La diversidad de España, un activo internacional

Mayo será el Mes Europeo de la Diversidad

Convertir la diversidad de España en un activo exterior para potenciar la imagen internacional del país tras la Covid-19. Ese es uno de los objetivos del Ministerio de Exteriores, que ha creado un grupo de expertos, compuestos por sociólogos, politólogos y científicos, que reflexionarán sobre la diversidad del país como Marca España. Las empresas deben impulsar esa línea liderando la innovación desde la diversidad de equipos y personas.

Mayo será el Mes Europeo de la Diversidad

El contexto ya lo tenemos. Mayo será el Mes Europeo de la Diversidad, una iniciativa de la Comisión Europea, cuyo representante en España será la Fundación para la Diversidad. Su objetivo principal es fomentar la diversidad en las empresas. Más de 1.100 empresas se han comprometido a trabajar por la diversidad en España. CaixaBank, HP, Lilly España y Pfizer son algunas de ellas.

El principal reto: Innovación y Diversidad

El principal reto al que se enfrentan las empresas es el de asociar la diversidad a la innovación, es decir, entender que la gestión de la diversidad y la inclusión las hace más competitivas. Si no se gestiona la diversidad, se pueden perder oportunidades de ser más creativos o productivos. Por tanto, es necesario implementar una serie de políticas que beneficien al negocio y nos permitan sacar provecho. La diversidad de equipos y personas en la empresa y la innovación van juntas. Este nuevo concepto se llama “Innodiversidad”. 

Las claves para gestionar el talento diverso son: sensibilización, comunicación y creación de zonas seguras. Es muy importante entender el concepto de diversidad como algo transversal, que también puede ir variando según las circunstancias. Es imprescindible que se generen zonas de confort, es decir, relaciones entre empleados y jefes seguras, que permitan expresarse con libertad y generando confianza en la aceptación de la diversidad y la conciliación de su vida personal y laboral.

Cómo se mide la cultura inclusiva de la empresa

Hay que establecer KPI’s y objetivos que se puedan medir y que nos ayuden a evitar los sesgos. Por otro lado, es recomendable la formación y que existan personas que se dediquen a implementarla en la organización. Un buen líder no tiene por qué ser experto en diversidad, pero sí creer en ella. 

Desde la Fundación Diversidad, que pertenece al Grupo Alares, hemos puesto en marcha la segunda edición del “Índice de InnoDiversidad”, que proporcionará un diagnóstico gratuito de la compañía, valorando y encontrando oportunidades de mejora. Las empresas que quieran acceder a este informe para medir su diversidad pueden consultar este enlace.

Más información sobre diversidad en el ámbito empresarial en este artículo de Montse Mateos en Expansión.