Vota por una Europa diversa, plural y exitosa



  • Los Charteres de Diversidad Europeos de Alemania, Eslovenia, España Grecia, Luxemburgo, Holanda, Polonia, Rumanía, animan a toda la población activa a ejercer su derecho a voto en las elecciones europeas, promoviendo la diversidad como aspecto clave para conseguir la paz, la cohesión social y el avance económico.

En los últimos 70 años, Europa se ha mantenido en paz y se ha beneficiado, como centro del comercio y la industria, de una cultura laboral que respeta y valora el pluralismo. Muchas organizaciones y empresas han empezado a promover activamente colaboraciones transfronterizas y equipos internacionales, entendiendo que la cooperación europea y la diversidad las hace más exitosas, resilientes y estables en un mundo de creciente complejidad.

Una plantilla diversa combina diferentes capacidades y talentos en beneficio de todos. Tenemos todas las de ganar: cuando nuestros equipos reflejan esta realidad y valoramos a cada uno de nuestros empleados en toda su unicidad, podrán desplegar todo su potencial y motivación y, así, aportar a la sociedad en su conjunto. 

Aboguemos vivamente por la inclusión y la igualdad de trato para todas las personas en Europa, independientemente de su sexo, género, nacionalidad, origen, idioma, religión o convicciones, discapacidad, edad, orientación sexual o identidad de género. La promoción de la diversidad, específicamente en el entorno laboral, sigue siendo una necesidad apremiante”, según Javier Benavente Barrón, vicepresidente de la Fundación para la Diversidad. 

La Unión Europea se enfrenta a grandes retos y saber gestionar la diversidad es tarea imprescindible para la innovación, la creatividad y una mayor eficacia económica.

Desde el próximo 23 de mayo y hasta el 26 de ese mismo mes, casi 400 millones de europeos/as podrán emitir su voto para elegir al próximo Parlamento Europeo. Depende de todos y cada uno de ellos el futuro de la Unión Europea y si seguirá manteniendo dos de sus características principales: la paz y la diversidad. 

Vayamos todos y todas a votar” nos animan desde la Fundación para la Diversidad. “Si queremos influir en el clima europeo, si queremos ser determinantes en la definición de nuestra forma de vivir, la forma en la que tratamos a los demás y cooperamos entre nosotros, la abstención no debería ser una opción. Hagamos que nuestras voces se oigan, seamos parte de una Europa común. La diversidad debería ser eje clave, no solo porque es un valor fundamental en nuestras sociedades y economías, sino porque será primordial para mantener la paz social y una economía positiva en Europa”.

Bajo el lema de “Unidos en la Diversidad”, la plataforma de Charteres de Diversidad Europeos, continúa izando la bandera de la diversidad y haciendo campaña para promover la paz, la inclusión y la prosperidad. La diversidad es nuestra riqueza, la pluralidad nos convierte en sociedades más fuertes y triunfantes.

Esta plataforma hace un llamamiento a todos los ciudadanos para que vayan a las urnas y voten de forma responsable, a favor de la diversidad y la protección de valores como la igualdad, la justicia y el respeto a las diferencias.

Modificación de la ley de contratos públicos y cumplimiento ley discapacidad

Medidas_Alternativas_Discapacidad

Modificación de la ley de contratos públicos y cumplimiento ley discapacidad / «Medidas Alternativas. El próximo 9 de marzo entran en vigor  la Ley de Contratos Públicos que establece el procedimiento a seguir para la contratación con las Administraciones Públicas, esta Ley de carácter general modifica diferentes normas entre las que se encuentra la LRJSP (40/2015) y La Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social (RDLeg 1/2013).

En este contexto estamos recibiendo diferentes consultas del tejido empresarial en relación a las licitaciones públicas, y las empresas se plantean si estas modificaciones afectan al cumplimiento de la cuota de reserva a través de las medidas alternativas.

Por ello, Fundación Alares ha realizado unas reflexiones al respecto:

La Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos Públicos (LCP) prohíbe la contratación con entidades públicas a aquellas “personas” (jurídicas) que no cumplan “el requisito de que al menos el 2 por ciento de sus empleados sean trabajadores con discapacidad, de conformidad con el artículo 42 del Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el  texto  refundido  de  la  Ley  General  de  derechos  de  las  personas  con  discapacidad  y  de  su inclusión social, en las condiciones que reglamentariamente se determinen”.(Art. 71.1.d)

Se plantea la duda de si esa prohibición conlleva que las empresas adjudicatarias de un concurso público  tengan  que  cumplir  con tal  requisito  exclusivamente  mediante  la  contratación  directa  de personas  con discapacidad,  o  bien  resulta  posible  hacerlo  mediante  la  aplicación  de  medidas alternativas.

A  la  vista  de  las  razones  que  se  relacionan  a  continuación,  la  conclusión  es  que no  ha cambiado respecto a la regulación actual, vigente hasta el 8 de marzo y, por tanto, una   empresa   adjudicataria   podrá   cumplir    tal    requisito    bien    mediante   la contratación directa o bien mediante el recurso a medidas alternativas.

 

Leer más

 

El 43% de las personas con discapacidad que trabajan en Alares Social, lo hacen de manera estable y con contratación indefinida

Alares Social_

El Centro Especial de Empleo (CEE) Alares Social responde a su finalidad social, ofreciendo empleo de calidad a las personas con discapacidad, gracias a una formación continuada, facilitando su desarrollo social y profesional y aportando una autonomía que les permite ejercitar sus derechos.

El CEE además ofrece a las empresas ventajas sociales, comerciales, económicas y legales.

Alares Social cuenta en su plantilla con un 90 % de personas con discapacidad, de las cuales, un 43 % tienen un contrato indefinido. Autonomía económica, mejora en la calidad de vida, independencia familiar, desarrollo y futuro profesional, es lo que obtiene una persona con discapacidad al incorporarse al mercado laboral.

Con estas condiciones de trabajo óptimas, el CEE apuesta por la la inclusión plena de las personas con discapacidad en nuestra Sociedad.

Sin embargo, no solo la propia persona resulta beneficiaria, sino que la inclusión redunda numerosos beneficios. Refuerza la economía de los aspectos intangibles como es la reputación empresarial, ya que la empresa proyecta unos valores que los clientes perciben, tales como confianza, compromiso e innovación.

Beneficios de la contratación de personas con discapacidad

A nivel laboral, los equipos de trabajo diversos, generan un clima marcado por el esfuerzo, perseverancia y superación e impulsan, a su vez, valores de aceptación y no discriminación.

El ROI que recibe la empresa, no solo se traduce en ventajas económicas, sino que mejora su Imagen reputacional y se produce un Impacto inmediato en productividad, mejorando notablemente los indicadores de éxito de cada empresa.

A nivel legal, cualquier empresa que cuenta con más de 50 trabajadores tiene que contratar, como mínimo, a un 2% de personas con discapacidad. Las empresas, que de manera excepcional no pueden contratar ese porcentaje, se pueden acoger a medidas alternativas y hacer compra responsable a Alares Social, contribuyendo así a la creación de empleo de personas con discapacidad, ya que es el propio CEE quien emplea a estas personas. Además, cumplir con la ley, permite a las empresas presentarse a concursos públicos o recuperar el aval que había entregado. De igual modo, superando el 2% de contratación obligatorio, a igualdad de precios, la organización tiene preferencia en un concurso público.

A nivel social, se consigue de manera transversal, la igualdad real de oportunidades, la inclusión de las personas con discapacidad, y las administraciones públicas se ven beneficiadas con el consiguiente ahorro en materia de desempleo.

Cualquier empresa puede contribuir a la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad

En línea con el compromiso que tiene con la Sociedad, Fundación Alares, entidad que promueve Alares Social, Centro Especial de Empleo, ofrece orientación sin compromiso, asesoramiento técnico y ayuda en todo lo que cualquier empresa necesite para para cumplir con la ley, ya sea facilitándote personas con discapacidad para su contratación en la propia empresa o a través de Medidas Alternativas a la contratación directa a realizar con Alares.

En Alares Social prestamos servicios de Outsourcing o Externalización en los que gestionamos íntegramente procesos intensivos en personal de las empresas e instituciones y que desarrollamos mediante personas con discapacidad desde nuestro Centro Especial de Empleo. Estos servicios pueden ser desde la gestión de servicios asistenciales a los empleados (Plan Conciliación Alares 360º), la gestión de la Formación e impartición de la misma, servicios de Contact Center, externalización de Procesos y actividades Intensivas en Personal, hasta servicios para la Captación y Fidelización de Clientes.

Es una cuestión de win-win

Silla de Ruedas

Es una cuestión de win-win. Una cuestión de ganar- ganar. Y es que, todos ganamos con la inclusión de las personas con discapacidad.

La inserción social pasa por la inserción laboral, ya que para la consecución de la autonomía económica e independencia es necesario  un salario económico y emocional.

Para cualquier empresa es idóneo que contrate servicios de un centro especial de empleo como parte integrante de su estrategia de responsabilidad social.

Cualquier organización que externalice un servicio con Alares Social CEE no solo tiene un retorno económico positivo, (ya que un Centro Especial de Empleo cuenta con mayores ventajas fiscales que una empresa ordinaria) sino que obtiene un gran valor social, apostando por la inclusión de las personas con discapacidad y por la creación de puestos de trabajo.

Al final una empresa que opera en el mercado tiene que devolverle a la sociedad la confianza que esta deposita en ella cuando compra sus productos o servicios. Todas las personas hacemos discriminación positiva sobre aquellas empresas que se preocupan por la Sociedad, frente a la discriminación negativa de aquellas que no lo hacen. A la hora de decantarte por una empresa u otra, el hecho de que una empresa sea Socialmente Responsable y trabaje por la igualdad de oportunidades, sin ningún tipo de discriminación, es cada vez más, un factor determinante a la hora de adquirir un producto o servicio o no hacerlo.

La Responsabilidad Social es de todos, donde las organizaciones tienen más poder y, por tanto, tienen que predicar con el ejemplo y tener ese compromiso social. Esta Responsabilidad Social deja una huella tan positiva para la organización, que el hecho de contratar personas con discapacidad hace que mejore notablemente el rendimiento de los demás trabajadores y  su compromiso con la compañía, fortaleciendo el trabajo en equipo. La Inclusión laboral de las personas con discapacidad permite contratar a personas muy formadas que hacen su trabajo con mayores niveles de calidad, implicación y compromiso, incluso que una persona que no tiene discapacidad. Es un retorno positivo para todos, donde la propia persona ve como mejora su autoestima, al sentirse plenamente integrada, y que puede ejercitar plenamente sus derechos.

El impacto social, laboral y económico, es rentable en cualquiera de sus vertientes. Al final es una cuestión donde todos los actores implicados ganan.

Una cuestión de win-win

 

«No hay nada que me impida avanzar”

Ivan-Santos-

No hay nada que me impida avanzar. Iván Santos tiene 19 años. Unos años que han estado marcados por visitas a hospitales. Nada más nacer le detectaron un problema en el corazón que le tuvo de quirófano en quirófano los primeros años de vida. En la tercera operación vinieron las complicaciones mayores al coger el llamado virus de quirófano, donde tuvo mucha pérdida de sangre y fue necesario movilizar a la Comunidad de Madrid para conseguir reservas de su grupo sanguíneo, 0 negativo.

Pérdida de movilidad, falta de desarrollo de la musculatura, acoso en el colegio, merma de capacidad pulmonar y daños en el cerebro, debido a las paradas cardíacas que sufrió en una de las operaciones, son solo algunas de las secuelas que tiene Iván.

Además, hace 6 años, debido a un medicamento perdió visión en un ojo y, desde entonces, padece migrañas.Sin embargo, para Iván, no hay nada que le impida avanzar y seguir luchando por lo que más quiere hacer en su vida, llegar a ser funcionario, aunque no descarta dedicarse profesionalmente a ayudar a familias y niños que han pasado o están pasando por su misma situación.

Su madre, junto con María Escudero y Belén Rueda, fundaron Menudos Corazones, una entidad sin ánimo de lucro cuya finalidad es llevar a cabo los programas y actividades necesarios para mejorar la calidad de vida de los niños y jóvenes con cardiopatías congénitas y de sus familias.

Iván asegura que hay mucha incultura acerca de esta problemática, y que los niños han sido muy crueles con él. Sin embargo todos estos problemas le han hecho crecer como persona, callar bocas a aquellos que no creían en él y, lo más importante, demostrarse a sí mismo que puede con todo.

Es un apasionado del fútbol y acaba de terminar un ciclo de grado medio de Administración.

Para hacer las prácticas decidió venir a Fundación Alares desde donde dice llevarse muy buen recuerdo. Estas prácticas no laborales se enmarcan dentro del programa “Integrémonos para Sumar” de la Fundación Alares, que engloba un conjunto de actividades dirigidas a las empresas y  a las personas con Discapacidad, cuyo objetivo es la INCLUSIÓN laboral de las mismas en  condiciones óptimas para las empresas.

En palabras de Iván “En Fundación Alares me he sentido como en casa”. He aprendido mucho, he podido poner en práctica todo lo que he estudiado y me he llenado de ganas para seguir aprendiendo más”.

“Los dolores de cabeza que me acompañan desde hace años, han desaparecido. Tener la mente ocupada haciendo lo que a uno le gusta, es la mejor terapia para todo. La mejor terapia para la felicidad, para la vida. Y así me he sentido yo aquí, feliz y realizado”, matizaba Iván. ¿Hay algo mejor que eso?

Iván, no solo ha destacado por su capacidad resolutiva, su concentración, sus ganas de aprender o por lo bien que ha desempeñado las tareas del día a día, sino que ha destacado si cabe más aún por los valores que nos ha enseñado, por contagiarnos esa energía, esa vitalidad y esa actitud positiva, donde lo que puedes o lo que no puedes hacer, lo decides solo tú mismo.

Fuerza, coraje, superación y la positividad son cualidades que forman parte de él.

Iván, después del verano seguirá estudiando en un Campus Universitario.