Marcas responsables y transparentes para fidelizar

Las empresas tenemos una gran repercusión en la sociedad. Cada día somos más conscientes de este hecho, y por ello, los clientes demandan más responsabilidad por parte de las compañías.

Esto lo demuestra un estudio realizado por Sprout Social, que esclarece que ocultar información e ignorar las necesidades de los consumidores son dos de las principales muestras de irresponsabilidad por parte de las organizaciones. De hecho, el 81% de los encuestados considera que ser transparente debe ser una obligación para las marcas, aunque casi el 30% de los que afirman este hecho declara que ellos mismos no tienen por qué serlo.

El 53% de los consumidores considera que la transparencia de marca es un motivo por el que repetir las compras y el 37% cree que es una razón por la que aumentar la frecuenta de éstas. Además, el 42% la recomendaría a su familia y amigos, mientras que el 33% publicaría un post en redes sociales contando las virtudes de la misma.

La calidad y el precio siguen siendo factores determinantes a la hora de adquirir un producto, con un 41% y un 39% de personas que así lo consideran.

La RSC es necesaria para fidelizar.

La tendencia es clara: cada vez más los consumidores reclamamos a las empresas que aporten valor más allá de un producto o servicio de calidad. La competencia en el mercado es muy alta, y la sociedad está concienciada de lo que las compañías pueden ser capaces de hacer.

Por ello, está comprobado por numerosos estudios que la Responsabilidad Social Corporativa es un factor determinante en la decisión de compra de nuestros clientes y depende sólo y únicamente de la empresa. No importa la causa a la que se una, siempre que sea una aportación que ayude a las personas.

La Responsabilidad Social Corporativa es un concepto que está a la orden del día.

responsabilidad social

La Responsabilidad Social Corporativa es un concepto que está a la orden del día.

Ya hay muchas empresas a nivel nacional e internacional que concentran una parte importante de sus recursos y ponen especial énfasis para crear un impacto positivo en todos los actores que las rodean y que forman parte de su actividad.

Es una destreza que está evolucionando con el paso de los años y se ha demostrado que reporta grandes beneficios en las empresas que están incluyendo buenas prácticas en materia de Responsabilidad Social Corporativa en sus estrategias de negocio. Algunos de estos beneficios son: facilidad para incorporar y retener el talento, aumento tanto de las ventas como del número de clientes fieles, adquisición de ventajas competitivas frente a los principales competidores del sector o mejora de la percepción de la imagen de marca.

Toda entidad debe actuar de acuerdo a valores como la humildad, el apoyo a la sociedad, el cuidado del medio ambiente, la transparencia o el principio de veracidad; La Responsabilidad Social Corporativa ya se ha convertido en una materia obligatoria.

Las organizaciones deben tener en cuenta que se encuentran ante un mercado muy competitivo.

Es muy complicado diferenciarse y los consumidores, en la actualidad, tienen acceso a gran cantidad de información y son exigentes a la hora de escoger los productos y servicios: Ya no vale con decir las cosas, sino que además hay que hacerlas y, posteriormente, comunicarlas.

Desde Fundación Alares luchamos por mejorar la la Calidad de Vida de las personas y el fomento de la Competitividad Empresarial e Institucional y desde el año pasado somos aliados de Corresponsables, participando en su Anuario sobre noticias de RSE y Sostenibilidad.

Sabemos que está preparando ya su edición Anuario Corresponsables 2019 y os animamos a todas las organizaciones, independientemente de vuestra naturaleza, a formar parte del mismo.

En este link podrás encontrar toda la información.

 

 

 

La RSE, rentabilidad o imagen

 

Javier Benavente

La RSE, ¿Rentabilidad o imagen?

¿Se trata de inversión o gasto?

Estamos ante un reto de transformación social y cambio en la gestión empresarial que va madurando. Cada año son más las empresas sensibilizadas que buscan unir la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) a su negocio principal, y que incluyen en su estrategia mejorar el entorno social en el que operan empezando con los actores más cercanos a ellos, sus clientes, sus empleados y el medio ambiente.



Según las empresas clientes de Alares que incluyen servicios añadidos para sus Empleados y/o para sus Clientes (aglutinan a más de 180.000 empleados -y más de 800.000 familiares de estos- que venden productos y servicios a más de 15 Millones de Clientes en sus empresas), un 82 % ha declarado que la aplicabilidad de políticas de RSE en sus organizaciones hacia sus plantillas y hacia sus clientes, preocupándose por sus necesidades sociales más elementales, no solo es un tema que aporta mejoras a nivel reputacional, sino que los beneficios en diferenciación, posicionamiento y cuenta de resultados, son inmediatos.

3 de cada 4 empresas clientes (75%) aseguran que han creado un nuevo lenguaje ligado al negocio y a la creación de valor y que está asumido íntegramente por la Alta Dirección. De ellas, 1 de cada 4 (el 25 % de las empresas clientes de Alares),afirman que han conseguido integrar la estrategia de RSE con la estrategia de negocio.

Por todo ello, podemos afirmar que la RSE no es parte de la estrategia sino que la estrategia en sí tiene que ser la de una Empresa Socialmente Responsable.

El resto de las empresas (25%) afirman que están trabajando en alinear la RSE con la estrategia de negocio, pero todavía están en camino de esa integración plena por una cuestión de transformación de la Alta Dirección.

En definitiva, el balance de los últimos años, y a pesar de la crisis, es más que positivo. Nos encontramos ante una transformación del modelo de negocio donde estamos consiguiendo poner en la balanza, con un peso similar, el valor económico con el valor o aporte social.

¿Qué importancia tiene la confianza de la sociedad en el tejido empresarial?

La RSE,  lejos de verse como algo independiente y alejado de la Alta Dirección ha llegado para quedarse en las compañías. Pymes, medianas y grandes empresas han tomado conciencia de la necesidad de integrar el concepto de RSE, que hace años era un completo desconocido, dentro de la estrategia de su negocio.

Distintos estudios indican que alrededor del 90% de los consumidores prefieren comprar a Marcas o Empresas Socialmente Responsables, y que cada día son más las empresas que se dirigen a alinear sus procesos productivos y comerciales con las necesidades del entorno que las rodea.

Ya no solo se habla de un retorno económico, sino que el Retorno Responsable toma cartas en el asunto. Hace años no podíamos hablar de porcentajes. Nos encontrábamos con una gran desconocida que a nivel de imagen quedaba muy bien en las memorias anuales, pero que todavía era un asunto pendiente de implementar en términos tangibles de aporte social y resultados empresariales.

Hoy hemos avanzando en toma de conciencia e implementación de políticas reales, tangibles y concretas, hemos avanzando en un concepto que lejos de ser baladí está más que justificado y que ya forma parte de la estrategia de negocio de las principales empresas líderes de cualquier tamaño y sector en España.

Se ha pasado de un contacto muy ligero con la RSE basado en un concepto que tenía que ver solo con la reputación, hacia una visión estratégica vinculada a la generación de oportunidades de negocio.

Solo cuando la RSE se encuentra integrada en el ADN de la empresa, toma partido en los comités de dirección, forma parte de su cultura de empresa y se traduce en políticas concretas transformadoras de su entorno, se configura como una herramienta real que influye en que una empresa sea más competitiva y sostenible a largo plazo.

En España ha experimentado un importante desarrollo en nuestro país en los últimos años a pesar de encontrarse en un contexto económico desfavorable. Y esto es porque la empresa no es la que decide. Es el consumidor el que elige donde quiere comprar un producto o disfrutar de un bien o servicio.



Si los clientes cada vez tienen en cuenta más los criterios responsables que aplican las empresas a la hora de tomar su decisión de compra, es necesario que estas no solo implementen programas de RSE y se queden en el cajón, sino que le den visibilidad, que hagan las cosas bien y que cuenten que lo hacen y como lo hacen.

Las empresas son el motor de cambio que la Sociedad necesita. En este sentido, Alares lleva impulsando desde hace años el Certificado y Sello ESR de Empresa Socialmente Responsable con la Plantilla y con la Sociedad, y ya son muchas las Organizaciones que están haciendo bien las cosas y apostando por una gestión responsable y comprometida.

El 94 % de las entidades que han recibido dicho certificado aseguran que el impacto de las políticas de RSE ha mejorado su imagen de marca, ha incrementado su productividad, competitividad y el compromiso con los empleados/as, quienes cada vez más demandan este tipo de políticas y, en muchas ocasiones, este es un factor decisorio a la hora de permanecer en una compañía o no.

De igual modo, cada vez son más las organizaciones que han establecido marcos de referencia para medir el impacto real de la RSE. 



La mejor manera de fidelizar a un empleado o a un cliente es ser sensible a sus necesidades como persona y facilitarle soluciones reales a las mismas, al margen de los beneficios intrínsecos de los productos o servicios que venda la Empresa, aportándole experiencias únicas que no pueda olvidar.



Con ello conseguimos el principal beneficio, el más deseado: su credibilidad y su confianza en nosotros y en lo que hacemos, y eso se verá reflejado en la diferenciación, en el liderazgo y en la cuenta de resultados. Y es ahí, en ese punto cuando estamos creando una relación de confianza Marca-Cliente que es muy difícil de romper por nuestros competidores.

En definitiva, es la empresa, como agente económico y social que necesita mantener y ganar cuota de mercado, la que tiene que implicarse con el entorno en el que opera y la que tiene que reforzar su estrategia de Responsabilidad como parte intrínseca de su estrategia de negocio.

 

"Pymes en Igualdad", reconocido por la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas

Desde ESIC se llevan a cabo diversas iniciativas que tienen por objetivo promover la Responsabilidad Social en la Empresa. Entre ellas, se ha realizado una guía para la elaboración de un Plan de Igualdad para Pymes. El “Proyecto Pymes en Igualdad” de la Escuela, que acaba de ser reconocido por el Pacto Mundial de Naciones Unidas, es una metodología que establece cómo desarrollar un Plan de Igualdad partiendo de un diagnóstico inicial de la situación actual de la empresa.

Aunque la ley no obliga a las pymes a tener un plan de igualdad, tienen la oportunidad de reflexionar e incorporar criterios de género que les permitan mejorar, tanto en su posición competitiva como en el beneficio social que generan.

Leer más…

II Congreso Nacional RSE

Los próximos 2 y 3 de junio, Zaragoza acogerá el II Congreso Nacional RSE tras el éxito de la primera edición celebrada en mayo de 2010 con más de 300 asistentes.

Entre los objetivos de este congreso, al igual que en su edición anterior, está el de acercar la RSE a las pymes con un enfoque muy práctico, además de resolver las dudas que existen en torno a la RSC y enseñar que existen acciones de Responsabilidad Social que no requieren una inversión y que reportan un gran beneficio a la empresa.

Durante el encuentro, en el que participará un comité científico formado por pymes, grandes empresas, medios de comunicación, la Administración Pública, universidades y ONGs, se debatirá principalmente sobre el papel que juega la RSE en el cambio del modelo socio-económico y la RSE como herramienta para la mejora de la competitividad y de la cuenta de resultados.

Zaragoza ha acogido el primer congreso sobre RSE en las pymes

El pasado 27 y 28 de mayo en la capital aragonesa se celebró el primer congreso nacional sobre RSE puesto en marcha por iniciativa privada. Este foro, dirigido a la gestión de la responsabilidad social corporativa dentro de las pequeñas y medianas empresas, aportó distintas perspectivas de cómo desarrollar herramientas en esta materia, así como de los beneficios que la buena implantación de políticas de RSE genera para las empresas.

Este encuentro profesional de carácter formativo, ha servido para acercar a todos aquellos agentes que tengan relación con la RSC, experiencias prácticas y estrategias de RSE. Para ello, se pusieron en marcha conferencias, mesas redondas y talleres impartidos por profesionales del mundo académico y empresarial.

Durante el congreso se ha querido resaltar la importancia de la implantación de medidas de RSC en las empresas españolas, porque las estrategias y políticas de RSE son la herramienta perfecta para conseguir la diferenciación de las empresas con respecto a su competencia.

El Anuario Correponsables consolidado como una publicación de referencia en materia de RSC

El pasado martes se presentó el Anuario Corresponsables 2010, que llega con amplia información y novedades sobre todos los grupos de interés, tribunas de altos directivos y las conclusiones del II Desayuno Corresponsables.

Este anuario, que va ya por su quinta edición, se consolida como una publicación de referencia en España en marteria de Responsabilidad Social. Por ello, en esta última edición se han mejorado sus contenidos para ser más coherentes con el enfoque multistakeholder de la editorial.

Además, este quinto anuario incluye 40 fichas corporativas y más de 300 casos de buenas prácticas de empresas, todo con la intención según aseguran desde  Media Responsable, “de demostrar la corresponsabilidad que todos tenemos, no sólo las grandes empresas, para hacer frente a los grandes problemas de la humanidad”.

Las empresas podrán solicitar ser reconocidas por su labor social

Las empresas podrán solicitar voluntariamente ser reconocidas como empresas socialmente responsables, según se recoge en el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible y tal como explica Juan José Barrera, director general de la Economía Social, del Trabajo Autónomo y de la RSE del Ministerio de Trabajo e Inmigración. De esta forma, todas aquellas entidades que alcancen un nivel mínimo de los indicadores previstos en materia de RSC, podrán pedir este reconocimiento.

Estos indicadores los establecerá el Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas, y se basarán fundamentalmente en la transparencia, el buen gobierno, el compromiso social con lo local y con el medio ambiente, el respecto a los derechos humanos, las relaciones laborales, la igualdad efectiva y la igualdad de oportunidades. Esto, sin duda, ayudará a promocionar la RSC.

Además, el propio anteproyecto recoge la intención del Gobierno de incentivar que las empresas se autoevalúen en esta materia, a través de los indicadores antes mencionados.

Palma de Mallorca acogerá la Conferencia Europea de RSE

Palma de Mallorca se convertirá en la sede de la Responsabilidad Social Empresarial ya que durante los días 25 y 26 de marzo, será aquí donde se celebre la Conferencia Europea de RSE, un acto que organiza el Ministerio de Trabajo e Inmigración en cooperación con la Comisión Europea.

A este evento, celebrado coincidiendo con la presidencia española de la Unión Europea, se espera que asistan cerca de 300 expertos en materia de RSE, 54 representantes de los 27 países miembros de la Unión, además de cuatro miembros de la Comisión Europea de RSE y representantes de las 17 comunidades autónomas. El objetivo no es otro que el examinar las políticas públicas existentes en relación con el fomento de la RSE.

Por otra parte, se discutirán las diferentes iniciativas existentes en materia de RSE de la Comisión Europea, así como los vínculos existentes entre la cooperación al desarrollo y la RSE.

Se ha escogido a Baleares como sede de este encuentro, porque fue en esta comunidad donde se creó el primer organismo oficial para abordar esta materia, la Dirección General de Responsabilidad Social Corporativa.

La conciliación, un valor añadido para las empresas

Hoy día, nos encontramos ante un mundo diverso y plural, donde las mujeres han entrado de lleno en el ámbito laboral. Por eso, es preciso que las empresas tomen conciencia de la necesidad de ayudar a la conciliación de la vida familiar, laboral y personal de sus empleados. Con este objetivo, la Cámara de Comercio de Madrid en el marco del servicio Concilia Madrid, celebra hoy un taller que enseñará a empresarios buenas prácticas de conciliación.

A través de este programa, se destacarán los beneficios que la conciliación aporta al trabajador, pero también al empresario, ya que gracias a la motivación de los trabajadores, se incrementa la productividad y la competitividad de la compañía. Pero además, se evita el absentismo laboral y los gastos que esto conlleva, y se crea una plantilla más comprometida con la filosofía de la empresa.

Las medidas de conciliación deben tener en cuenta las necesidades de la empresa y el trabajador, porque a través de la conciliación deben beneficiarse ambas partes. Entre las medidas clave, están la flexibilización de la jornada laboral o la puesta en marcha de servicios familiares en la empresa.