • Personal de Limpieza
  • Dependientes

El evento está organizado por la Dirección General Servicio Público de Empleo, que trata de impulsar la igualdad y facilitar el acceso al mercado laboral a todos los colectivos, trabajadores que quieren mejorar su situación laboral y desempleados que buscan un empleo.

Además de Fundación Alares y Alares Social, otras entidades como asociaciones, empresas, centros especiales de empleo… ofrecerán puestos de trabajo vacantes en sus diversos entornos laborales. De este modo, los visitantes tienen la oportunidad de conseguir un empleo o mejorar sus condiciones actuales.

¡Estamos deseando conocerte!

La pieza fundamental en Alares Social

Social

Blanca trabaja en Alares Social desde hace dos años y en su trayectoria ha desempeñado varias funciones relacionadas con Atención al Cliente. Hoy en día atiende las llamadas telefónicas que necesitan información.

Tiene una personalidad muy dinámica y activa, por lo que valora mucho que su trabajo le permita canalizar esa dinamicidad.

“Alares ha aportado a mi vida una transformación de 180 grados”. Según Blanca, el sentirse acogida y apoyada por sus compañeros del Centro Especial de Empleo ha logrado que pase de ser una persona triste e insegura, a ser divertida y ocurrente.

Le gusta alegrar el día a día en la oficina y hacer reír a sus compañeros. Tanto es así, que es capaz de cualquier cosa por sacar una carcajada. Además, esa ocurrencia que dice que ha florecido en ella desde que trabaja en Alares Social, le lleva a compartir sus ideas con sus coordinadores.

No solo se esfuerza por hacer su trabajo eficientemente y por traer la alegría a la oficina, sino que además propone todas las ideas que se le ocurren que pueda mejorar al resto. “Creo incluso que han creado un filtro que los lleva todos a una carpeta llamada Blanca Esperanza-Spam, porque mi mente es incapaz de dejar de pensar y aunque alguna vez esas ideas han sido tomadas en cuenta”.

La verdadera afición de Blanca: los Puzzles

Aparte de su trabajo en el Centro Especial de Empleo, otra ocupación que le apasiona es ayudar a las personas y hacer Puzzles. A través de AEPUZZ (Asociación de España de Puzzles), de la que es miembro fundador y forma parte de la Junta de Gobierno, lleva a cabo su mayor afición junto con sus compañeros.

En la asociación hacen Puzzles de más de 30.000 piezas y se mueven por los campeonatos de España y por los encuentros que realizan. Se reúnen unas 70-80 personas y repartiendo las piezas trabajan en equipo para lograr colocar hasta la última pieza.

Lo mejor de puzzlear, según Blanca, es conocer gente, viajar y competir. En los últimos meses ha tenido que tomar bastante medicación, pero su talento sigue latente.

“Me siento muy feliz con esta afición he aprendido que todos en algún momento encajamos en algún sitio y el mío es sin dudarlo Alares CEE”.

Una historia de cine en Alares Social

Alares Social

Alares Social

Emilio trabaja en Alares Social Centro Especial de Empleo desde hace más de dos años. Se ocupa de atender llamadas de clientes que buscan teléfonos de particulares o empresas, de gestionar temas relacionados con el DNI, hacienda, Seguridad Social, y un largo etcétera.

Destaca de su trabajo la destreza y rapidez que tiene que aplicar para poder responder a las necesidades de los clientes de manera efectiva.

El talento oculto de Emilio

Pero el trabajo de Emilio no se queda ahí. En el CEE de Alares Social trabajan muchas personas que guardan talentos y aficiones ocultas, y él es un claro ejemplo.

Nuestro protagonista estudió Cine en el TAI (Centro Universitario de Artes) de Madrid. Ha realizado varios cortometrajes durante su formación y por cuenta propia. Con Seas quien seas ganó un premio en el Festival de la Universidad de Alcorcón en 1998.

Tras muchos esfuerzos y frustraciones, Emilio creó Los desconfiados , un cortometraje que realizó junto con personas que compartían sus intereses.

En numerosas ocasiones intentó darle visibilidad a la industria del “pequeño cine”, pero ante la dificultad de hacerlo y viendo que sus guiones iban a perderse, decidió convertirlos en relatos. Por fin, en 2013 vio sus esfuerzos convertidos en frutos: su primera publicación llamada Garabatos en una pequeña editorial. Más tarde viviría la experiencia de presentarla en la FNAC situada en la Calle Callao, en Madrid.

Otro logro del que Emilio se siente orgulloso es un concurso que hizo Ediciones de la Torre, donde han publicado escritores como Benito Pérez Galdós, Miguel de Cervantes o Charles Dickens, y el cuál ganó.

Hoy en día Emilio dedica el tiempo libre que tiene a escribir su propia novela, pero sin duda la mayoría del tiempo se lo llevan los dos propósitos más importantes de su vida: Ahora mismo tengo dos proyectos: uno se llama Iván y tiene 9 años y el otro se llama Mario y tiene 7”.

Fundación Alares participa en el libro la comunicación responsable

Es una guía para impactar con las mejores campañas de RSC publicada por loquenoexiste.

El nuevo título de la editorial LoQueNoExiste incluye 36 casos prácticos de campañas y comunicación de empresas e instituciones de todos los sectores y ámbitos, entre ellas Fundación Alares con la iniciativa Reparte Flores, así como un informe realizado por la Universidad CEU San Pablo sobre la Comunicación de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

“La comunicación positiva, participativa y ética es la herramienta imprescindible para liderar, transformar la sociedad y lograr un crecimiento económico sostenible”. Esta es la conclusión principal extraída de la lectura de los 36 casos prácticos, narrados en la obra colectiva Comunicación responsable, editada por el sello ‘LoQueNoExiste’ y promovida por la consultora Medialuna. El libro se ha presentado en la sede de la Comisión Europea de Madrid, en un evento en el que se dieron cita relevantes profesionales, docentes y expertos del sector de la comunicación y de la Responsabilidad Social en nuestro país.

Entre los casos referidos se encuentra la campaña Reparte Flores.

Desde Fundación Alares, y con motivo del Día Internacional de Personas con Discapacidad quisimos llegar con nuestro mensaje a favor de este colectivo al mayor número de personas y desarrollamos una campaña bajo el lema Reparte flores. El concepto nace de la idea de que cada pétalo de la flor de nuestro logo representa a una discapacidad diferente.

El desconocimiento y la falta de adecuación entre los perfiles que se demandan y los puestos ofertados, junto con los estereotipos existentes respecto a la discapacidad, son algunas de las limitaciones con las que se encuentran las personas con discapacidad cuando intentan acceder al mercado laboral o tener una inclusión plena en la sociedad.

Un firme compromiso con la integración social y laboral

En Alares estamos comprometidos con la inclusión sociolaboral de las personas con discapacidad. El 48 % de nuestra plantilla posee alguna discapacidad y contamos con un Centro Especial de Empleo, Alares Social, donde el 90 % de personas que lo integran poseen alguna minusvalía. Materializamos este compromiso destinando el 5 % de nuestra facturación a crear empleo con discapacidad y el 25 % a impulsar proyectos de carácter social, contribuyendo así al desarrollo para personas en situaciones especiales y proyectos de autoempleo.

Todas las compañías tenemos la responsabilidad de romper con las barreras existentes que impiden normalizar la contratación de este colectivo. Por desgracia, nuestra realidad se sigue cuestionando si una persona con discapacidad puede realizar el mismo trabajo que una persona que no la tiene cuando, en realidad, nuestra experiencia nos dice que el primer grupo desarrolla el trabajo con un nivel de compromiso notablemente mayor que el segundo. Los trabajadores con discapacidad aportan mejoras en la calidad del ambiente laboral y aumentan el compromiso del resto de los empleados. Incorporar a personas con talentos diversos solo puede ser sinónimo de éxito empresarial. Muchas empresas están perdiendo un enorme potencial por no advertir este hecho.

La apuesta de Alares es clara y firme: trasladar a toda la sociedad que es necesaria una inclusión real, plena y efectiva, llamando la atención a las empresas para romper con los tabús que hay generados en torno a este tema. Estamos convencidos de que la inclusión social pasa en gran medida por la integración laboral. Aunque hay avances, todavía existen muchas dificultades que tenemos que sortear para seguir mejorando.

Es necesario consolidar las buenas practicas en RSC

Esta es una parte del caso que se puede leer al completo en el libro Comunicación responsable. En él,queda patente la necesidad de consolidar las buenas prácticas en la RSC y de crecer en su comunicación, “una asignatura pendiente” según se desprende de la radiografía y diagnóstico realizados por un equipo multidisciplinar de la Universidad CEU San Pablo, “aún queda mucho por hacer para comunicar bien lo que hacemos por la sociedad porque, de otro modo, el esfuerzo es importante pero el impacto es mínimo”.

La Comunicación de la RSC debe superar, según indica el informe, la desconfianza sobre la auténtica relevancia informativa de ciertos contenidos relacionados con la Responsabilidad Social. Términos como whitewashing y greenwashing se utilizan para cuestionar los contenidos de RSC de las empresas e instituciones. “La transparencia informativa y la comunicación responsable” son imprescindibles para defender la veracidad de las acciones y contenidos de RSC, apunta el Informe.

Comunicación responsable, publicado por LoQueNoExiste en beneficio del Observatorio de la Comunicación y Acción de Comunicación Responsable (OCARE) -entidad sin ánimo de lucro-, se puede encontrar en las librerías de toda España y en la web de la editorial.

Historias con alma y lucha personal

Centro especial de empleo

Centro especial de empleo

Antonia Hernández lleva 5 años trabajando en el Centro Especial de Empleo Alares Social, y tiene discapacidad  en diferentes partes de su cuerpo. Se encarga de la gestión de llamadas para buscar información para clientes.

Antes de su enfermedad, la seleccionaron en una conocida marca de juguetes porque desprendía alegría.  Pero después, ya con un certificado del 60% de discapacidad, acudió a una entrevista donde, según Antonia, no la hicieron sentir cómoda. A pesar de ser totalmente válida para el puesto de trabajo, parecía que tenía que agradecer que la contrataran: “en las empresas que no conocían mi discapacidad, una vez se enteraban, el trato cambiaba por completo, pues asociaban mi discapacidad a bajas, exigencias… pero en mi vida solo he tenido dos bajas importantes”.

Tras esta experiencia no es de extrañar que sus comienzos en Alares estuvieran rodeados de inseguridades: “sentía desconcierto, porque no comprendía como sin conocerme, una empresa como esta apostaba por mí y me apoyaba… me hicieron sentir importante”.  El primer proyecto que desempeñó Antonia fue un programa piloto en el que puso mucho empeño, y cuando finalizó, se dio cuenta de que había aprendido una serie de técnicas y habilidades que más tarde aplicaría a todos los proyectos de los que se ha encargado. Además, Antonia destaca de Alares la facilidad que da para pasar de una campaña a otra teniendo en cuenta la situación que vive en cada momento: “no podemos olvidar que tengo una discapacidad que me ha hecho pasar por varias recaídas, pero no han supuesto impedimento ni para mí, ni para Alares Social”.

Cinco años de constancia y superación

Antonia asegura que, debido a la situación que ha vivido y a su experiencia, ha adquirido una serie de valores como la constancia y la superación, que las empresas ordinarias no son capaces de ver, pues relacionan una discapacidad con productividad baja.  En Alares Social se han ocupado de reforzar estas cualidades y de ayudar a Antonia a estar motivada. De hecho, lo que ella destaca de esta empresa es que le hace sentir útil y necesaria, y la define como “su terapia”.

Por todo esto, la trabajadora de Alares anima a las empresas a que sean capaces de ver que las personas con discapacidad siempre intentan dar la mejor versión de sí mismas, y si además de verlo son capaces de potenciarlo, los resultados positivos están asegurados.

Y a las personas con discapacidad, les pide que no vean la discapacidad como un hándicap: “los animo a que se acerquen a Alares Social, que aquí potencian capacidades de cada uno y verdaderamente nos hacen crecer como profesionales y como personas”.

 

Confiar en las capacidades de las personas por encima de la discapacidad

Alberto tiene 33 años, es graduado en Sociología y trabaja en Alares Social Centro Especial de Empleo.

En su adolescencia sufrió un accidente y su movilidad se vio reducida, llegando a tener un 45% de discapacidad física. Alberto hizo frente a este obstáculo y continuó con sus estudios, preparándose así para el mundo laboral.

Tras graduarse en la Universidad acudió a varias entrevistas de trabajo, pero no consiguió ninguna oportunidad.

Su discapacidad siempre ha estado en punto de mira en la empresa ordinaria.

La falta de conocimiento y el miedo es lo que hace que muchas organizaciones no apuesten por el talento y, en vez de ver competencias, vean discapacidades. Detrás de una persona con discapacidad, hay una serie de valores, que otra persona sin discapacidad puede que no tenga.

Hay lucha, esfuerzo, coraje, y superación. Hay compromiso. Y hay una actitud que no se plasma en el curriculum y que es ciega porque todos los ojos se centran en mirar la propia discapacidad.

Porque aunque suene duro, a la sociedad le queda mucho por avanzar para adaptarse a todas las discapacidades que existen hoy en día.

Son personas que de por si, viven con limitaciones, y no es justo que sea la empresa quien le ponga una barrera más. En Alares luchamos por que se apueste por una única condición: el potencial de la persona en sí. El 90 % de nuestra plantilla posee algún tipo de discapacidad. Cada persona que conforma ese 90% cuenta unos niveles de esfuerzo, exigencia, y calidad que son parejos al de cualquier persona que no tiene discapacidad. De hecho, en Alares Social, no nos gusta hablar de discapacidad, porque nadie somos capaces de todo, tengamos discapacidad o no. Nos gusta hablar de diferentes capacidades.

Es importante que la empresa tome conciencia de que no solo va a tener  ventajas fiscales, deducciones y subvenciones

Va a tener una mayor implicación de su plantilla, porque el esfuerzo se contagia. La superación se contagia. La pasión por el trabajo se contagia. El 90 % de la plantilla de Alares Social llena cada unos rincones del Contact Center con esos valores.

En Alares Social, contratamos a perfiles muy cualificados, que llevan labores de dirección, selección, coordinación de equipos, sin importar su discapacidad. Alberto, es coordinador del área de atención al cliente. Tiene a su cargo a un equipo de 20 personas, quienes a diario atienden las miles de solicitudes que les llegan de todos los clientes que tienen los servicios de Alares.

En Alares Social gestionamos todos los servicios que presta Alares. Cuando una persona hace una llamada, no va a valorar si quien le atiende tiene discapacidad o no.  Va a valorar a atención y la eficacia con la que su petición es gestionada y el tiempo en el que la misma ha sido resuelta.

En eso Alares Social se lleva el sello en la excelencia. Hemos recibido varios premios por la excelencia en la atención al cliente, por la eficacia en la gestión de procesos.Nuestros servicios son los mejor valorados por nuestras empresas clientes, y nuestra cartera, compuesta de grandes empresas y pymes, demuestra que apostar por las personas con discapacidad es rentable para todos.

Apoyar la sociedad, aumentar la competitividad y cumplir la ley: todo es posible contratando un CEE

Las empresas que confían en un Centro Especial de Empleo adquiriendo servicios de Outsourcing aportan un gran valor a la sociedad. Con ello, ayudamos a la integración de personas con discapacidad en el mercado laboral. Además de la Atención al Cliente, las compañías pueden dejar en sus manos otros servicios como los de consultoría, de recepción, de actividades logísticas, y un largo etc. Prestaciones que serán gestionadas por profesionales más que cualificados.

Al desprenderse de áreas que no forman parte de su Core Bussiness, las organizaciones tienen la oportunidad de dedicarse a las líneas estratégicas de su negocio. Aumentan de esta manera la calidad del servicio que dejan a cargo de profesionales y su competitividad en el mercado.

Al mismo tiempo, colaborando con un Centro Especial de Empleo, cumplen directamente con la Ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, ya que computa como una compra responsable.

Esta es sólo una pequeña parte de todo lo que el Centro Especial de Empleo de Alares puede ofrecerte. Los mejores profesionales como Alberto, cuidan de tu negocio tanto como lo haces tú.

 

Alares Social pone en marcha el programa Desarrolla_T para contratar perfiles sin experiencia y de difícil incorporación al mercado laboral

 

El Centro Especial de Empleo Alares Social, integrado por un 90 % de personas con discapacidad, ha puesto en marcha el programa Desarrolla_T con el fin de dar la oportunidad de acceder al mercado laboral a personas que, a pesar de que tienen una buena formación académica, su grado de discapacidad les impide acceder a un puesto de trabajo.

En Alares Social confían en las capacidades de las personas, sea cual sea su discapacidad.

De esta máxima, nace Desarrolla_T, un programa del Centro Especial de Empleo Alares Social, dirigido a grandes discapacidades que necesitan ayuda de terceras personas para el día a día.

El mercado de trabajo de las personas con discapacidad las personas de 25 a 44 años acumulan la mayor parte de la contratación (53%) y, en referencia al tipo de discapacidad declarada, cerca del 62% son personas con discapacidad física. Sin embargo, en el momento que dicha discapacidad supera el 65 % y la persona tiene movilidad reducida los datos de contratación son muy bajos, casi inexistentes.

El objetivo de este programa es potenciar e incrementar la autonomía, integración y empleabilidad mediante una intervención global con la persona.

Durante la vigencia del programa, la contratación es directa, dotando de las herramientas necesarias para el éxito de la incorporación al mercado ordinario, una vez finalizado el mismo.Los perfiles que ya se han incorporado cuentan con un porcentaje de discapacidad superior al 65% de discapacidad física. Necesitan de la ayuda de terceras personas para las actividades básicas de la vida diaria, poseen buena cualificación profesional y no tienen experiencia previa.

Si bien es cierto que la tasa de acceso al empleo, ya sea en empresas ordinarias, o empleo protegido de las personas con discapacidad física es superior, en los casos de grandes discapacidades físicas en las que es necesario de un tercero para desarrollar las actividades de la vida diaria, es muy inferior, incluso comparándolo con discapacidades intelectuales o mentales.

En principio, esta primera fase del programa incluye 10 contrataciones, donde los perfiles ocuparán puestos adecuados a su cualificación y/o potencialidad.

De igual modo, el Centro Especial de Empleo está trabajando con empresas clientes para extender el programa y que éstas incorporen este tipo de perfiles en sus plantillas. “Solo si apostamos por la inclusión de todo tipo de discapacidades en el mercado laboral conseguiremos la inclusión social y laboral plena.» «La única manera de convencer a las empresas, es a través del ejemplo“, explica Beatriz Coleto, Coordinadora General del Centro Especial de Empleo.