El futuro de tus hijos es fundamental

Cada vez se ven más casos de adolescentes a los que les cuesta alguna asignatura, tienen déficit de atención y concentración, poco tiempo libre para hacer sus deberes e incluso rehúsan los estudios.

Según los datos y cifras del curso escolar 2018-2019 ofrecidos por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, España es el segundo país de la Unión Europea con el porcentaje de población de 18 a 24 años más alto que no ha completado el nivel de Educación Secundaria y tampoco continúa estudiando.

5 medidas que podemos tomar para tratar de evitar el abandono escolar:

  • Escuchar sus problemas. En ocasiones, sus dificultades van más allá que dedicar muchas horas al estudio. Tal vez hayan tenido algún contratiempo con sus compañeros o, incluso, con profesores del centro.
  • Valorar sus necesidades. Puede ser que hayan encontrado barreras y estén bloqueados con la asignatura que más les cuesta. En este caso, quizá necesiten ayuda externa especializada que les ayude a no desmotivarse.
  • Crear hábitos de estudio. Hay que tener en cuenta que no se trata de dedicar muchas horas al estudio, sino que las que se destinen sean eficaces. Disponer de un lugar silencioso y apropiado y aprender técnicas de estudio son factores imprescindibles.
  • Evitar las distracciones. Las nuevas tecnologías causan muchos descuidos y faltas de concentración. Es importante mantenerlos alejados de aquello que llama su atención.
  • Establecer otras rutinas. No todo es estudiar, también deben disfrutar de su tiempo libre cuando sus deberes estén completados y sus exámenes preparados. Hacer deporte, ir al cine o dar un paseo les vendrá bien para desconectar del colegio.

Adelántate a sus dificultades.

Muchas veces tenemos demasiadas ocupaciones: el trabajo, ir a la compra, el cuidado del hogar, una cita con el médico… y poco a poco nuestro tiempo se ve reducido, dedicando menos horas de las que nos gustaría a los nuestros.

¿Sabes que tu hijo puede progresar? ¿Tener éxito en sus estudios y todo un futuro por delante? Nosotros confiamos en ello. Con un profesor a domicilio podrás conciliar tu vida laboral y familiar y contar con una ayuda extra cuando lo necesites para que los tuyos estén siempre atendidos.

Paula y Bruno vuelven a la rutina

Ya se acaba el verano, así que toca empezar un nuevo curso escolar y regresar al trabajo. Tanto nuestros hijos como nosotros debemos adaptarnos al nuevo ritmo, pero vemos septiembre como una oportunidad para gestionar mejor el tiempo.

Es un mes complicado: volvemos a la jornada completa mientras que los niños aún no tienen colegio por las tardes, hay que comprar material escolar, renovar armarios, decidir a qué actividades extraescolares les vamos a apuntar, conseguir que se acuesten pronto… Y todo ello sin dejar de lado muchas otras ocupaciones que tenemos.

Este año hemos encontrado la solución para que todo sea más llevadero. Estamos seguros de que así todo va a ser más fácil:

Como queremos ahorrar en material escolar, hemos reutilizado todas las cosas que todavía son útiles. Y para conseguir lo que nos quedaba por comprar, hemos contactado con miAsistente, quien nos ha ofrecido una comparativa de los libros de texto y la ropa del colegio a precios muy económicos.

Nuestro hijo mayor empieza bachillerato y queremos que refuerce el inglés después de todo el verano sin estudiarlo, así que un profesor nativo vendrá a casa todas las semanas.

Además, con el servicio de Nanny a Domicilio, un profesional de máxima confianza se encargará de cuidar a los niños de lunes a jueves hasta que lleguemos del trabajo. Así nosotros podremos estar tranquilos.

En nuestro caso, al igual que en el de muchos otros padres, siempre tenemos que buscar fórmulas para conciliar nuestros trabajos con la familia. Pero estamos seguros de que con esta ayuda extra todo marchará sobre ruedas.

Esta va a ser nuestra vuelta al cole, ¿y la tuya?

En casa empezamos el curso con mucha ilusión.

Estos servicios y muchos más en la Tienda Alares.