Ya son muchas las empresas que confían a Alares Social la externalización de sus servicios con personas con Discapacidad

Telefonista

Cada vez son más las empresas que utilizan la externalización de servicios, lo que les permite centrarse en su Core Business y generar así mayor valor.

Estos servicios, al ser prestados por personas con discapacidad,  computan a las organizaciones contratantes como compra responsable por ser el Centro Especial de Empleo (CEE ) una entidad de la Economía Social. Con ello, la empresa aumenta así el % de cumplimiento con la Nueva Ley de Derechos de las Personas con Discapacidad, LGDPD, (Antigua LISMI) y reafirma su compromiso con la sociedad y su RSE.

Los menores costes de seguridad social hacen enormemente atractivos los servicios externalizados.

Leer más…

Outsourcing y discapacidad: un principio de desarrollo equilibrado

Es imprescindible apostar por el desarrollo y la eficacia de los procesos de una organización. Sin ellos, nuestro producto no mejora y por lo tanto, dejamos de ser competitivos. Si a esto sumamos, que la Legislación vigente en materia de discapacidad e igualdad nos obliga a ser más responsables con las personas, a través de la Igualdad de oportunidades y la no discriminación, obtenemos como resultado un escenario perfecto en el que Alares Social es la herramienta clave.

Leer más…

Las personas con discapacidad, más y mejor preparadas de la historia

El reto de las empresas de hoy es entender la discapacidad como una característica más, que no está reñida con la profesionalidad y el compromiso de las personas. Es más, estamos hablando de que actualmente contamos con la generación más y mejor preparada de la historia, con un nivel de académico importante y que compite directamente en el mercado laboral. Por eso las organizaciones que quieran ser competitivas y contar con los mejores en sus equipos, deben tener en cuenta la oportunidad que tienen de ser ejemplo de integración.

Leer más…

Traduce la discapacidad en una oportunidad para la RSC

Para ser una organización socialmente responsable es imprescindible tener en cuenta a las personas con discapacidad. Una fórmula que hace de una empresa su valor diferencial y por la que cada vez más, la sociedad reconocen a las marcas en el mercado. Por eso, en medio de una crisis como la que estamos viviendo, la empresa que consiga destacar por ser responsable con las personas con discapacidad, podrá dar a su cliente un producto más atractivo, un producto cargado de emociones y responsabilidad. ¿Y cómo hacer posible la integración en su empresa? la respuesta está tanto en Empresas de Trabajo Temporal especializadas en selección y contratación de personas con discapacidad, como Alares Empleo ETT, o en soluciones que aportan Centros Especiales de Empleo, como Alares Social, cuyos servicios de Asistencia a los empleados para conciliar su vida personal y familiar,  formación a cualquier nivel o programas especiales de fidelización de clientes basados en los Servicios a la Persona, son el medio para hacer de la discapacidad, toda una oportunidad.

Leer más…

¿Necesitas ayuda para integrar a personas con discapacidad en tu organización?

La respuesta a esta cuestión la tenemos en Grupo Alares, donde entendemos la LISMI como una oportunidad para las organizaciones que quieren ser más competitivas, productivas y por supuesto responsables socialmente y con la legislación. Prueba de ello, es Alares Social, Centro Especial de Empleo, diseñado especialmente para dar Servicios de Consultoría de RRHH y Servicios de Gestión Empresarial, como pueden ser: planes de formación, asistencia a empleados en materia de conciliación vida laboral y personal, servicios para fidelizar y captar a clientes y por supuesto, todo lo necesario para hacer que su empresa pueda desarrollar un buen marketing social.

Leer más…

Cómo hacer de la LISMI una gran aliada en la empresa

La LISMI es mucho más que una Ley. Para muchas empresas que trabajan con Alares Social Centro Especial de Empleo ha supuesto un nuevo concepto que aborda la discapacidad como una solución muy práctica que aporta un gran valor añadido a la marca. La diferencia está en que ya es posible cumplir con la Ley mientras los empleados de la organización reciben beneficios sociales incalculables y la marca se posiciona a través del marketing social como un referente en responsabilidad social.

Leer más…

7 de cada 10 empresas con más de 50 trabajadores no cumple la LISMI

La Ley de Integración Social de Minusválidos obliga a todas aquellas empresas con más de 50 empleados a que el 2 por ciento de su plantilla esté formada por personas con discapacidad, con el objetivo de promover su inserción en el mundo laboral. Sin embargo, existen excepciones, ya que a algunas empresas por el trabajo que desempeñan le es imposible incluir a estas personas en la plantilla. Para estos casos hay medidas alternativas, como contratar los servicios de un Centro Especial de Empleo o realizar una donación a una entidad encargada de formar profesionalmente a personas con discapacidad.

Por el contrario, 7 de cada 10 empresas no cumplen con la LISMI, en algunos casos por desconocimiento de la propia ley. El 2,6 por ciento de los demandantes de empleo, son personas con discapacidad que necesitan y buscan una plena autonomía a través de una ocupación profesional.

Trabajar por la inclusión, tanto con la contratación de estas personas como con la ayuda a otras entidades en su formación, no significa gasto sino que supone una mejora de los principios sociales y de sostenibilidad, que se traducen en valor y oportunidades para la propia empresa.