Javier Benavente y Juan Suances en Alianza 2030

Javier Benavente, presidente de Alares y Juan Suances, vicepresidente de ADiReLab, fueron entrevistados en los estudios de Radio Nacional de España (RNE) para el programa Alianza 2030, dirigido por Laura Prieto.

Uno de los temas que se trataron fue el acuerdo de colaboración entre ambas entidades. Gracias a este, tanto los asociados de ADiReLab como sus familiares pueden disfrutar del Plan Alares 360. En palabras de Juan Suances: “Con este acuerdo queremos que los responsables de Relaciones Laborales entiendan que la conciliación está a su disposición para ayudarles. El Plan 360 les ayuda a ser más felices y a cultivar cosas que cada vez importan más. Se está mostrando un alto interés por usarlo y aplicarlo a sus propias organizaciones”.

Por otro lado, Juan Suances expuso la idea principal del III Congreso Anual de la Asociación de Directivos de Relaciones Laborales (ADiReLab), celebrado en el mes de noviembre del año pasado: “Es muy difícil tener un estatuto del trabajador en el S.XXI, porque primero es importante encontrar un equilibrio entre flexibilidad y rigidez”.

Por su parte, Javier Benavente comentó las conclusiones del estudio “Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid”, elaborado por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE y Alares, y presentado el pasado mes de febrero. Entre ellas, destacó que en los últimos 10 años se ha avanzado mucho en el terreno de la conciliación y se están implementando muchas medidas en las empresas, pero aún queda bastante por hacer.

Finalmente quiso recordar a todas las empresas que está abierto el plazo de inscripciones a los Premios Nacionales Alares 2019, unos galardones que celebran su XIII edición de los premios a la Conciliación de la vida Familiar y Laboral y a la Responsabilidad Social y la VIII edición de los premios a la Excelencia en Prevención de Riesgos Laborales destinada a las Personas con Discapacidad.

Para escuchar la entrevista completa haz clic en este enlace.

La RSE, rentabilidad o imagen

 

Javier Benavente

La RSE, ¿Rentabilidad o imagen?

¿Se trata de inversión o gasto?

Estamos ante un reto de transformación social y cambio en la gestión empresarial que va madurando. Cada año son más las empresas sensibilizadas que buscan unir la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) a su negocio principal, y que incluyen en su estrategia mejorar el entorno social en el que operan empezando con los actores más cercanos a ellos, sus clientes, sus empleados y el medio ambiente.



Según las empresas clientes de Alares que incluyen servicios añadidos para sus Empleados y/o para sus Clientes (aglutinan a más de 180.000 empleados -y más de 800.000 familiares de estos- que venden productos y servicios a más de 15 Millones de Clientes en sus empresas), un 82 % ha declarado que la aplicabilidad de políticas de RSE en sus organizaciones hacia sus plantillas y hacia sus clientes, preocupándose por sus necesidades sociales más elementales, no solo es un tema que aporta mejoras a nivel reputacional, sino que los beneficios en diferenciación, posicionamiento y cuenta de resultados, son inmediatos.

3 de cada 4 empresas clientes (75%) aseguran que han creado un nuevo lenguaje ligado al negocio y a la creación de valor y que está asumido íntegramente por la Alta Dirección. De ellas, 1 de cada 4 (el 25 % de las empresas clientes de Alares),afirman que han conseguido integrar la estrategia de RSE con la estrategia de negocio.

Por todo ello, podemos afirmar que la RSE no es parte de la estrategia sino que la estrategia en sí tiene que ser la de una Empresa Socialmente Responsable.

El resto de las empresas (25%) afirman que están trabajando en alinear la RSE con la estrategia de negocio, pero todavía están en camino de esa integración plena por una cuestión de transformación de la Alta Dirección.

En definitiva, el balance de los últimos años, y a pesar de la crisis, es más que positivo. Nos encontramos ante una transformación del modelo de negocio donde estamos consiguiendo poner en la balanza, con un peso similar, el valor económico con el valor o aporte social.

¿Qué importancia tiene la confianza de la sociedad en el tejido empresarial?

La RSE,  lejos de verse como algo independiente y alejado de la Alta Dirección ha llegado para quedarse en las compañías. Pymes, medianas y grandes empresas han tomado conciencia de la necesidad de integrar el concepto de RSE, que hace años era un completo desconocido, dentro de la estrategia de su negocio.

Distintos estudios indican que alrededor del 90% de los consumidores prefieren comprar a Marcas o Empresas Socialmente Responsables, y que cada día son más las empresas que se dirigen a alinear sus procesos productivos y comerciales con las necesidades del entorno que las rodea.

Ya no solo se habla de un retorno económico, sino que el Retorno Responsable toma cartas en el asunto. Hace años no podíamos hablar de porcentajes. Nos encontrábamos con una gran desconocida que a nivel de imagen quedaba muy bien en las memorias anuales, pero que todavía era un asunto pendiente de implementar en términos tangibles de aporte social y resultados empresariales.

Hoy hemos avanzando en toma de conciencia e implementación de políticas reales, tangibles y concretas, hemos avanzando en un concepto que lejos de ser baladí está más que justificado y que ya forma parte de la estrategia de negocio de las principales empresas líderes de cualquier tamaño y sector en España.

Se ha pasado de un contacto muy ligero con la RSE basado en un concepto que tenía que ver solo con la reputación, hacia una visión estratégica vinculada a la generación de oportunidades de negocio.

Solo cuando la RSE se encuentra integrada en el ADN de la empresa, toma partido en los comités de dirección, forma parte de su cultura de empresa y se traduce en políticas concretas transformadoras de su entorno, se configura como una herramienta real que influye en que una empresa sea más competitiva y sostenible a largo plazo.

En España ha experimentado un importante desarrollo en nuestro país en los últimos años a pesar de encontrarse en un contexto económico desfavorable. Y esto es porque la empresa no es la que decide. Es el consumidor el que elige donde quiere comprar un producto o disfrutar de un bien o servicio.



Si los clientes cada vez tienen en cuenta más los criterios responsables que aplican las empresas a la hora de tomar su decisión de compra, es necesario que estas no solo implementen programas de RSE y se queden en el cajón, sino que le den visibilidad, que hagan las cosas bien y que cuenten que lo hacen y como lo hacen.

Las empresas son el motor de cambio que la Sociedad necesita. En este sentido, Alares lleva impulsando desde hace años el Certificado y Sello ESR de Empresa Socialmente Responsable con la Plantilla y con la Sociedad, y ya son muchas las Organizaciones que están haciendo bien las cosas y apostando por una gestión responsable y comprometida.

El 94 % de las entidades que han recibido dicho certificado aseguran que el impacto de las políticas de RSE ha mejorado su imagen de marca, ha incrementado su productividad, competitividad y el compromiso con los empleados/as, quienes cada vez más demandan este tipo de políticas y, en muchas ocasiones, este es un factor decisorio a la hora de permanecer en una compañía o no.

De igual modo, cada vez son más las organizaciones que han establecido marcos de referencia para medir el impacto real de la RSE. 



La mejor manera de fidelizar a un empleado o a un cliente es ser sensible a sus necesidades como persona y facilitarle soluciones reales a las mismas, al margen de los beneficios intrínsecos de los productos o servicios que venda la Empresa, aportándole experiencias únicas que no pueda olvidar.



Con ello conseguimos el principal beneficio, el más deseado: su credibilidad y su confianza en nosotros y en lo que hacemos, y eso se verá reflejado en la diferenciación, en el liderazgo y en la cuenta de resultados. Y es ahí, en ese punto cuando estamos creando una relación de confianza Marca-Cliente que es muy difícil de romper por nuestros competidores.

En definitiva, es la empresa, como agente económico y social que necesita mantener y ganar cuota de mercado, la que tiene que implicarse con el entorno en el que opera y la que tiene que reforzar su estrategia de Responsabilidad como parte intrínseca de su estrategia de negocio.

 

ActionCare: Una revolución en el mundo del multinivel

Entrevista a Marta Veganzones, Directora General de ActionCare

img_action (1)

ActionCare:  Una revolución en el mundo del multinivel, merece la pena quitar los miedos a este modelo de negocio y entender todos sus beneficios.

¿ Marta, qué opinas de los negocios Multinivel?

Dentro de los modelos de negocio más potentes del mercado está el llamado sistema  multinivel o marketing de red , su potencia es muy alta debido a que se pueden obtener ingresos tanto de los clientes que se consigan con la gestión del propio negocio,  como también  ingresos por los clientes que consigan todos los distribuidores que se tengan en la red que pueda formar cada uno.

Si es un negocio tan eficaz, ¿ por qué en ocasiones se generan  miedos, rechazos, desconfianzas, dudas… al escuchar que es un negocio multinivel?

La respuesta es muy sencilla, en determinados negocios de este tipo, se fomenta en exceso el potenciar la entrada de nuevos distribuidores a la red y se descuida la venta de los productos, que es realmente el sostén económico del negocio,  y entonces no se genera la solidez adecuada necesaria para que el negocio sea beneficioso económicamente y duradero en el tiempo.

Para salvar esta cuestión, ActionCare apuesta en primer lugar por la venta de sus productos y, de esta manera, al ser un producto que realmente se vende, se producirá un efecto llamada a nuevos distribuidores que también quieran ganar dinero, bien como forma de vida completa o de forma parcial complementando sus ingresos.

¿ Cuáles son las claves de éxito del modelo de negocio ActionCare?

ActionCare tiene una apuesta segura con el producto ya que distribuimos servicios  de ASISTENCIA para cubrir las necesidades que pueda tener cualquier tipo de familia, por lo que el nº de clientes potenciales que tenemos es inmenso, ya que cualquier familia necesita asistencia de uno u otro tipo para poder disponer de una mayor calidad de vida y conseguir verdaderamente la Conciliación de la Vida Laboral y personal.  Este es un sector en auge, ya que la incorporación de la mujer al mundo laboral hace que existan necesidades en el día a día que hay que solucionar.  La calidad de los servicios prestados y, por tanto, la satisfacción de los clientes, se obtiene porque todos los servicios los presta la empresa ALARES, nº 1 en el sector de la asistencia y cuidados a las personas, sus propiedades y sus cosas, desde hace más de 20 años.

En definitiva, si estás pensando en un negocio, con ActionCare encontrarás un modelo multinivel para potenciar tus ingresos y un producto muy probado y prestado con la mayor calidad para que tus clientes estén siempre contigo y, de esta forma, se consiguen ingresos recurrentes todos los meses durante toda la vida.

 

Entrevista a Verónica Bolivar, franquiciada de ActionCare

Veronica-Bolivar

¿Por qué elegiste ActionCare?

Me ofreció una confianza desde el inicio que me gustó y que no había sentido antes y además es lo que buscaba para disponer de mi propio negocio ya  que desde el principio consigues beneficios al no tener que pagar altas inversiones, ni Royaltys, ni gastos de local…ni meterte en gastos los cuales te llevan a pasar mucho tiempo hasta que puedas conseguir beneficios o incluso a no conseguirlos.

¿Cuál piensas que es la gran diferencia con el resto de franquicias?

Es completamente diferenciadora por el sector en el que estamos que es de total actualidad ya que en ActionCare contamos con todo un abanico de servicios que ayudan a la Conciliación de la Vida Laboral y Personal, ofreciendo servicios de Asistencia a las familias y en mi caso además como mujer trabajadora me parece vital el poder disponer de una conciliación real en nuestro ritmo de vida actual. ActionCare además pertenece a la empresa Alares, Nº1 en Asistencia a Personas en todo el territorio nacional por lo que la garantía de calidad en los servicios está asegurada.

¿Qué destacarías de tu experiencia en ActionCare? Me siento totalmente realizada profesionalmente con el proyecto. Desde el principio he tenido la oportunidad de crear junto con la central el proyecto a medida al igual que el resto de franquiciados. Hasta ahora lo que había conocido es que desde las centrales te dan todos los temas cerrados y los franquiciados no tenemos capacidad de reacción pero en este caso es totalmente lo contrario, nuestra opinión es fundamental y el trato es cercano y familiar.   ¿Cómo ves las posibilidades de ingresos?

Es fundamental este aspecto para el franquiciado de ActionCare ya que además de disponer de mi propio negocio, tengo la oportunidad de disponer de mi propio equipo de franquiciados, lo que me permite multiplicar mis ingresos obteniéndolos tanto por mis propios clientes como por los clientes de mi equipo de franquiciados.

Finalmente, ¿Qué 3 cosas destacarías de ActionCare?

La primera es la solidez y por lo tanto la tranquilidad de un proyecto a largo plazo, la segunda es el inmenso abanico de clientes del que disponemos en el mercado, ya que cualquier familia necesita conciliar su vida laboral y personal y tercero, y el más importante, el haber conseguido sentirme parte importante del proyecto.

Fuente

La residencia de mayores en casa

Teresa en su Casa

La residencia de mayores en casa. Hay muñecas por muchos rincones del salón, revistas que se amontonan en torres que aguantan sorprendentemente el equilibrio, cajas multicolores por aquí y por allá, unas cortinas de ganchillo confeccionadas a mano encima de una mesa, esperando a ser colgadas, y un sinfín de objetos que no dejan un hueco libre ni siquiera para las pelusas. En medio de este entorno, Teresa se mueve de un lado para otro sin tropezar. A sus 82 flacos años se maneja ágil entre sus cosas, porque son justo entre las que quiere estar. Para que sea así, para que esta mujer risueña y coqueta siga disfrutando de su hogar después de haber superado en 2014 un cáncer de lengua -tras 15 horas de quirófano, nueve días en la UCI y un mes ingresada en el hospital-, de tener un Parkinson que a veces la limita, y de haberse quedado viuda en las navidades de 2015-, su hijo Ricardo le ha montado «la residencia en casa». Le ha contratado los mismos servicios que pueden ofrecerle en esos centros, pero los tiene personalizados y en el propio domicilio. «Y nos ha cambiado la vida», dice sin dudar. «Elegí esta opción porque mis padres estaban muy mayores, especialmente mi padre, que falleció hace un año. En esa época mi madre tuvo una caída y ya era imposible hacerme cargo yo solo. Intentaba llevarles a los dos, pero soy hijo único y hubo un momento en que vi que no podía», cuenta Ricardo, 44 años, sentado en el sofá junto a su madre, que le mira y asiente.

En su caso recurrió a Alares, que es la que ha gestionado todo el servicio que, en esta casa en concreto, ha consistido en adaptar el cuarto de baño para quitar la bañera, donde Teresa se cayó por última vez porque como ella dice «estaba muy alto», y sustituirla por un plato de ducha. Además buscaron a dos personas, Maritza y Consuelo, que se turnan las 24 horas los siete días de la semana para que la mujer esté siempre acompañada. Tiene teleasistencia y telefarmacia en cualquier momento y «hacemos todos los trámites que requieran, hasta sacarles billetes de avión o cambiar la titularidad de algún recibo y demás burocracias, porque lo importante es que cuando Ricardo venga a ver a su madre, esté con ella y no se tenga que preocupar de nada más», recalca a EL MUNDO Laura Pérez, coordinadora general de este servicio de cuidados en casa.

 

Seguir leyendo la entrevista en completo

Pdf de la entrevista en papel