¿No puedes aumentar las partidas salariales? Apuesta por el “salario emocional”

Si su empresa no puede aumentar el salario de sus empleados, no renuncie a compensar el trabajo bien hecho. Es el momento de apostar por el “Salario Emocional”. La razón es que cada vez está más valorado por la sociedad y  ayuda a la empresa a mejorar las condiciones de su plantilla. Es más, los llamados beneficios sociales es lo que más demanda el empleado mejor cualificado y la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal está la primera de la lista. Por eso, las organizaciones que quieren contar con el mejor capital humano no deben pensar solo en el valor económico del trabajo, que es mucho mayor cuando existe un buen programa de conciliación y asistencia al empleado, sino que deben beneficiar a sus trabajadores a través de lo que más le importa: su vida personal y su familia.

Leer más…