Casi el 50% de las empresas en España asegura que su productividad ha aumentado con el teletrabajo

EL TELETRABAJO EN TIEMPOS DEL COVID-19 DIRIGIDO A EMPRESAS
  • Según el segundo informe de Alares sobre Teletrabajo en Tiempos de Covid-19, el 49,50% de empresas que han medido su productividad, ha notado una mejora.
  • Más de la mitad de las empresas que proporcionan flexibilidad horaria y servicios de conciliación personal y laboral a sus plantillas observa un incremento de la productividad.
  • Más de la mitad de las empresas encuestadas, el 58,33%, continuará con el teletrabajo cuando la situación se normalice y el 93,94% está dispuesto a compensar los gastos derivados.
  • Empresa y persona trabajadora coinciden en ver en positivo la modalidad de teletrabajo.

En el primer informe realizado por Alares sobre Teletrabajo y flexibilidad en Tiempos de Covid-19 dirigido a las plantillas de las empresas, los empleados/as recibían de manera positiva la modalidad de teletrabajo, algo que se corrobora en este segundo informe, donde hemos preguntado lo mismo a las empresas y éstas tienen una opinión idéntica.

Del total de empresas encuestadas, el 56% ha implementado la modalidad de teletrabajo durante el confinamiento para toda la plantilla, y el 41,67% lo ha implantado para una parte. Los motivos que han impedido a las empresas implantar esta forma de trabajo durante el Estado de Alarma, se deben en un 50% a la imposibilidad productiva y en un 33,34% por los ERTES.

La productividad mejora y la satisfacción del empleado/a también.

Los datos analizados confirman que el 28% de las empresas ha establecido procedimientos especí­ficos para medir la productividad del trabajo en remoto. El 49,50% afirma haber notado un aumento de la productividad de sus trabajadores/as, mientras que el 35,64% ha mantenido los mismos resultados que antes del Estado de Alarma. Por otro lado, también es importante contar con la valoración de la propia persona trabajadora, o eso piensa el 56% de las compañías encuestadas, las cuales han realizado un seguimiento de su plantilla midiendo el índice de satisfacción durante el confinamiento.

El 54,44% de las empresas que ofrecen flexibilidad horaria a su plantilla ha visto incrementada su productividad.

Parece que las organizaciones que se preocupan por la calidad de vida de su plantilla, y ofrecen flexibilidad de la jornada, obtienen un claro beneficio. El informe de Alares también revela una relación positiva entre flexibilidad y disminución de absentismo para un 56,45% del total de las compañías. También, un 75,76% ha establecido protocolos de comunicación para favorecer el contacto permanente con los equipos de trabajo, evitando así varios de los hándicaps de esta modalidad como pueden ser el aislamiento, la soledad o la disminución del sentimiento de pertenencia.

Hay que señalar que el 37,88% de las organizaciones ha favorecido la flexibilidad horaria de toda su plantilla, mientras que el 47,73% la ha facilitado únicamente en los puestos que así lo permitían.

En palabras de Mar Aguilera, Directora de Fundación Alares e impulsora del este informe: “Las empresas que apuestan por cuidar a sus trabajadores/as, proporcionándoles servicios que mejoran su calidad de vida, obtienen mejores resultados que derivan en una mejora de la competitividad a todos los niveles.”

En este sentido, hay que destacar que el 51% de las empresas que proporcionan servicios de cuidados a sus plantillas han incrementado su productividad. Asimismo, es interesante observar la tipología de servicios que han proporcionado las empresas a sus plantillas durante el con­finamiento. En primer lugar, el 26,25% de empresas ha ofrecido ayuda médico-psicológica, seguido de las gestiones administrativas en un 19,38%. Le siguen, aunque a cierta distancia, la ayuda a domicilio ante enfermedad (9,38%), teleasistencia para mayores (6,88%), compra de medicamentos (6,88%), profesores particulares (6,25%), apoyo en gestiones para traslados geográficos (5,63%), apoyo en domicilio por el nacimiento de un bebé (5,63%), ayuda ante pequeñas reparaciones y mantenimiento del hogar (5,63%), y con un mismo porcentaje del 0,63%, fondos de ayudas especiales, envío a domicilio de equipos de protección frente a la Covid-19 y proporcionar vivienda a padres con bebés, que eran desahuciados todos.

Otro de los aspectos fundamentales de la modalidad del teletrabajo es contar con un entorno seguro y cómodo dentro del domicilio. Por ello, las empresas deben promover hábitos de seguridad e higiene que fomenten la comodidad de la persona trabajadora en su hogar. El 89,74% de las organizaciones encuestadas han facilitado información al respecto: un 26,37% aporta consejos sobre la comodidad en el lugar de trabajo, un 22,71% da recomendaciones a la hora de diferenciar el espacio laboral y personal, y otro 22’34% sobre Prevención de Riesgos Laborales.

A la hora de implementar el teletrabajo, muchas empresas han establecido algún tipo de priorización según el colectivo. Por ejemplo, el 28,15% ha dado antelación a las personas que presentaban factores de riesgo frente al Covid19, un 22,96% tuvo en cuenta a personas con menores en edad escolar, mientras que el 17,78% lo hacía con los empleados/as que tenían a cargo familiares dependientes o con discapacidad, y un 14% cuando estos se ocupan de sus mayores.

Para Beatriz Coleto, Directora de la Unidad de Apoyo al personal de Alares, “es fundamental tener en cuenta la diversidad de nuestros empleados/as para poder ayudarles en su proceso de adaptación y consecución de la excelencia en el modelo de teletrabajo.”

No obstante, no todo son ventajas en el teletrabajo.Uno de los grandes inconvenientes es la falta de medios a la hora de desempeñar las tareas desde el domicilio. En nuestro primer informe, los datos analizados mostraban que al 73,41% de las personas encuestadas su empresa les había suministrado todos los medios necesarios para poder teletrabajar. Estos datos casan con el presente análisis, donde el 87,88% de las empresas dicen haber suministrado medios a sus plantillas para poder desarrollar su función desde casa. Del total de estas empresas, el 89% ha proporcionado equipos informáticos y líneas de telefonía móvil, y en menor medida material ergonómico, digitalización y formación o ayudas económicas.

La formación continua en el puesto de trabajo también es un elemento fundamental para el desarrollo personal y profesional. Por lo que, durante el confinamiento, el 71,76% de empresas encuestadas ha proporcionado formación a su plantilla, logrando con ello reforzar la motivación.

También ha variado el absentismo. El 79,55% de las empresas encuestadas lo han medido, y de éstas, el 52,43% ha comprobado su disminución durante el Estado de Alarma, y el 34,81% señala que se ha mantenido igual.

¿Cuál es el nivel de implementación del teletrabajo? Es posible concluir que antes del Estado de Alarma, solo el 9,09% de las empresas encuestadas tenían implantado el teletrabajo en sus empresas para toda la plantilla (el 31,82% lo llevaba a cabo solo para una parte de la plantilla). Del total de las empresas que tenían implantada esta modalidad antes del Estado de Alarma, el 72,22% asegura que el teletrabajo ha mejorado durante el confi­namiento. Como ya comentábamos en el primer informe realizado, esto es debido a la ventaja de una mayor experiencia y a la capacidad de adaptación a los procesos previos del teletrabajo.

“El teletrabajo ha venido para quedarse y nuevas formas de cuidar el bienestar de los trabajadores y trabajadoras también”, afirma Javier Benavente Barrón, Presidente de Alares.

Así lo constatan los datos analizados en relación a la previsión de continuidad de la modalidad de teletrabajo, una vez se normalice la situación actual. Más de la mitad de las empresas encuestadas, el 58,33%, continuarán con el teletrabajo. De éstas, el 17,42% lo implantará 2 días a la semana, el 15,91% más de 2 días por semana, y el 13,64% de manera continua, salvo para ocasiones que requieran la presencia física en la oficina.

Además, el 94% de las empresas están dispuestas a compensar los gastos derivados del teletrabajo, señalando en primer lugar con un 50% los equipos informáticos, seguidos de la línea de internet con un 23,89% y la línea de telefonía móvil o fi­ja (21,02%). En menor proporción apuntan otros gastos derivados de la actividad laboral como el porcentaje proporcional de la luz, mobiliario específico, material fungible, gas y dietas.

Destacar, por último, que la valoración de la experiencia empresarial en relación al teletrabajo para más del 85% de las compañías es entre “buena” y “muy buena”.

Accede al informe completo

Un 81,6% de las empresas afirman estar a favor de una normativa razonable que regule el teletrabajo

Formación

Así se recoge en los primeros datos analizados por Fundación Alares, resultantes de una encuesta que lanzaba el pasado mes a más de 500 empresas de nuestro país, para conocer su visión sobre el impacto del teletrabajo.

Durante el confinamiento provocado por el Estado de Alarma, Fundación Alares también elaboró una encuesta para analizar los efectos de la implantación del teletrabajo en nuestro país, según la visión de los trabajadores, cuyos datos se exponen en un informe presentado el mes pasado*

Un 81,06% de las empresas afirman estar a favor de la creación de una normativa que regule el teletrabajo. Así lo manifiestan cerca de 500 entidades en la encuesta elaborada por Fundación Alares, para conocer el impacto del teletrabajo durante el Estado de Alarma provocada por el Covid-19.

Son los primeros datos que se recogen de la encuesta realizada a empresas de todos los sectores de nuestro país. En la misma se plantean diferentes cuestiones tales como si las organizaciones han ido haciendo seguimientos con los trabajadores, si han medido su grado de satisfacción, si les han proporcionado formación, si han establecido sistemas para medir la productividad y cuáles han sido…

Actualmente, Fundación Alares está trabajando en la elaboración del informe final con todos los datos, pero podemos adelantar algunos de ellos, como por ejemplo los que aplican a qué parte debe asumir la empresa y qué parte el empleado, en lo que refiere a los gastos.

En este sentido, un 93,94% de las empresas encuestadas declaran estar dispuestas a dotar de los medios técnicos a sus trabajadores, tales como equipos informáticos, un 59,88% están dispuestas a asumir los gastos de internet y un 57,01% la línea telefónica.  Por el contrario, solo un 1,27% de las empresas encuestadas están a favor de cubrir los gastos a la plantilla tales como mobiliario, material de oficina o la realización de un estudio del puesto de trabajo como prevención.

Si tenemos en cuenta los datos obtenidos en la encuesta realizada a las personas empleadas  hace unas semanas, es interesante observar que, aunque a muchas de ellas su empresa no les había cubierto los gastos derivados del teletrabajo, el porcentaje de personas que refirió su interés en seguir teletrabajando una vez se normalice la situación actual, fue muy elevado. Del total, un 12,14% manifestó su interés en teletrabajar un día a la semana, un 38,73%, dos días a la semana, un 22,54%, más de dos días a la semana y un 21,97%, de manera continua, salvo para ocasiones que requieran su presencia física en la oficina. De este modo, podemos afirmar que, del total de personas encuestadas, a un 95,38% le gustaría continuar con el teletrabajo.

Cabe destacar que en la encuesta realizada a las empresas el 58,31% continuará con la modalidad de teletrabajo una vez se normalice la situación, lo que supone un incremento importante si comparamos con la situación anterior al confinamiento.Este análisis nos confirma que el teletrabajo es aceptado tanto por las empresas como por las personas que trabajan en ella, en definitiva, ha venido para quedarse.

De los primeros datos obtenidos, Fundación Alares extrae que el teletrabajo permite un ahorro para todas las partes implicadas y además facilita la conciliación y la mejora de la calidad de vida, pero es necesario que se desarrolle bajo una situación normalizada.

El informe completo se presentará durante este mes, y se podrá conocer, con datos reales, el impacto del teletrabajo por parte de las entidades y los trabajadores y la visión completa de ambos en este sentido.

Accede al informe completo de la encuesta realizada a empleados sobre su visión del teletrabajo durante el Estado de Alarma.

La corresponsabilidad familiar mejora en un 28,45% respecto al año 2016

  • Este año se celebra la Feria de la Infancia los días 30 de noviembre y 1 de diciembre.
  • Según los datos recabados el año pasado, en el 38,37% de los hogares, la mujer soporta el mayor peso en el reparto de tareas, en el 25,18% recae sobre los hombres y en un 36,45% se hace de manera compartida.
  • Podemos ver grandes avances respecto al 2016, año en el cual las tareas del hogar recaían en la mujer en un 59% frente al 33% de los hombres y solo en un 8% de los casos se realizaban conjuntamente.

El Día Universal de la Infancia 2019 se celebrará los próximos días 30 de noviembre y 1 de diciembre en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo. Fundación Alares, por cuarto año consecutivo y gracias a la invitación de la Comunidad de Madrid, volverá a estar presente para seguir contribuyendo en la educación y estudio de los valores de los más pequeños.

Con motivo de esta nueva edición, la Fundación ha elaborado un informe con los resultados obtenidos de la muestra de los 560 niños y niñas que realizaron la actividad “Corresponsabilidad en Familia” en la pasada Feria de la Infancia.

El taller tenía tres objetivos: concienciar a los padres e hijos sobre la importancia de vivir en igualdad, conocer cuantitativamente cómo ven el reparto de tareas en el hogar los más pequeños y hacer un análisis comparativo respecto a los datos recogidos en el informe del 2016. De los 560 participantes con edades comprendidas entre los 1,5 y 17 años de edad, un 51,43% eran niñas y un 48,57% niños.

A través de pegatinas, los más pequeños podían compartir su vivencia en materia de corresponsabilidad, donde contestaban a preguntas como: ¿Quién realiza la compra? ¿Quién barre la casa? ¿Quién me recoge del colegio? ¿Quién hace la cama? ¿Quién cocina en casa? entre otras.

Si analizamos la dimensión de todas las tareas consultadas y realizamos la comparativa con los datos extraídos en el año 2016, nos encontramos que hace dos años las respuestas de los niños y niñas de la Comunidad de Madrid nos daban unos datos de un 59% de los hogares donde la mujer era la que soportaba el mayor peso, encontrándose los hombres 26 puntos por debajo (33%). Y solo en un 8% de los casos las tareas se realizaban de manera compartida.

Dos años más tarde, se pueden ver grandes avances al constatar que el peso de las tareas del hogar recae en la mujer en un 38,37% de los casos frente al 25,18% de los hombres. Pero lo más significativo, es que las tareas se llevan a cabo de manera compartida en un 36,45% de los hogares de los niños y niñas madrileños.

Hay que destacar que, en la edición del 2018, el 83,75% de los participantes fueron niños/as con edades comprendidas entre los 2 y los 6 años, y en muchos casos respondieron guiados con ayuda de sus padres; mientras que en la edición del 2016, el 84,63% de los participantes eran niños/as mayores con edades comprendidas entre los 7 y los 11 años, más autónomos en sus respuestas.

Estos datos tan positivos nos animan a seguir trabajando en la línea de la Corresponsabilidad, abordándola desde ámbitos de la sociedad tan importantes como: los centros educativos, los medios de comunicación, las películas y series que se suman a promover la corresponsabilidad en los hogares, y cómo no, desde las empresas a través del fomento de sus políticas y planes de conciliación de la vida familiar, laboral  y personal para que estos porcentajes sean cada año más cercanos a alcanzar el 100% de realización de tareas de forma conjunta.

Queremos agradecer a la Comunidad de Madrid y especialmente a la Dirección General de la Familia y el Menor la oportunidad de volver a confiar en la Fundación para asistir a estas jornadas, así como la estimable colaboración de los niños y niñas y sus familias que visitaron nuestro stand el año pasado y que nos han ayudado a confeccionar este informe.

LEER INFORME COMPLETO

El 27% de empleados trabaja en un entorno contaminante

4 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres perciben que utilizar las medidas de flexibilidad laboral puede penalizar su desarrollo empresarial 

• Así lo refleja el estudio ‘Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid”, llevado a cabo por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE y Alares.

• El 61% de los empleados en la Comunidad de Madrid cree que su entorno laboral dificulta la conciliación entre trabajo y vida personal y familiar.

• El 32% de hombres y el 47% de mujeres siente que su empresa les presiona para trabajar másallá de lo establecido.

El Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE y Alares han elaborado el l Estudio sobre Responsabilidad Social Corporativa de la Comunidad de Madrid.

Los resultados del mismo han sido basados en la respuesta de más de 400 personas con distintas situaciones familiares y niveles de responsabilidad en el trabajo, y también se han comparado con los datos recogidos en las encuestas a escala mundial que se realizan desde el año 2010.

El informe analiza tres dimensiones de la responsabilidad familiar corporativa: las políticas formales, el apoyo del supervisor y la cultura corporativa.

Se refleja que las medidas de flexibilidad más comunes en las empresas madrileñas son el horario laboral flexible, al que tienen acceso 6 de cada 10 empleados, el trabajo a tiempo parcial, del que pueden hacer uso el 50% de mujeres y el 54% de hombres y el teletrabajo, aunque este último todavía no está al alcance de la mayoría de personas (29% de mujeres y 38% de hombres).

Respecto a las políticas de apoyo familiar, los trabajadores madrileños echan en falta permisos de paternidad y maternidad más amplios, subsidios para el cuidado de hijos o personas dependientes y servicios de guardería en el centro de trabajo.

En cuanto al apoyo de responsables en este ámbito, el estudio señala que cuando el líder es hombre, los colaboradores perciben un nivel de apoyo emocional elevado pero instrumental bajo, no se le considera modelo a seguir en términos de conciliación ni se aprueba su gestión de las políticas de RFC. En cambio,cuando el rol lo ejerce una mujer, los trabajadores ven positivamente su liderazgo en los cuatro tipos de conductas.

Respecto a la aplicación de políticas de Responsabilidad Familiar Corporativa (RFC), 4 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres perciben que utilizar las políticas de RFC puede penalizar su desarrollo en la empresa. Además, el 40% de mujeres y el 25% de hombres creen que hacer uso de excedencias para cuidar a los hijos puede ser mal visto por sus compañeros. También apunta que el 32% de hombres y 47% de mujeres siente que la empresa les presiona para trabajar más allá de lo establecido o se espera de ellos/as que antepongan el trabajo a la familia.

Asimismo, el estudio recoge que el 61% de los trabajadores madrileños está insatisfecho/a con su entorno de trabajo, muy por encima del 51% que arroja esta misma encuesta a nivel mundial: el 34% define su ambiente laboral como desfavorable; y el 27% afirma que trabaja en entorno contaminante, que entorpece sistemáticamente la conciliación. Solo el 14% afirma trabajar en un entorno laboral que favorece sistemáticamente la conciliación siendo, aun así, un porcentaje inferior a la media del resto de países, situada en un 18%.

En cuanto a los costes económicos, personales y sociales el informe confirma que la ausencia de compromiso real con la conciliación conlleva menor eficiencia y mayores costes administrativos y de contratación, mientras que las empresas sensibles con este tema son percibidas como más justas y comprometidas con la igualdad de oportunidades.

Accede al informe completo aquí.

Sostenibilidad Empresarial y Felicidad Personal

El próximo 13 de febrero tendrá lugar la jornada “Sostenibilidad Empresarial y Felicidad Personal. ¿Complementariedad o Contraposición?”

Fomentar la Responsabilidad Familiar Corporativa en las empresas es tarea de todos los que están involucrados en el ejercicio de la dirección de personas. Es imprescindible promover esta iniciativa porque redunda en beneficio de todos y facilita unos mejores resultados empresariales. Esta tarea no es sencilla, pero vale la pena.

Así lo demuestra el Estudio sobre Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid impulsado por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE, la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid y Alares.

En esta jornada se expondrán las principales conclusiones del Estudio.

Posteriormente se reflexionará sobre ellas mediante un panel con representación institucional, empresarial y social, para analizar el proceso de integración entre el ámbito familiar y el laboral, su abordaje, dificultades y las consecuencias que implica la no integración de los espacios.

También se comentarán las estrategias personales, familiares, organizacionales e institucionales orientadas a la consecución de una mejor conciliación y una mayor corresponsabilidad.

El evento tendrá lugar el miércoles 13 de febrero de 9:30h a 12:30h en el Palacio de los Duques de Santoña.

En el siguiente enlace puedes acceder al programa.

¡Completa tu inscripción y no te quedes sin plaza!

Siete compras para fidelizar a un cliente

fidelización

fidelización

Conseguir que una persona se enamore de nuestra marca no es fácil, pero si además tenemos que conquistarla con un producto nuevo, la cosa se complica. Por ello, debemos poner la máxima atención en investigar cuál es el plan de acción adecuado para lograr nuestros objetivos.

Según un estudio de Nielsen, para que un producto que llega nuevo al mercado se convierta en algo indispensable para el consumidor, éste tiene que meterlo en la cesta un mínimo de 7 veces. El mismo análisis demuestra que alrededor de la mitad de clientes no compra el mismo producto una segunda vez, por lo que llegar a una séptima parece difícil, pero no es imposible.

La experiencia de compra vuelve a ser la protagonista

Una vez más se demuestra la gran importancia que tiene el momento de la adquisición de ese producto o servicio. Si no cubrimos las necesidades de las personas y no damos respuesta a sus expectativas, tenemos un 30% más de probabilidades de formar parte de las empresas cuyas estrategias de fidelización fracasan.

El estudio también nos ha permitido conocer cuál es el porcentaje de compañías que lanzan un producto o servicio y no tienen la respuesta esperada. 8 de cada 10 empresas que destinan menos de un 2% de su presupuesto a investigar las necesidades del consumidor no logran clientes leales.

Es igual de relevante dar un apoyo continuado durante, mínimo, los tres años siguientes. Solo un 20% de novedades que aparecen en el mercado mejoran sus resultados con respecto al año de lanzamiento. Si la experiencia de compra desde el primer minuto es buena, tenemos muchas más probabilidades de convertir esa novedad en una necesidad para el cliente. De hecho, el informe Tomorrow’s Experience Today, del Centro Global de Excelencia para Clientes de KPMG, las marcas que aportan al cliente una vivencia satisfactoria incrementan en un 54% sus ingresos.

Varios estudios nos han demostrado que para que los clientes de una marca sean leales a ella, lo más efectivo es dar una respuesta real a sus necesidades y mostrar interés por su día a día. De esta manera aportamos valor a sus vidas y nos convertimos en un imprescindible.

No solo la primera experiencia de compra debe ser perfecta. Toda vivencia que la firma ofrezca debe conceder al consumidor prestaciones que faciliten su vida y que le hagan ver que ésta se preocupa por cuidarlo. Porque solo aportando valor a las vidas de nuestros clientes, seremos esenciales para ellos.

Los empleados son más exigentes con las compañías que los consumidores

Alares publica un nuevo informe que compara sus dos últimos estudios: el índice de medición de clientes y el índice de medición de empleados.

En ambos índices se obtienen resultados del 82,5% de media ante la afirmación de que el precio es cada vez menos importante, y se sitúa detrás de la Experiencia de Compra.

Alares ha realizado un informe que compara sus dos últimos estudios: el Índice de Medición de Clientes y el Índice de Medición de Empleados. El análisis permite encontrar coincidencias y diferencias entre los puntos de vista de las personas como consumidores y como empleados y empleadas. En la primera investigación, no se tiene en cuenta la visión de las personas cuando trabajan para una marca, mientras que en la segunda sí se utiliza su condición como colaboradores de una empresa para sacar conclusiones.

Las cifras que mantienen mayor similitud corresponden a los aspectos que tienen que ver con la decisión de compra de las personas. En ambos índices se obtienen resultados del 82,5% de media ante la afirmación de que el precio es cada vez menos importante, y se sitúa detrás de la Experiencia de Compra. La Responsabilidad Social Corporativa también tiene valores muy parecidos tanto para clientes como para empleados y empleadas, ya que importa en gran medida para un 80% de los primeros y para un 85% de los segundos.

Donde encontramos mayores diferencias es en las reacciones que tienen tras la compra.

Si la experiencia es negativa, un 63% de los encuestados en calidad de clientes no repite con esta marca, mientras que en el caso de los empleados y empleadas que no reiteran se eleva a un 89%. En cambio, si esta vivencia es positiva, los clientes recomiendan la marca en un 65% y, en este caso, un número mayor de colaboradores se preocupa por comunicar lo bueno de las empresas.

Por último, el resultado obtenido de personas que no miran la competencia cuando una firma les agrada, está más igualado, pues se encuentra entre el 43% en clientes y el 54% en trabajadores y trabajadoras.

Tras estos análisis vemos que los que viven el día a día de las empresas son más inflexibles y exigentes con las compañías que los consumidores, posiblemente por su experiencia tras las compañías. Saben que pueden hacerlo mejor y encuentran rápidamente áreas de mejora. En cambio, la recomendación es más alta por parte de los mismos, ya que conocen el poder del “boca a boca”.

Para ambos puntos de vista la RSC es realmente importante, aunque ligeramente mayor en el segundo estudio, quizá porque sienten un compromiso con la comunidad al tener cierta influencia sobre ella.

Accede al informe completo

¿Cuáles son las medidas para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral que han demostrado una mayor eficacia y ya implantadas en las empresas españolas?

Imagen de Familia

Fundación Alares da respuesta a ello. A través de un informe, que recoge la evolución social y empresarial de conciliación/corresponsabilidad  de los años 2007-2013. Los resultados obtenidos se extraen del análisis de candidaturas que las empresas  han presentado a los Premios Nacionales Alares a la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal y la RSC, unos premios que celebran este año su octava edición.

Puedes descargar el informe aquí