4 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres perciben que utilizar las medidas de conciliación puede penalizar su desarrollo empresarial

Un 61% de empleados en la Comunidad de Madrid cree que su entorno laboral dificulta ocasional o sistemáticamente la conciliación entre trabajo y vida personal y familiar; tan solo el 14% considera que trabaja en un clima laboral en el que se favorece la conciliación sistemáticamente.

Estos datos son el resultado de una pobre y poco valorada cultura de conciliación en las empresas, con unas políticas sociales apenas flexibles que reciben un apoyo insuficiente por parte de quienes tienen poder de decisión en la organización. Así lo refleja el Estudio “Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid”, llevado a cabo por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE y Alares.

Este informe analiza la situación de la responsabilidad familiar corporativa (RFC) en la Comunidad de Madrid en tres dimensiones clave: las políticas formales, el apoyo del supervisor y la cultura corporativa.

Las medidas de flexibilidad más comunes en las empresas madrileñas son el horario laboral flexible (6 de cada 10 empleados) y el trabajo a tiempo parcial (50% de mujeres y 54% de hombres). El teletrabajo todavía no es una realidad al alcance de la mayoría de personas (38% de los hombres y 29% de las mujeres), aunque está bastante más extendido que otras medidas como la semana comprimida o el trabajo compartido.

Respecto a las políticas de apoyo familiar, se echan en falta los subsidios para el cuidado de hijos o personas dependientes, los servicios de guardería en el centro de trabajo o la posibilidad de alargar las bajas de maternidad/paternidad. La única medida de este tipo ampliamente establecida es la de poder abandonar el lugar de trabajo debido a una emergencia familiar, a la que dicen poder acogerse cerca del 80% de los entrevistados.

Otro déficit importante que detecta el estudio es la falta de información sobre las prestaciones que la organización pone a disposición de sus colaboradores, con el fin de facilitarles el equilibrio entre la vida laboral y la vida personal y familia.

En relación al apoyo de los supervisores, cuando el líder es un hombre, los colaboradores perciben un nivel de apoyo instrumental bajo, no se le considera un modelo a seguir en términos de conciliación ni se aprueba su gestión de las políticas de RFC. En cambio, cuando el rol lo ejerce una mujer, los trabajadores ven positivamente su liderazgo en los cuatro tipos de conductas.

La cultura corporativa tiene gran trascendencia. 4 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres perciben que utilizar las políticas de RFC puede penalizar su desarrollo en la empresa; un 40% de las mujeres y un 25% de los hombres creen que hacer uso de las excedencias para cuidar a los hijos puede ser mal visto por sus compañeros, y un porcentaje elevado (32% de hombres y 47% de mujeres) siente que la empresa les presiona para trabajar más allá de lo establecido por contrato o que se espera de ellos que antepongan el trabajo a su familia.

Los resultados indican que hay 4 categorías de entornos laborales según apoyen más o menos el equilibrio entre la vida laboral y la vida personal y familiar de los empleados: enriquecedor, favorable, desfavorable o contaminante. Un 27% de los encuestados declara trabajar en un entorno “contaminante”, que entorpece sistemáticamente la conciliación, mientras que otro 34% lo define como “desfavorable”. En total, el porcentaje de insatisfechos se eleva hasta el 61%, muy por encima del 51% que arroja la misma encuesta a nivel mundial. Solo el 14% considera que trabaja en un entorno laboral en el que se favorece la conciliación sistemáticamente, un porcentaje inferior al 18% que registran en promedio el resto de países.

En cuanto a los costes económicos, personales y sociales, el informe confirma que la ausencia de compromiso real con la conciliación conlleva menor eficiencia y mayores costes administrativos y de contratación, mientras que las empresas sensibles con este tema son percibidas como más justas y comprometidas con la igualdad de oportunidades.

Accede al informe aquí.

El 27% de empleados trabaja en un entorno contaminante

4 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres perciben que utilizar las medidas de flexibilidad laboral puede penalizar su desarrollo empresarial 

• Así lo refleja el estudio ‘Responsabilidad Familiar Corporativa de la Comunidad de Madrid”, llevado a cabo por el Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE y Alares.

• El 61% de los empleados en la Comunidad de Madrid cree que su entorno laboral dificulta la conciliación entre trabajo y vida personal y familiar.

• El 32% de hombres y el 47% de mujeres siente que su empresa les presiona para trabajar másallá de lo establecido.

El Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE y Alares han elaborado el l Estudio sobre Responsabilidad Social Corporativa de la Comunidad de Madrid.

Los resultados del mismo han sido basados en la respuesta de más de 400 personas con distintas situaciones familiares y niveles de responsabilidad en el trabajo, y también se han comparado con los datos recogidos en las encuestas a escala mundial que se realizan desde el año 2010.

El informe analiza tres dimensiones de la responsabilidad familiar corporativa: las políticas formales, el apoyo del supervisor y la cultura corporativa.

Se refleja que las medidas de flexibilidad más comunes en las empresas madrileñas son el horario laboral flexible, al que tienen acceso 6 de cada 10 empleados, el trabajo a tiempo parcial, del que pueden hacer uso el 50% de mujeres y el 54% de hombres y el teletrabajo, aunque este último todavía no está al alcance de la mayoría de personas (29% de mujeres y 38% de hombres).

Respecto a las políticas de apoyo familiar, los trabajadores madrileños echan en falta permisos de paternidad y maternidad más amplios, subsidios para el cuidado de hijos o personas dependientes y servicios de guardería en el centro de trabajo.

En cuanto al apoyo de responsables en este ámbito, el estudio señala que cuando el líder es hombre, los colaboradores perciben un nivel de apoyo emocional elevado pero instrumental bajo, no se le considera modelo a seguir en términos de conciliación ni se aprueba su gestión de las políticas de RFC. En cambio,cuando el rol lo ejerce una mujer, los trabajadores ven positivamente su liderazgo en los cuatro tipos de conductas.

Respecto a la aplicación de políticas de Responsabilidad Familiar Corporativa (RFC), 4 de cada 10 hombres y 6 de cada 10 mujeres perciben que utilizar las políticas de RFC puede penalizar su desarrollo en la empresa. Además, el 40% de mujeres y el 25% de hombres creen que hacer uso de excedencias para cuidar a los hijos puede ser mal visto por sus compañeros. También apunta que el 32% de hombres y 47% de mujeres siente que la empresa les presiona para trabajar más allá de lo establecido o se espera de ellos/as que antepongan el trabajo a la familia.

Asimismo, el estudio recoge que el 61% de los trabajadores madrileños está insatisfecho/a con su entorno de trabajo, muy por encima del 51% que arroja esta misma encuesta a nivel mundial: el 34% define su ambiente laboral como desfavorable; y el 27% afirma que trabaja en entorno contaminante, que entorpece sistemáticamente la conciliación. Solo el 14% afirma trabajar en un entorno laboral que favorece sistemáticamente la conciliación siendo, aun así, un porcentaje inferior a la media del resto de países, situada en un 18%.

En cuanto a los costes económicos, personales y sociales el informe confirma que la ausencia de compromiso real con la conciliación conlleva menor eficiencia y mayores costes administrativos y de contratación, mientras que las empresas sensibles con este tema son percibidas como más justas y comprometidas con la igualdad de oportunidades.

Accede al informe completo aquí.

El trato humano es importante también en las compras online

Parece una contradicción, pero los consumidores también necesitamos tener a nuestra disposición la respuesta de personas cuando realizamos una compra por Internet. Según un estudio de Dreamstime, el 59% de los clientes hubiera terminado una compra si no fuera por la falta de respuestas inmediatas que requería en un momento determinado y no obtuvo.

Aunque el mundo online está más que a la orden del día en nuestras vidas, los clientes seguimos reclamando ese trato humano incluso cuando realizamos nuestras compras por medio de plataformas digitales. Por ello, las empresas están buscando estrategias que ofrezcan los dos aspectos: la rapidez y facilidad de comprar online, y el trato personalizado que te aporta la tienda del barrio de toda la vida.

De todo el porcentaje de personas que no finalizó su compra, el 60% lo habría hecho de haber recibido una respuesta directa a sus dudas por parte de un asistente. El canal que los consumidores prefieren a la hora de comunicarse con un empleado o empleada es el chat, con una tasa del 73%. El correo electrónico y el teléfono también tienen porcentajes significativos (61% y 44% respectivamente), según un estudio de CCMBenchmark.

Aportar valor a sus vidas es clave

La atención al cliente y la experiencia de compra, ya sea presencial o vía online, siempre será un factor determinante a la hora de que el consumidor se decante por nuestra marca y no por otra. Por ello, se deben buscar estrategias que aporten más allá de la venta de productos o servicios. La competencia en el mercado hoy en día es muy alta, y las compañías deben ser capaces de encontrar cuáles son las necesidades de las personas y cubrir sus expectativas.

Marcas responsables y transparentes para fidelizar

Las empresas tenemos una gran repercusión en la sociedad. Cada día somos más conscientes de este hecho, y por ello, los clientes demandan más responsabilidad por parte de las compañías.

Esto lo demuestra un estudio realizado por Sprout Social, que esclarece que ocultar información e ignorar las necesidades de los consumidores son dos de las principales muestras de irresponsabilidad por parte de las organizaciones. De hecho, el 81% de los encuestados considera que ser transparente debe ser una obligación para las marcas, aunque casi el 30% de los que afirman este hecho declara que ellos mismos no tienen por qué serlo.

El 53% de los consumidores considera que la transparencia de marca es un motivo por el que repetir las compras y el 37% cree que es una razón por la que aumentar la frecuenta de éstas. Además, el 42% la recomendaría a su familia y amigos, mientras que el 33% publicaría un post en redes sociales contando las virtudes de la misma.

La calidad y el precio siguen siendo factores determinantes a la hora de adquirir un producto, con un 41% y un 39% de personas que así lo consideran.

La RSC es necesaria para fidelizar.

La tendencia es clara: cada vez más los consumidores reclamamos a las empresas que aporten valor más allá de un producto o servicio de calidad. La competencia en el mercado es muy alta, y la sociedad está concienciada de lo que las compañías pueden ser capaces de hacer.

Por ello, está comprobado por numerosos estudios que la Responsabilidad Social Corporativa es un factor determinante en la decisión de compra de nuestros clientes y depende sólo y únicamente de la empresa. No importa la causa a la que se una, siempre que sea una aportación que ayude a las personas.

La Responsabilidad Social Corporativa es un concepto que está a la orden del día.

responsabilidad social

La Responsabilidad Social Corporativa es un concepto que está a la orden del día.

Ya hay muchas empresas a nivel nacional e internacional que concentran una parte importante de sus recursos y ponen especial énfasis para crear un impacto positivo en todos los actores que las rodean y que forman parte de su actividad.

Es una destreza que está evolucionando con el paso de los años y se ha demostrado que reporta grandes beneficios en las empresas que están incluyendo buenas prácticas en materia de Responsabilidad Social Corporativa en sus estrategias de negocio. Algunos de estos beneficios son: facilidad para incorporar y retener el talento, aumento tanto de las ventas como del número de clientes fieles, adquisición de ventajas competitivas frente a los principales competidores del sector o mejora de la percepción de la imagen de marca.

Toda entidad debe actuar de acuerdo a valores como la humildad, el apoyo a la sociedad, el cuidado del medio ambiente, la transparencia o el principio de veracidad; La Responsabilidad Social Corporativa ya se ha convertido en una materia obligatoria.

Las organizaciones deben tener en cuenta que se encuentran ante un mercado muy competitivo.

Es muy complicado diferenciarse y los consumidores, en la actualidad, tienen acceso a gran cantidad de información y son exigentes a la hora de escoger los productos y servicios: Ya no vale con decir las cosas, sino que además hay que hacerlas y, posteriormente, comunicarlas.

Desde Fundación Alares luchamos por mejorar la la Calidad de Vida de las personas y el fomento de la Competitividad Empresarial e Institucional y desde el año pasado somos aliados de Corresponsables, participando en su Anuario sobre noticias de RSE y Sostenibilidad.

Sabemos que está preparando ya su edición Anuario Corresponsables 2019 y os animamos a todas las organizaciones, independientemente de vuestra naturaleza, a formar parte del mismo.

En este link podrás encontrar toda la información.

 

 

 

Fundación Alares participa en el libro la comunicación responsable

Es una guía para impactar con las mejores campañas de RSC publicada por loquenoexiste.

El nuevo título de la editorial LoQueNoExiste incluye 36 casos prácticos de campañas y comunicación de empresas e instituciones de todos los sectores y ámbitos, entre ellas Fundación Alares con la iniciativa Reparte Flores, así como un informe realizado por la Universidad CEU San Pablo sobre la Comunicación de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

“La comunicación positiva, participativa y ética es la herramienta imprescindible para liderar, transformar la sociedad y lograr un crecimiento económico sostenible”. Esta es la conclusión principal extraída de la lectura de los 36 casos prácticos, narrados en la obra colectiva Comunicación responsable, editada por el sello ‘LoQueNoExiste’ y promovida por la consultora Medialuna. El libro se ha presentado en la sede de la Comisión Europea de Madrid, en un evento en el que se dieron cita relevantes profesionales, docentes y expertos del sector de la comunicación y de la Responsabilidad Social en nuestro país.

Entre los casos referidos se encuentra la campaña Reparte Flores.

Desde Fundación Alares, y con motivo del Día Internacional de Personas con Discapacidad quisimos llegar con nuestro mensaje a favor de este colectivo al mayor número de personas y desarrollamos una campaña bajo el lema Reparte flores. El concepto nace de la idea de que cada pétalo de la flor de nuestro logo representa a una discapacidad diferente.

El desconocimiento y la falta de adecuación entre los perfiles que se demandan y los puestos ofertados, junto con los estereotipos existentes respecto a la discapacidad, son algunas de las limitaciones con las que se encuentran las personas con discapacidad cuando intentan acceder al mercado laboral o tener una inclusión plena en la sociedad.

Un firme compromiso con la integración social y laboral

En Alares estamos comprometidos con la inclusión sociolaboral de las personas con discapacidad. El 48 % de nuestra plantilla posee alguna discapacidad y contamos con un Centro Especial de Empleo, Alares Social, donde el 90 % de personas que lo integran poseen alguna minusvalía. Materializamos este compromiso destinando el 5 % de nuestra facturación a crear empleo con discapacidad y el 25 % a impulsar proyectos de carácter social, contribuyendo así al desarrollo para personas en situaciones especiales y proyectos de autoempleo.

Todas las compañías tenemos la responsabilidad de romper con las barreras existentes que impiden normalizar la contratación de este colectivo. Por desgracia, nuestra realidad se sigue cuestionando si una persona con discapacidad puede realizar el mismo trabajo que una persona que no la tiene cuando, en realidad, nuestra experiencia nos dice que el primer grupo desarrolla el trabajo con un nivel de compromiso notablemente mayor que el segundo. Los trabajadores con discapacidad aportan mejoras en la calidad del ambiente laboral y aumentan el compromiso del resto de los empleados. Incorporar a personas con talentos diversos solo puede ser sinónimo de éxito empresarial. Muchas empresas están perdiendo un enorme potencial por no advertir este hecho.

La apuesta de Alares es clara y firme: trasladar a toda la sociedad que es necesaria una inclusión real, plena y efectiva, llamando la atención a las empresas para romper con los tabús que hay generados en torno a este tema. Estamos convencidos de que la inclusión social pasa en gran medida por la integración laboral. Aunque hay avances, todavía existen muchas dificultades que tenemos que sortear para seguir mejorando.

Es necesario consolidar las buenas practicas en RSC

Esta es una parte del caso que se puede leer al completo en el libro Comunicación responsable. En él,queda patente la necesidad de consolidar las buenas prácticas en la RSC y de crecer en su comunicación, “una asignatura pendiente” según se desprende de la radiografía y diagnóstico realizados por un equipo multidisciplinar de la Universidad CEU San Pablo, “aún queda mucho por hacer para comunicar bien lo que hacemos por la sociedad porque, de otro modo, el esfuerzo es importante pero el impacto es mínimo”.

La Comunicación de la RSC debe superar, según indica el informe, la desconfianza sobre la auténtica relevancia informativa de ciertos contenidos relacionados con la Responsabilidad Social. Términos como whitewashing y greenwashing se utilizan para cuestionar los contenidos de RSC de las empresas e instituciones. “La transparencia informativa y la comunicación responsable” son imprescindibles para defender la veracidad de las acciones y contenidos de RSC, apunta el Informe.

Comunicación responsable, publicado por LoQueNoExiste en beneficio del Observatorio de la Comunicación y Acción de Comunicación Responsable (OCARE) -entidad sin ánimo de lucro-, se puede encontrar en las librerías de toda España y en la web de la editorial.

ElTenedor apuesta por la conciliación poniendo en marcha el “Plan Alares 360”

A partir de ahora todos los empleados de la compañía en España y Portugal, así como sus familias, podrán disfrutar de servicios exclusivos de Asistencia Personal y Familiar para lograr
un equilibrio entre su vida laboral y personal.

ElTenedor, la app líder de reservas online de restaurantes en Europa, ha puesto en marcha el “Plan Alares 360 º”, ofreciendo a todos sus trabajadores de España y Portugal, servicios exclusivos de Asistencia Personal y Familiar que ayudan a la conciliación de la vida laboral y personal. Esta iniciativa se enmarca dentro de su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa Interna, dónde el bienestar de los empleados juega un papel crucial para la compañía.

La conciliación, clave para retener talento 

Para ElTenedor la mejora continua de los espacios de trabajo, así como la implantación de planes e iniciativas de Responsabilidad Social Corporativa que contribuyan al bienestar de los empleados son aspectos fundamentales dentro de su política de Recursos Humanos. Y es que, para más de la mitad de los españoles, los servicios para la conciliación son el factor más importante a la hora de permanecer en una empresa. Consciente de este panorama, y de la relevancia de retener talento entre sus más de 700 colaboradores en todo el mundo,ElTenedor apuesta por la conciliación poniendo en marcha una serie de servicios que harán la vida de sus empleados más fácil. Estos servicios se suman a los ya ofrecidos por la compañía y destinados a fomentar los hábitos de vida saludables (planes de bienestar y ayudas en actividades deportivas); participación en proyectos solidarios o la implantación de ayudas para la comida a través de Ticket Restaurant.

Plan Alares 360: servicios para la conciliación y contribución social

Con el objetivo de fomentar un ambiente de trabajo óptimo y bajo su apuesta por la cultura “win-win”, este plan de conciliación que ElTenedor acaba de poner en marcha, ofrece servicios que van desde un gestor personal, que se encarga de realizar todas las gestiones del día a día de cualquier empleado y sus familias; consultas médicas 24 horas con especialistas; ayuda y cuidados a domicilio u hospital; gestiones administrativas, servicio de medicamentos a domicilio o TeleAsistencia, entre otros. 

Todos estos servicios son prestados por Alares, empresa líder en cuidados a las personas y sus familias desde hace más de 20 años, y que cuenta con más de 5 millones de beneficiarios en nuestro país.

Además, son gestionados desde su Centro Especial de Empleo propio, Alares Social, donde el 90% de las personas que lo integran posee algún tipo de discapacidad. De todas las compras que se hacen en Alares, el 10 % de la facturación total se destina a crear empleo directo de personas con discapacidad, y otro 10 % al desarrollo de proyectos de carácter social. Con este compromiso tanto ElTenedor como Alares contribuyen de una forma real, concreta y tangible a mejorar la sociedad.

“En ElTenedor siempre hemos apostado por el capital humano poniendo en marcha medidas que contribuyan al bienestar de nuestros colaboradores. Creemos firmemente en la conciliación como una de las bases de nuestras iniciativas de Responsabilidad Social Corporativa y, desde hace años, trabajamos cada día por poner en marcha medidas y servicios que hagan la vida de nuestros empleado más fácil y feliz. Gracias al “Plan Alares” nuestros empleados en España y Portugal contarán con servicios que ayudarán al equilibrio entre su vida personal y laboral y, con los que además contribuiremos a una gran iniciativa social, impulsada por Alares, que fomenta el empleo entre personas con discapacidad” señala Marcos Alves, CEO y Fundador de ElTenedor.

Apostando por el capital humano

Estos beneficios ayudarán a los empleados a desempeñar sus funciones en un clima de trabajo óptimo,despreocupándose por las gestiones diarias, y garantizando así que la conciliación de la vida personal y laboral sea posible. Para la empresa, la implantación de este plan da respuesta a su gran apuesta por el capital humano interno que, sin duda, determina la satisfacción final de los consumidores y, por lo tanto, el éxito de la empresa.

El 85% de clientes fieles a una marca admiten que no conocen con exactitud las razones de su decisión

Informe elaborado por Alares.

Alares elabora el informe IMEA donde analiza los aspectos que más influyen para que la experiencia de cliente sea positiva y los factores que hacen que éstos escojan una marca u otra.

Del 54% de personas que han reconocido ser fieles a una marca, el 60% ha admitido que ésta no tiene el coste más bajo del mercado.

Según el IMEA (Índice de Medición de Empleados, elaborado por Alares) el 85% de clientes fieles a una marca admiten que no conocen con exactitud las razones de su decisión. El mismo porcentaje afirma que las acciones sociales que llevan a cabo las empresas influyen en gran medida en su elección.

El objetivo de este estudio ha sido conocer los factores que intervienen en la decisión de compra. Se ha concluido que la mayoría procede de las emociones. En esta línea, la Responsabilidad Social Corporativa se repite como el elemento que más motiva a la hora de elegir una empresa u otra, aunque 32% de las 800 personas encuestadas dice informarse activamente sobre las aportaciones que realiza la organización en cuestión a la comunidad. Este último dato esclarece la importancia de comunicar de manera efectiva las políticas de RSC de las compañías transmitiendo al consumidor el valor que aporta a la a la sociedad.

En este segundo informe, precedido en diciembre del año pasado por el IMCA (Índice de Medición de Clientes elaborado por Alares), se ha tomado como muestra a usuarios directos de diferentes servicios destinados a hacer efectiva la conciliación de la vida personal y laboral, prestados por Alares. Esto ha permitido conocer, además de su perspectiva como clientes, los puntos a los que dan importancia en calidad de empleados y empleadas.

El 86% ha destacado la importancia de que una organización muestre preocupación por sus intereses e inquietudes como compradores

El precio es cada vez menos importante si tenemos en cuenta que del 54% de personas que han reconocido ser fieles a una marca. El 60% ha admitido que ésta no tiene el coste más bajo del mercado. Además, independientemente de su importe, el 89% de los consultados ha reconocido que no repite con productos o servicios cuyo servicio al consumidor ha resultado insatisfactorio.

La experiencia de compra es el segundo factor que más afecta a en cuanto términos de fidelización con la marca. El 83% de los encuestados prefiere acudir, y lo hace con frecuencia, a aquellos puntos de venta en los que tienen la certeza de que van a recibir una buena respuesta ante cualquier problema, duda o cuestión relativa al producto o servicio que adquieren.

El trato humano sigue siendo crucial a la hora de ofrecer vivencias positivas. El 72% atribuye a este componente gran parte de su percepción sobre la marca, mientras que la tecnología es percibida con un porcentaje mucho más bajo, que apenas llega al 15%. Esto está en línea con la creencia de que los avances tecnológicos “deshumanizan” el proceso de compra. El cliente sigue demandando un trato personalizado y valora a las compañías que lo ofrecen.

Descarga el informe completo

Sus Majestades los Reyes de España presidentes de honor de los Premios Nacionales Alares

Los Premios Nacionales Alares comprenden la XII edición de los Premios la Conciliación de la vida familiar, laboral y personal y a la responsabilidad social. También la VII edición de los Premios a la Prevención de riesgos laborales destinada a las personas con discapacidad.

La Gala de Entrega, donde se desvelará el palmarés, será el próximo 20 de junio, en el teatro Luchana.

Sus Majestades los Reyes de España son Presidentes de Honor de los Premios Nacionales Alares a la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar, Personal y a la Responsabilidad Social.

El objetivo de estos premios es reconocer el esfuerzo y compromiso que hacen las diferentes instituciones, empresas, agentes sociales, directivos, profesores, investigadores y medios de comunicación por fomentar la conciliación laboral y personal. De igual modo por apostar por la corresponsabilidad y la responsabilidad social. Estos son unos elementos indispensables para la mejora de la calidad de vida y la competitividad empresarial.

De igual modo, Sus Majestades los Reyes de España son Presidentes de Honor de los Premios a la Prevención de riesgos laborales destinada a personas con discapacidad

Estos galardones han conseguido ser un referente en el mundo de la Prevención de riesgos laborales en el ámbito de las personas con discapacidad. Su celebración supone el reconocimiento de las mejores prácticas que contribuyen a mejorar la calidad en el empleo, facilitando la inclusión laboral y la continuidad en el puesto de trabajo.

Las prácticas que se reconocen en estos premios están orientadas a favorecer la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad en relación al acceso y la permanencia en el puesto de trabajo. Tiene que ver aspectos tales como la evaluación del puesto de trabajo y de los riesgos derivados del mismo y la correcta adaptación del puesto. También esta relacionado con la adecuada protección personal para evitar accidentes de trabajo y con la impartición hasta una formación accesible que atienda las necesidades concretas de la persona de acuerdo a sus capacidades.

Todavía está abierto el plazo para presentar la candidatura a estos premios.

La RSE, rentabilidad o imagen

 

Javier Benavente

La RSE, ¿Rentabilidad o imagen?

¿Se trata de inversión o gasto?

Estamos ante un reto de transformación social y cambio en la gestión empresarial que va madurando. Cada año son más las empresas sensibilizadas que buscan unir la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) a su negocio principal, y que incluyen en su estrategia mejorar el entorno social en el que operan empezando con los actores más cercanos a ellos, sus clientes, sus empleados y el medio ambiente.



Según las empresas clientes de Alares que incluyen servicios añadidos para sus Empleados y/o para sus Clientes (aglutinan a más de 180.000 empleados -y más de 800.000 familiares de estos- que venden productos y servicios a más de 15 Millones de Clientes en sus empresas), un 82 % ha declarado que la aplicabilidad de políticas de RSE en sus organizaciones hacia sus plantillas y hacia sus clientes, preocupándose por sus necesidades sociales más elementales, no solo es un tema que aporta mejoras a nivel reputacional, sino que los beneficios en diferenciación, posicionamiento y cuenta de resultados, son inmediatos.

3 de cada 4 empresas clientes (75%) aseguran que han creado un nuevo lenguaje ligado al negocio y a la creación de valor y que está asumido íntegramente por la Alta Dirección. De ellas, 1 de cada 4 (el 25 % de las empresas clientes de Alares),afirman que han conseguido integrar la estrategia de RSE con la estrategia de negocio.

Por todo ello, podemos afirmar que la RSE no es parte de la estrategia sino que la estrategia en sí tiene que ser la de una Empresa Socialmente Responsable.

El resto de las empresas (25%) afirman que están trabajando en alinear la RSE con la estrategia de negocio, pero todavía están en camino de esa integración plena por una cuestión de transformación de la Alta Dirección.

En definitiva, el balance de los últimos años, y a pesar de la crisis, es más que positivo. Nos encontramos ante una transformación del modelo de negocio donde estamos consiguiendo poner en la balanza, con un peso similar, el valor económico con el valor o aporte social.

¿Qué importancia tiene la confianza de la sociedad en el tejido empresarial?

La RSE,  lejos de verse como algo independiente y alejado de la Alta Dirección ha llegado para quedarse en las compañías. Pymes, medianas y grandes empresas han tomado conciencia de la necesidad de integrar el concepto de RSE, que hace años era un completo desconocido, dentro de la estrategia de su negocio.

Distintos estudios indican que alrededor del 90% de los consumidores prefieren comprar a Marcas o Empresas Socialmente Responsables, y que cada día son más las empresas que se dirigen a alinear sus procesos productivos y comerciales con las necesidades del entorno que las rodea.

Ya no solo se habla de un retorno económico, sino que el Retorno Responsable toma cartas en el asunto. Hace años no podíamos hablar de porcentajes. Nos encontrábamos con una gran desconocida que a nivel de imagen quedaba muy bien en las memorias anuales, pero que todavía era un asunto pendiente de implementar en términos tangibles de aporte social y resultados empresariales.

Hoy hemos avanzando en toma de conciencia e implementación de políticas reales, tangibles y concretas, hemos avanzando en un concepto que lejos de ser baladí está más que justificado y que ya forma parte de la estrategia de negocio de las principales empresas líderes de cualquier tamaño y sector en España.

Se ha pasado de un contacto muy ligero con la RSE basado en un concepto que tenía que ver solo con la reputación, hacia una visión estratégica vinculada a la generación de oportunidades de negocio.

Solo cuando la RSE se encuentra integrada en el ADN de la empresa, toma partido en los comités de dirección, forma parte de su cultura de empresa y se traduce en políticas concretas transformadoras de su entorno, se configura como una herramienta real que influye en que una empresa sea más competitiva y sostenible a largo plazo.

En España ha experimentado un importante desarrollo en nuestro país en los últimos años a pesar de encontrarse en un contexto económico desfavorable. Y esto es porque la empresa no es la que decide. Es el consumidor el que elige donde quiere comprar un producto o disfrutar de un bien o servicio.



Si los clientes cada vez tienen en cuenta más los criterios responsables que aplican las empresas a la hora de tomar su decisión de compra, es necesario que estas no solo implementen programas de RSE y se queden en el cajón, sino que le den visibilidad, que hagan las cosas bien y que cuenten que lo hacen y como lo hacen.

Las empresas son el motor de cambio que la Sociedad necesita. En este sentido, Alares lleva impulsando desde hace años el Certificado y Sello ESR de Empresa Socialmente Responsable con la Plantilla y con la Sociedad, y ya son muchas las Organizaciones que están haciendo bien las cosas y apostando por una gestión responsable y comprometida.

El 94 % de las entidades que han recibido dicho certificado aseguran que el impacto de las políticas de RSE ha mejorado su imagen de marca, ha incrementado su productividad, competitividad y el compromiso con los empleados/as, quienes cada vez más demandan este tipo de políticas y, en muchas ocasiones, este es un factor decisorio a la hora de permanecer en una compañía o no.

De igual modo, cada vez son más las organizaciones que han establecido marcos de referencia para medir el impacto real de la RSE. 



La mejor manera de fidelizar a un empleado o a un cliente es ser sensible a sus necesidades como persona y facilitarle soluciones reales a las mismas, al margen de los beneficios intrínsecos de los productos o servicios que venda la Empresa, aportándole experiencias únicas que no pueda olvidar.



Con ello conseguimos el principal beneficio, el más deseado: su credibilidad y su confianza en nosotros y en lo que hacemos, y eso se verá reflejado en la diferenciación, en el liderazgo y en la cuenta de resultados. Y es ahí, en ese punto cuando estamos creando una relación de confianza Marca-Cliente que es muy difícil de romper por nuestros competidores.

En definitiva, es la empresa, como agente económico y social que necesita mantener y ganar cuota de mercado, la que tiene que implicarse con el entorno en el que opera y la que tiene que reforzar su estrategia de Responsabilidad como parte intrínseca de su estrategia de negocio.