There is no Human B: Así fue nuestro encuentro digital sobre RSC

Hotwire y Alares

Tras la Covid-19, las marcas han aprendido el enorme poder que tienen para influir en la sociedad. Los nuevos hábitos de un consumidor cada vez más concienciado están creando empresas más responsables, participativas y activas con el mundo que les rodea. Un cliente más crítico nos pide pasar de contar historias a hacerlas de forma creíble y coherente.

Alares ha organizado el encuentro digital “There is No Human B: Las personas como el eje de la RSC”. El evento ha sido moderado por Marcos González, Presidente editor de Corresponsables, de su Fundación y de ObservaRSE. También han participado:

  • Ludi García, Managing Director de Hotwire España
  • Teresa Millán, Corporate Affairs Director de Eli Lilly and Company
  • Nuria Arocas, Environmental Country Specialist de HP
  • Mar Aguilera, Directora General de Fundación Alares

El caso práctico de Alares: Una empresa que promueve los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El primer escenario “más social y humano” de Alares se manifiesta a través de los servicios que prestamos a las empresas (planes conciliación, fidelización…) y la forma en la que los prestamos. A través de desde nuestro Centro Especial de Empleo, ofrecemos a las las compañías la posibilidad de impulsar su compromiso social contratando servicios a medida que están proporcionados por personas con discapacidad. Estas medidas alternativas computan como Compra Responsable y cumplen con la Ley General de Discapacidad.

Fundación Alares: el foco en los mayores

Por otro lado, la RSC de Alares también se ejecuta a través de dos Fundaciones y entidades sin ánimo de lucro. En primer lugar, desde Fundación Alares ponemos el foco en la atención a las personas mayores gracias al programa Ilumina vida. Lo peor del mundo es la soledad, sentir que no tienes con quién compartir tus inquietudes y problemas. Por eso, gracias a esta iniciativa practicamos la escucha activa para hacerles sentir a nuestros mayores que están acompañados y que están construyendo algo positivo para la sociedad. De esta forma, nos unimos a los objetivos de la Organización Mundial de la Salud, que ha declarado la década del Envejecimiento Saludable 2021-2030. A la misma vez, vinculamos parte de nuestra línea de negocio con nuestra marca con propósito devolviendo a la sociedad lo que esta nos da.

Fundación para la Diversidad: el foco en las empresas

Asimismo, desde Fundación Diversidad también retornamos a las empresas parte de lo que nos proporcionan. En este caso, el fomento de la gestión de la diversidad y la cultura inclusiva. A través del Charter de la Diversidad que promovemos a petición de la Comisión Europea, ayudamos de forma altruista a líderes y emprendedores para que sean competitivos a través de la innovación y la diversidad.

Servicios que facilitan la conciliación

Por supuesto, si solo se aplica la RSC de forma externa y no tiene un desarrollo a nivel interno puede parecer simplemente imagen y publicidad. Por eso, desde Alares creemos que es fundamental involucrar a la plantilla con el propósito de la marca. Uno de ellos es el fomento de la conciliación de la vida personal y laboral. De la misma forma que proveemos servicios reales, tangibles y concretos para las plantilla y sus familias, creemos que la conciliación tiene que formar parte del ADN de nuestra organización. ¿Cómo? Fomentando el teletrabajo, con flexibilidad de horarios, creando zonas seguras entre los managers y empleados, teniendo en cuenta las circunstancias de cada individuo, etc.

Y, por último, de la misma manera que reivindicamos la integración laboral de las personas con discapacidad, nosotros también lo hacemos. El 50% de nuestra plantilla son personas con diversidad funcional. Con la plantilla de nuestro Centro Especial de Empleo ayudamos a las empresas a computar con Ley General de Discapacidad, a la vez que ofrecemos soluciones reales a la situación de las personas con discapacidad.