Nuestros trabajadores son el activo más importante

El Centro Especial de Empleo Alares Social es la compañía líder en la prestación de Servicios Socialmente Responsables. La plantilla que lo compone está formada, en su mayoría, por personas con discapacidad, y proporcionan servicios como Outsourcing y Externalización de Procesos (Administrativos, logísticos, comerciales de producción…), Contact Center y CRM, Gestión de Servicios Asistenciales para la Conciliación Personal y laboral de los Empleados de las empresas, Gestión e Impartición de Formación Bonificada y Formación en Idiomas dentro de las empresas.

En Alares Social tratan continuamente de mejorar la productividad de las empresas, pero ante todo tienen un objetivo claro: su satisfacción empresarial está orientada a las personas. Ayudan a sus empleados a desarrollarse personal y profesionalmente. Continuamente adaptan todos los programas de Atención Personal, trabajando el desarrollo y futuro profesional del, con el objetivo último de mejorar la calidad de vida de nuestros empleados.

Pero no solo vale decirlo. También hay que demostrarlo.

Con motivo de la semana de la felicidad, que se celebra del 18 al 22 de marzo, en Alares Social se han preparado un conjunto de actividades que se están desarrollando a lo largo de estos días.

Hoy, por el Día Internacional de la Felicidad, han preparado un cartel de bienvenida, ofrecido fruta fresca y galletas y contado con los «gerentes de la felicidad», personas que han recibido a los empleados como si fuera su primer día de trabajo, reviviendo así la experiencia. Posteriormente han decidido los objetivos que se marcarán a partir de este momento con el compromiso de cumplirlos en el día a día, entre los que han destacado sonreír más y hacer felices a los compañeros.

Además de este día tan divertido, se han preparado otro tipo de acciones como murales, la búsqueda del niño interior, compartir pensamientos con compañeros, ser felices todos unidos o dibujar con pintura de dedos, entre otros.

Todas ellas han tenido una gran acogida y estamos seguros de que, las que quedan por hacer, tendrán el mismo éxito que hasta el momento. Los empleados están colaborando, participando y son felices en su lugar de trabajo.

¿No crees que esto es lo que realmente aporta valor a las personas? Desde luego que, esta semana, en Alares Social las sonrisas son las protagonistas.

¡Feliz Día Internacional de la Felicidad!

Hoy, como cada 20 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Felicidad. Por este motivo, queremos compartir con vosotros algunas reflexiones sobre este estado de ánimo.

¿Qué es realmente la felicidad? ¿Cuáles son las pautas para ser feliz? ¿Cómo sabemos si somos felices? ¿Quién es capaz de medir su felicidad? ¿Somos felices en nuestro día a día?

Son muchas las personas que han reflexionado sobre esta emoción. Desde los antiguos pensadores y filósofos hasta los psicólogos, terapeutas y expertos en la actualidad. Y si algo queda claro es que cada uno tiene su particular forma de ser feliz.

Para cada persona la felicidad tiene un significado diferente. Para algunos es su lugar y ambiente de trabajo, para otros la familia, la pareja, los amigos, viajar, disfrutar de un hobby, la salud… y también puede ser una mezcla de varios lo que consiga que tomemos una actitud positiva ante la vida.

El secreto está en encontrar qué nos hace felices. Sí, a cada uno en particular. Encontrar esos momentos en los que estamos contentos, aquellas actividades que nos hacen sentir plenos y disfrutar de lo que verdaderamente hace que tengamos una sonrisa, por fuera y por dentro.

La empresa, el lugar de la felicidad

En el día a día hay muchas horas y momentos en los que podemos ser felices, pero, sin duda, el trabajo es el lugar donde pasamos bastante parte del tiempo.

Si en una empresa las personas que nos rodean son felices, esto se contagia. Y al final conseguiremos una empresa eficiente. Para saber qué es lo que hace feliz a los trabajadores primero hay que analizar qué necesidades, preocupaciones y deseos tienen, para tratar de conseguir que queden satisfechos. Solo de esta manera conseguiremos que acudan al trabajo con ganas de sacar rendimiento a sus horas laborales.

El salario es un aspecto relativamente importante. Está claro que funciona como factor motivacional, pero hoy en día hay muchos otros aspectos que se están valorando por encima de esto. Cada vez se le da más importancia a las medidas de conciliación, el compromiso, la retención del talento, las medidas de flexibilidad laboral y el salario emocional.

En el día de hoy os invitamos a pensar: ¿Eres feliz en tu trabajo? ¿Te sientes motivado cuando te levantas? ¿Aprovechas las horas de tu jornada laboral?

Ya lo decía Benjamin Franklin: “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”.