Información sobre el nuevo Real Decreto-ley de igualdad

El 1 de marzo entró en vigor el nuevo Real Decreto-ley de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

Los plazos para cumplir con la nueva obligación son:

  • Las empresas que tengan entre 151 y 250 trabajadores, deben aprobar su plan de igualdad en un periodo de un año.
  • Las que cuenten con una plantilla de 100 a 150 trabajadores, disponen de dos años.
  • Las que estén formadas entre 50 y 100 trabajadores, tienen tres años de plazo.

En el mismo, se han aprobado una serie de novedades, entre las que destacan:

  • Es obligatoria la inscripción o el registro de los planes de igualdad una vez se haya concluido su negociación. Esta inscripción deberá realizarse en el Ministerio de Igualdad.
  • Se desarrollará un diagnóstico previo a la negociación del plan de igualdad, que debe ser pactado con los trabajadores sobre las siguientes materias: procesos de selección, clasificación profesional, formación profesional, condiciones de trabajo, retribuciones y prevención del acoso.
  • Se obliga a todas las empresas a establecer un registro salarial. Deberá incluir: valor medio de los salarios, complementos y percepciones desagregados por sexo y distribuidos por grupo y categoría profesional, así como puesto de trabajo.

En las empresas en que haya más de 50 trabajadores y exista una diferencia de 25% o más en la media de las percepciones entre hombre y mujeres, deberá especificarse en el registro salarial que tal diferencia no corresponde a motivos relacionados con el sexo de las personas.

  • Permisos retribuidos:

-Se equipararán los permisos de maternidad y paternidad en 16 semanas, de las cuales las siguientes 6 son obligatorias para ambos y a jornada completa. Ambos permisos son intransferibles.

-De paternidad: será aumentado progresivamente. A fecha 1/03/2019, dispondrán de 8 semanas, de las cuales 2 serán inmediatamente tras el parto. En 2020 ascenderá a 12 semanas, siendo 4 tras el parto. En 2021 ampliará a 16 semanas.

Permiso de lactancia: se denominará “permiso para cuidado del lactante” que podrán disfrutar ambos progenitores. En el caso de que sean de una misma empresa y lo disfruten al mismo tiempo, ésta podrá limitarlo por razones de funcionamiento. Este derecho podrá ejercerse hasta los 12 meses del menor, no obstante, tendrá una reducción salarial a partir del 9 mes.

En el supuesto de familias numerosas se reservará el puesto durante un periodo de 18 meses.

  • Contratos:

-El trabajador tendrá derecho a que se le abone la retribución por su trabajo de igual valor en caso de que se produzca una discriminación salarial por razón de sexo.

Se incluye la violencia de género como una de las causas que interrumpen el cómputo de la duración del contrato en prácticas, así como el periodo de prueba.

Se declara nula la extinción del contrato durante el periodo de prueba de trabajadoras embarazadas, salvo que concurran motivos no relacionados con el embarazo.

  • Despidos:

-La declaración de nulidad del despido producido después de la reincorporación (por nacimiento, adopción, acogimiento…) se extiende hasta los 12 meses.

  • Será en negociación colectiva donde se establecerán los términos para el ejercicio del derecho a adaptar la jornada a las necesidades familiares, incluyendo también el trabajo a distancia. En el caso de que no haya negociación colectiva, se recurrirá a lo acordado entre la empresa y la persona trabajadora.
  • Los representes de los trabajadores tienen derecho a recibir anualmente información sobre «los datos sobre la proporción de mujeres y hombres en los diferentes niveles profesionales».

Más información:
[email protected]
912750555

¡Feliz Día Internacional de la Felicidad!

Hoy, como cada 20 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Felicidad. Por este motivo, queremos compartir con vosotros algunas reflexiones sobre este estado de ánimo.

¿Qué es realmente la felicidad? ¿Cuáles son las pautas para ser feliz? ¿Cómo sabemos si somos felices? ¿Quién es capaz de medir su felicidad? ¿Somos felices en nuestro día a día?

Son muchas las personas que han reflexionado sobre esta emoción. Desde los antiguos pensadores y filósofos hasta los psicólogos, terapeutas y expertos en la actualidad. Y si algo queda claro es que cada uno tiene su particular forma de ser feliz.

Para cada persona la felicidad tiene un significado diferente. Para algunos es su lugar y ambiente de trabajo, para otros la familia, la pareja, los amigos, viajar, disfrutar de un hobby, la salud… y también puede ser una mezcla de varios lo que consiga que tomemos una actitud positiva ante la vida.

El secreto está en encontrar qué nos hace felices. Sí, a cada uno en particular. Encontrar esos momentos en los que estamos contentos, aquellas actividades que nos hacen sentir plenos y disfrutar de lo que verdaderamente hace que tengamos una sonrisa, por fuera y por dentro.

La empresa, el lugar de la felicidad

En el día a día hay muchas horas y momentos en los que podemos ser felices, pero, sin duda, el trabajo es el lugar donde pasamos bastante parte del tiempo.

Si en una empresa las personas que nos rodean son felices, esto se contagia. Y al final conseguiremos una empresa eficiente. Para saber qué es lo que hace feliz a los trabajadores primero hay que analizar qué necesidades, preocupaciones y deseos tienen, para tratar de conseguir que queden satisfechos. Solo de esta manera conseguiremos que acudan al trabajo con ganas de sacar rendimiento a sus horas laborales.

El salario es un aspecto relativamente importante. Está claro que funciona como factor motivacional, pero hoy en día hay muchos otros aspectos que se están valorando por encima de esto. Cada vez se le da más importancia a las medidas de conciliación, el compromiso, la retención del talento, las medidas de flexibilidad laboral y el salario emocional.

En el día de hoy os invitamos a pensar: ¿Eres feliz en tu trabajo? ¿Te sientes motivado cuando te levantas? ¿Aprovechas las horas de tu jornada laboral?

Ya lo decía Benjamin Franklin: “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”.

Cómo afecta la conciliación a los niños

“Las guarderías se han convertido en la única alternativa para los padres españoles que trabajan y que ven cómo la conciliación de su vida profesional y personal sigue siendo una quimera”, así lo afirma el estudio Guardería & Familia 2018 de Edenred. Y es que, en España, todavía queda mucho por hacer para que los padres puedan disfrutar de los hijos sin dejar el trabajo o tener que modificar su jornada laboral.

El informe anual de Edenred afirma que el 66,4% de los trabajadores, a la hora de tener un hijo, dejaría su trabajo si pudiera permitírselo y el 54% estaría dispuesto a tener más hijos si obtuviera mejores ayudas. Pero, además, la mayoría debe llevar a sus hijos a una guardería por motivos de horarios laborales y el 69,8% apenas puede disfrutar de sus pequeños por falta de tiempo.

El 64,4% de los niños pasa entre 5 y 8 horas en la guardería, y más de 8 horas el 20,59%. Estas cifras demuestran que el 85% de los padres deben contar con una ayuda extra para poder conciliar su vida laboral y familiar. Es sorprendente saber que el 62,7% de estos niños que acuden a la guardería tienen menos de un año.

A la hora de escoger el centro, lo que más valora el 42,9% de los padres es la cercanía al hogar, seguido del horario que tenga. Ambos datos demuestran que se le da especial relevancia a la comodidad y la flexibilidad horaria, y esto viene originado por las jornadas laborales de los progenitores. Podemos decir que deben adaptar la vida de sus hijos a los horarios de su trabajo.

Esta es la realidad que estamos viviendo y, aunque las empresas están incluyendo cada vez más planes de conciliación en su estrategia, todavía queda mucho camino por recorrer.  

Es necesario establecer medidas de conciliación convenientes

Ante esta situación, surge la necesidad de que las empresas valoren qué medidas de conciliación son las más adecuadas para que los trabajadores puedan disfrutar de sus hijos y sacar más rendimiento al trabajo, lo que además potenciará la atracción y retención del talento. 

“Las buenas relaciones nos mantienen más felices y saludables”, así lo confirma El Estudio sobre Desarrollo Adulto de la Universidad de Harvard, el cual destaca cuáles son las claves de la felicidad. Y la relación familiar es, sin duda, la más importante.

Conciliar es más importante para los españoles que para el resto de países.

El 55% de los encuestados para el informe anual “Randstad Employer Brand Research” afirma que la conciliación es el segundo factor más importante a la hora de elegir una empresa. En el resto de países que participan en la encuesta, el porcentaje desciende 10 puntos.

Estos resultados se han obtenido a partir de 175.000 encuestas en 26 países, 7.000 de ellas realizadas en el nuestro. Este dato reafirma el hecho de que los españoles vemos necesaria la conciliación del trabajo y de la vida personal, quizá porque nuestros horarios laborales son más largos en comparación con otros países.

Encontramos una clara tendencia en nuestro país de buscar empresas que faciliten la flexibilidad horaria y el equilibrio de lo laboral con lo personal. Según el informe, los españoles creen que uno de los mayores problemas del mercado laboral es la falta de equilibrio entre estos dos conceptos.

El salario sigue siendo el primer factor en todos los países

Tan solo Singapur supera a España en la creencia de que la conciliación es de lo más importante a la hora de elegir empresa, con un 64%. Italia y Nueva Zelanda se igualan con nuestro país, pues el 55% de la población ocupada de estos países considera los servicios de apoyo a la conciliación como un factor clave.

Los porcentajes más bajos los encontramos en Rusia (32%), República Checa (34%), Alemania (36%) y Austria (38%). Es estos países los trabajadores y trabajadoras consideran menos determinante el equilibrio entre lo profesional y lo personal a la hora de seleccionar una empresa.

Independientemente de la importancia que se le otorgue a la conciliación, el salario económico sigue resultando el primer factor por el que los empleados y empleadas eligen una empresa, tanto fuera como dentro de España. Otros factores importantes son la seguridad laboral, el buen ambiente laboral y las oportunidades de desarrollo en la empresa.