Confiando en la confianza

Para gobernar son necesarias tres cosas: armas, comida y confianza. Y si no pudiesen tenerse las tres abandónense primero las armas y después la comida.   Confucio

Jose María Gasalla

 Con frecuencia, más antes que después de alguna de mis conferencias sobre confianza, alguna persona me pregunta: José María, ¿y no te cansas de seguir investigando y hablando de confianza en un mundo en que cada vez es más difícil confiar en casi nada ni nadie, en un mundo de gran precariedad de cualquier vínculo humano? Y suelo contestar así: ¿no es cierto que cuando nos falte agua será un momento en el que nos pararemos para hablar de agua y para buscar cómo conseguirla? Y ahora es el momento de la confianza. De recuperar confianza y de abrirnos a la confianza. Y es que como transitamos por realidades cada vez más paradójicas también aparece la confianza como cuestión paradójica y nos sorprende pues según diversas investigaciones resulta que la confianza entre desconocidos en la denominada economía colaborativa alcanza niveles superiores a la que existe entre personas conocidas incluso amigos y familiares. Y esto es esperanzador pues la red de confianza digital puede ser el vector que nos conduzca hacia una nueva era de la confianza. El funcionamiento económico actual valora la apertura, la colaboración y la conectividad social. Una gran oportunidad para la confianza.

Para ampliar la conciencia sobre la importancia de la confianza, suelo preguntar dos cosas: ¿vivirías con alguien en quien no confiases? La respuesta unánime es, no. Ya Aristóteles colocó al hombre en la categoría de animal social. Y, ¿tiene sentido relacionarse, a nivel social en la no confianza? Y la siguiente pregunta es: ¿trabajarías o trabajas con personas en las cuales no confías? Y aquí la respuesta ya cambia significativamente.

Y ¿que implica esa desconfianza en el mundo de la empresa? sin duda, una falta de eficiencia, un hipercontrol, actuaciones conservadoras, miedos, individualismo, dificultad para experimentar y arriesgar, talento que no aflora, ralentización, burocratización, suspicacias por todas partes, la organización no fluye…

Pero, ¿por qué no se confía más unos en otros? Y esa fue mi primera pregunta de investigación, seguramente la respuesta inmediata podría ser que al confiar nos sentimos más vulnerables y ese es el freno que está detrás de nuestra necesidad de seguridad. Sin embargo, lo de confiar tiene que ver con la confianza inteligente que lleva consigo un análisis, una contextualización y una actualización. Por ende, la confianza ciega suelo decir que «no es confianza sino una estupidez».

 Entonces ¿qué podemos hacer para ir confiando más unos otros en el mundo de la empresa? lo planteamos como un cambio cultural que nos lleve a crear, pensar y sentir la empresa como un espacio conversacional desde la confianza.

Para ello, en el modelo que trabajamos, la confianza aparece como una meta competencia que abarca siete competencias. Las siete
C´s . Y de forma sintética las explicamos:

1.  Capacidad profesional  

2.  Consciencia del otro (respeto, atención, escucha, participación…)

3. Claridad (la verdad)  

4. Cumplimiento de la palabra 

5. Coherencia (el ejemplo).

6. Consistencia (en valores)

7. Coraje.

Y como dos premisas a estas siete C´s y de cara a conseguir que los demás confíen en uno mismo, cosa que todos estamos deseando, aparecen

1.El que uno confíe también en los demás y 2. El confiar en uno mismo (autoconfianza).

Aplicando el modelo a nivel de comportamientos impulsaremos además el compromiso de los colaboradores a nivel interno y la fidelidad del cliente a nivel externo, lo cual hoy en día, es oro molido.

Para comenzar a trabajar, es crítico reforzar la autoconfianza, y para ello es interesante, de tanto en tanto, pararnos a reflexionar, que poco lo hacemos, (existe una gran anorexia reflexiva y una gran bulimia informativa), sobre cinco parámetros 

1. Autoconcepto (cómo me veo),

2.  Autoestima (como me quiero),

3. Autocrítica (como me valoro en mis competencias), 

4. Autoeficiencia (como me reconozco en mi realizaciones) 

y 5. Autodisciplina (cómo dirijo mi vida).

 Existen diversas claves de cara a la implantación exitosa de este modelo que llamaríamos Liderazgo  por Confianza (LpC)  pero si tengo que resaltar una de ellas sin duda es la actuación ejemplar de la alta dirección con comportamientos asociados a las siete C´s.

Pero, ¿en qué sentido y de qué forma puede interesar este modelo de LpC a un DIRCOM?. Apostamos porque una de las funciones críticas desde esta Dirección es participar directa e indirectamente en los procesos de cambio y transformación cultural de la empresa. Nos parece esencial la actuación del Dircom desde comportamientos asociados a 3 C´s como son la Claridad, Coherencia y Consistencia, especialmente más no únicamente.

Sólo creando espacios de confianza, cada profesional podrá cada vez más actuar desde su propio ser y no desde su apariencia. No es fácil pero si posible. Es cuestión de ir ampliando el círculo de confianza. ¡Ánimo!

José María Gasalla

Reorganizarse para seguir adelante

Alares Social
Alares Social

Para Alares Social, como para otros Centros Especiales de Empleo, la situación derivada del COVID19 y el decreto de Estado de Alarma, ha supuesto un antes y un después, pero el después no tiene que ser menos bueno que el antes, al menos ese ha sido el punto de partida para Alares Social, asegurar nuestro doble objetivo:

Por un lado, que todas las personas de nuestro país, dispongan de un mínimo de servicios asistenciales que les faciliten la vida y potencien la igualdad de oportunidades. Y por supuesto, por nuestra condición de Centro Especial de Empleo, favorecer la empleabilidad y el empleo de las personas con discapacidad.

Estos objetivos se hacen posible, gracias a que involucramos a las empresas para que contribuyan a la Mejora de su entorno y de la Sociedad en General, y ahora más que nunca, estos objetivos, el trabajo y el esfuerzo se deben mantener, ya que los servicios asistenciales, se han convertido hoy día en una necesidad de muchos colectivos, que con el nuevo modelo de relación humana, se han tornado más vulnerables.

El punto de partida para RE-ORGANIZAR la actividad y la consecución de los objetivos, fue valorar las oportunidades de nuestra plantilla diversa, donde más del 90% tiene alguna discapacidad, de ella el 32% son discapacidades de difícil inserción, y donde en un porcentaje alto, se trata de población de riesgo frente el COVID19.

La prioridad para Alares Social, es la prevención y la salud de las personas trabajadoras, y minimizar el riesgo de las personas especialmente sensibles, por lo que la propuesta adaptativa tenía como objetivo instaurar el teletrabajo en al menos un 70% de la actividad principal.

¿COMO LO HICIMOS?

1. Pre-ocuparnos por las personas y facilitarles su día a día

1. Establecimos equipos específicos para la toma de decisiones con todos los Responsables.

2. Establecimos mecanismos de comunicación e información positiva para todas las personas trabajadoras, y pusimos en marcha Programas específicos de atención personal para todos y cada uno de los talentos que componen Alares Social.

3. La tecnología y la conectividad, se ha convertido en nuestras mejores herramientas para garantizar el aprendizaje hacia la transformación digital de forma más efectiva.

4. Planificación e implantación sea progresiva, pero en tiempo record, tan solo en 2 semanas…

Los resultados obtenidos han sido reveladores, pues con la implicación de todos y cada uno de los Departamentos, y con especial atención al esfuerzo y trabajo del Equipo Técnico, se ha logrado que la actividad se mantenga en un 90%.

Actualmente, se encuentran en la modalidad de teletrabajo el 88% de las personas trabajadoras, para lo cual se han desplegado los medios técnicos y humanos necesarios, valorando de manera personal las necesidades de flexibilización de horario, medios técnicos, y minimización de incidencias.

El seguimiento personal en las intervenciones realizadas nos arroja laos siguiente datos cualitativos:

  1. El 72% aseguran estar más tranquilos en casa, y la concentración en las tareas es más fácil.
  2. Se han reducido los tiempos muertos, como tráfico denso que hace retrasar la entrada, tiempos descansos para ir al baño o teniendo conversaciones con los compañeros…
  3. El absentismo ha disminuido en un 4,5% en dos meses
  4. El 89%considera el teletrabajo como un beneficio adicional al puesto de trabajo.
  5. Aseguran que les ha facilitado el mantenimiento de los puestos de trabajo en condiciones de seguridad.
  6. EL 27% ha podido flexibilizar su jornada de trabajo, aumentando en algunos casos la jornada.
  7. Al 34% ha facilitado la Conciliación Laboral y Familiar.

No es lo mismo liderar un equipo de trabajo presencial que un equipo de trabajo remoto, y en esta ocasión, la cultura del dato, y el tener ya definidos unos KPI’s claros, nos ha servido para poder medir de manera objetiva los resultados del teletrabajo en esta primera fase. Los resultados han sido claros, se ha aumentado el rendimiento general, y se han mantenido los estándares de calidad y excelencia.

Francisco Manuel Morales, en la oficina conocido como Paco, trabaja en Alares desde finales del 2014. Como trabajador, demuestra cada día su compromiso e implicación con Alares; como compañero, se ha ganado el respeto y confianza de todas las personas que trabajan con él. Muchas son las cosas que hacen especial a Paco, pero lo que más destacan aquellas personas que le conocen son su alegría y positividad.

No todos los días son buenos, a veces no salen los números y en otras ocasiones la respuesta del cliente no es la que esperamos, pero eso no le impide a Paco superarse cada día y trabajar para aumentar sus resultados. La llegada del teletrabajo ha supuesto un reto y esfuerzo para toda la plantilla de Alares. Trabajar desde casa está arrojando unos resultados positivos pero requiere una autonomía y una capacidad de adaptación mayor.

Paco es uno de los muchos ejemplos que demuestran que el trabajo y la superación personal tienen resultados positivos. Desde que Paco comenzó a trabajar desde casa, no solo ha mantenido la calidad y excelencia en las llamadas, sino que ha aumentado de forma considerable los números. Paco ha alcanzado unos resultados tres puntos por encima de su media y actualmente se encuentra en una media de 8,6 puntos, convirtiéndose así es un ejemplo de superación, esfuerzo y trabajo, manteniendo su positividad, compromiso y motivación con su trabajo.

Fundación Alares en colaboración con Cualtis acercan el programa de formación “objetivo empleo” a los domicilios de las personas con discapacidad

Formación
Formación
  •  Fundación Alares, ante la situación del COVID-19, ha adaptado sus programas formativos para facilitar la continuidad y efectividad de la formación para el empleo,  que imparte desde hace más de 10 años al colectivo de personas con discapacidad
  • Este tipo de formación permite paliar el aislamiento social, dar continuidad a su preparación laboral, al mismo tiempo que ofrece herramientas para su bienestar emocional.

Fundación Alares, en colaboración con Cualtis, ha adaptado su Programa presencial Objetivo Empleo para la preparación sociolaboral de las personas con discapacidad, ofreciendo la formación telemática para estar al lado de las personas que más lo necesitan. La situación del Estado de Alarma generada por el COVID-19, con el confinamiento de millones de personas, ha provocado la desconexión con las rutinas habituales, terapias grupales, acciones formativas, generando en muchos casos aislamiento y situaciones complejas en la convivencia dentro del hogar.

Esta situación ha llevado a Fundación Alares a idear nuevos planteamientos para  adaptar su formación presencial a la vía telemática, acompañando de esta manera a todas las personas que deseen continuar con su preparación laboral, permitiéndoles la asistencia virtual a las sesiones y así poder seguir en contacto con sus compañeros/as y con su docente habitual.  Además, durante el tiempo que permanecen conectados a su formación online, siendo también un apoyo para las familias de los participantes en estos tiempos tan complejos.

En estos momentos, se está llevando a cabo la formación telemática de varios grupos de personas con enfermedad mental procedentes de diferentes Centros de Rehabilitación Laboral de la Comunidad de Madrid: CRL de Torrejón de Ardoz, CRL Alcorcón, CRL Carabanchel, CRL Fuencarral, CRL Arganzuela, CRL San Blas, CRL Alcobendas y CRL Vallecas, entre los que ha habido muy buena aceptación. Debido al éxito de este Programa, se han ampliado nuevas sesiones dirigidas al colectivo de personas con discapacidad intelectual que se iniciarán en los próximos días.

Uno de los objetivos de Fundación Alares es la preparación sociolaboral de las personas con discapacidad para lograr su inclusión en el mercado laboral y, no solo ello, sino además conseguir el mantenimiento de su puesto de trabajo el máximo tiempo posible.  Siendo un colectivo que presenta tasas de paro superiores al 26 %, según los datos del último informe del INE, es el colectivo más afectado por el paro.

Por esta razón, se hace necesario implementar programas de formación que trabajen de manera práctica las competencias emocionales en el ámbito laboral. De esta manera, ayudamos a las personas con discapacidad a mejorar su bienestar emocional logrando con ello que una vez finalice esta etapa y puedan reincorporarse a la “nueva normalidad” superen sus fobias y puedan relacionarse adecuadamente con los demás, continuando con su preparación laboral.  Tal como afirma el psicólogo americano Goleman, el éxito en la vida depende en un 80% de factores emocionales y sólo un 20% de factores puramente cognitivos. En este sentido, desde Fundación Alares llevamos años insistiendo en la formación y refuerzo de las habilidades sociales para ayudar a las personas a manejar, entender, seleccionar y trabajar sus emociones y las de los demás con eficiencia para obtener resultados positivos en relación al mundo sociolaboral.

En la adaptación del Programa actual, se han incluido diferentes módulos entre los que se encuentra el autocontrol emocional, la relajación autógena, técnicas de respiración, conflictos y control de las emociones, así como diferentes estrategias para controlar las fobias generadas por la situación que tenemos actualmente. Se aportan claves en la organización del día a día, recursos de ocio, dinámicas de reflexión y aprendizaje de técnicas específicas para preparar la reincorporación a nuestra vida cotidiana una vez pasada esta situación.

Hay que destacar que Fundación Alares en línea con sus objetivos de mejora de la calidad de vida de todas las personas de nuestro país, implantó a finales del año pasado un Programa de Voluntariado denominado “Ilumina una vida basado en el acompañamiento de personas mayores para paliar la soledad. Y, debida a la situación generada por el Estado de Alarma, se adaptó con la puesta en marcha un teléfono gratuito, 900 877 037, que se encuentra activo las 24 horas del día los 365 días, dirigido a toda la sociedad, especialmente a las personas mayores y personas con discapacidad. El fin del mismo es proporcionar conversación a través de la escucha activa, así como aportar calma y tranquilidad, algo muy necesario en estos momentos para toda la sociedad.

Sonia Rio, Directora de Fundación Diversidad, comparte una reflexión sobre el Covid-19

Fundación Diversidad

Me dirijo a vosotros para compartir una breve reflexión en torno a la pandemia del COVID-19. Sin duda es una situación excepcional que merece toda nuestra atención y también una lectura desde el lente de la igualdad, la diversidad y no discriminación.

Lo cierto es que uno de los elementos más importantes en la alarma mundial creada por el virus reside en su carácter aparentemente democrático. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que «este virus no respeta fronteras; no distingue entre razas o etnias; y no tiene en cuenta el PIB o el nivel de desarrollo de un país». En otras palabras, pareciera que pone en riesgo a todas las personas por igual, independientemente de sus condiciones individuales o lugar de procedencia.  

Sin embargo, cuando nos ponemos a analizar más en detalle lo que está pasando en estos momentos de estado de alarma en España, vemos que el COVID-19 sí discrimina y pone de relieve algunas desigualdades ya existentes. Sobra decir que todas las catástrofes y crisis sean humanitarias, sanitarias, bélicas o medioambientales afectan en mayor medida a aquellas personas que viven en una situación de vulnerabilidad. En este caso, la crisis desatada por el COVID-19 no es una excepción.  

Veamos los siguientes aspectos más a detalle:

Aislamiento: Al no poder salir durante el estado de alarma las personas privadas de libertad, y las que se encuentran en residencias corren más riesgo de contagio por la multitud de personas confinadas en un mismo lugar.

Violencia: El encierro en un entorno familiar violento puede empeorar la situación ya existente, en especial hacia niños, niñas y mujeres.

Tareas de cuidado: Las mujeres son quienes siguen haciéndose cargo de la mayoría de las tareas de cuidados del hogar y la familia. La suspensión de las escuelas pone especialmente a las mujeres en desventaja porque son ellas quienes mayoritariamente asumen estas tareas y tienen que dejar de trabajar. La corresponsabilidad es la asignatura pendiente para avanzar en igualdad, esta crisis lo evidencia.

En este apartado no podemos olvidarnos de las mujeres migrantes.  Ellas cuidan de nuestros hijos, de nuestros mayores, de nuestras casas. Estas semanas o meses van a cobrar menos, o no cobrar.

No todas las personas pueden hacer teletrabajo: Hay muchos trabajos que no se pueden realizar desde casa. Será laboral y económicamente complicado para muchas personas durante el estado de alarma, sobre todo para aquellas que ya tienen un trabajo más precario o en la informalidad.

Trabajos feminizados: Las mujeres son quienes realizan en mayor medida los empleos que tienen niveles de exposición más altos ante el COVID-19: enfermeras, cuidadoras de personas mayores, cajeras de supermercados, farmacéuticas, personal de limpieza.

Acceso a la información: Es probable que las personas con discapacidad tengan más dificultad para acceder a información pública gubernamental. Y en este momento es importante estar informados. Tenemos que hacer un esfuerzo adicional por informar en lengua de señas y en un lenguaje más accesible para todas las personas.

Enfermedades preexistentes: Es evidente que, al tratarse de una crisis sanitaria, las personas con enfermedades preexistentes podrían estar más en riesgo al contraer el COVID-19. No nos olvidemos que la personas con VIH, que sigue siendo una población estigmatizada y con tasas de desempleo muy por encima de la media nacional.

Colectivo senior: Uno de los grandes olvidados son en muchos casos nuestras personas adultas mayores, y desgraciadamente este virus se está cebando especialmente con ellos. Cuidemos a nuestros abuelos y abuelas, #QuédateEnCasa.

Ésta no es una lista cerrada. Cada persona es un universo y la crisis le afecta de distinta manera. Las desigualdades ya existentes ahondan esta crisis para ciertos grupos de población. No me refiero solamente a las diferencias brutales de acceso a derechos que existen a nivel mundial, las diferencias entre países del “primer mundo” y los países en desarrollo, sino a la desigualdad y falta de oportunidades existentes entre nuestros vecinos y compatriotas.

Sin embargo, soy por naturaleza una persona muy optimista que cree que algo bueno va a salir de esta crisis del COVID-19. Tengo la esperanza de que nos va a hacer más solidarios y humanos con aquellas personas que tienen menos oportunidades que nosotros. Lo que a estas alturas está comprobado es que una pandemia como la del COVID-19 solamente se puede resolver cooperando y siendo solidarios entre los países y entre las personas. No se trata solamente de cerrar fronteras, porque el virus no conoce de territorios y nacionalidades. Hay que intervenir, ser solidarios cuando estalla una crisis sanitaria en algún lugar del mundo y apoyar con todos los medios a ese país y su población. Así nos protegeremos todos.

Por último, algunos aprendizajes que saco para el futuro:

  1. Empatizar más con las personas que son más vulnerables. Aprovechemos para reforzar el mensaje de que todas las personas somos iguales en dignidad y derechos. La ONU señaló en su informe de 2019 que durante 2018 alrededor de 113 millones de personas murieron de hambre. Las personas que tenemos más suerte en la vida o hemos nacido en un continente más favorable tenemos que estar agradecidos. No podemos resolver individualmente la hambruna en el mundo, pero si nos podemos indignar de vez en cuando y poner nuestro granito de arena para que la desigualdad en el mundo disminuya.
  2. La innovación gracias a la diversidad. Los científicos y sistemas sanitarios de todo el mundo están trabajando de manera conjunta con un objetivo común, que permitirá acelerar el descubrimiento del tratamiento y vacuna más adecuados para el virus. Éste es un ejemplo clarísimo, de cómo los equipos diversos aceleran la innovación y el desarrollo de empresas y sociedades.
  3. Ser solidarios. Muchos estudiantes se están implicando para cuidar niños y niñas, mujeres en paro desarrollan trabajos de cuidado, vecinos ponen carteles para hacer la compra a quien lo necesite, etc. También vemos iniciativas muy solidarias en las empresas, como por ejemplo la iniciativa “Ilumina una vida”, de Alares, una campaña contra la soledad de las personas mayores por el COVID-19 a través de un número de teléfono gratuito, 900 877 037. Sigamos siendo solidarios y creativos también una vez superada la pandemia.
  4. Consumir y viajar con más responsabilidad. Hemos visto que en algunas partes del planeta han bajado sustancialmente los niveles contaminación. Sigamos en este camino que hemos empezado a la fuerza, para seguir cuidando el planeta y su naturaleza. Apostemos por una sociedad más sostenible.
  5. Colaborar con ONGs y Fundaciones que se esfuerzan por cerrar brechas de desigualdad en España y en el mundo. La igualdad, la diversidad y la no discriminación nos conviene a todos. Juntos, sociedad civil, sector privado y gobierno podemos avanzar en esta agenda de diversidad e inclusión. Aprovecho para agradecer la confianza y compromiso de los socios de Fundación para la Diversidad que nos permiten llevar el mensaje a favor de la diversidad e inclusión a todo el territorio nacional: Alares, Allianz, AXA, Bankinter, Bankia, BASF, BD, Boehringer Ingelheim, British Council, Caixabank, Hospital Plató, Iberdrola, Clarios, JTI, Nationale-Nederlanden, Leroy Merlin, Lilly, Orange, Sacyr y Provital.
  6. Apostar por un sistema de cuidado real. Es importante retomar la Ley de Dependencia. Sobra decir que todas las personas necesitamos cuidados en diversos momentos de nuestras vidas y esto no puede seguir recayendo en las mujeres y familias. ¡Es el momento!
  7. Apostar por la conciliación con corresponsabilidad. Las experiencias de teletrabajo y flexibilidad durante la crisis del COVID-19 nos han abierto la opción de disponer de servicios accesibles para todos de asistencia personal y doméstica, teletrabajar y así poder conciliar mejor. Es verdad que estamos en una situación de excepción con los hijos en casa, lo que hace el teletrabajo relativo. Aun así, estoy convencida de que es un comienzo para avanzar hacia una mayor conciliación entre vida laboral y profesional para hombres y mujeres. Es hora de dar paso a un estilo de liderazgo más moderno, horizontal y valiente, donde el talento del empleado/a esté en el centro y no el “presencialismo”.
  8. Tiempo de calidad. Esta crisis para bien y para mal nos permite estar más tiempo con nuestra familia, escuchar y ser escuchados. Siempre pensé que el tiempo de calidad estaba infravalorado. En este mundo donde todo pasa tan rápido, hacer una pausa nos permitirá reflexionar en relación a nuestras prioridades y valores.

¡SIGAMOS APLAUDIENDO DESDE NUESTRAS CASAS!

Unidos en la Adversidad y en la Diversidad.

Un abrazo,

Sonia Rio

Te ayudamos con el Plan de Igualdad

Hace ya algo más de un entró en vigor el nuevo Real Decreto-ley de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

Aunque vamos avanzando, aún queda mucho por hacer. La igualdad será posible trabajando en equipo. En Alares, de la mano de nuestras Fundaciones y nuestro Centro Especial de Empleo ponemos a disposición de cualquier empresa la más valioso que tenemos, nuestro capital humano para ayudar a cualquier empresa que necesite un plan de igualdad.

Se desarrollará un diagnóstico previo a la negociación del plan de igualdad, que debe ser pactado con los trabajadores sobre las siguientes materias: procesos de selección, clasificación profesional, formación profesional, condiciones de trabajo, retribuciones y prevención del acoso.

Esta actuación es de obligatorio cumplimiento por ley. Pero hay muchas empresas que ya aplican desde hace tiempo su plan de igualdad y cumplen con medidas de no discriminación: es un deber moral que va mucho más allá de lo establecido por la ley.

En Alares ofrecemos servicios innovadores que tienen como fin cuidar a las personas, sus familias y hacerles la vida más fácil. Ayudamos a impulsar la Responsabilidad Social y, como expertos en materia de conciliación, hacemos planes de igualdad a medida de cada empresa.

Además, contamos con un servicio de consultoría, mediante el cual apoyamos a los trabajadores de las empresas a manifestar aspectos personales ante sus compañeros y a las propias organizaciones a conocer aquello que hasta el momento no habían descubierto de sus propios empleados.

En ocasiones sucede que las propias personas no saben que padecen una discapacidad. Por este motivo, tienen una serie de ayudas que facilitan su día a día y algunas ventajas que pueden mejorar su bienestar. Esta iniciativa tiene como objetivo que sean conscientes de ello, beneficiando así tanto al propio empleado como a la organización correspondiente. Mediante terapias, talleres y actividades, conseguimos que todas las personas de la plantilla se sientan integradas.

Desde Alares, aprovechando el Día Internacional de la Mujer, hemos creado un vídeo donde hacemos un llamamiento a la igualdad.

Os dejamos el vídeo aquí:
https://www.youtube.com/watch?v=tg7ede6A_Yg&feature=youtu.be

El eje de la Sociedad.Las personas

01 cabecera_Javier Benavente_Grazie_Custodia

ENTREVISTA de Custodia Ponce, Directora de la Revista Grazie a Javier Benavente Barrón, Presidente de Alares

Cuando leemos el extenso currículum de una persona, podemos pensar que ya sabemos todo sobre él o ella, pero nada más lejos de la realidad. ¿Tú qué opinas?

Sabemos que solo cuando le tienes frente a frente, le miras a los ojos y conversas con el corazón, sin pensar en los títulos adquiridos, los reconocimientos o galardones, es cuando percibes la esencia diferencial y única que le distingue; esto pasa con cada uno de nosotros. Y, aunque digamos que no, todos estamos deseando mostrar nuestro lado más humano.

Llegamos al paseo de la Castellana, 126, para hablar con Javier Benavente, presidente de la fundación ALARES, entre otros cargos. Y de él nos cuentan: «Con Javier aprendemos cosas que no se pueden comprar con dinero, aprendemos a valorar lo importante que es cuidar a las personas y la importancia de cuidar de las emociones. Javier nos viene a visitar cada día a nuestro puesto de trabajo y nos pregunta cómo estamos. Él siempre está cuidando de las personas».

Cuando te describen a una persona de esta forma, creo que está casi todo dicho.

Pasados unos minutos de las diez de la mañana, Javier Benavente nos recibe en su despacho con un fuerte abrazo y un café; bonita manera de comenzar una entrevista.

Javier llegó a Madrid con veintiún años para comenzar su carrera, y con tan solo veintiocho, monta su primera empresa.
Javier no para de INNOVAR, INVENTAR Y REINVENTAR NEGOCIOS, CON O SIN ÁNIMO DE LUCRO, QUE MEJOREN LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS Y LA COMPETITIVIDAD DE LAS EMPRESAS.

Pero ¿quién es Javier Benavente, para Javier Benavente?
__Esto es algo que nunca me han preguntado, es algo que pensaré más detenidamente para mí mismo.
Te puedo decir ahora que yo me siento un hombre muy sencillo. Yo nací en un pueblo de Zamora de apenas cuarenta y cinco habitantes, Vega de Tera, y me considero un hombre muy normal. También soy un hombre inquieto al que le gusta mejorar la sociedad en la que vive a través de lo que sabe hacer. Mi objetivo es mejorar el mundo en el que estoy a través de la actividad que ejerzo.

Javier, ¿qué es la felicidad, dónde crees que deberíamos buscarla?
__Para mí la felicidad es el camino que hacemos día a día, el cómo lo vivimos, disfrutando del camino; no es un fin al que llegar.
Aquí entra el trabajo, lo que haces con tus hijos, con tu pareja, lo que haces por los demás.

¿Crees que los seres humanos tenemos la clave para cambiar el mundo, qué piensas que necesitamos?
__Creo que sí. Además, creo que todas las personas tenemos la fuerza para poderlo hacer.
Hoy en día, las comunicaciones son globales, se conoce todo al momento, desde cualquier parte del mundo. El consumidor está informado al instante y demanda una forma nueva de vivir. Creo que las empresas y los gobiernos deberían pensar que hay mucho que hacer. Si cambiamos la calidad de vida de las personas, cambiaremos la calidad de las empresas, y al revés.

Ser fundador y presidente de una fundación como ALARES ¿qué responsabilidad conlleva?
__Aquí las responsabilidades son muchas, más que en una empresa. En una empresa eres tú si ganas o pierdes, pero en una ONG hay mucho en juego. Primero, el patronato que ha confiado en el proyecto que uno gestiona; personas muy involucradas de reconocido prestigio que ponen su tiempo y su dinero. Todo lo que se haga tiene que ser muy transparente.
En segundo lugar, los proyectos que se realizan tienen que salir bien, aquí no te puedes permitir el lujo de que esto fracase.
Ahora mismo tenemos un proyecto que se llama «Ilumina una vida». Este proyecto se realiza a través de voluntariado y se ha creado para combatir la soledad de las personas mayores dentro de los hogares. Ya está aprobado y puesto en marcha.
Queremos que se realice con personas jóvenes y que sean afines a las personas mayores, creemos que así pueden aprender mutuamente los unos de los otros.

¿Consideras que vivimos demasiado deprisa?
__Si la vida lo permite, cada uno debe de vivir al ritmo que le guste vivir, yo reconozco que vivo como me gusta. Yo hago lo que me enamora, lo que me hace saltar de la cama para seguir; siento que no vivo deprisa, vivo disfrutando de cada momento, de lo que hago. Mi trabajo, para mí, es ocio.
Es cierto que el tiempo va muy deprisa y la tecnología, más, pero, al final, detrás de todo hay personas, y lo que vives y compartes con ellas es lo que al final te queda.
Creo que las personas deberían hacer lo que realmente les gusta, no decaer. Hay que quitarse los miedos y tener el atrevimiento de ir a por ello. «Siempre se puede cambiar, pero hay que atreverse».

Si me pudieses describir qué significa la Fundación ALARES para la sociedad, ¿qué me dirías?
__Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas y contribuir a la mejora de la competitividad de las empresas, o al revés, contribuir en la mejora de la competitividad de las empresas para mejorar la calidad de vida de las personas. Trabajamos con la conciliación dentro de la empresas y con todos los temas de diversidad dentro de las plantillas como fuente de innovación y crecimiento, y no como una amenaza.
Si hablamos de discapacidad, las empresas tienen la obligación de cumplir con el 2 % de la plantilla con personas con discapacidad. Creo que las empresas deben saber que este colectivo, que también está en la lista del paro, son personas preparadísimas, muy estables y responsables, y con una productividad incluso más alta que cualquier persona sin discapacidad.
En la fundación ALARES, principalmente tocamos temas que son críticos en la sociedad y en las empresas. Es crítica la inclusión de todo tipo de personas, es crítica la conciliación (trabajo, familia).
En Alares damos soluciones a las necesidades de las personas, porque detrás de una empresa hay personas y las necesidades humanas son iguales para todos, da igual el estatus social que tengamos. Todos necesitamos a personas que nos ayuden en un momento determinado.
Empresas como VOLVO, FORD, MAPFRE o BANCO SANTANDER son algunas de las que tienen implantados nuestros servicios.
Y, en la línea de este compromiso con la sociedad, todos los servicios que se prestan son gestionados por personas con discapacidad desde nuestro Centro Especial de Empleo, ALARES SOCIAL.
Hoy Alares es la empresa número uno en España en su especialidad, con más de siete millones de beneficiarios de sus servicios.

¿Qué es lo que más valoras y te gusta del equipo que te acompaña?
__De mi equipo me gusta todo; sin ellos, no haría absolutamente nada. Valoro mucho la confianza, la implicación, la honestidad. El equipo que me acompaña está formado por personas sencillas, con principios y con muchas ganas de aprender y trabajar.

Para Javier Benavente, ¿cuáles son los pilares fundamentales para que un proyecto o empresa vaya hacia una buena dirección?
__Creo que lo principal, hoy en día, es que una empresa tiene que pensar que trabaja con personas (como plantilla) y para personas (como clientes). Hay que ser empático con los demás y saber que no estamos hablando de seres galácticos.

Si pidieras un deseo en voz alta, ¿cuál pedirías?
__Pediría que todos los políticos a nivel mundial se pusieran de acuerdo e intentaran solucionar el problema que hay de inmigración en el origen, creo que este es el mayor problema que tenemos en el mundo. Las personas salen de su país por necesidad buscando mejor vida, pero la solución es poner remedio en el origen y ayudar a las personas en su tierra, porque considero que nadie quiere estar fuera de su país. No entiendo el desinterés que existe en no solucionar este problema, aun siendo fácil, creo yo. Solo hace falta voluntad y poner solución por el bien de todos.

Javier, si te digo…

– DIVERSIDAD…
Creo que es la mayor oportunidad que tienen ahora mismo la sociedad y, especialmente, las empresas.
Es una parte del enriquecimiento que tenemos a nivel social.

– EXCLUSIÓN SOCIAL…
Es una lacra que tenemos, un problema cultural principalmente.
Es una responsabilidad social que todos tenemos: empresas, gobiernos o cualquier tipo de institución, porque no podemos permitir que exista ningún tipo de exclusión social para nadie.

Cuando llegó a tus manos la revista GraZie Magazine, ¿qué sentiste al conocer este medio?
__GraZie Magazine me pareció una revista que trata las cosas de una forma completamente distinta de como lo hacen otros medios. Creo que es una revista de enorme calidad, tanto en el contenido como en el acabado de impresión. La forma de tratar los temas, el hacerlo de esta forma tan cercana me gustó mucho.

Campaña “Yo también tengo discapacidad”

La visibilidad de las personas con discapacidad es un tema de gran actualidad y protagoniza no solamente el debate en medios de comunicación, sino también en el ámbito legislativo, teniendo como objetivo garantizar sus derechos y libertades en igualdad de oportunidades. Encontramos variedad de manifestaciones de compromiso y transformación a favor del cambio cultural en relación a la diversidad, en las que todavía hay que progresar para conseguir el objetivo.

En España, se está trabajando desde diferentes esferas por la puesta en valor de las personas con discapacidad de cara a su inclusión sociolaboral. Y en particular el Centro Especial de Empleo (CEE) Alares Social responde a su finalidad social, ofreciéndoles un empleo de calidad, gracias a una formación continuada, facilitando su desarrollo social y profesional y aportando una autonomía que les permite ejercitar sus derechos.

Hoy es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Y no podemos estar más orgullosos de todos los grandes talentos que componen la plantilla. A continuación, os dejamos un vídeo muy emotivo que hemos preparado para celebrar este día.

Invitación conmemoración 10 años de la Fundación

ASISTENCIA GRATUITA

Este año es el décimo aniversario de Fundación para la Diversidad. Es la entidad pionera en gestión de la diversidad e inclusión en España. Comenzó su andadura en 2009, cuando en nuestro país se trabajaban casi exclusivamente las dimensiones de género o discapacidad, y no desde un enfoque transversal que tuviera también en cuenta la edad, orientación sexual, origen, religión, etc.

Desde sus inicios, su principal objetivo ha sido promover la no discriminación y, por ende, la inclusión de personas con culturas y perfiles diversos. En estos 10 años ha querido transmitir que la gestión de la diversidad es necesaria, ya que aporta riqueza en innovación, competitividad y eficiencia.

El día 10 de diciembre celebraremos el aniversario. Y tenemos el placer de invitarte al acto, el cual enmarca la entrega de los V Premios Internacionales a la Gestión de la Diversidad de personas dentro de organizaciones privadas y públicas y que se realizará en el marco del Décimo Aniversario del Charter en España. 

Además de estos reconocimientos, varias empresas firmarán por primera vez el Charter de la Diversidad y otras renovarán su compromiso con esta Carta de Principios. También se entregará el Sello ESR de Empresa Socialmente Responsable con la Plantilla.

ASISTENCIA GRATUITA Y AFORO LIMITADO

Es imprescindible la inscripción a través del formulario online

Puedes acceder el programa AQUÍ

#GestionamosDiversidad


Fundación Alares se une a la RUTA #YoTrabajoPositivo contra la discriminación laboral por VIH

Desde Fundación Alares participamos un año más en la campaña #YoTrabajoPositivo, impulsada por la organización social Trabajando en Positivo, con el fin de visibilizar nuestro compromiso con la igualdad de oportunidades y la no discriminación de las personas con VIH en el lugar de trabajo.

Queremos manifestar que el VIH no es un impedimento para el ingreso, permanencia o promoción de cualquier persona en Fundación Alares.

La campaña, que se ha diseñado en forma de RUTA, lleva recorriendo empresas, sindicatos, organizaciones civiles y organismos públicos desde el 15 de octubre y lo hará hasta el 1 de diciembre, Día Mundial del Sida.

La campaña #YoTrabajoPositivo 2019 centrada en jóvenes con VIH

Xiana Albor, bióloga; Antonio Serrano, enfermero; Brenda, cocinera; Emir, técnico químico son algunos de los protagonistas jóvenes que prestan su imagen para difundir un mensaje claro: el lugar de trabajo no es una vía de transmisión del VIH. Con su participación pretenden que la información cruce fronteras, derribe prejuicios y cambie leyes discriminatorias para lograr que las personas con el VIH tengan acceso a un trabajo digno que es imprescindible para el desarrollo humano y económico de cualquier sociedad.

Antonio Serrano, de la organización VIHsibles de Murcia, indicó durante la presentación que la información es poder. “Creo que una persona con VIH empoderada, más la información que podamos dar a compañeros de trabajo y a quienes dirigen las empresas, puede contribuir a entender que el entorno del trabajo no es una vía de transmisión del VIH”, afirmó Antonio.

Por su parte, la bióloga Xiana Albiol expresó que ante la desinformación sobre el VIH decidió ser visible y colaborar activamente con la divulgación de información sobre el VIH, contribuyendo así a erradicar el estigma social. “No quiero ser visible para revelar mi vida privada, sino para recordar que cualquier persona puede llegar a tener VIH. A parte de que las mujeres no tenemos referentes”, explicó Xiana, quien también coordina la sede de Imagina Más en Santiago de Compostela.

Los avances médicos en torno al tratamiento del VIH han permitido notables mejoras en el estado de salud y en la esperanza de vida de las personas con el VIH, siendo actualmente similar a la de la población general. Además, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no existe riesgo de transmisión del VIH en el lugar de trabajo.

Por lo anterior, Julio Gómez, director de Trabajando en Positivo, comenta que “vivir con VIH no debe ser un impedimento para que las personas con el VIH puedan realizar cualquier ocupación y tener una vida profesional igual que cualquier otra”. Por ello, “es imprescindible realizar campañas informativas, al igual que incidir para que las leyes vayan acordes a la evidencia científica”, dijo Julio.

“La campaña, como otros años, espera tener una fuerte presencia en las redes sociales, desde donde se invita a las personas a interactuar e implicarse mostrando su apoyo con fotografías y carteles acompañadas con el hashtag #YoTrabajoPositivo”, indicó Belinda Hernández, responsable de la RUTA #YoTrabajoPositivo.

Para la presentación de la campaña se realizó el conversatorio “Dos generaciones opinan sobre el impacto del VIH en el ámbito del trabajo” en el que participaron, además, Ramón Linaza y Mar Linares, dos activistas del VIH que tienen más de 50 años. “Si bien se ha mejorado la esperanza de vida de las personas con VIH, no debemos olvidar la historia y recordar que quienes hemos vivido más años con la infección hemos sobrevivido a base de medicamentos que en su momento fueron muy tóxicos y nos causaron efectos secundarios importantes”, indicó Mar Linares de SuperVIHvents.

Los impulsores de la campaña #YoTrabajoPositivo animan a todos los agentes implicados en la respuesta al VIH a que se sumen para contribuir a erradicar la discriminación. Toda la información sobre cómo participar y mostrar su apoyo por la no discriminación por VIH en el trabajo se encuentra en www.yotrabajopositivo.org.

Vídeos de la campaña

Mujer emprendedora: un futuro marcado por el acceso al capital

María Eugenia Girón, Presidente de Fundación para la Diversidad, analiza la situación de las mujeres emprendedoras y sus consecuencias para la economía global. El artículo completo fue publicado en la Revista del Colegio de Economistas. A continuación, podrás leer algunas de las principales conclusiones.

A pesar de que el papel de la mujer emprendedora en el mundo, Europa y España va adquiriendo cada vez mayor relevancia, todavía queda mucho camino por recorrer. En las economías más desarrolladas, que basan su crecimiento en la innovación, las start-up aprovechan las nuevas oportunidades de negocio que brinda la tecnología, donde el acceso al capital es fundamental para que estos nuevos proyectos crezcan y se desarrollen. Sin embargo, es un porcentaje muy pequeño de recursos lo que se invierte en proyectos liderados por mujeres emprendedoras y fundadoras de start-up, encontrando más dificultades que los hombres para acceder a financiación.

¿POR QUÉ TIENEN LAS MUJERES UNA PRESENCIA LIMITADA EN ESTAS NUEVAS EMPRESAS DE LA ECONOMÍA DE LA INNOVACIÓN? ¿QUÉ TENDENCIA SEGUIRÁ EN LOS PRÓXIMOS AÑOS? ¿CUÁL SERÁ EL IMPACTO QUE TENDRÁ ESTA SITUACIÓN EN EL FUTURO?

Según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en 2016, 163 millones de mujeres comenzaron o lideraban nuevas empresas en el mundo y 111 millones dirigían empresas ya establecidas. En la actualidad, en casi todos los países hay más hombres emprendedores que mujeres y los mayores niveles de emprendimiento se dan en los menos desarrollados. Solo hay cinco economías en el mundo donde hay más mujeres emprendedoras que hombres: México, Brasil, Indonesia, Filipinas y Vietnam.

Si nos detenemos en los datos europeos y nos basamos en el estudio de la Comisión Europea, el porcentaje de mujeres entre el total de emprendedores varía mucho por país. Los sectores más populares son agricultura, pesca y servicios y, si nos fijamos en las industrias, solo salud, servicios sociales, otros servicios y educación tienen más proporción de mujeres emprendedoras que hombres en Europa.

Respecto al nivel educativo de ambos géneros, se incrementa con el grado de desarrollo del país. En casi todos los países europeos, el nivel medio de educación de mujeres emprendedoras es algo más alto que el de los hombres.

En España, las mujeres emprendedoras constituyen el 12% de las mujeres activas, de las cuales el 3% son generadoras de empleo. En contraposición, el ratio de emprendimiento de hombres alcanza el 21%, casi duplicando la cifra, entre los que el 7% no son autoempleados.

Los sectores elegidos por las mujeres emprendedoras son salud, trabajo social y educación. Y su nivel educativo es algo más alto que el de los hombres, igual que ocurre en Europa.

El acceso al capital es un reto para todos los emprendedores y todavía mayor para las mujeres. Los datos muestran que las start-up lideradas por las mujeres no reciben el mismo respaldo financiero por parte de inversores profesionales. Sin embargo, se ha demostrado que las empresas y proyectos con mujeres en los equipos directivos mejoran sus resultados cuando se comparan con las dominadas por hombres.

ENTONCES, ¿A QUÉ SE DEBE ESTA FALTA DE INVERSIÓN? ¿NO DEBERÍA SER EQUITATIVO INDEPENDIENTEMENTE DEL GÉNERO DE LA PERSONA QUE LIDERE LA EMPRESA?

El capital riesgo o venture capital y los angel investors, que aportan este capital a los proyectos, juegan un papel esencial en las economías desarrolladas para impulsar el emprendimiento y deben reflejar el cambio de una cultura muy masculinizada a una más igualitaria. Y a todo esto se le suma que, en las economías más avanzadas, las mujeres inversoras en emprendimiento son menos de dos tercios en relación a los hombres.

Actualmente hay muchas iniciativas para dar impulso a las mujeres emprendedoras al ser una gran fuente de creación de riqueza y empleo, además de así acabar finalmente en el tiempo con estas diferencias.

El potencial emprendedor de las mujeres es un recurso infraexplotado que debería ser desarrollado. Mejorar el emprendimiento exige eliminar las barreras de acceso a capital para mujeres. Incrementar el número de mujeres inversoras en emprendimiento, conocer de dónde nacen los sesgos en la valoración y financiación de emprendimiento por mujeres, potenciar equipos más diversos y más mujeres en comités de inversión son nuevos enfoques prometedores.

¿Y SI COMENZAMOS A TOMAR MÁS INICIATIVAS EN ESTA LÍNEA? ¿LOGRAREMOS EN UN FUTURO ACABAR CON LAS DESIGUALDADES DE GÉNERO EN TÉRMINOS DE EMPRENDIMIENTO?