La conciliación también afecta a los abuelos

Abuelos

Abuelos

Es indiscutible que la influencia de los abuelos tiene un gran impacto positivo en el crecimiento de los niños. Los vínculos entre éstos tienen muchos beneficios emocionales gracias al cariño y a las enseñanzas que sólo los abuelos tienen el poder de aportar. Sin embargo, la falta de conciliación en este país ha provocado que 7 de cada 10 abuelos tengan que ocuparse, por obligación, de sus nietos.

Esto hace de España el lugar donde más necesitamos de la ayuda de nuestros mayores para conciliar. Únicamente el 11% de los “abuelos canguro” lo cuida de sus nietos de forma voluntaria.

Una investigación de la mano de la Universidad de Ciencias de la Salud Pública de Glasgow realizada en 18 países, esclarece que los nietos que tienen que pasar su día a día con sus ascendentes tienen peor salud. Esto se debe a que los abuelos no son padres. No tienen por qué educarles. Consienten más a los pequeños con golosinas y escasa actividad física y esto influye de manera negativa en el día a día de los niños, ya que este escenario debería darse de manera ocasional y voluntaria.

Renunciar al trabajo por cuidar a los hijos también debería ser voluntario

Para evitar que los abuelos sean los responsables del cuidado de los niños y puedan disfrutar de tiempo de ocio con ellos sin obligatoriedad ninguna, muchos padres o madres se ven obligados a dejar sus puestos de trabajo.

4 de cada 10 mujeres españolas han tenido que dejar su trabajo para cuidar de sus hijos. Este dato contrasta con el 10% de padres que dice que tener un hijo afecta a su trabajo, lo que demuestra que hay que seguir luchando por conseguir una conciliación real y justa.

Según un reciente informe del Randstad Employer Brand Research 2018, España es el segundo país en valorar la conciliación. Y no es de extrañar, ya que todavía hay que trabajar mucho para que, ni los abuelos ni los padres, tengan la necesidad de renunciar a sus vidas por tener un hijo.

ConciliaX2, un espacio de información en materia de igualdad

La Federación de Mujeres Empresarias de Andalucía (FAME) ha creado el portal web Conciliax2 que se presenta como un espacio que ofrece información sobre conciliación e igualdad para sensibilizar en dichos temas a micro y pequeñas empresas andaluzas con el objetivo de que promover la igualdad de oportunidades sea un criterio de excelencia empresarial.

Esta web ofrece un servicio de consultas on-line para aclarar a los empresarios las posibles dudas que se les sugiera la integración de políticas de igualdad y conciliación de vida laboral, familiar y personal.

Entre otros servicios, esta plataforma cuenta con un instrumento para la realización de autodiagnósticos  para aquellas empresas que ya han diseñado e implementado un programa de políticas de igualdad y conciliación.

Además, aporta acciones formativas y asesoramiento online que ayudarán a capacitar al empresariado en la elaboración y desarrollo de las diferentes fases de los planes de igualdad y conciliación.

El coste del absentismo en España por causas ocasionales si situó en el 1,15% del PIB

Para las empresas el absentismo laboral se presenta como uno de los problemas más difíciles de atajar. Según datos de un estudio realizado por PIMEC, el pasado 2010 la tasa de absentismo en España se situó en el 5,07%, siendo el sector industrial el que tiene la tasa de absentismo más alta (6,2%), seguido del tercer sector (4,9%) y el sector de la construcción (4,1%).

El absentismo es un grave problema para las entidades españolas, principalmente para medianas y grandes empresas y aunque existe conciencia de que existe este problema, las medidas son escasas y las pocas que se establecen, consisten en controles y sanciones que pueden perjudicar el clima laboral y afectar de este modo a la productividad.

Y sin embargo, menos son las entidades que apuestan por desarrollar programas y medidas de conciliación de la vida laboral, familiar y personal, tan valorados por los trabajadores y que además, ayudan a mejorar su nivel de implicación con los objetivos de la empresa.

El 46% de las personas que dejan su empleo lo hacen para conseguir más conciliación

Un estudio realizado por la compañía DBM Spain, demuestra que el el 46% de los empleados que abandonan de forma voluntaria su trabajo lo hacen para conseguir la conciliación entre su vida laboral y personal.

Entre las empresas de carácter multinacional, la cultura de la conciliación es más habitual, pero no lo es tanto en la mayoría del tejido empresarial de nuestro país.

Fomentar el teletrabajo, implantar la jornada continua los viernes, apostar por la flexibilización de horarios son algunas de las medidas que permiten la conciliación de trabajo y familia, tan anheladas por muchos trabajadores.

Este estudio demuestra además, que son los directivos con visión a largo plazo y con orientación a resultados los que más trabajan por la conciliación, ya que entienden que existe una relación directa entre la felicidad personal y el rendimiento profesional.

7 de cada 10 familias llevan a sus hijos menores de 1 año a la guardería para atender sus obligaciones laborales

Éste es uno de los datos más relevantes publicados por un estudio que destaca además, que muchas de ellas concretamente el 32%, los debe dejar en una guardería antes de los primeros seis meses de vida del bebé.

Los resultados de esta encuesta evidencian que no es una tónica general entre las empresas poner en marcha para los empleados herramientas que les ayuden a conciliar su vida laboral, familiar y personal. Sin embargo, el 92% de las familias encuestadas declaran que ambos padres trabajan por lo que las medidas de conciliación se hacen necesarias.

Pero además, los datos de este informe no sólo revelan que los niños empiezan a ir cada vez antes a la guardería sino que en los últimos años se ha ido alargando el tiempo que los niños pasan en ellas, llegándose a alcanzar una media que se sitúa entre las 5 y las 8 horas al día en un 66% de los casos, y más de 8 horas en el 16% de ellos.

Por tanto, es necesario inculcar la filosofía empresarial de que invertir y compensar a los empleados ayuda a mejorar su bienestar y en consecuencia, a fidelizarlos con los proyectos de la entidad, lo que en resumidas cuentas se traduce en una mayor productividad.

Un paso más hacia la conciliación

El pasado miércoles 327 votos dieron por aprobada la propuesta del Parlamento Europeo para prolongar las 14 semanas actuales de baja por maternidad que contempla la legislación europea hasta las 20 semanas.

Esta intención de cambio supone un paso más para que la conciliación de la vida laboral y familiar de las mujeres sea un hecho. Mediante globos rosas y azules con el dibujo de un bebé se llevó a cabo la aprobación de una proposición que según palabras textuales de la la eurodiputada portuguesa Edite Estrela es positiva “para los nuevos padres y para el futuro económico de Europa”.

Sin embargo, sólo fueron siete los votos que salvaron esta iniciativa, lo que augura ciertas complicaciones para su aprobación cuando llegue a la mesa de negociación de los 27 gobiernos europeos. Por ejemplo, Reino Unido se opone a esta medida porque considera que el coste adicional que supone medidas como ésta en estos momentos de crisis es inasumible.

Ante razonamientos de este tipo, Estrela respondió durante el debate celebrado en el pleno de Estrasburgo que la maternidad no debe ser entendida como una enfermedad o una carga económica y que si la tasa de participación femenina se incrementa en tan sólo un 1,4%  el coste añadido para las arcas públicas será mínimo.

Además, este proyecto plantea la creación de una baja de paternidad de dos semanas obligatorias, ininterrumpidas y también remuneradas porque el papel de ambos padres es crucial en el nacimiento de un hijo.

Las dificultades para la conciliación de la vida familiar y laboral

La imagen del día de hoy de muchos de los periódicos de nuestro país la protagoniza Licia Ronzulli, la europarlamentaria italiana que acudió ayer a la sesión plenaria de la Eurocámara en Estrasburgo  con su bebé en los brazos  a modo de protesta por las dificultades que diariamente hombres y mujeres se encuentran para poder conciliar su vida familiar con la profesional.

Con este gesto, que recibió el aplauso de todos sus compañeros, la europarlamentaria pidió al Parlamento Europeo que trabajase para mejorar esta situación así como por los derechos de  las mujeres.

A propósito, el pasado martes, Viviane Reding, la comisaria europea de Justicia y Derechos Fundamentales, presentó en Estrasburgo la estrategia europea sobre igualdad entre hombres y mujeres para promover el empleo femenino, aumentar su presencia en los puestos de responsabilidad en las empresas, reducir la desigualdad de salarios y luchar contra la violencia de género.

Desde Grupo Alares trabajamos día a día para que la conciliación de la vida familiar, personal y laboral en las empresas españolas sea una realidad porque es ésta una demanda de la sociedad que además repercute en la competitividad de las propias organizaciones.

El 73% de las empresas madrileñas ofrece excedencias a sus empleados para el cuidado de familiares dependientes

La Universidad Complutense ha realizado y publicado el estudio “Las políticas de conciliación de la vida familiar y laboral desde la perspectiva del empleador. Problemas y ventajas para la empresa” que demuestra que la mayor parte de los empresarios madrileños creen que aplicar medidas de conciliación en las entidades aporta grandes beneficios.

Este estudio, uno de los más exhaustivos publicados hasta el momento en materia de conciliación, encuesta a 228 directivos de recursos humanos de compañías implantadas en la Comunidad de Madrid. Para su realización se ha recabado información sobre el tamaño de la empresa, el número de trabajadores en su plantilla, el sector de la actividad al que se dedican, la accesibilidad a prácticas de conciliación e incluso se les ha preguntado a los encuestados sobre la cultura empresarial de sus organización.

Entre otros datos, este estudio revela que la mayor parte de los encuestados aseguran que en sus empresas se aplican medidas de conciliación como permitir la ausencia en el puesto de trabajo por emergencia familiar (96,4%), la flexibilidad en la distribución de las vacaciones (92,89%) o la excedencia para el cuidado de personas dependientes (73,21%). Pero además, cada vez son más las que establecen las reuniones en horarios que faciliten la conciliación y tienen flexibilidad en los horarios de entrada y salida.

Y aunque la puesta en marcha de medidas que fomenten la conciliación suponen un coste económico y a nivel organizativo, son muchos los beneficios que aporta. Entre ellos, los más valorados son: la imagen de marca (92,9%), la mejora del clima laboral (91,6%), la retención del talento (82%), la reducción del absentismo laboral (74,3%) y el incremento de la productividad y del rendimiento de las personas (78,4%). Para conseguirlo, Alares trabaja en el desarrollo de servicios para colectivos y empresas con el objetivo de conseguir el mejor resultado en la prestación de los mismos.

Pero este estudio también ha querido analizar las barreras que impiden a las empresas la aplicación de medidas de conciliación ya que hay sectores que por su actividad u horarios tienen grandes dificultades para poner en marcha este tipo de políticas.

La presión social sobre las empresas, el factor más influyente en materia de conciliación

Y es que según demuestra un estudio elaborado por la Universidad Pablo Olavide, las empresas españolas no se sienten afectadas por la normativa sobre conciliación, aunque sí por las exigencias que la sociedad actual realiza para ver mejorada su calidad de vida.

Este estudio no es el primero que se realiza en materia de conciliación, pero sí es pionero en analizar el contexto español en esta materia, así como en evaluar si verdaderamente en España hay un entorno favorable a la conciliación de la vida profesional y personal.

Para ello, este estudio se ha basado en tres variables. Por un lado, la presión derivada de la competencia y la sociedad, y por otro, el tamaño y el sector al que se dedica la empresa. En este sentido, son las compañías dedicadas a actividades informáticas las más flexibles, mientras que las de alimentación y bebidas, tienen una estructura más tradicional.

Además, el estudio señala que las empresas no tienen ningún tipo de presión por parte de la legislación, lo que hace que junto con la percepción generalizada de que las medidas de conciliación son costosas, las empresas entiendan que la conciliación no es algo relevante.

Otra de las conclusiones a las que llega este estudio, es que son los directivos de Recursos Humanos o los propios empleados quienes proponen a la dirección de la empresa la puesta en marcha de políticas de conciliación.

De todas las empresas analizadas, el 22,6% afirma no disponer de ninguna medida que ayude a la conciliación de la vida laboral y personal de sus trabajadores. Frente a estos datos, sólo el 26% reconoce que cuenta con un convenio colectivo que amplía lo establecido por la ley.