Marcas responsables y transparentes para fidelizar

Las empresas tenemos una gran repercusión en la sociedad. Cada día somos más conscientes de este hecho, y por ello, los clientes demandan más responsabilidad por parte de las compañías.

Esto lo demuestra un estudio realizado por Sprout Social, que esclarece que ocultar información e ignorar las necesidades de los consumidores son dos de las principales muestras de irresponsabilidad por parte de las organizaciones. De hecho, el 81% de los encuestados considera que ser transparente debe ser una obligación para las marcas, aunque casi el 30% de los que afirman este hecho declara que ellos mismos no tienen por qué serlo.

El 53% de los consumidores considera que la transparencia de marca es un motivo por el que repetir las compras y el 37% cree que es una razón por la que aumentar la frecuenta de éstas. Además, el 42% la recomendaría a su familia y amigos, mientras que el 33% publicaría un post en redes sociales contando las virtudes de la misma.

La calidad y el precio siguen siendo factores determinantes a la hora de adquirir un producto, con un 41% y un 39% de personas que así lo consideran.

La RSC es necesaria para fidelizar.

La tendencia es clara: cada vez más los consumidores reclamamos a las empresas que aporten valor más allá de un producto o servicio de calidad. La competencia en el mercado es muy alta, y la sociedad está concienciada de lo que las compañías pueden ser capaces de hacer.

Por ello, está comprobado por numerosos estudios que la Responsabilidad Social Corporativa es un factor determinante en la decisión de compra de nuestros clientes y depende sólo y únicamente de la empresa. No importa la causa a la que se una, siempre que sea una aportación que ayude a las personas.

El 85% de clientes fieles a una marca admiten que no conocen con exactitud las razones de su decisión

Informe elaborado por Alares.

Alares elabora el informe IMEA donde analiza los aspectos que más influyen para que la experiencia de cliente sea positiva y los factores que hacen que éstos escojan una marca u otra.

Del 54% de personas que han reconocido ser fieles a una marca, el 60% ha admitido que ésta no tiene el coste más bajo del mercado.

Según el IMEA (Índice de Medición de Empleados, elaborado por Alares) el 85% de clientes fieles a una marca admiten que no conocen con exactitud las razones de su decisión. El mismo porcentaje afirma que las acciones sociales que llevan a cabo las empresas influyen en gran medida en su elección.

El objetivo de este estudio ha sido conocer los factores que intervienen en la decisión de compra. Se ha concluido que la mayoría procede de las emociones. En esta línea, la Responsabilidad Social Corporativa se repite como el elemento que más motiva a la hora de elegir una empresa u otra, aunque 32% de las 800 personas encuestadas dice informarse activamente sobre las aportaciones que realiza la organización en cuestión a la comunidad. Este último dato esclarece la importancia de comunicar de manera efectiva las políticas de RSC de las compañías transmitiendo al consumidor el valor que aporta a la a la sociedad.

En este segundo informe, precedido en diciembre del año pasado por el IMCA (Índice de Medición de Clientes elaborado por Alares), se ha tomado como muestra a usuarios directos de diferentes servicios destinados a hacer efectiva la conciliación de la vida personal y laboral, prestados por Alares. Esto ha permitido conocer, además de su perspectiva como clientes, los puntos a los que dan importancia en calidad de empleados y empleadas.

El 86% ha destacado la importancia de que una organización muestre preocupación por sus intereses e inquietudes como compradores

El precio es cada vez menos importante si tenemos en cuenta que del 54% de personas que han reconocido ser fieles a una marca. El 60% ha admitido que ésta no tiene el coste más bajo del mercado. Además, independientemente de su importe, el 89% de los consultados ha reconocido que no repite con productos o servicios cuyo servicio al consumidor ha resultado insatisfactorio.

La experiencia de compra es el segundo factor que más afecta a en cuanto términos de fidelización con la marca. El 83% de los encuestados prefiere acudir, y lo hace con frecuencia, a aquellos puntos de venta en los que tienen la certeza de que van a recibir una buena respuesta ante cualquier problema, duda o cuestión relativa al producto o servicio que adquieren.

El trato humano sigue siendo crucial a la hora de ofrecer vivencias positivas. El 72% atribuye a este componente gran parte de su percepción sobre la marca, mientras que la tecnología es percibida con un porcentaje mucho más bajo, que apenas llega al 15%. Esto está en línea con la creencia de que los avances tecnológicos “deshumanizan” el proceso de compra. El cliente sigue demandando un trato personalizado y valora a las compañías que lo ofrecen.

Descarga el informe completo

Los programas de conciliación mejoran el Employer Branding en un 33%

Employer Branding

Alares ha elaborado un estudio donde han participado 20 empresas clientes de todos los tamaños, correspondientes a un volumen de empleados total de más de 150.000 y un número de beneficiarios totales (empleados y sus familiares) de más de 750.000 personas.

El Employer Branding es la suma del impacto de la marca en los clientes, en los empleados y en la sociedad en general.

Es tan importante como que al final de cuentas una empresa no puede existir si no hay nadie que quiera trabajar en ella. Alares, con el objetivo de conocer el impacto real de los programas de conciliación como parte importante en la mejora del Employer Branding, ha elaborado una encuesta a 20 empresas clientes de diferentes tamaños y sectores, con un volumen total de 150.000 empleados.

Todas estas empresas, que tienen implantado el Plan Alares 360º, un programa social para toda la plantilla de la empresa y sus familias que incluye servicios pioneros en conciliación, igualdad, gestión de la Diversidad, integración de personas con discapacidad y prevención de la violencia de género, declaran que la implantación del mismo ha mejorado su imagen de marca como empleador en un 33%.

A su vez, el 98% de todos los empleados de estas empresas, valoran de manera muy positiva positivamente los programas de conciliación, declarando que los mismos, han influido directamente en la mejora de su compromiso e implicación con su empresa.

Todas las empresas encuestadas coinciden en que las compañías que cuidan a sus empleados tratan mejor a sus clientes. Es una cuestión de compromiso con la Sociedad en general. Para cualquier organización, mejorar el atractivo como empleador y la capacidad de atracción, así como diferenciarse de los competidores, son puntos clave para la supervivencia empresarial. Las nuevas generaciones ya no sitúan en el plano principal al dinero, dando mayor valor a aspectos tales como que sus necesidades estén cubiertas. Los aspectos emocionales cobran, por tanto, un valor cada vez mayor, ya que ambos mejoran la calidad de vida de los empleados. En ese sentido, las empresas encuestadas afirman que el Plan Alares 360º ha mejorado en un 16% la atracción de nuevos candidatos.

“Son así, cada vez más, aquellos que en una entrevista de trabajo preguntan por los programas de conciliación que tiene la empresa, siendo este, un punto clave a la hora de tomar una decisión para quedarse en una u otra por encima incluso del salario monetario” según declara Valle Rodríguez, Directora de RRHH de Amadeus, empresa que tiene implantado, con gran éxito, el Plan Alares 360º.

Invertir en programas de conciliación, por tanto, es la solución para conseguir orgullo de pertenencia, buen ambiente de trabajo, embajadores de marca, mejora de la productividad, reducción de la rotación y menores tiempos a la hora de cubrir las vacantes.

El Employer Branding se torna como una ventaja competitiva frente al resto de empresas que se puede medir tanto en lo que respecta a reputación como a los resultados. Es un elemento clave para reforzar la posición de mercado, liderazgo y aportación de valor a la marca.

Servicios de alto valor añadido: La clave para la diferenciación y el liderazgo empresarial

Foto-Reto-Alares (3)

Un reciente estudio publicado por INESE ‘Cifras clave del sector asegurador español 2013’ pone de relieve que las aseguradoras empeoran en un 12,91% su resultado de la cuenta técnica. El estudio que elabora anualmente INESE muestra que el resultado de la cuenta técnica de las aseguradoras se redujo el pasado año en un 12,91%, hasta situarse en 4.907,6 millones de euros.Estos datos que configuran un panorama, cuanto menos positivo, ponen sobre la mesa la necesidad de analizar a fondo el problema y buscar, por tanto,  soluciones

La satisfacción del cliente: Lo primero

La experiencia del cliente es el factor determinante que influye sobre la imagen que éste tiene de la marca. Los clientes, con diferencia, prefieren aquellas marcas que se muestran cercanas, se prestan a interactuar y se preocupan por su satisfacción.
Así lo refleja el estudio elaborado por Path to Purchase Institute (P2PI) conjuntamente con Croxxmarkd y Maketing Werks.La clave está, por tanto, en la satisfacción del cliente, y cuando se llega verdaderamente a las emociones de estos, y se cubren sus necesidades reales , llegamos a ella.
En Alares, contamos entre nuestro grueso de clientes, con numerosas aseguradoras que año tras año mejoran notablemente su cuenta de resultados con servicios que satisfacen verdaderamente las necesidades del día a día  de sus clientes.
Si un cliente tiene un producto/ servicio de cualquier empresa, y este, como valor añadido, tiene una serie de servicios que se preocupan tanto de él como de su familia, siempre será algo que recibirá de manera muy positiva. Por ello, ahora más que nunca, las empresas tienen que invertir en lo que más importa: las personas.

¿Cómo lo hacemos?

En esta línea, ofrecemos la oportunidad de llegar a las emociones de los clientes, ya que somos expertos en la prestación de servicios personales imprescindibles en la vida diaria y cuidamos de lo que más les preocupa: su familia.

Ofrecemos a las aseguradoras diferenciarse de la competencia y reforzar la fidelización, retención y atracción de clientes sus empresas, ya que ayudamos a construir relaciones fuertes y duraderas con su target, independientemente de cómo sea el producto que comercializan.

Potenciamos la marca y aportamos valor al negocio, sorprendiendo a los clientes y superando sus expectativas, para que su satisfacción sea máxima.

Generamos más productividad y nuevos ingresos. Nuestros servicios, unidos a cualquier seguro, satisfacen las necesidades de clientes y sus familias, y hacen que se sientan cuidados y valorados en todo momento.

Potenciamos tu Responsabilidad Social Corporativa (RSC), al ayudar a los clientes y sus familiares a tener una mejor calidad de vida e independencia, ayudándoles a conciliar su vida personal, familiar y laboral.

Todo ello se traduce en un doble beneficio: responsabilidad social y productividad
Además, todos los servicios pueden computar como Compra Responsable, ya que los podemos prestar a través de nuestro Centro Especial de Empleo, Alares Social, donde más del 90% de nuestra plantilla son personas con Discapacidad. Esto permitirá a cualquier compañía aumentar el porcentaje de cumplimiento de la nueva ley de integración de personas con discapacidad y su inclusión social.