Record de absentismo laboral en España: ¿cómo evitarlo?

Durante 4 años consecutivos, la ausencia al puesto de trabajo por parte de los empleados y de las empleadas no ha hecho más que aumentar. Según el último informe elaborado por ADECCO, entre los años 2014 y 2017 la cifra de personas que faltan a su cargo aumentó en total un 21%, y hoy en día hemos alcanzado el máximo histórico desde el 2007, llegando al 5’1% de horas no trabajadas de manera injustificada.

Según el estudio, solo año pasado, este fenómeno les costó a las empresas españolas 75.449 millones de euros.

Las tasas más altas de absentismo se dan en el sector servicios, con un 5,1%, seguido del ámbito de la industria y de la construcción.

La gamificación como herramienta contra el absentismo

Utilizar una dinámica de juegos en el ámbito corporativo tiene una gran lista de beneficios. No solo aumenta la productividad de los trabajadores y de las trabajadoras, si no que crea un ambiente laboral de compañerismo y de bienestar, reduciendo considerablemente el porcentaje de absentismo laboral.

Según el último estudio elaborado por el National Center for Biotechnology Information (NBCI) de EE.UU., la gamificación en el entorno laboral mejora los resultados de las empresas hasta en un 20% y aumentar el compromiso de los trabajadores en un 30%. Además, está demostrado que reduce la rotación de personal en un 78%, por lo que es una opción más que consolidada para retener talento.

Todos estos datos explican los resultados del estudio de Deloitte, que revela que el 25% de las compañías incluirán dinámicas de este tipo en los próximos años.

Para que esta táctica funcione, deben estar implicados desde la dirección de la empresa, hasta el departamento de recursos humanos. De esta manera, el entusiasmo y la participación se transmitirán a los colaboradores a quienes va dirigida.

Cómo implantarla en el sector servicios: el Contact Center del CEE de Alares ya lo hace

Desde el momento en el que se realiza la entrevista de trabajo, el Centro Especial de Empleo de Alares pone en marcha en su Contact Center un conjunto de dinámicas con el objetivo de aumentar la productividad de los trabajadores y trabajadoras y ofrecer un servicio diferenciado al de los Contact Center tradicionales.

Para lograr la continuidad de la consecución de estas metas, el proceso se da desde la formación hasta la incorporación al puesto del empleado o empleada. De esta manera, mejora el desarrollo del trabajo, sacando lo mejor de cada uno.

Estas actividades se implantan tras decidir a través de reuniones, cual es la evolución y los objetivos del servicio en concreto. Tras este análisis, se deciden qué juegos son los más indicados para tener un mayor impacto en la plantilla y acelerar su motivación para lograr las metas establecidas.

¿Qué significa esta metodología para los empleados y empleadas?

Analizando sus áreas de mejora, y reforzando sus puntos fuertes, los agentes tienen presente en qué puntos tienen que centrarse de su labor en el Contact Center. Los juegos ayudan a que su motivación para conseguir los objetivos no decaiga, y el reconocimiento por parte tanto de sus responsables como de sus compañeros lo definen como realmente gratificante.

Los juegos que más gustan son aquellos que implican la integración grupal y de todos los agentes. Además de romper la rutina y aumentar el compañerismo, los participantes aceptan que mejora su desarrollo profesional y que aprenden algo en cada juego que se lleva a cabo, ya sea sobre sí mismos en cuanto a fortalezas y debilidades, o sobre conceptos externos relacionados con su ámbito de trabajo.

Para el departamento de recursos humanos, esta herramienta ha sido clave para desarrollar todo el potencial, talento y compromiso de los colaboradores. Tanto es así, que se han conseguido con eficacia objetivos relacionados con resultados de campañas, ventas y fidelización.

 

 

El 43% de las personas con discapacidad que trabajan en Alares Social, lo hacen de manera estable y con contratación indefinida

Alares Social_

El Centro Especial de Empleo (CEE) Alares Social responde a su finalidad social, ofreciendo empleo de calidad a las personas con discapacidad, gracias a una formación continuada, facilitando su desarrollo social y profesional y aportando una autonomía que les permite ejercitar sus derechos.

El CEE además ofrece a las empresas ventajas sociales, comerciales, económicas y legales.

Alares Social cuenta en su plantilla con un 90 % de personas con discapacidad, de las cuales, un 43 % tienen un contrato indefinido. Autonomía económica, mejora en la calidad de vida, independencia familiar, desarrollo y futuro profesional, es lo que obtiene una persona con discapacidad al incorporarse al mercado laboral.

Con estas condiciones de trabajo óptimas, el CEE apuesta por la la inclusión plena de las personas con discapacidad en nuestra Sociedad.

Sin embargo, no solo la propia persona resulta beneficiaria, sino que la inclusión redunda numerosos beneficios. Refuerza la economía de los aspectos intangibles como es la reputación empresarial, ya que la empresa proyecta unos valores que los clientes perciben, tales como confianza, compromiso e innovación.

Beneficios de la contratación de personas con discapacidad

A nivel laboral, los equipos de trabajo diversos, generan un clima marcado por el esfuerzo, perseverancia y superación e impulsan, a su vez, valores de aceptación y no discriminación.

El ROI que recibe la empresa, no solo se traduce en ventajas económicas, sino que mejora su Imagen reputacional y se produce un Impacto inmediato en productividad, mejorando notablemente los indicadores de éxito de cada empresa.

A nivel legal, cualquier empresa que cuenta con más de 50 trabajadores tiene que contratar, como mínimo, a un 2% de personas con discapacidad. Las empresas, que de manera excepcional no pueden contratar ese porcentaje, se pueden acoger a medidas alternativas y hacer compra responsable a Alares Social, contribuyendo así a la creación de empleo de personas con discapacidad, ya que es el propio CEE quien emplea a estas personas. Además, cumplir con la ley, permite a las empresas presentarse a concursos públicos o recuperar el aval que había entregado. De igual modo, superando el 2% de contratación obligatorio, a igualdad de precios, la organización tiene preferencia en un concurso público.

A nivel social, se consigue de manera transversal, la igualdad real de oportunidades, la inclusión de las personas con discapacidad, y las administraciones públicas se ven beneficiadas con el consiguiente ahorro en materia de desempleo.

Cualquier empresa puede contribuir a la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad

En línea con el compromiso que tiene con la Sociedad, Fundación Alares, entidad que promueve Alares Social, Centro Especial de Empleo, ofrece orientación sin compromiso, asesoramiento técnico y ayuda en todo lo que cualquier empresa necesite para para cumplir con la ley, ya sea facilitándote personas con discapacidad para su contratación en la propia empresa o a través de Medidas Alternativas a la contratación directa a realizar con Alares.

En Alares Social prestamos servicios de Outsourcing o Externalización en los que gestionamos íntegramente procesos intensivos en personal de las empresas e instituciones y que desarrollamos mediante personas con discapacidad desde nuestro Centro Especial de Empleo. Estos servicios pueden ser desde la gestión de servicios asistenciales a los empleados (Plan Conciliación Alares 360º), la gestión de la Formación e impartición de la misma, servicios de Contact Center, externalización de Procesos y actividades Intensivas en Personal, hasta servicios para la Captación y Fidelización de Clientes.