El día que Jesús Vidal dio una lección de inclusión a todo el mundo

«Me vienen a la cabeza tres palabras: inclusión, diversidad, visibilidad». Así arrancaba su discurso Jesús Vidal tras recibir el Goya al mejor actor revelación por su papel en Campeones en 2019. Este sábado 6 de marzo se celebra la 35 edición de la Gala de los Goya. Con motivo de esta cita, queremos hacer un repaso por los mensajes de inclusión y diversidad del cine español en los últimos años. 

2019, el año de las personas con discapacidad

Uno de los discursos más aplaudidos fue el de Jesús Vidal, cuando recogió el Goya a mejor actor revelación en 2019 por la película Campeones, de Javier Fesser. “Queridos padres, a mí sí me gustaría tener un hijo como yo, porque tengo unos padres como vosotros”, así terminaba su intervención.

2020, revelación a los 84 años

En 2020 fue el turno de las personas mayores. Con Benedicta Sánchez, actriz revelación (Lo que arde, Óliver Laxe) a los 84 años, el cine lanzaba un mensaje de visibilidad en este caso de las personas senior. 

2021, visibilidad al cuadrado

Este año parece que “Adú”, de Salvador Calvo, cuenta con todas papeletas para convertirse en la favorita y, además, mostrará el drama de algunas personas migrantes. Y todo esto en un contexto en el que también las mujeres tienen más representación. Medio centenar de mujeres son candidatas a alguna de las 111 nominaciones.

Alares #BehindTheScenes: Conoce la diversidad e inclusión más allá de la ficción

Desde Alares, creemos en la importancia y el papel que tiene el sector audiovisual y las empresas en general para visibilizar y dar más protagonismo a colectivos en riesgo de exclusión. Algo que forma parte del ADN de la compañía y sus dos Fundaciones desde 1999. El Grupo Alares tiene una plantilla total de más de 450 personas. De estas, el 48 % son personas con capacidades diversas; 39% de diferentes nacionalidades; 62% mujeres, 38% hombres, y el 28% son personas mayores de 50.

En 2020, hemos realizado 185 nuevas contrataciones de personas con discapacidad. El 30% provienen de colectivos especialmente vulnerables y de difícil inserción, como es el caso de las personas con discapacidad severa. Estas contrataciones se realizan desde nuestro centro especial de empleo del grupo. Y esto también se traduce en resultados. La línea de negocio del contact center, gestionado en su totalidad por personas con discapacidad, creció un 11% en 2020.

Actualmente la Ley General de Discapacidad obliga a contratar al 2% de la plantilla con alguna diversidad funcional. La actual normativa también permite completar esta cuota mediante Compras Responsables de centros especiales de empleo. Sin embargo, el cierre de centros de producción y oficinas, hace que muchas Compras Responsables que antes se hacían sobre productos tangibles o servicios en las propias oficinas, han creado un vacío en este tipo de acciones. Por lo que la contratación de servicios a distancia, como los del call center, pueden ser una buena alternativa para seguir ayudando a la inserción de las personas con discapacidad.

Alares participa en la III Jornada Sectorial de Mayores y Dependencia CEDDD

El Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia ha celebrado la III Jornada del Sectorial Mayores y Dependencia. Tres formatos de vida para los mayores, a debate. Javier Benavente, Presidente de Alares, explicó el modelo de atención domiciliaria holística. A continuación, algunas de las principales conclusiones:

Necesidad de cambiar los sistemas de cuidado

Para poner un poco de contexto a la situación, la crisis del coronavirus ha puesto de relieve la necesidad de una transformación de los sistemas de cuidado. El modelo de atención integral en el domicilio supone un cambio de paradigma en los modelos de atención, donde además de tener a la persona como centro de las decisiones, ayuda a mejorar al mantenimiento de la salud y el envejecimiento activo. Este sistema lucha, a su vez, contra la soledad de las personas mayores y mejora su salud.

La importancia de contar con una regulación normativa del sector

En primer lugar, es necesario profesionalizar la prestación de los servicios a través de la formación específica de profesionales cercanos al entorno de las personas usuarias. Considero que es el momento de contar con una regulación normativa del sector de los Servicios Personales y Domésticos, complementaria a la actual “Ley de Autonomía Personal y Atención a las Personas Dependientes”, para garantizar que cualquier persona tenga acceso a los servicios domésticos y de cuidados.

La urgencia de profesionalizar los servicios

Esta regulación también implica acabar con la economía sumergida y ofrecer garantías de legalidad, transparencia y calidad. La atención domiciliaria holística puede convertirse en un pilar de recuperación económico en el escenario post-Covid19. Este contexto debe contemplar la atención en los propios entornos, que genere una nueva conciencia social de economía de los cuidados. Las actuales fórmulas de atención a mayores y dependencia no han dado respuesta a las necesidades generadas en tiempo y forma.

Soluciones: Programa “Alares Te Cuidamos en Casa”

Pero el mantenimiento del mayor en su entorno habitual y su domicilio no es solo una cuestión de elección de la persona, que en sí mismo ya es un paso imprescindible. Además, según la OMS, envejecer en un lugar conocido aumenta los niveles de confianza, independencia y autonomía. Desde Alares, creamos el Programa “Alares Te Cuidamos en Casa”, como alternativa a la residencia con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas mayores y dependientes dentro de sus hogares. Se trata de un nuevo modelo que ya hemos puesto en marcha en distintas comunidades, como Madrid, y que está mostrando resultados positivos.

La atención domiciliaria holística está diseñada por un equipo multiprofesional con la experiencia suficiente para determinar una metodología personalizada de intervención integral en el domicilio. Dicho sistema saca el máximo partido al funcionamiento cognitivo, evaluación nutricional, mejora de la capacidad física y funcional y compromiso activo con la vida. Además, hace del proceso de envejecimiento una etapa con mejor calidad de vida.

La jornada también contó con Albert Campabadal, presidente del CEDDD y Mar Ugarte, Adjunta a Presidencia del CEDDD. También participaron Vitalia Home; la Asociación Nacional de Cohousing Spain y la Asociación de jubilados españoles (AJUBE). El encuentro tuvo formato online y accesible en lenguaje de signos para personas con discapacidad auditiva. Asistieron más de 150 personas.

Conoce más sobre ActionCare, Teleasistencia 24H, labores domésticas y cuidados en casa para particulares

El lenguaje y la neurociencia, indispensables para la normalización de la discapacidad

El lenguaje y la neurociencia
El lenguaje y la neurociencia

¿El lenguaje y sus conceptos moldean la realidad o, por el contrario, somos las personas las que, a partir de lo que vemos, generamos el lenguaje?

Es difícil contestar a estas preguntas, sobre todo si se tiene en cuenta que las dos opciones son válidas. El lenguaje y sus conceptos moldean nuestra realidad de la misma forma que  creamos nuevas palabras para nombrar lo que vemos o vivimos. Pero, ¿qué ocurre con todo aquello que no es nombrado? ¿O con lo que no se corresponde con su nombre? La realidad va más allá de lo que entendemos por realidad y es imprescindible que seamos conscientes de esto para poder mejorar nuestra forma de vivir en ella. 

Cuando tenía 12 años le pedía a mi madre que me dejara salir con mis amigas hasta la 1 de la mañana, porque a ellas siempre las dejaban y para mí esto era lo normal. Sin embargo, mi madre no estaba de acuerdo: salir hasta la 1 era normal para mí y para mis amigas, pero eso no significaba que fuera lo normal para todo el mundo. Mi madre tenía razón. Si en ese momento yo hubiera decidido dejar de salir con mis amigas mi idea de normalidad habría cambiado. Mi madre me hizo ver que lo que yo entiendo como normal no tiene por qué ser normal para otras personas. El concepto de normal, por lo tanto, es relativo: si pudiéramos preguntarle a todas las personas del mundo qué entienden por normalidad, cada una nos diría una cosa diferente. Al final, lo normal es lo que vemos o vivimos de forma habitual. Pero, ¿qué pasa con todo aquello que no se entiende como normal? Os lo digo: todo aquello que no se ve como normal sufre discriminación. Las cosas deben ser nombradas según lo que son y no según lo que creemos o nos gustaría que fueran. La realidad queda escondida detrás del lenguaje, así que nuestro trabajo es hacerla visible. 

Dejemos de convertir lo habitual en lo normal porque, al hacerlo, creamos prejuicios que ralentizan el avance de la sociedad. No todas las personas con discapacidad tienen las mismas necesidades, no todas las personas con discapacidad viven lo mismo, no todas las personas nos movemos igual o queremos lo mismo. Debemos normalizar la diferencia y la diversidad. Puede parecer una paradoja decir que debemos hacer normal lo diferente, sin embargo es posible: lo normal es que no existe lo normal ni lo prefijado. Las personas somos únicas y diferentes, y todas las realidades deben y merecen ser visibles. No podemos dejar que los conceptos escondan a las personas. Realmente lo único que nos hace iguales es que somos diferentes.

Por todo ello, a nivel personal y respetando cualquier opinión, soy partidaria de que se me identifique como persona con discapacidad, alejándome de términos que puedan generar incertidumbre y/o confusión. Si somos capaces de que esto suceda, mi condición de discapacidad no es más que una consecuencia, como cualquier otra, que no debe influir en mis capacidades para el desarrollo de cualquiera de mis esferas de vida. Mi verdadera diversidad es aquella que no está certificada con un 33%, sino aquella que caracteriza mis deseos, habilidades, talento, mi forma pensar, mi forma de relacionarme con los demás y que no es ni más ni menos que la que me ha dado mi historial vital (al igual que en cualquier otra persona que no tenga barreras a simple vista). 

Llegado a este punto, donde ya he hablado de la importancia del lenguaje, de la verdadera diversidad de la persona y la necesidad de la normalización, es el momento de destacar el papel de la neurociencia para explicar el funcionamiento de nuestro cerebro y cómo nuestro comportamiento  contribuirá positivamente al tan ansiado cambio. 

Somos conscientes de que la función cerebral, entre otras, es regular nuestras conductas en función de la información que percibimos y de que gracias a ello hemos sobrevivido a lo largo de la historia. En un proceso de normalización de este tipo destacamos el papel de la neurociencia como factor elemental para que nuestro cerebro identifique la información que estamos recibiendo, en este ámbito, y no la encasille como una amenaza. 

Nuestro cerebro es una auténtica máquina que funciona a una velocidad brutal y además, es muy ordenado, toda la información que percibe la clasifica por categorías para poder reconocerla rápidamente cuando necesita acceder a ella. Pero también es el responsable de jugarnos malas pasadas y aquí es donde aparecen los sesgos inconscientes. ¿Qué es lo que ocurre cuando percibimos una información negativa sobre un colectivo de personas?, en ese momento entra en juego el sesgo de confirmación y el sesgo de negatividad, ambos son responsables de afianzar dicha información en nuestro cerebro y generan lo que todos conocemos como prejuicios. Esta mala pasada viene derivada de las neuronas de nuestro polo temporal anterior (amígdala), que se ponen en funcionamiento para afianzar los prejuicios. Lo importante es que gracias a la neurociencia conocemos cómo funciona nuestro cerebro y de qué manera podemos impedir que se sigan generando este tipo de prejuicios. Aquí la protagonista es nuestra corteza prefrontal medial, nuestra gran aliada para activar la empatía cuando nuestro cerebro percibe una información sobre un colectivo en concreto. De esta manera, generamos una opinión fundamentada y evitamos que nuestro cerebro tenga en cuenta el prejuicio que tenía encasillado anteriormente, consiguiendo con ello que la palabra discapacidad se visualice de forma automática como pensamiento positivo. 

El pasado 3 de diciembre en conmemoración al Día Internacional de la Discapacidad pusimos en marcha una campaña en la que invitamos a través de nuestras redes sociales a crear el Bosque de la Discapacidad que eliminara el CO2 de los prejuicios. Solicitábamos dibujar un árbol y agradecemos enormemente a todas las personas que difundieron y colaboraron activamente en ella. Segmentando los dibujos recibidos,  encontramos que el 83,3% de las personas dibujó el árbol sin raíces al mismo tiempo que incorporaba otros elementos como hierba o flores, mientras que tanto solo el 16,6% incorporó al dibujo las raíces del árbol.  Este resultado nos lleva a la conclusión de que es evidente que cada persona percibe de forma distinta una misma realidad y que en algunos casos esta versión está alterada por diferentes filtros. Es decir, hay diferentes interpretaciones de un mismo escenario  y, en ocasiones, esto nos conduce a lo conocido como sesgo inconsciente que no es ni más ni menos que la percepción que nuestro cerebro ha generado de algo o alguien y que en muchas ocasiones nos conduce a perdernos la autenticidad de lo visualizado. 

El apasionante mundo de la neurociencia y aplicabilidad en este campo es tan amplio que daría para un sinfín de páginas, de hecho, los avances actuales nos hacen estar pendientes ante los múltiples descubrimientos y aplicaciones que se realizan en este ámbito.

Si has llegado hasta el final de este texto es que tu cerebro es más empático y consciente que el de la mayoría de las personas.   

Mar Aguilera

Directora General de Fundación Alares

Crea tu árbol en el bosque de Fundación Alares

El Día Internacional de la Discapacidad
El Día Internacional de la Discapacidad

El Día Internacional de la Discapacidad queremos crear un gran bosque y nos gustaría que nos ayudarás. Para contribuir lo único que tienes que hacer es dibujar un árbol y compartirlo en nuestras redes sociales.

Desde Fundación Alares queremos que nos ayudes a construir un gran bosque que oxigene el Día Internacional de la Discapacidad, eliminando el CO2 de los prejuicios.

Cuantos más arboles consigamos más oxigenamos la sociedad, por lo que tu implicación es muy importante.

Es muy sencillo: coge papel y boli y crea tu árbol. Da igual como te salga, lo único importante es que cuando lo tengas publiques la foto en tus redes sociales o las de tu empresa con el texto que quieras acompañar la imagen, nos menciones y añadas el hashtag #DibujaTuArbolyEliminaPrejuicios.

Desde el viernes 27 de noviembre hasta el 3 de diciembre, estaremos atentos al #DibujaTuArbolyEliminaPrejuicios para retuitear desde nuestras RRSS @FundacionAlares

A continuación, os indicamos los usuarios de nuestros perfiles:

Facebook: Fundación Alares

Twitter: @FundacionAlares

LinkedIn: Fundación Alares

¡Muchas gracias por tu participación!

Fundación Alares en colaboración con Cualtis acercan el programa de formación “objetivo empleo” a los domicilios de las personas con discapacidad

Formación
Formación
  •  Fundación Alares, ante la situación del COVID-19, ha adaptado sus programas formativos para facilitar la continuidad y efectividad de la formación para el empleo,  que imparte desde hace más de 10 años al colectivo de personas con discapacidad
  • Este tipo de formación permite paliar el aislamiento social, dar continuidad a su preparación laboral, al mismo tiempo que ofrece herramientas para su bienestar emocional.

Fundación Alares, en colaboración con Cualtis, ha adaptado su Programa presencial Objetivo Empleo para la preparación sociolaboral de las personas con discapacidad, ofreciendo la formación telemática para estar al lado de las personas que más lo necesitan. La situación del Estado de Alarma generada por el COVID-19, con el confinamiento de millones de personas, ha provocado la desconexión con las rutinas habituales, terapias grupales, acciones formativas, generando en muchos casos aislamiento y situaciones complejas en la convivencia dentro del hogar.

Esta situación ha llevado a Fundación Alares a idear nuevos planteamientos para  adaptar su formación presencial a la vía telemática, acompañando de esta manera a todas las personas que deseen continuar con su preparación laboral, permitiéndoles la asistencia virtual a las sesiones y así poder seguir en contacto con sus compañeros/as y con su docente habitual.  Además, durante el tiempo que permanecen conectados a su formación online, siendo también un apoyo para las familias de los participantes en estos tiempos tan complejos.

En estos momentos, se está llevando a cabo la formación telemática de varios grupos de personas con enfermedad mental procedentes de diferentes Centros de Rehabilitación Laboral de la Comunidad de Madrid: CRL de Torrejón de Ardoz, CRL Alcorcón, CRL Carabanchel, CRL Fuencarral, CRL Arganzuela, CRL San Blas, CRL Alcobendas y CRL Vallecas, entre los que ha habido muy buena aceptación. Debido al éxito de este Programa, se han ampliado nuevas sesiones dirigidas al colectivo de personas con discapacidad intelectual que se iniciarán en los próximos días.

Uno de los objetivos de Fundación Alares es la preparación sociolaboral de las personas con discapacidad para lograr su inclusión en el mercado laboral y, no solo ello, sino además conseguir el mantenimiento de su puesto de trabajo el máximo tiempo posible.  Siendo un colectivo que presenta tasas de paro superiores al 26 %, según los datos del último informe del INE, es el colectivo más afectado por el paro.

Por esta razón, se hace necesario implementar programas de formación que trabajen de manera práctica las competencias emocionales en el ámbito laboral. De esta manera, ayudamos a las personas con discapacidad a mejorar su bienestar emocional logrando con ello que una vez finalice esta etapa y puedan reincorporarse a la “nueva normalidad” superen sus fobias y puedan relacionarse adecuadamente con los demás, continuando con su preparación laboral.  Tal como afirma el psicólogo americano Goleman, el éxito en la vida depende en un 80% de factores emocionales y sólo un 20% de factores puramente cognitivos. En este sentido, desde Fundación Alares llevamos años insistiendo en la formación y refuerzo de las habilidades sociales para ayudar a las personas a manejar, entender, seleccionar y trabajar sus emociones y las de los demás con eficiencia para obtener resultados positivos en relación al mundo sociolaboral.

En la adaptación del Programa actual, se han incluido diferentes módulos entre los que se encuentra el autocontrol emocional, la relajación autógena, técnicas de respiración, conflictos y control de las emociones, así como diferentes estrategias para controlar las fobias generadas por la situación que tenemos actualmente. Se aportan claves en la organización del día a día, recursos de ocio, dinámicas de reflexión y aprendizaje de técnicas específicas para preparar la reincorporación a nuestra vida cotidiana una vez pasada esta situación.

Hay que destacar que Fundación Alares en línea con sus objetivos de mejora de la calidad de vida de todas las personas de nuestro país, implantó a finales del año pasado un Programa de Voluntariado denominado “Ilumina una vida basado en el acompañamiento de personas mayores para paliar la soledad. Y, debida a la situación generada por el Estado de Alarma, se adaptó con la puesta en marcha un teléfono gratuito, 900 877 037, que se encuentra activo las 24 horas del día los 365 días, dirigido a toda la sociedad, especialmente a las personas mayores y personas con discapacidad. El fin del mismo es proporcionar conversación a través de la escucha activa, así como aportar calma y tranquilidad, algo muy necesario en estos momentos para toda la sociedad.

Premios Nacionales Alares 2020

Fundación Alares presenta sus Premios Nacionales Alares, unos galardones que este año celebran su decimocuarta edición en materia de Conciliación de la vida familiar, laboral y personal, al fomento de la Corresponsabilidad y la Responsabilidad Social, y su novena edición en materia de  inclusión laboral y prevención de riesgos laborales de las Personas con Discapacidad.

Fundación Alares abre el plazo para presentar las candidaturas a los Premios Nacionales Alares 2020. Con esta edición, ya son 14 años los que Fundación Alares lleva reconociendo las mejores prácticas en materia de Conciliación y, fomento de la Corresponsabilidad y Responsabilidad Social, y 9 otorgando los Premios a la Excelencia en la Inclusión Laboral y la Prevención de Riesgos Laborales de las Personas con Discapacidad.


La falta de un programa de Conciliación y de Fomento de la Corresponsabilidad en las empresas provoca ausencias laborales de “origen no justificado”. El pasado año el 25% de las ausencias laborales fueron de “origen no identificado”, dato que demuestra la necesidad de implantar medidas efectivas y reales en materia de conciliación y fomento de la corresponsabilidad en los entornos laborales. Nuestra experiencia nos pone de manifiesto que una de las “enfermedades” que más preocupa a las empresas es el absentismo laboral. Para Fundación Alares la mejor medicina es crear un entorno de trabajo en igualdad que cuente con un Programa de Conciliación y Fomento de la Corresponsabilidad adaptado a las necesidades reales del capital humano de la empresa y que  se mantenga “vivo” en los diferentes procesos vitales. Todo ello contribuirá a la mejora del clima laboral No obstante, en nuestro país cada vez son más las empresas, instituciones, medios de comunicación…que creen firmemente que la conciliación y la corresponsabilidad es necesaria y, por tanto, forma parte de su estrategia empresarial. Por ello, estos galardones tienen como fin reconocer las prácticas más completas e innovadoras.

La tasa de paro, según los últimos datos oficiales, se sitúa en  un 25,2%,  más de 10 puntos por encima que la que respecta a la población de personas sin discapacidad. Estos datos ponen de manifiesto que la condición de discapacidad afecta de manera directa o indirecta en el acceso al empleo. Para evitar tal discriminación se precisa de programas y actuaciones públicas y empresariales que garanticen la igualdad de oportunidades de acceso al empleo y su permanencia en el mismo, consiguiendo su plena inclusión en todos los ámbitos comunitarios.  Por ello, la novena edición de   los Premios a la Excelencia en la Inclusión Laboral y la Prevención de Riesgos Laborales de las Personas con Discapacidad reconoce las mejores acciones en este sentido.

Tanto los programas de conciliación y fomento de la corresponsabilidad  como las prácticas que garantizan la inclusión laboral de las personas con discapacidad y, la prevención de riesgos laborales adaptada a las necesidades individuales de forma global, mejoran las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores. . Creando culturas empresariales que fortalecen  la gestión de la diversidad de los equipos de trabajo, y con ello la reducción del el absentismo, la atracción y retención de talento y la creación de  un ambiente laboral más comprometido, elementos fundamentales para lograr el crecimiento empresarial.

En relación a todo lo expuesto, Fundación Alares celebra una edición más de sus Premios Nacionales Alares. Todas las instituciones, empresas, agentes sociales, directivos, profesores, investigadores y medios de comunicación que apuestan por la Conciliación de la Vida Familiar, Laboral y Personal, al fomento de la Corresponsabilidad, y la Responsabilidad Social, podrán enviar sus propuestas hasta el 12 de abril de 2020.

Del mismo modo,  aquellas personas y/o entidades que apuesten por un cambio social que garantice la plena inclusión socio-laboral de las personas con discapacidad  pueden presentar sus proyectos e iniciativas a las diferentes categorías existentes: Grandes Empresas, PYMES, Instituciones, Profesionales de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) y Centros Especiales de Empleo antes del 17 de mayo de 2020.

La Gala de entrega, donde se desvelarán las candidaturas premiadas, se celebrará a finales del mes de junio.

Más información:

Premios Nacionales Alares 2020, a la Conciliación de la Vida Familiar, Laboral y Personal, al Fomento de la Corresponsabilidad y a la Responsabilidad Social

Premios Nacionales a la Excelencia en la Inclusión Laboral y la Prevención de Riesgos Laborales de las Personas con Discapacidad

Campaña “Yo también tengo discapacidad”

La visibilidad de las personas con discapacidad es un tema de gran actualidad y protagoniza no solamente el debate en medios de comunicación, sino también en el ámbito legislativo, teniendo como objetivo garantizar sus derechos y libertades en igualdad de oportunidades. Encontramos variedad de manifestaciones de compromiso y transformación a favor del cambio cultural en relación a la diversidad, en las que todavía hay que progresar para conseguir el objetivo.

En España, se está trabajando desde diferentes esferas por la puesta en valor de las personas con discapacidad de cara a su inclusión sociolaboral. Y en particular el Centro Especial de Empleo (CEE) Alares Social responde a su finalidad social, ofreciéndoles un empleo de calidad, gracias a una formación continuada, facilitando su desarrollo social y profesional y aportando una autonomía que les permite ejercitar sus derechos.

Hoy es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Y no podemos estar más orgullosos de todos los grandes talentos que componen la plantilla. A continuación, os dejamos un vídeo muy emotivo que hemos preparado para celebrar este día.

El 98% valora los talleres del programa “Objetivo Empleo” fomentado por Bankia como excelentes

Fundación Alares considera que la formación es clave para favorecer a las personas con discapacidad las oportunidades de acceso al mercado laboral. Por ello, los talleres del programa “Objetivo Empleo” tienen como meta no solo conseguir que finalmente se incorporen a un puesto de trabajo, sino lograr que lo mantengan el máximo tiempo posible.

Y llevar a cabo este proyecto ha sido posible gracias a la ayuda económica de Bankia con su programa Red Solidaria 2018. Fundación Alares, una vez más, continúa desarrollando sus talleres dirigidos a mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad.

Desde finales del 2018 y a lo largo de este primer semestre del año, han pasado por los talleres de formación 139 personas con discapacidad de diferentes entidades colaboradoras de Fundación Alares. Los participantes se han formado a través de un itinerario que ha comprendido diferentes talleres, muy distintos entre sí, pero con un objetivo común: el acceso al empleo de todos los integrantes.

Entre estos proyectos podemos encontrar el “Refuerzo y mejora de las habilidades sociales para la incorporación laboral de las personas con discapacidad”, “Gestión del tiempo en el entorno laboral”, “Nuevas Tecnologías: iniciación a la ofimática”, “Excelencia en la Comunicación telefónica y la Atención al Cliente” y “Excelencia en la Atención al Cliente presencial”.

En cada taller se han preparado actividades específicas para los participantes, tratando en todo momento de que, a través de la diversión, aprendan técnicas que puedan aplicar posteriormente en el mundo laboral. Se ha trabajado mucho mediante learning by doing, desarrollando las habilidades de los participantes y poniendo a prueba todas sus capacidades.

El nivel de satisfacción por parte de los participantes se sitúa en un 98%, tratándose de una valoración «Excelente». 

Además, todos los participantes que así lo desean están siendo integrados en la Agencia de Colocación de Fundación Alares en colaboración con el SEPE, para ampliar sus oportunidades de acceso al mercado laboral.

www.fundacionalares.es

www.bankia.com

https://enaccion.bankia.com/

www.blogbankia.es 

Los talleres del programa “Objetivo Empleo” impulsado por Bankia reciben una valoración excelente

La labor de Fundación Alares se centra en la puesta en marcha de proyectos de intermediación laboral, estudios, divulgación de buenas prácticas, sensibilización al empleo, contratación de personas con discapacidad y cursos de formación. Todo ello con un único objetivo: que todas estas acciones resulten estratégicas a largo plazo e influyan en los cambios sólidos que necesitamos para conseguir una mejor sociedad para todos, donde la discapacidad no suponga una barrera para participar en el empleo.

Gracias a la aportación de Bankia con su programa Red Solidaria 2018, Fundación Alares continua con el desarrollo de sus talleres dirigidos a mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad. Desde finales de 2018, ha estado presente en el Colegio María Zulueta de Rivas con usuarios de la Fundación Down Madrid. Fundación Alares considera que la formación es clave para favorecer a las personas con discapacidad las oportunidades de acceso al mercado laboral.

El pasado mes de diciembre se inició el proyecto con el taller «La gestión del tiempo en el entorno laboral«. Esta jornada sirvió para que los asistentes aprendieran a organizarse en el puesto de trabajo optimizando su desempeño, con el objetivo de lograr la inserción laboral y el mantenimiento del empleo.

El taller de «Refuerzo y mejora de las habilidades sociales para las personas con discapacidad» del mes de febrero tuvo como fin incrementar la competencia social de los presentes y, de este modo, enseñarles a adaptarse a los entornos laborales.

En marzo se llevó a cabo el taller de «Excelencia en la atención al cliente presencial«, que les enseñó a iniciarse, adquirir y desarrollar las competencias profesionales necesarias en puestos de cara al público.

El taller de «Excelencia en la comunicación telefónica y atención al cliente» ha finalizado este mes de abril, en el que han aprendido a desenvolverse en entornos laborales de atención telefónica al cliente.

En cada uno de estos talleres se han llevado a cabo gran cantidad de actividades de diversa índole. El modo de aprendizaje es mediante actividades muy dinámicas de learning by doing, trabajando mucho con Role-Play, trabajo en grupo, exposiciones, dinámicas, etc.

La valoración global recibida en los cuestionarios de evaluación ha sido muy positiva: casi el 100% de los integrantes ha puntuado los talleres como excelentes. Estos datos motivan a la Fundación a continuar: próximamente abordarán dos talleres más: “Nuevas tecnologías: iniciación a la ofimática I” y “Búsqueda activa de empleo”.

www.fundacionalares.es

www.bankia.com

https://enaccion.bankia.com/

www.blogbankia.es 

Jóvenes con discapacidad, más capacitados que nunca

La mayoría de millennials con discapacidad considera que su situación refuerza sus valores

A pesar de ser una generación más preparada y de haber aumentado las tasas de empleo con respecto a años anteriores, los datos de contratación de jóvenes con discapacidad aún deben mejorar.

Según el informe “Millenials con Discapacidad, motor del futuro” elaborado por la Fundación Adecco y por JYSK, el 72% de los encuestados cree que contar con una discapacidad refuerza en gran medida valores profesionales. Cualidades como la constancia, el esfuerzo y la resistencia a la frustración. Y a pesar de esta creencia, el 60% piensa que no encontrará trabajo en menos de un año. De hecho, el 35% de personas con discapacidad que pertenecen a la generación millennial son desempleados de larga duración, lo que explica el pensamiento pesimista de éstos.

La tasa de paro de los jóvenes con discapacidad es 32 puntos más alta que los que no tienen discapacidad

Los datos extraídos del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo de la Fundación ONCE demuestran que todavía hay que luchar por introducir a las personas con discapacidad al mercado laboral. Solo en la Comunidad de Madrid, hay registrados desde enero de 2016 hasta junio de 2018, un total de 20.000 personas con discapacidad en situación de desempleo. De 60.100 ocupados, los contratos que se realizan a menores de 25 años son 2.782.

En todo el país, hay 1.840.700 personas con discapacidad en edad de trabajar (de entre 16 y 64 años), lo que supone un 5,9% de la población total. El estudio también nos ofrece la tasa de paro de personas con discapacidad, que es del 28,6%, del cual el colectivo joven representa el 4,9%.

Cada uno de estos datos refuerza la idea de que, a pesar de seguir avanzando en materia de empleo para personas con algún tipo de discapacidad (independientemente del porcentaje de ésta), hay que seguir luchando por hacer comprender a la sociedad que más allá de la discapacidad, está la capacidad de cada persona. El colectivo joven todavía precisa de apoyo para introducirse al mercado laboral y aún queda mucho por hacer para que las empresas se den cuenta de que el futuro también se encuentra en ellos. Contratar a personas con discapacidad o externalizar sus servicios confiando en un Centro Especial de Empleo es una apuesta segura para contar con trabajadores y trabajadoras comprometidos.