Hablando sobre el talento y la diversidad en las empresas

Sonia Rio, Directora General de Fundación para la Diversidad, fue entrevistada el pasado 12 de noviembre en “El Que Avisa No Es Traidor” en los estudios de MasQUEUNAradio, dentro del programa “Con Talento” que presenta y dirige María Gutiérrez.

Toda la entrevista giró en torno a dos temas de gran importancia en la actualidad: el talento y la diversidad.

En las empresas se están viviendo muchos cambios y, por ende, se está trabajando mucho la diversidad de género, de personas con discapacidad, el colectivo LGTBI… pero la diversidad cultural no es el foco principal. Es un tema que apenas se está tratando en España, a pesar de que será necesario para tener relaciones de negocio con otros países.

Las organizaciones que no sean diversas tienden a desaparecer, ya que la gente joven busca estar alineado con los valores e intereses de la empresa donde trabaja. La diversidad de ideas, experiencias, personas… enriquece el trabajo y la cultura de la empresa, y eso se refleja en el negocio en general. Al final es una relación win-win para todos.

Tan importante como la diversidad es la inclusión, la cual es el gran reto. Según Sonia Rio: “La diversidad es que inviten a todos a la fiesta. La inclusión es que te saquen a bailar”. Además, es imprescindible que los líderes reflejen la voluntad de querer avanzar hacia una organización más diversa e incluyente, pero toda la plantilla debe aportar para que realmente sea así.

Y… ¿cómo se consigue esto? Con actitud positiva, formación, dinámicas, networking interno, un Comité que invite a los empleados a contar experiencias de manera voluntaria, respeto y 0 tolerancia hacia la discriminación, enfocando así los esfuerzos hacia personas que avancen y descartando a la gente que no se sume.

Si conseguimos ser una empresa diversa e inclusiva, será más fácil que retengamos al mejor talento.

Para escuchar la entrevista completa haz clic en este enlace.

El binomio talento y competitividad empresarial

La clave estratégica para cualquier empresa que busque la competitividad empresarial, pasa por asegurar que su capital humano cuenta con la capacidad suficiente para resolver situaciones, prestar un buen servicio/producto a sus clientes y aprovechar la inteligencia colectiva que nos conduce a la innovación continua, entre otras.

De hecho, el tejido empresarial español está compuesto por más de 19 millones de proyectos vitales, es decir, personas que “conviven” en nuestros entornos laborales y que configuran una plantilla diversa con historias, conocimientos, habilidades y experiencias diferentes derivadas de sus circunstancias personales.

Atender al binomio capital humano y competitividad empresarial exige una correcta gestión de la diversidad. Por un lado, el posicionamiento y las oportunidades empresariales se producen cuando las empresas configuran su estrategia en pos de la felicidad de sus trabajadoras y trabajadores, a través del desarrollo de programas de inclusión y gestión de la diversidad que contribuyan a la creación de buenos lugares de trabajo. Por otro lado, configurando innovación y crecimiento económico en un entorno empresarial cada vez más competitivo. Solo así se crean organizaciones más prósperas y avanzadas que ven cómo aumenta la motivación, la productividad de sus equipos, la comunicación y la eficacia organizativa, así como el nivel de satisfacción de sus clientes, entre otras.

Llegados a este punto seguro que coincidimos en que el talento no tiene sexo, ni cultura, ni religión, ni condición social… Ahora bien, para cualquier persona que conozca el día a día de las empresas, es evidente que esto no se traduce así.

Si analizamos el mercado de trabajo segmentando por sexo – hombre / mujer –, podemos comprobar que la presencia femenina en los Consejos de Administración de las empresas del IBEX 35 es solo del 20,3%. Por el contrario, si nos centramos en la composición del Poder Judicial, donde se accede a través de oposición pública, nos encontramos que el porcentaje de juezas es de un 53,9% frente al 46,1% de jueces, es decir, más de 7 puntos por encima.

Ahora bien, si el talento no tiene género y el porcentaje de mujeres tituladas en España es del 60%, ¿qué está pasando para que la tasa de paro sea mayor, los salarios estén (en ocasiones) por debajo y la presencia en los puestos más altos de las organizaciones sea solo para unas pocas? En Fundación Alares llevamos más de 12 años trabajando con diferentes empresas en la implantación y desarrollo de los planes de igualdad, lo que nos ha permitido detectar los factores que afectan de forma negativa al crecimiento profesional de la mujer en el entorno laboral. De este modo, podemos afirmar que hay una necesidad puntera de generar un cambio cultural que nos aleje, tanto a los hombres como a las mujeres, de los estereotipos que etiquetan y encasillan en mayor o menor medida de forma inconsciente a las personas, dependiendo de su diversidad en un determinado sector o puesto de trabajo.

Sin embargo, los cambios culturales son los más complicados de gestionar. Por ello se hace necesario trabajar a distintos niveles, en el educativo desde las edades más tempranas, en el gubernamental con la aplicación de políticas públicas que impulsen el cambio o en el empresarial con la implantación de programas que garanticen la igualdad de oportunidades de acceso al empleo. En definitiva, es necesario que la sociedad en general realice un esfuerzo colectivo dotando de recursos, políticas y servicios que faciliten la igualdad de oportunidades sin importar nuestra diversidad. Las empresas, a pesar de la dificultad del factor “cambio cultural”, no pueden perder la riqueza que aporta la diversidad en los equipos de trabajo, ya que de este modo desaprovechan el 50% del talento.

Como sabemos que la inteligencia colectiva es una herramienta que nos conduce a la innovación y a la calidad continua, es muy importante aprovechar el 100% del talento diverso de nuestra organización. Debemos conseguirlo estableciendo códigos éticos que favorezcan entornos de trabajo inclusivos bajo el lema “cero discriminación” ante cualquier diversidad, además de implantar protocolos que garanticen que estos códigos éticos se cumplen.

Es determinante que la empresa destaque por su liderazgo organizativo, su gestión de talento y su contribución a la calidad de vida en el entorno de trabajo, construyendo así confianza tanto hacia el cliente externo como interno. Para lograrlo, debe contar con planes de gestión de la diversidad que abarquen, como mínimo, los siguientes puntos:

  • Compromiso de la alta dirección y en cascada de forma transversal con todas las personas que la conforman (Código Ético).
  • Estudio y análisis de la diversidad en la organización.
  • Medidas que se van a llevar a cabo y composición del equipo de trabajo.
  • Planificación de la estrategia a seguir, que debe estar integrada en el resto de acciones de la empresa con timing y objetivos medibles.
  • Un buen plan de comunicación:

-Interno: que informe, sensibilice, visibilice y busque aliados.
-Externo: que comunique nuestra misión, visión y objetivos en materia de diversidad.

  • Corregir situaciones desde el área de RRHH:

-Integrar el principio de igualdad en todas las fases: reclutamiento, selección, plan de acogida, clima laboral, promoción interna, fomento del lenguaje inclusivo, etc.

-Protocolos antimobbing.

-Programas de conciliación de la vida laboral y personal y de fomento de la corresponsabilidad.

-Retribución por objetivos: liderazgo inclusivo y fomento de la diversidad.

-Planes de formación.

-Encuestas de clima e idoneidad de las acciones llevadas a cabo.

En definitiva, la gestión de la diversidad está compuesta por nuevas actitudes, estructuras y estrategias que fortalecen la competitividad empresarial. El entorno empresarial es cada vez más competitivo y los avances sociales más significativos, por lo que ninguna empresa debe perderse esta oportunidad.

Cómo deleitar a los clientes en el Inbound Marketing

Llamamos Inbound Marketing al proceso de utilizar distintas técnicas de marketing, con el objetivo de contactar con los posibles compradores al inicio del proceso de compra y acompañarlos para que, finalmente, se conviertan en clientes. Esta metodología tiene 4 fases diferentes: atraer, convertir, cerrar y deleitar.

El momento de la compra no acaba con la venta; va mucho más allá. Para conseguir clientes satisfechos y establecer relaciones duraderas con ellos, debemos actuar con mucha precisión y tratar de que su experiencia con el producto o servicio y la marca sea satisfactoria.

Deleitar a los clientes es un trabajo a largo plazo, en el cual la confianza es la base fundamental. Cada vez que entramos en contacto con alguien, tenemos que tratar de ayudarle a saber qué necesita, cómo conseguirlo y darle más de lo que creía precisar.

Hay tres puntos clave para establecer una relación sincera con los clientes: ser innovadores en todos los aspectos, pero sobre todo con la experiencia de compra, comunicar de forma personal, adaptándonos a cada uno de ellos y educar a través del contenido, para que tomen las decisiones que consideren más adecuadas.

Este último aspecto es uno de los factores principales en el proceso de deleitar. Los clientes ya saben quiénes somos, ya han entrado en contacto con nosotros, y debemos tratar de conseguir y mantener una relación. Para crear un buen contenido y lograr el objetivo, lo ideal es utilizar el lenguaje de nuestro cliente, contar historias cercanas relacionadas con el producto o servicio y sus efectos, conocer a la audiencia y mostrarles ejemplos reales de otros clientes, información relevante, vídeos creativos, datos de interés, etc.

Desde el punto de vista de la empresa, todos los departamentos deben estar implicados en satisfacer a sus clientes. Tengamos en cuenta que un solo error puede hacer que comience a desconfiar, e incluso podemos perderlo para siempre.

Todas las personas del equipo tienen que estar implicadas con la empresa, la plantilla al completo debe estar formada correctamente, lo aconsejable es que entienda y comparta los propósitos de la empresa y que se preocupe porque cada cliente reciba el trato adecuado. Sin duda, si cumplimos estos principios, será más fácil que alcancemos el éxito.

Cada organización hace las cosas a su manera, pero todas deben tener en cuenta que los clientes que están satisfechos, son los mejores embajadores de marca y su valor es incalculable.

Alares Social organiza un Escape Room para empleados

La felicidad en el trabajo es posible

No hay nada mejor que descubrir cómo se divierten y se relacionan nuestros equipos de trabajo, para poder gestionar la comunicación interna y mejorar la experiencia de nuestros empleados.

La herramienta clave para optimizar los procesos de gestión de personas, estimular la participación y la interacción y cuantificar la felicidad subyacente de nuestro entorno, es crear un ambiente laboral feliz.

Dentro de la filosofía de convertir la jornada laboral en un elemento de motivación y autorrealización personal, y como continuidad a las actividades ya iniciadas en el ámbito de la gamificación, Alares Social ha puesto en marcha una iniciativa muy enriquecedora.

Con el objetivo de incrementar las relaciones interpersonales entre las personas de plantilla, potenciar sus capacidades, aumentar la participación en actividades fomentando el trabajo en equipo y mejorar el clima laboral, Alares Social ha organizado un Escape Room para todos los trabajadores del Centro Especial de Empleo.

La actividad se desarrolla fuera del horario laboral. Una vez que se apuntan, se forman equipos reducidos para que todos puedan disfrutar, ajustándose a sus horarios y necesidades. Cuando se ha formado el grupo, todos los participantes reciben dos emails, para así motivarles y promover que se conozcan y puedan comenzar el juego.

El Escape Room dura una hora y es en las propias instalaciones de Alares Social, favoreciendo que todos aquellos que estén interesados, tengan la oportunidad de formar parte de la iniciativa.

Al finalizar cada juego, se apunta el tiempo conseguido por cada grupo. Se realiza un ranking entre todos los grupos y que tenga mejor tiempo será el ganador, obteniendo un premio que se disfrutará en conjunto cuando finalice el verano.

Ya hay muchos empleados que se han implicado en la actividad y están participando, consiguiendo resultados excelentes. El feedback que Alares Social recibe por su parte es muy positivo, alcanzando así su principal meta: ayudar a sus empleados a desarrollarse personal y profesionalmente.

Algunas declaraciones de los trabajadores:

“Gracias a este juego hemos podido salir de la rutina, conocer a otros compañeros y compartir una experiencia única”

Me lo he pasado en grande y he podido pasar un rato con compañeros que no conocía. He llegado a mi casa muy contenta y motivada con mi trabajo

¿En qué consiste el Escape Room?

El director, Legal Marrón, ha desaparecido. Su despacho está bloqueado y la sala de reuniones está revuelta. La pantalla del ordenador está iluminada y contiene un inquietante mensaje: “EL VIRUS QUE ESTABAS INVESTIGANDO HA ESCAPADO”.

La misión que deben resolver es vital para la supervivencia del director y de la empresa. Es una situación de alerta máxima.

Con estas indicaciones, unas instrucciones y una serie de pistas, deben solucionar el problema y encontrar el antídoto.

A partir de este momento, el equipo debe asistir a la hora y lugar que se le haya citado y comenzar a divertirse.

Expleo apoya el proyecto Promociona_T de Alares Social

Expleo, proveedor único de ingeniería integral, servicios de calidad y consultoría de gestión para la transformación digital, ha realizado una aportación solidaria y responsable donando equipos informáticos portátiles al Centro Especial de Empleo Alares Social para su programa Promociona_T, con el objetivo de hacer posible la mejora de la empleabilidad de las personas con discapacidad.

La colaboración de Expleo se enmarca dentro de su Programa de Responsabilidad Social Empresarial, a través del cual ayuda a los colectivos más vulnerables, facilitando así recursos tecnológicos adaptados a las diferentes discapacidades para persones en búsqueda o mejora de empleo.

Programa Promociona_T

Diversos estudios e investigaciones demuestran la necesidad de favorecer el acceso a las TIC a las personas con discapacidad. Tanto en Alares Social como en Expleo son conscientes de esta realidad, y conocen las ventajas que las telecomunicaciones ofrecen para ayudar a mejorar la vida de estas personas.

Es por ello que con esta iniciativa se pretende impulsar la enseñanza en temas de alfabetización digital, ligado a la posibilidad de realizar diversos cursos formativos para la mejora de las competencias y habilidades en materia digital. Estas formaciones estarán dirigidas al conocimiento y manejo tanto de dispositivos como de acceso y uso de internet.

Para alcanzar el objetivo planteado, este programa se ha hecho extensible a diferentes destinatarios y colectivos, consiguiendo así un mayor impacto en la sociedad.

Por un lado, permitirá el acceso al 10-15% de la plantilla de Alares Social CEE, dando la oportunidad a sus trabajadores de tener un equipo portátil en su domicilio para mejorar su accesibilidad sin tener que desplazarse, además de cubrir la enseñanza digital de alguno de ellos.

Por otro lado, a través de las entrevistas de selección realizadas por el Departamento Gestión de Personas, entrarán al programa personas desempleadas y/o en riesgo de exclusión social, donde tras valorar su perfil y competencias profesionales, se detecte una necesidad clara de mejorar su alfabetización digital para poder alcanzar un empleo.

Alares Social

Durante sus años de actividad, el Centro Especial de Empleo Alares Social ha trabajado para aumentar la tasa de empleo de las personas con discapacidad, concienciando a la sociedad sobre la necesidad de romper prejuicios y contribuir a su definitiva inserción en el mercado laboral ordinario.

Los objetivos de las políticas que Alares Social tiene en Responsabilidad Social se basan en aspectos tales como la igualdad de oportunidades, entorno laboral seguro y saludable, especial atención a los colectivos más vulnerables, formación adecuada a cada puesto, accesibilidad en todos los espacios arquitectónicos y tecnológicos, estabilidad en el empleo, conciliación de la vida familiar, laboral y personal, transparencia en la gestión, respeto por el medio ambiente y comunicación con los stakeholders.

Alares Social incorpora 36 personas con discapacidad

  • Alares Social incorpora 36 personas con discapacidad a su plantilla
  • Es el año que más contrataciones se han conseguido derivadas de la XII Feria de Empleo para Personas con Discapacidad.
  • De los 36 talentos, el 18 % tienen discapacidades severas.

A comienzos de 2019, Alares Social se marcó el objetivo de aumentar el porcentaje de la plantilla a un 35 % del colectivo con discapacidad mayor al 65 % físico, psíquico y sensorial, y contribuir a su empleabilidad.

De cara a comenzar este segundo semestre del año, gran parte del mismo ya se ha logrado gracias a su presencia en la XII Feria de Empleo para Personas con Discapacidad,en la que también participó Fundación Alares.

Durante los días 27 y 28 de marzo, dejaron el CV en el stand de ambas Agencias de Colocación cerca de 400 personas con perfiles muy diversos y con gran variedad de habilidades y cualificaciones. Además, se escuchó a todos los aspirantes, aclarando así dudas laborales, se abrieron procesos de selección basados en la igualdad y la diversidad y se hicieron entrevistas directas.

El fin de su asistencia fue buscar postulantes para incorporar al mercado laboral, el cual se superó con éxito. Se cerraron entrevistas con más de 100 candidatos para procesos actualmente abiertos: perfiles de IT, marketing y comunicación, teleoperadores de atención al cliente con y sin idioma, servicios de limpieza, recepción… Y se seguirá citando a los demás candidatos que dejaron su CV, con el fin de incluirlos en los procesos de selección y de intermediación laboral de las empresas que tienen convenios de colaboración con Fundación Alares y Alares Social.

Es el año que más contrataciones se han conseguido derivadas de la feria, siendo un total, hasta la fecha de hoy, 36 talentos los incorporados: 26 mujeres y 10 hombres, de los cuales el 18 % tienen discapacidades severas.

Fundación Alares, además de trabajar para el fomento de la conciliación, la igualdad y la calidad de vida de las personas dependientes, desarrolla actividades en torno a la Diversidad y no discriminación, la promoción de emprendedores y el autoempleo, así como para la inclusión laboral de personas con discapacidad. 

Alares Social ofrece puestos de trabajo tanto para el Centro Especial de Empleo como para sus empresas clientes. Son expertos en buscar y retener el talento, haciendo rigurosos procesos de selección y asesorando a cada candidato de manera individualizada.

Gracias a la Comunidad de Madrid por promover acciones que facilitan a las empresas la búsqueda de talentos y, a las personas con discapacidad, una oportunidad de inserción en el mundo laboral.

Jóvenes con discapacidad, más capacitados que nunca

La mayoría de millennials con discapacidad considera que su situación refuerza sus valores

A pesar de ser una generación más preparada y de haber aumentado las tasas de empleo con respecto a años anteriores, los datos de contratación de jóvenes con discapacidad aún deben mejorar.

Según el informe “Millenials con Discapacidad, motor del futuro” elaborado por la Fundación Adecco y por JYSK, el 72% de los encuestados cree que contar con una discapacidad refuerza en gran medida valores profesionales. Cualidades como la constancia, el esfuerzo y la resistencia a la frustración. Y a pesar de esta creencia, el 60% piensa que no encontrará trabajo en menos de un año. De hecho, el 35% de personas con discapacidad que pertenecen a la generación millennial son desempleados de larga duración, lo que explica el pensamiento pesimista de éstos.

La tasa de paro de los jóvenes con discapacidad es 32 puntos más alta que los que no tienen discapacidad

Los datos extraídos del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo de la Fundación ONCE demuestran que todavía hay que luchar por introducir a las personas con discapacidad al mercado laboral. Solo en la Comunidad de Madrid, hay registrados desde enero de 2016 hasta junio de 2018, un total de 20.000 personas con discapacidad en situación de desempleo. De 60.100 ocupados, los contratos que se realizan a menores de 25 años son 2.782.

En todo el país, hay 1.840.700 personas con discapacidad en edad de trabajar (de entre 16 y 64 años), lo que supone un 5,9% de la población total. El estudio también nos ofrece la tasa de paro de personas con discapacidad, que es del 28,6%, del cual el colectivo joven representa el 4,9%.

Cada uno de estos datos refuerza la idea de que, a pesar de seguir avanzando en materia de empleo para personas con algún tipo de discapacidad (independientemente del porcentaje de ésta), hay que seguir luchando por hacer comprender a la sociedad que más allá de la discapacidad, está la capacidad de cada persona. El colectivo joven todavía precisa de apoyo para introducirse al mercado laboral y aún queda mucho por hacer para que las empresas se den cuenta de que el futuro también se encuentra en ellos. Contratar a personas con discapacidad o externalizar sus servicios confiando en un Centro Especial de Empleo es una apuesta segura para contar con trabajadores y trabajadoras comprometidos.

Compromiso con la conciliación: Dentsu y Carat

Dentsu Aegis Network y Carat España, comprometidos con la conciliación

Para mejorar el bienestar de las plantillas y sus familias, ponen en marcha el plan Alares 360º

La directora de RRHH de Dentsu Aegis Network, Dña. Yvonne Arias y los managing directors de CARAT España, Dña. Patricia Fernández y D. Carlos Ramalho, han firmado con el Presidente de Alares, D. Javier Benavente, un acuerdo de colaboración para poner a disposición de todos sus empleados/as el Plan Alares 360º, un completo programa de servicios que ayudan a la conciliación laboral, personal y familiar. Este tiene como fin mejorar la calidad de vida de toda la plantilla y la de sus familias.

Plan Alares 360º: servicios para la conciliación y contribución social

Con el objetivo de mejorar el bienestar de todos los empleados/as y sus familias, Dentsu Aegis Network y Carat España ponen en marcha este plan, el cual incluye un conjunto de servicios que potencian la conciliación y la corresponsabilidad, y cubren toda una serie de necesidades personales, en cualquier parte de España, en 6 idiomas diferentes, las 24 horas del día, los 365 días del año.

Todos estos servicios son prestados por Alares, empresa líder desde hace más de 25 años en servicios asistenciales que tienen como fin cuidar a las personas, sus familias y hacerles la vida más fácil, y que ya cuenta con más de 5 millones de beneficiarios en España y Portugal.

Los servicios de los que disponen los empleados/as incluyen desde un gestor personal, que se ocupa de todas las gestiones y necesidades del día a día, Telefarmacia para la entrega de medicamentos a domicilio sin coste, consultas médicas 24 horas con especialistas, renovación del carné de conducir, Segunda Opinión Médica Internacional o Asistencia Informática y Tecnológica.

Dentro de estos beneficios también disponen de la garantía de Ayuda Personal a Domicilio ante necesidad médica, servicio de Teleasistencia fija y móvil para sus familiares en riesgo y Búsqueda y Selección de Personal, entre otros.

Compromiso con la Responsabilidad Social Empresarial

Todos los servicios a los que pueden acceder tanto los colaboradores como sus familiares, son gestionados desde el Centro Especial de Empleo propio, Alares Social, donde el 90% de las personas que lo integran posee algún tipo de discapacidad. De todas las compras que se hacen en Alares, el 10 % de la facturación total se destina a crear empleo directo de personas con discapacidad, y otro 10 % al desarrollo de proyectos de carácter social, contribuyendo así al desarrollo de personas con situaciones especiales y al autoempleo. Con este compromiso, Dentsu Aegis Network, Carat España y Alares demuestran de forma tangible su compromiso con la mejora de la sociedad.

Apuesta por la retención del talento

Este conjunto de beneficios asistenciales ayuda a los empleados/as a sentirse más cómodos en su lugar de trabajo, despreocupándose por las gestiones y trámites diarios y ganando tiempo para sus cuestiones personales. Por este motivo, favorecen la conciliación y la corresponsabilidad de la vida personal, laboral y familiar, la igualdad de oportunidades, la correcta gestión de la diversidad de la plantilla y la no discriminación en el empleo.

¿Qué es lo que piden los jóvenes a las empresas?

Nos encontramos ante nuevas generaciones más exigentes, preparadas y con implicación social. La gran rotación existente en los puestos de trabajo conlleva un problema para las organizaciones, puesto que cada vez es más difícil retener el talento en ellas.

Según un reciente análisis realizado por la bolsa de trabajo alemana Absolventa, el 63% de los millennials se informa al detalle de todo lo que ofrece la empresa a su plantilla, y el 51% confiesa que esos beneficios son más importantes que un buen sueldo.

El 83% de los millenials considera imprescindible la formación continuada. El horario flexible y el teletrabajo son prestaciones que no deberían contar como un extra, según el 63% de los encuestados en el estudio. El 40% considera que tener un móvil de empresa también debería ser ineludible, así como un equipo de trabajo moderno y adecuado, imprescindible para el 80%.

Todos los encuestados consideran estos beneficios de carácter obligatorio para acceder a un puesto laboral. Cuando no se dan las condiciones óptimas o sienten que el trabajo afecta a su vida personal y familiar, deciden cambiar de empresa.

Para retener el talento en las empresas, hay que tener en cuenta que la tendencia hoy en día gira alrededor de los beneficios sociales y de las ayudas a la conciliación. Estas tendencias no pueden ser sustituidas por una mejora del salario, ya que se han convertido en una importante herramienta de motivación y compromiso para los colaboradores.

Las empresas son conscientes de esta realidad y cada vez son más las que se suman a implantar políticas y medidas de bienestar en el trabajo, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los empleados y, así, conseguir fidelizarlos y mejorar el rendimiento laboral de la plantilla.

Pero, ¿cómo se consigue instaurar y aplicar estas medidas?

La mayoría de las organizaciones que ya han decidido implantar beneficios sociales y ayudas a la conciliación cuentan con empresas especializadas en promover y ofrecer este tipo de servicios.

En el caso de Alares, cuidamos a las personas y ayudamos a las empresas a ser más competitivas y responsables. Toda organización que contrata nuestros servicios, además de beneficiarse de las medidas de conciliación disponibles, hace una compra responsable, ya que el 10% de toda la facturación se destina a crear empleo directo de personas con discapacidad y otro 10% a impulsar proyectos de carácter social, contribuyendo así al desarrollo de personas en situaciones especiales y al autoempleo.

Cada organización tendrá que valorar qué prácticas son las más adecuadas para que sus trabajadores puedan disfrutar de la familia y el ocio y al mismo tiempo saquen mayor rendimiento a sus horas laborales. Pero lo que está claro es que es imprescindible hacer uso de estas medidas si se quiere alcanzar el éxito con equipos comprometidos y fieles a la misión empresarial.  

Cómo afecta la conciliación a los niños

“Las guarderías se han convertido en la única alternativa para los padres españoles que trabajan y que ven cómo la conciliación de su vida profesional y personal sigue siendo una quimera”, así lo afirma el estudio Guardería & Familia 2018 de Edenred. Y es que, en España, todavía queda mucho por hacer para que los padres puedan disfrutar de los hijos sin dejar el trabajo o tener que modificar su jornada laboral.

El informe anual de Edenred afirma que el 66,4% de los trabajadores, a la hora de tener un hijo, dejaría su trabajo si pudiera permitírselo y el 54% estaría dispuesto a tener más hijos si obtuviera mejores ayudas. Pero, además, la mayoría debe llevar a sus hijos a una guardería por motivos de horarios laborales y el 69,8% apenas puede disfrutar de sus pequeños por falta de tiempo.

El 64,4% de los niños pasa entre 5 y 8 horas en la guardería, y más de 8 horas el 20,59%. Estas cifras demuestran que el 85% de los padres deben contar con una ayuda extra para poder conciliar su vida laboral y familiar. Es sorprendente saber que el 62,7% de estos niños que acuden a la guardería tienen menos de un año.

A la hora de escoger el centro, lo que más valora el 42,9% de los padres es la cercanía al hogar, seguido del horario que tenga. Ambos datos demuestran que se le da especial relevancia a la comodidad y la flexibilidad horaria, y esto viene originado por las jornadas laborales de los progenitores. Podemos decir que deben adaptar la vida de sus hijos a los horarios de su trabajo.

Esta es la realidad que estamos viviendo y, aunque las empresas están incluyendo cada vez más planes de conciliación en su estrategia, todavía queda mucho camino por recorrer.  

Es necesario establecer medidas de conciliación convenientes

Ante esta situación, surge la necesidad de que las empresas valoren qué medidas de conciliación son las más adecuadas para que los trabajadores puedan disfrutar de sus hijos y sacar más rendimiento al trabajo, lo que además potenciará la atracción y retención del talento. 

“Las buenas relaciones nos mantienen más felices y saludables”, así lo confirma El Estudio sobre Desarrollo Adulto de la Universidad de Harvard, el cual destaca cuáles son las claves de la felicidad. Y la relación familiar es, sin duda, la más importante.