La terapia artística

Alares Te Cuidamos en Casa

 

Te Cuidamos en Casa. Envejecer forma parte del proceso natural del ser humano. En ese proceso, se dan un conjunto de cambios morfológicos, funcionales, fisiológicos, sociales y psicológicos, ocasionados con el paso del tiempo en todos los organismos vivos.  Se trata de una etapa más de la vida del hombre y, que como cualquier otra, tiene que ser dinámica, paulatina, y tomada con la misma aceptación que las anteriores, aunque esta sea la última de ellas.

En muchas ocasiones, este proceso viene acompañado de una serie de cambios en lo que respecta a la personalidad y carácter, como pueden ser.

Baja Autoestima: Cuando los mayores toman conciencia de su edad sienten que muchos de los mitos que se dan sobre el envejecimiento son reales, ya no son productivos, han de cambiar su estilo de vida…

Introversión: Tienden a volverse hacia el interior, acentuándose el egocentrismo.

Sentimiento de deterioro de su identidad, como una forma de adaptarse, haciendo que la propia persona no se considere capaz de tomar decisiones, por lo que surge el sentimiento de apatía.

Sentimiento de Locus de Control Externo; Este concepto es importante, ya que si una persona piensa que lo que ocurre a su alrededor no depende de él, en absoluto, es posible que no actúe para cambiar su situación y quede en esa apatía de forma continua.

Sin embargo, la realidad es que en esta etapa los mayores pueden ser capaces de continuar desarrollándose personalmente, y de aprender cosas nuevas que a lo mejor antes no han podido probar.

Es por ello, que el equipo de Alares Te Cuidamos en Casa, en su reto de atender a las personas en todos los aspectos de su día a día, ha introducido ejercicios de Arterapia o terapia artística. Y, ¿Qué es la arte terapia? La arte terapia es una disciplina que utiliza el arte y los medios visuales como la principal vía de comunicación. La expresión creativa artística,  es el vehículo que permite desarrollar la capacidad de reflexión, comunicación, expresión y desarrollo personal.

Gracias a ella, y con la ayuda de su cuidador, el anciano cubre sus necesidades, en lo que refiere a:

Comunicarse con el entorno de forma verbal y no verbal.
Expresar sus sentimientos y emociones a través de lo que hacen.
Realizar actividades recreativas y lúdicas que le permiten mantener su autoestima, sintiéndose satisfechos por su contribución.
Demostrar sus habilidades para solucionar situaciones referidas al aprendizaje.
Además de estos beneficios, a nivel físico nos permite:
Potenciar la atención y concentración.
Mejora la coordinación óculo- manual y la precisión.
Avanzar en  el control de la higiene postural.
Fomentar las capacidades motrices manuales (psicomotricidad fina).

Nuestros usuarios nos han transmitido la sensación de orgullo que han sentido al mostrar sus trabajos a familiares y amigos, y como esta actividad les ha acercado a sus cuidadoras, teniendo la sensación de que están realizando una tarea de trabajo en equipo. Como homenaje a ellos, os queremos mostrar algunas de sus obras que a nosotros nos han emocionado tanto.