Conciliar es más importante para los españoles que para el resto de países.

El 55% de los encuestados para el informe anual “Randstad Employer Brand Research” afirma que la conciliación es el segundo factor más importante a la hora de elegir una empresa. En el resto de países que participan en la encuesta, el porcentaje desciende 10 puntos.

Estos resultados se han obtenido a partir de 175.000 encuestas en 26 países, 7.000 de ellas realizadas en el nuestro. Este dato reafirma el hecho de que los españoles vemos necesaria la conciliación del trabajo y de la vida personal, quizá porque nuestros horarios laborales son más largos en comparación con otros países.

Encontramos una clara tendencia en nuestro país de buscar empresas que faciliten la flexibilidad horaria y el equilibrio de lo laboral con lo personal. Según el informe, los españoles creen que uno de los mayores problemas del mercado laboral es la falta de equilibrio entre estos dos conceptos.

El salario sigue siendo el primer factor en todos los países

Tan solo Singapur supera a España en la creencia de que la conciliación es de lo más importante a la hora de elegir empresa, con un 64%. Italia y Nueva Zelanda se igualan con nuestro país, pues el 55% de la población ocupada de estos países considera los servicios de apoyo a la conciliación como un factor clave.

Los porcentajes más bajos los encontramos en Rusia (32%), República Checa (34%), Alemania (36%) y Austria (38%). Es estos países los trabajadores y trabajadoras consideran menos determinante el equilibrio entre lo profesional y lo personal a la hora de seleccionar una empresa.

Independientemente de la importancia que se le otorgue a la conciliación, el salario económico sigue resultando el primer factor por el que los empleados y empleadas eligen una empresa, tanto fuera como dentro de España. Otros factores importantes son la seguridad laboral, el buen ambiente laboral y las oportunidades de desarrollo en la empresa.

Javier Benavente Barrón firma el Manifiesto por la Conciliación

Javier Benavente Barrón, presidente de Alares ha firmado el manifiesto por la conciliación en el acto organizado por ARHOE. Para ello, ha presentado su propio manifiesto, donde insta a las Administraciones Públicas la necesidades de incentivos fiscales para las empresas que ofrezcan servicios que faciliten la conciliación de la vida personal y laboral.

LAS EMPRESAS QUEREMOS CONTRIBUIR A LA CONCILIACIÓN LABORAL Y PERSONAL DE FORMA REAL Y EFECTIVA DE NUESTRAS PLANTILLAS.

Para que ello se generalice en el sector empresarial, y la igualdad de oportunidades sea real, necesitamos que las Administraciones Públicas lo apoyen con medidas fiscales aceleradoras y una regulación adecuada de los Servicios a la Persona (SAP)

Cada empresa es única y distinta, por eso en primer lugar contaré que hacemos en Alares para después explicar que políticas en materia de Conciliación aplicamos y que pedimos al Gobierno como medidas reales y efectivas para ayudar a esa conciliación, la igualdad de oportunidades y la mejora de la productividad.

Alares es una empresa que se dedica desde hace casi 20 años (desde 1999) a cuidar de las personas de cualquier edad (niños, jóvenes, adultos, mayores, …) y sus familias, dentro y fuera de sus hogares, dando respuesta y aportando soluciones a todas aquellas necesidades de su día a día en cualquier parte de España y Portugal donde se encuentren.

Para ello prestamos servicios de asistencia a nuestros clientes las 24 horas del día, los 365 días del año, pues estos son los requerimientos de nuestros usuarios, y en 6 idiomas distintos, (español, catalán, inglés, portugués, alemán y francés) para atender también a las personas extranjeras que viven o visitan España.

Nuestra plantilla interna de Gestión y Operaciones está integrada por 430 personas, de las cuales, un 48 % tienen algún tipo de discapacidad, (ello forma parte de nuestro compromiso social, pues el 10% de nuestra facturación va directamente a crear empleo directo con discapacidad). Un 63 % del total de nuestra plantilla son mujeres, un 37 % hombres y nuestro comité de dirección está formado por un 67 % de mujeres. Además contamos con 2 Fundaciones (Fundación Alares y Fundación para la Diversidad) a las cuales dedicamos otro 10% de nuestra facturación.

Debo decir que, dando por hecho que nuestros servicios y atención al cliente son excelentes, nuestra Responsabilidad Social Empresarial, que está unida íntimamente a nuestro negocio, es nuestro principal sello y elemento diferenciador competitivo. La sociedad te devuelve siempre más de lo que das.

Nuestro programa de Conciliación de la vida Personal, Laboral y Familiar tiene como objetivo atraer a los mejores profesionales, hacerles fieles a nuestra marca y favorecer la Diversidad y la Gestión de esta en nuestra plantilla, dado que esa diversidad de plantilla es lo que fomenta nuestra innovación permanente en el desarrollo de productos y servicios que precisan cada uno de los micro nichos de nuestro mercado potencial.

Y en Alares, ese programa de conciliación se apoya en tres grandes pilares:

1.- Flexibilidad horaria: En las áreas de prestación de servicios a nuestros clientes tenemos turnos de mañana, tarde, noches, ya sea en laborables o en fines de semana. Cada persona elige el turno que mejor le encaje de acuerdo con sus circunstancias. Los Servicios Centrales tienen horario flexible de entrada y salida entre las 8:30 h y las 18:00 h de la tardeJornada de verano de 8 a 15:00 h, con flexibilidad igualmente de entrada y salida. Viernes tardes libres de todo el año (existen turnos de guardia) y puentes siempre libres sin contar como vacaciones (también existen turnos de guardia). Además, todo el mundo tiene a su disposición 4 días al año adicionales libres para aquellos temas de conciliación personal o familiar que pudieran precisar, además de los que la Ley les pueda otorgar como derechos.

2.- Atención personalizada: Para Alares este tema es fundamental, pues cada persona es única y si queremos tener a los mejores al final tenemos que adaptarnos a las circunstancias de cada uno, más aún cuando nuestra diversidad de plantilla, especialmente en el tema de género, discapacidad y nacionalidad, es tan amplia. Para ello contamos con un departamento específico de apoyo y atención personalizada a todos y cada uno de nuestros colaboradores.

3.- Disponibilidad de servicios reales, tangibles y concretos de apoyo, cuidados, asistencia y acompañamiento personal y familiar en los domicilios, tanto al empleado como a su familia: cónyuge, hijos<30 años, padres y suegros, vivan donde vivan en cualquier parte de España. Quizás este sea el punto más novedoso, interesante y valorado por nuestra plantilla, y el que más beneficios o retornos en reducción de absentismo y fidelización a la marca aporta a Alares. Este es el paquete de servicios que Alares vende a las Empresas en general como programa ALARES 360, y que como es lógico lo tienen todos nuestros empleados. Aquí ponemos a disposición de nuestras plantillas y familiares toda una serie de servicios que se engloban en 4 grandes áreas, todas ellas necesarias para nuestros empleados, con un importante valor real y emocional:

  1. Un Asistente Personal 24h. o Concierge: que hace en nombre del empleado o familiar todo aquello que precise. Nosotros lo hacemos por él mientras está en su puesto de trabajo: desde gestionarle unas vacaciones hasta ir a la farmacia a comprarle un medicamento.
  2. Apoyo profesional y administrativo: Cualquier duda profesional tiene al otro lado del teléfono a un experto que le asesore (médicos, abogados, psicólogos…) o cualquier trámite administrativo, nosotros se lo hacemos sin ningún coste para él.
  3. Cuidados, acompañamiento y asistencia Personal, en su domicilio u hospital, para él o para cualquiera de su familia, con un número de horas gratis de asistencia cuando lo necesite. Este es el servicio más valorado y agradecido por nuestra plantilla y su familia.
  4. Control y Asistencia remota de personas en riesgo, todo gratis, a través de equipos tecnológicos (embarazos, niños que pasan tiempo solos, personas mayores, riesgo de violencia doméstica o de género, etc.)

Para Alares, estos 3 pilares (Flexibilidad horaria, Atención personalizada y Disponibilidad de servicios para él y su familia) que componen nuestro Programa de Conciliación, han sido claves para nuestro desarrollo, innovación permanente y prestar un servicio exquisito a nuestros clientes, con un coste que hemos podido contrastar se amortiza de forma inmediata por muchos frentes.

A todo lo anterior, añadimos Formación y Sensibilización para toda la plantilla en todo lo relativo a la CORRESPONSABILIDAD entre hombres y mujeres en materia de responsabilidad familiar y en los hogares. Un tema que no es estrictamente empresarial pero que influye enormemente en la disponibilidad de los mejores y en el mejor aprovechamiento de todas las capacidades y desarrollo de carrera especialmente entre las mujeres (nuestra plantilla tiene un 67% de mujeres).

Pero, por nuestra actividad, somos conscientes que este tipo de medidas, especialmente la última, la de disponibilidad de servicios reales, tangibles y concretos de asistencia personal y familiar no es mentalmente asumible por muchas empresas, especialmente las pequeñas, las que aglutinan a más del 90% del empleo de nuestro país. Y esta última medida es la que desde nuestro punto de vista es crucial para lograr la verdadera conciliación trabajo-Familia y, por tanto, la igualdad de oportunidades entre todas las personas ya sea por género, discapacidad, edad, origen, etc., a la vez que influye enormemente en la disminución del absentismo (en torno al 50% viene de la atención a las problemáticas familiares).

LA CONCILIACIÓN TRABAJO-FAMILIA NO ES SOLO RESPONSABILIDAD DE LAS EMPRESAS, ES UNA RESPONSABILIDAD DE TODOS. Y es ahí donde pido al Gobierno de turno que, si realmente quiere contribuir a esa igualdad efectiva deberían apoyarla con 2 importantes medidas, pues la sensibilización por sí sola no es suficiente:

  1. Leyes: Regulación de los Servicios a la Personas para:
    1. Eliminar la economía sumergida del sector (+ 1 Millón de personas)
    2. Profesionalizar el trabajo en los hogares
    3. Dar seguridad a los Usuarios
    4. Hacerlos accesibles a la totalidad de la población, independientemente de su nivel de renta o lugar de residencia.
  1. Acelerador: Incentivo fiscal
    1. A las empresas: Son necesarias medidas económicamente incentivadoras como es la deducción fiscal en la cuota a pagar a hacienda de al menos el 50%, incluso según el tamaño de empresa hasta el 100%, de los costes de estos servicios de asistencia personal y familiar que las empresas pongan a disposición de sus empleados y familiares.
  1. A los Usuarios utilizadores de los servicios: Incentivo fiscal en el IRPF y en los costes a la Seguridad Social para que los Servicios a la Persona sean accesibles a toda la población y aflore la economía sumergida. Debemos conseguir en un primer momento que el coste en la economía formal a través de empresas o particulares no sea superior al coste en la economía sumergida. Esto es clave e imprescindible.

Sin este tipo de apoyos, regulatorios y fiscales, no veremos una igualdad efectiva, especialmente entre hombres y mujeres, pues lamentablemente la mayor parte de las responsabilidades familiares siguen recayendo en las mujeres. Y el incentivo fiscal es el acelerador que todo lo mueve.

Las 2 peticiones anteriores al Gobierno son tangibles y concretas, fruto de nuestro conocimiento profunda de las necesidades reales de la población, tanto rural como urbana, y de las necesidades de las empresas. Ya hay estudios que acreditan que el coste neto para las arcas Públicas de estas dos medidas es cero. Es una cuestión de sensibilidad política hacia los nuevos tiempos y necesidades.

Todos tenemos que remar en la misma dirección, Administraciones Públicas y Empresas. Sin ello el barco no avanza.

Enhorabuena, vamos avanzando en conciliación

cabecera

Un informe de Fundación Alares, centrado en las más de 1200 candidaturas presentadas en la categoría empresas a los Premios Nacionales durante las últimas 7 ediciones, demuestra que la implicación por parte de las empresas en materia de conciliación ha avanzado de manera significativa.

El informe revela que las medidas de conciliación Trabajo-Familia más valoradas y que más contribuyen a la reducción del absentismo laboral son la flexibilidad horaria y la disponibilidad de servicios asistenciales que cuidan del empleado y su familia.

La jornada intensiva de trabajo, el horario flexible y la posibilidad de reducción de jornada, con un 96 %, 91 % y
un 74 % 
respectivamente, son las medidas de conciliación que se sitúan en el “podium” como las más utilizadas por
las empresas.

Madrid, 16 de Septiembre. Los avances en materia de conciliación fomentan cada vez más la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, con la consiguiente mejora de las condiciones de trabajo y de los resultados de la empresa. Para conocer como han evolucionado las medidas de conciliación en los últimos años, Fundación Alares ha preparado un informe. En la elaboración de dicho documento se han tenido en cuenta las más de 1200 candidaturas presentadas por las empresas a los Premios Nacionales Alares a la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal y la Responsabilidad Social Corporativa, unos premios que han celebrado este año su octava edición.

Leer más…

¿Es asumible la conciliación?

Hace unos días salía publicado en el diario El Mundo un reportaje que reflexionaba, a través de las opiniones de varios expertos, sobre la conciliación en las empresas españolas. Buena parte de los empresarios de nuestro país no ven con buenos ojos propuestas como la flexibilidad de horarios de los empleados, el fomento del teletrabajo o el aumento de los permisos de maternidad por considerarlos un gasto muy elevado imposible de asumir en tiempos de crisis.

Sin embargo, varios estudios demuestran que lejos de lo que se pueda pensar, la conciliación de la vida laboral con la personal y la familiar fomenta que los empleados estén más comprometidos con su empresa, lo que ayuda por tanto a la retención del talento. Esta opinión la comparte Roberto Martínez, Director de Fundación Másfamilia, quien afirma que la conciliación “es una inversión en el empleado, en el capital humano, y por tanto, en la mejor marcha de la empresa”.

Para que la conciliación sea posible es necesario trabajar por objetivos y desterrar la cultura empresarial del “presentismo”, tan arraigada en España. De hecho, Roberto Martínez alude a estudios sobre recursos humanos que explican que a partir de las 7 horas al día no hay productividad en el trabajo.

La conciliación debe entenderse como una inversión y no como un coste, y aunque es complicado cuantificar en términos económicos el retorno de dicha inversión lo que sí es cierto es que un empleado contento con su empresa siempre será más productivo.

Poco a poco el empresariado español se está concienciando de lo importante que es contar con una plantilla feliz, de hecho cada vez son más las empresas que cuentan con el certificado EFR de empresas familiarmente responsables, siendo Alares® una de ellas.

Un horario concentrado aumenta la productividad y facilita la conciliación

Ésta es una de las conclusiones que se deduce de un informe que presentaba hace unos días el Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales en Vitoria sobre la flexibilización de la jornada laboral en el ámbito empresarial.

Este informe realiza una comparación de la jornada laboral de las empresas vascas con las de otras compañías europeas, y aunque los españoles dedican 232 horas más al año al trabajo que el resto de europeos, su nivel de productividad se reduce a la mitad.

Por otra parte, este estudio ha incluido encuestas a empresas donde esta medida de conciliación ya está implantada. Según datos extraídos de estas encuestas realizadas, el 36,7% de los empleados aseguran estar satisfechos con el nuevo horario laboral y afirman que sin duda mejoran el clima laboral. El 30% de los encuestados ven mejor compatibilizada su vida laboral con la familiar. Y son el 23,3% de los trabajadores los que indican que la reducción de jornada ha supuesto una mejora en su nivel de productividad.

Algunas de las causas de que las empresas españolas no apuesten por la adopción de un horario laboral a semejanza a lo establecido a nivel europeo, son los aspectos culturales y los hábitos laborales adquiridos.

La flexibilidad horaria la medida de conciliación más utilizada por las empresas

Ésta es una de las conclusiones a las que llega un estudio que ha recabado información de 1831 empresas españolas. De los entrevistados, el 13,4% reconoce no tener flexibilidad horaria para ayudar a la conciliación de su vida profesional, familiar y personal. Frente a estos, el 18,76% dice tener “algo de flexibilidad”, el 45,4% “bastante flexibilidad”, mientras que 22,5% declara que tiene un horario de entrada y de salida “totalmente flexible”.

En este estudio las peor parada es la mediana empresa, ya que el 20,62% de éstas reconoce no contar con flexibilidad horaria frente al 19,74% de las empresas con más de 250 trabajadores.

Pero además, este estudio también hace un análisis de la flexibilidad horaria en las empresas según su sector de actividad. Son el sector financiero, las relacionadas con la producción y distribución de electricidad, agua y gas y las relacionadas con los servicios empresariales las que más gozan de medidas de flexibilidad horaria, frente a la industria manufacturera, la hostelería, las empresas sanitarias y de servicios sociales y las agrícolas y ganaderas.

Además de la flexibilidad horaria, el estudio recoge, que las empresas optan también por otras medidas para ayudar a la conciliación o mejorar el clima laboral como son la reducción de jornada y los contratos a tiempo parcial.

Madrid, Galicia, Murcia y Castilla León se sitúan como las comunidades más flexibles de España frente a La Rioja, Castilla-La Mancha, Andalucía y País Vasco.

Pero también este estudio constata la disminución de ayudas económicas para empleados con mayores y personas con discapacidad o dependientes a su cargo. Pero en cambio, ha crecido el número de empresas que ofrece ayudas a empleados con hijos menores de tres años.

Otro dato muy positivo que recoge este análisis, es el mayor nivel de concienciación que existe por parte de las empresas de la importancia de las medidas de conciliación de la vida profesional, personal y familiar para mejorar el clima laboral.