Cómo afecta la conciliación a los niños

“Las guarderías se han convertido en la única alternativa para los padres españoles que trabajan y que ven cómo la conciliación de su vida profesional y personal sigue siendo una quimera”, así lo afirma el estudio Guardería & Familia 2018 de Edenred. Y es que, en España, todavía queda mucho por hacer para que los padres puedan disfrutar de los hijos sin dejar el trabajo o tener que modificar su jornada laboral.

El informe anual de Edenred afirma que el 66,4% de los trabajadores, a la hora de tener un hijo, dejaría su trabajo si pudiera permitírselo y el 54% estaría dispuesto a tener más hijos si obtuviera mejores ayudas. Pero, además, la mayoría debe llevar a sus hijos a una guardería por motivos de horarios laborales y el 69,8% apenas puede disfrutar de sus pequeños por falta de tiempo.

El 64,4% de los niños pasa entre 5 y 8 horas en la guardería, y más de 8 horas el 20,59%. Estas cifras demuestran que el 85% de los padres deben contar con una ayuda extra para poder conciliar su vida laboral y familiar. Es sorprendente saber que el 62,7% de estos niños que acuden a la guardería tienen menos de un año.

A la hora de escoger el centro, lo que más valora el 42,9% de los padres es la cercanía al hogar, seguido del horario que tenga. Ambos datos demuestran que se le da especial relevancia a la comodidad y la flexibilidad horaria, y esto viene originado por las jornadas laborales de los progenitores. Podemos decir que deben adaptar la vida de sus hijos a los horarios de su trabajo.

Esta es la realidad que estamos viviendo y, aunque las empresas están incluyendo cada vez más planes de conciliación en su estrategia, todavía queda mucho camino por recorrer.  

Es necesario establecer medidas de conciliación convenientes

Ante esta situación, surge la necesidad de que las empresas valoren qué medidas de conciliación son las más adecuadas para que los trabajadores puedan disfrutar de sus hijos y sacar más rendimiento al trabajo, lo que además potenciará la atracción y retención del talento. 

“Las buenas relaciones nos mantienen más felices y saludables”, así lo confirma El Estudio sobre Desarrollo Adulto de la Universidad de Harvard, el cual destaca cuáles son las claves de la felicidad. Y la relación familiar es, sin duda, la más importante.

Conciliar es más importante para los españoles que para el resto de países.

El 55% de los encuestados para el informe anual “Randstad Employer Brand Research” afirma que la conciliación es el segundo factor más importante a la hora de elegir una empresa. En el resto de países que participan en la encuesta, el porcentaje desciende 10 puntos.

Estos resultados se han obtenido a partir de 175.000 encuestas en 26 países, 7.000 de ellas realizadas en el nuestro. Este dato reafirma el hecho de que los españoles vemos necesaria la conciliación del trabajo y de la vida personal, quizá porque nuestros horarios laborales son más largos en comparación con otros países.

Encontramos una clara tendencia en nuestro país de buscar empresas que faciliten la flexibilidad horaria y el equilibrio de lo laboral con lo personal. Según el informe, los españoles creen que uno de los mayores problemas del mercado laboral es la falta de equilibrio entre estos dos conceptos.

El salario sigue siendo el primer factor en todos los países

Tan solo Singapur supera a España en la creencia de que la conciliación es de lo más importante a la hora de elegir empresa, con un 64%. Italia y Nueva Zelanda se igualan con nuestro país, pues el 55% de la población ocupada de estos países considera los servicios de apoyo a la conciliación como un factor clave.

Los porcentajes más bajos los encontramos en Rusia (32%), República Checa (34%), Alemania (36%) y Austria (38%). Es estos países los trabajadores y trabajadoras consideran menos determinante el equilibrio entre lo profesional y lo personal a la hora de seleccionar una empresa.

Independientemente de la importancia que se le otorgue a la conciliación, el salario económico sigue resultando el primer factor por el que los empleados y empleadas eligen una empresa, tanto fuera como dentro de España. Otros factores importantes son la seguridad laboral, el buen ambiente laboral y las oportunidades de desarrollo en la empresa.