Sostenibilidad Empresarial y Felicidad Personal

El próximo 13 de febrero tendrá lugar la jornada “Sostenibilidad Empresarial y Felicidad Personal. ¿Complementariedad o Contraposición?”

Fomentar la Responsabilidad Familiar Corporativa en las empresas es tarea de todos los que están involucrados en el ejercicio de la dirección de personas. Es imprescindible promover esta iniciativa porque redunda en beneficio de todos y facilita unos mejores resultados empresariales. Esta tarea no es sencilla, pero vale la pena.

Así lo demuestra el Estudio sobre Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid impulsado por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE, la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid y Alares.

En esta jornada se expondrán las principales conclusiones del Estudio.

Posteriormente se reflexionará sobre ellas mediante un panel con representación institucional, empresarial y social, para analizar el proceso de integración entre el ámbito familiar y el laboral, su abordaje, dificultades y las consecuencias que implica la no integración de los espacios.

También se comentarán las estrategias personales, familiares, organizacionales e institucionales orientadas a la consecución de una mejor conciliación y una mayor corresponsabilidad.

El evento tendrá lugar el miércoles 13 de febrero de 9:30h a 12:30h en el Palacio de los Duques de Santoña.

En el siguiente enlace puedes acceder al programa.

¡Completa tu inscripción y no te quedes sin plaza!

Siete compras para fidelizar a un cliente

fidelización

fidelización

Conseguir que una persona se enamore de nuestra marca no es fácil, pero si además tenemos que conquistarla con un producto nuevo, la cosa se complica. Por ello, debemos poner la máxima atención en investigar cuál es el plan de acción adecuado para lograr nuestros objetivos.

Según un estudio de Nielsen, para que un producto que llega nuevo al mercado se convierta en algo indispensable para el consumidor, éste tiene que meterlo en la cesta un mínimo de 7 veces. El mismo análisis demuestra que alrededor de la mitad de clientes no compra el mismo producto una segunda vez, por lo que llegar a una séptima parece difícil, pero no es imposible.

La experiencia de compra vuelve a ser la protagonista

Una vez más se demuestra la gran importancia que tiene el momento de la adquisición de ese producto o servicio. Si no cubrimos las necesidades de las personas y no damos respuesta a sus expectativas, tenemos un 30% más de probabilidades de formar parte de las empresas cuyas estrategias de fidelización fracasan.

El estudio también nos ha permitido conocer cuál es el porcentaje de compañías que lanzan un producto o servicio y no tienen la respuesta esperada. 8 de cada 10 empresas que destinan menos de un 2% de su presupuesto a investigar las necesidades del consumidor no logran clientes leales.

Es igual de relevante dar un apoyo continuado durante, mínimo, los tres años siguientes. Solo un 20% de novedades que aparecen en el mercado mejoran sus resultados con respecto al año de lanzamiento. Si la experiencia de compra desde el primer minuto es buena, tenemos muchas más probabilidades de convertir esa novedad en una necesidad para el cliente. De hecho, el informe Tomorrow’s Experience Today, del Centro Global de Excelencia para Clientes de KPMG, las marcas que aportan al cliente una vivencia satisfactoria incrementan en un 54% sus ingresos.

Varios estudios nos han demostrado que para que los clientes de una marca sean leales a ella, lo más efectivo es dar una respuesta real a sus necesidades y mostrar interés por su día a día. De esta manera aportamos valor a sus vidas y nos convertimos en un imprescindible.

No solo la primera experiencia de compra debe ser perfecta. Toda vivencia que la firma ofrezca debe conceder al consumidor prestaciones que faciliten su vida y que le hagan ver que ésta se preocupa por cuidarlo. Porque solo aportando valor a las vidas de nuestros clientes, seremos esenciales para ellos.

Los empleados son más exigentes con las compañías que los consumidores

Alares publica un nuevo informe que compara sus dos últimos estudios: el índice de medición de clientes y el índice de medición de empleados.

En ambos índices se obtienen resultados del 82,5% de media ante la afirmación de que el precio es cada vez menos importante, y se sitúa detrás de la Experiencia de Compra.

Alares ha realizado un informe que compara sus dos últimos estudios: el Índice de Medición de Clientes y el Índice de Medición de Empleados. El análisis permite encontrar coincidencias y diferencias entre los puntos de vista de las personas como consumidores y como empleados y empleadas. En la primera investigación, no se tiene en cuenta la visión de las personas cuando trabajan para una marca, mientras que en la segunda sí se utiliza su condición como colaboradores de una empresa para sacar conclusiones.

Las cifras que mantienen mayor similitud corresponden a los aspectos que tienen que ver con la decisión de compra de las personas. En ambos índices se obtienen resultados del 82,5% de media ante la afirmación de que el precio es cada vez menos importante, y se sitúa detrás de la Experiencia de Compra. La Responsabilidad Social Corporativa también tiene valores muy parecidos tanto para clientes como para empleados y empleadas, ya que importa en gran medida para un 80% de los primeros y para un 85% de los segundos.

Donde encontramos mayores diferencias es en las reacciones que tienen tras la compra.

Si la experiencia es negativa, un 63% de los encuestados en calidad de clientes no repite con esta marca, mientras que en el caso de los empleados y empleadas que no reiteran se eleva a un 89%. En cambio, si esta vivencia es positiva, los clientes recomiendan la marca en un 65% y, en este caso, un número mayor de colaboradores se preocupa por comunicar lo bueno de las empresas.

Por último, el resultado obtenido de personas que no miran la competencia cuando una firma les agrada, está más igualado, pues se encuentra entre el 43% en clientes y el 54% en trabajadores y trabajadoras.

Tras estos análisis vemos que los que viven el día a día de las empresas son más inflexibles y exigentes con las compañías que los consumidores, posiblemente por su experiencia tras las compañías. Saben que pueden hacerlo mejor y encuentran rápidamente áreas de mejora. En cambio, la recomendación es más alta por parte de los mismos, ya que conocen el poder del “boca a boca”.

Para ambos puntos de vista la RSC es realmente importante, aunque ligeramente mayor en el segundo estudio, quizá porque sienten un compromiso con la comunidad al tener cierta influencia sobre ella.

Accede al informe completo

¿Cuáles son las medidas para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral que han demostrado una mayor eficacia y ya implantadas en las empresas españolas?

Imagen de Familia

Fundación Alares da respuesta a ello. A través de un informe, que recoge la evolución social y empresarial de conciliación/corresponsabilidad  de los años 2007-2013. Los resultados obtenidos se extraen del análisis de candidaturas que las empresas  han presentado a los Premios Nacionales Alares a la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal y la RSC, unos premios que celebran este año su octava edición.

Puedes descargar el informe aquí