Los expedientes acumulan un retraso de siete meses

EL PERIÓDICO DEL MEDITERRANEO – E. AGUILAR 

Los trabajadores sociales aseguran que la situación es de caos absoluto.

Cientos y cientos de expedientes de personas dependientes de todas las comarcas de Castellón se acumulan en las mesas de los técnicos encargados de la baremación, paso previo a la concesión de las ayudas y prestaciones que prevé la ley de dependencia. Lo denuncian más de 200 profesionales diplomados en servicios sociales, que aseguran que la aplicación de la normativa en la provincia es «un caos» y «una verdadera verguenza».

El Colegio Oficial de Diplomados en Trabajo Social de Castellón está realizando un seguimiento de la aplicación de la ley de dependencia. Y, de momento, el resultado es contundente. «Se comenzó a solicitar el reconocimiento de la dependencia en mayo del 2007 y ahora aún se están valorando los expedientes presentados antes de junio», dice Carmen Barceló, presidenta del Colegio Oficial de Castellón.

Los trabajadores sociales aseguran que «en la provincia de Castellón no se ha concedido ninguna de las prestaciones que contempla la ley y se preguntan dónde están los recursos del Gobierno y la Generalitat del 2007 destinados a las estas para las personas dependientes».
PREGUNTAS SIN RESPUESTA Pero estos profesionales van más allá. «¿Dónde están las plazas de residencia y los centros de días para los dependientes menores de 65 años? ¿De dónde van a salir los cuidadores formados para poder atenderlos en su casa?», se preguntan desde el Colegio Oficial de la provincia.

Los trabajadores sociales son quiénes contactan directamente con las familias de estos. «Están cansadas de tanta burocracia y están desilusionadas», concluyen, al tiempo que piden a la Generalitat Valenciana que ponga en marcha la ley.