¿Es septiembre un buen mes para cambiar de trabajo?

Cambiar de trabajo

Para muchos, el año comienza en septiembre. El noveno mes del año tiene ese “toque” que nos recuerda a nuevos retos y propósitos tras la vuelta de las vacaciones y la recarga de energía. Comienzan nuevos programas de televisión, se estrenan nuevas series, arranca un nuevo curso escolar, retomamos el gimnasio… Es por eso que muchas personas deciden iniciar también un nuevo rumbo en el ámbito laboral y buscar un nuevo trabajo. Según el último análisis de tendencias y percepciones del Observatorio Alares, septiembre y octubre son los meses con más búsquedas de trabajo, por delante de otros periodos, como la primavera (segundo lugar) y el comienzo del año (tercer lugar). Casi el 30% de las personas que buscan nuevos retos profesionales lo hacen tras las vacaciones. Y este 2021, el año de los grandes cambios y transformaciones, va a ser mucho más. Alares da una serie de claves para conocer las necesidades de las ofertas de trabajo y los nuevos perfiles de los solicitantes.

Pros: Septiembre, nuevos retos profesionales

El último trimestre del año es, en general, un buen momento en el que las empresas ponen en marcha nuevas campañas, marcan objetivos para el año siguiente… Por lo tanto, aquellos perfiles que buscan nuevos desafíos tienen una oportunidad excelente para contactar con los reclutadores; por encima de otros periodos, como Navidad o verano, más relacionados con las campañas específicas y donde los objetivos son más cortoplacistas. Hay que tener en cuenta que la búsqueda de nuevos retos profesionales es la principal razón por la que la gente cambia de trabajo, según el Observatorio Alares, por encima del salario económico (segunda posición).

Contras: Septiembre, más difícil diferenciarse

Es cierto que septiembre y octubre son meses de mucho ajetreo en las empresas y que todos los equipos están muy ocupados cerrando presupuestos. Aunque esto puede ser beneficioso porque surgen nuevas necesidades, también hay que tener en cuenta que los equipos directivos tendrán menos tiempo para analizar los currículos. Por eso, es muy importante saber diferenciarse de forma creativa y única, teniendo en cuenta que mucha gente busca trabajo en estas fechas y, por lo tanto, la competencia es mayor. Aún así, este periodo también es una buena oportunidad para el autoempleo y buscar nuevos contratos externos de compañías que buscan apoyo de trabajadores freelance y otras empresas para lanzar importantes campañas que se acercan, como el Black Friday o Navidad, o el año siguiente.

Los millennials, los que más rápido cambian de empleo

Un aspecto muy importante es el generacional. En general, la Generación Millennial cambia más veces de trabajo que otras generaciones. Tal y como explica Javier Benavente, Presidente de Alares, en su blog, se trata de “una generación preparada y concienciada que busca un propósito claro alineado con sus valores”. Para ellos, es muy importante contar con líderes empáticos y comprometidos con el éxito de sus equipos. También es necesario ofrecerles oportunidades para seguir formándose y aprender nuevas habilidades, junto con formas de trabajo flexibles y seguras y un equilibrio y cohesión entre la vida laboral y personal. No obstante, también hay que tener en cuenta que muchos de ellos sufrieron la crisis del 2008 justo cuando les tocaba incorporarse al mercado laboral y aún siguen buscando oportunidades que les permitan tener menos precariedad y más estabilidad. Han demostrado una capacidad de resiliencia enorme y la Economía aún tiene una asignatura pendiente con la generación más preparada de la historia.

Cuidado con el efecto cicatriz

En una situación tan delicada como los altos índices de desempleo y las dificultades económicas que atraviesan algunas empresas, el efecto cicatriz de la precariedad nos obliga a prestar atención a la hora de elegir un puesto de trabajo u otro. Dicho efecto demuestra que empezar con malos empleos aumenta el riesgo de encadenar otros malos trabajos. Por eso, es aconsejable no hacer una búsqueda y aplicación compulsiva de ofertas laborales. Hay que leer bien las condiciones, preguntar sin reparo sobre las mismas y analizar racionalmente los objetivos profesionales que queremos marcarnos. La búsqueda asertiva nos ayudará a largo plazo a construir un bienestar personal y laboral más duradero.

El Body Positive: Por qué debería empezar a gestionarse el orgullo del cuerpo en las empresas

Body Positive

¿Por qué deberían las empresas hacer políticas a favor del empoderamiento, la mejora de la autoestima y la autoaceptación del físico? A menudo, vemos muchas de estas actividades relacionadas con las habilidades y las capacidades para trabajar, pero muchas organizaciones comienzan a tener en cuenta la importancia de reflejar una diversidad de los cuerpos físicos para evitar discriminaciones en los entornos del trabajo. Aspectos como la gordofobia o la cosificación comienzan desde los procesos de selección y están relacionados con la discriminación por género, es decir, la cultura machista que cosifica a la mujer y la juzga por temas de edad, apariencia o situación familiar. Se trata de una “violencia estética contra las mujeres”, concepto acuñado por la socióloga Esther Pineda en 2012. Pero también afecta a hombres y otros colectivos, como las personas con discapacidad, LGTBI, sénior, ya que es una diversidad interseccional… Alares, empresa especializada en el cuidado de las personas, da una serie de claves por las que las compañías deberían empezar a gestionar el body positive en sus plantillas.

La cultura del body positive es una respuesta al body shaming: al acto de avergonzar a alguien por su cuerpo

El body shaming demerita el valor de una persona por su apariencia, lo que puede causar heridas profundas y efectos dolorosos en aquellas personas sobre las que recaen los juicios. Tras el body positive, la tendencia es el body neutrality, que trata de atenuar el constante debate sobre el cuerpo y recuperar una cierta neutralidad para dejar atrás la recurrente importancia que se da al físico. 

El aspecto físico está muy condicionado por los sesgos inconscientes

Nuestro inconsciente relaciona a las personas con tallas grandes con una peor vida saludable, más cansadas y con menor poder de persuasión. De esta forma, se vincula el aspecto físico de forma errónea con una menor productividad, al igual que sucede con otros estereotipos y mandatos de género. El profesor-investigador José Luis Moreno Pestaña ha hecho un estudio sobre discriminación corporal en el trabajo (año 2020), el cual corrobora la tesis de la mayor dificultad que tienen las personas de tallas grandes a encontrar empleo, ser ellas mismas en el trabajo y promocionarse, especialmente las mujeres. Alares trabaja los sesgos inconscientes asociados a la gordofobia y a la apariencia física en general como forma de discriminación en el ámbito laboral. Estos prejuicios están inmersos en el clima de la empresa (al igual que lo están fuera) y afectan a la selección y contratación, así como a la promoción y desarrollo profesional de las personas que no cumplen el canon impuesto de “apariencia sana”.  

El currículum ciego es el primer paso para evitar la discriminación laboral

Con el objetivo de fomentar la igualdad de oportunidades, muchas empresas favorecen el currículum ciego, es decir, un proceso de selección en el que se excluyen fotografías, fecha de nacimiento, nacionalidad, nombre de la persona candidata, así como otros datos personales.

Body Positive diversidad

Hay que evitar el exceso de halagos y cumplidos sobre el aspecto físico

 Aunque en muchos casos, se hacen de forma inocente como parte de un buen clima laboral, la principal pauta a seguir es realizar algún comentario u opinión si la persona que lo va a recibir lo pide. Si no, no es necesario. Hay que tener en cuenta que decir frases tan comunes como “te noto más delgado/a” o “te has quedado estupendo/a” connota asumir que la persona tenía un aspecto peor antes. Otras expresiones más adecuadas serían: “inspiras más seguridad y confianza”, “me alegra que te sientas más orgulloso/a así”, “qué suerte van a tener los clientes contigo”. Y no solo hacer menciones al físico, sino también a otras habilidades relacionadas con el trabajo, como la empatía, las buenas dotes de comunicación, la flexibilidad y ausencia de conflicto, etc.

El caso tras las vacaciones: “vienes más moreno/a”

¿Es incorrecto hacer referencia a algún compañero que ha tomado mucho el sol tras sus días libres? Si solo se hace ese comentario, sí. Lo más adecuado en entornos laborales es expresar el deseo de que hayan descansado en las vacaciones, que hayan podido desconectar y recargar pilas. No hay que obsesionarse con este tipo de expresiones, pero sí hay que reflexionar e intentar incorporar algunas que también tengan que ver con el trabajo. 

El body positive es una cuestión de diversidad e inclusión

En muchas ocasiones, la discriminación por el aspecto físico puede estar relacionada con otros aspectos de la diversidad demográfica (por cuestión de género, orientación sexual, discapacidad, edad…), por lo que es muy importante reflejar la diversidad de cuerpos y apariencias en la propia plantilla. En algunos casos, los cambios en el aspecto físico tienen que ver con el propio modelo de trabajo y está relacionado con el aumento de la vida sedentaria, el estrés laboral, etc. Por eso, es necesario que las empresas ofrezcan servicios relacionados con la salud y el bienestar. Desde psicología, couching, asesoramiento nutricional y deportivo y ayuda a todas las personas que desean trabajar su propia relación con la comida y la imagen corporal. El enfoque debe ser siempre el de la salud, tanto el de las personas que quieren iniciar un cambio como el de las que desean quedarse como están.

El body positive permite llegar a nuevos targets

El empoderamiento a personas con diferentes cuerpos permite llegar a nuevos nichos de mercado y fidelizar nuevos clientes. Estos consumidores potenciales se sentirán más identificados con la marca al verse representados, visibilizados y con productos o servicios que tengan en cuenta su diversidad. El sector de la moda y belleza ha sido pionero, por ejemplo, en concienciarse de la importancia de llegar a nuevos públicos.

Los grupos de body positive son comunes en empresas norteamericanas

Empresas como Amazon incluyen dentro de sus 12 grupos affinity el de “Body Positive Peers” (BPP). Fundado en 2018, esta comunidad busca cultivar la positividad y la aceptación corporal a través de una comunidad de empleados segura y solidaria. El objetivo es acabar con el estigma contra las tallas grandes, especialmente en relación con las intersecciones de capacidad, etnia, identidad de género y raza. 

¿Cómo abordar el cáncer en el entorno empresarial?

¿Cómo abordar el cáncer en el entorno empresarial?
4 de febrero: Día Mundial Contra el Cáncer

Este 4 de febrero es el Día Mundial Contra el Cáncer. El cáncer tiene un triple impacto: sanitario, social y económico. En lo que respecta a la cultura laboral, es necesario conocer una serie de pautas sobre cómo tratar el cáncer en la empresa; las cuales abarquen a empleados, familiares y que también tengan en cuenta la reincorporación laboral.

Según la AECC, un 38 % de las personas diagnosticadas con cáncer en 2018 era población en edad de trabajar. Además de los costes emocionales, dicha organización ha calculado los costes económicos del cáncer, tanto sanitarios, familiares, sociales y laborales, que en España oscilan a los 19.300 millones de euros. Las empresas necesitan contar con políticas integrales de gestión del cáncer para prevenir, gestionar las emociones, hacer un seguimiento y conseguir la readaptación de sus empleados. A continuación, Alares propone una guía básica dividida en tres fases:

1.Prevención. La importancia de invertir en salud y bienestar. Algunos de los consejos básicos son incidir en la importancia de una dieta saludable, combinada con una vida activa y el descanso. Estos buenos hábitos también deben orientarse a la gestión de las emociones, el estrés y la ansiedad. También es aconsejable implementar campañas de detección precoz y recomendar los chequeos médicos.

2. Saber actuar tras el diagnóstico. Para ello, es importante instaurar medidas de conciliación. Las políticas de conciliación deben contar con cuatro ejes fundamentales: flexibilidad, ofrecimiento de servicios que faciliten la vida del enfermo, trato de la diversidad con los condicionantes individuales y comunicación y generación de una zona de confianza y seguridad. Hay que desarrollar actitudes de empatía e inclusión para normalizar la situación.

3. Facilitar la reincorporación laboral. Las empresas necesitan prestar atención a la recuperación física y emocional de una forma paulatina. El nuevo equilibrio personal y laboral que necesitan en este acompañamiento hace que la conciliación sea más relevante que nunca, así como el fomento del autocuidado. Por otro lado, puede que la enfermedad deje algunas secuelas; por lo que la situación del empleado podría generar algún grado de discapacidad. Para ello, también es recomendable que las compañías cuenten con planes que gestionen la diversidad de su plantilla.

El principal propósito de Alares es CUIDAR a las personas. Con este objetivo, ofrece una serie de servicios para la conciliación de la vida personal y laboral relacionados a la lucha contra el cáncer y otras enfermedades. Algunos de ellos son, por ejemplo, las consultas médicas, la segunda opinión médica internacional (en diagnóstico o tratamiento), el cuidado de la familia o telefarmacia.

Worten y Alares ofrecen servicios de ayuda a los que más lo necesitan

Worten y Alares se unen para ofrecer servicios.
Worten y Alares se unen para ofrecer servicios.

  • #WortenTeCuida tiene el objetivo de apoyar a sus clientes en la gestión de su día a día y en el cuidado y atención de las personas mayores, circunstancias que se han complicado con la pandemia.
  • De forma inicial se incorpora el Servicio dirigido a mayores que puede ser un regalo perfecto para cuidar a los que más queremos ante la imposibilidad de estar cerca de ellos.

Worten, cadena de distribución de electrodomésticos y electrónica de consumo, y Alares, expertos en asistencia familiar y personal en España, se unen para ofrecer servicios de apoyo, tanto en el ámbito del cuidado de las personas mayores, como en el de la conciliación familiar.

Bajo el nombre “Worten Te Cuida”, la compañía ofrecerá a sus clientes un servicio de apoyo clave y ayuda, más si cabe en estos momentos en los que la pandemia ha complicado mucho la situación de las personas mayores, que en muchos casos viven solas. Esta colaboración se ampliará con otro nuevo servicio, que se incorporará en el mes de enero, y que se centra en la ayuda en el día a día de los trabajadores que necesitan compatibilizar su vida profesional y familiar.

El impacto del COVID ha puesto de manifiesto la necesidad de contar con ayuda y soporte para gestionar la difícil situación que vivimos. Más que nunca se necesita cuidar de nuestros mayores y dotarles de herramientas y facilidades que puedan mejorar su día a día, como también facilitar ayuda a las familias que teletrabajan y tienen que hacer frente a tareas diarias sin apoyo. Gracias a Alares ofreceremos servicios a medida que ayudarán a estos colectivos y que pueden ser el regalo ideal estas navidades para cuidar a los que queremos ante la imposibilidad de estar cerca”, comenta José Faría, director ejecutivo de Servicios y Postventa de Worten.

La iniciativa “Worten Te Cuida” es disruptiva en el sector, y la manera perfecta de hacer llegar a los hogares españoles los cuidados y la tranquilidad que tanto nuestros mayores como las familias necesitan ahora más que nunca. Todo apoyado por tecnología punta que da respuesta a cualquier emergencia las 24h. Esta colaboración entre Worten y Alares tiene el objetivo de ofrecer servicios de cuidados a precios únicos y confío en que podamos ayudar a muchas familias”, afirma Anna Maria Hurtado, directora general de marketing y comercial de Alares.

Teleasistencia 24 h “Cariño para Mayores”

Este servicio ofrece asistencia personal Premium a nuestros mayores, con teleasistencia 24 horas para aportarles la mayor seguridad y calidad de vida a ellos y sus familias. Además de contar con la instalación de equipos fijos y el uso de dispositivos móviles (como el Botón SOS con GPS) para mantener siempre contacto en caso de vital necesidad. Así, se contempla la atención y gestión ante cualquier situación de emergencia, tanto a nivel médico como para combatir la soledad, dar cariño, recordar la medicación, una cita… en definitiva ayudarle en todo lo que necesite. Igualmente incluye atención médica y psicológica las 24 horas, farmacia a domicilio, segunda opinión internacional ante enfermedad grave u orientación jurídica ilimitada. Todo ello por solo 29 € al mes, incluido el equipo tecnológico de control, para interior y exterior, con localización geográfica GPS para situaciones de emergencias. 

“Familia y Trabajo”

Este servicio, que estará disponible en el mes de enero, está dirigido a apoyar a las personas para que puedan conciliar la vida personal y laboral haciéndoles más fácil su día a día. Así, incluye un asistente personal las 24 horas del día para pedir citas, reservas, organizar planes, comprar regalos…, todo lo necesario en cualquier momento; gestión de labores domésticas, acompañamiento, cuidados y ayuda a domicilio o en hospital; farmacia de medicamentos a domicilio 24 h. Así como, segunda opinión médica internacional ante enfermedad grave. Un pack de servicios con un coste de solo 9,99 € al mes.

Cerner mantiene su compromiso en la formación e inserción laboral de las personas con discapacidad intelectual junto a Fundación Alares

Desde 2018, Cerner colabora de la mano de Fundación Alares en la inserción laboral de las personas con discapacidad.

Ante la situación del COVID-19, Fundación Alares ha adaptado sus programas formativos presenciales a sesiones virtuales para facilitar la continuidad y efectividad de la formación para el empleo, que imparte desde hace más de 10 años al colectivo de personas con discapacidad.

Desde hace ya dos años Cerner mantiene su compromiso con la Fundación Alares, apoyando al colectivo de personas con discapacidad intelectual en su formación, preparación e inserción laboral para lograr paliar el aislamiento social y al mismo tiempo, ofrecer herramientas para su bienestar emocional.

Desde esa fecha, multitud de participantes han tenido la oportunidad de formarse dentro del Programa Objetivo Empleo, en talleres donde se trabaja por un lado, a través de las habilidades blandas, el refuerzo y la mejora de las habilidades sociales, y la gestión del tiempo en el entorno laboral y por otro, a través de contenidos específicos para el empleo, la búsqueda activa del mismo, nuevas tecnologías e iniciación a la ofimática, excelencia en la comunicación telefónica y en la atención al cliente presencial y dinamización cultural en museos.

Además, Fundación Alares en colaboración con Cerner, ha logrado adaptar el Programa Objetivo Empleo, presencial hasta la llegada de la situación del Estado de Alarma generada por el COVID-19, al formato telemático, disminuyendo las carencias formativas, sociales y familiares a las que que multitud de personas con discapacidad intelectual y sus familias se han tenido que enfrentar durante este periodo de tiempo.

De esta manera, se ha podido seguir acompañando a todas las personas que han deseado continuar con su preparación laboral a través de sesiones virtuales. En ellas se ha puesto foco sobre todo en el refuerzo y mejora del bienestar emocional y en la preparación sociolaboral y la gestión y resolución de conflictos en el entorno laboral.

De igual modo, han podido aprender claves para la organización del día a día tales como recopilación de recursos de ocio, puesta en práctica de dinámicas de reflexión, conocimiento de técnicas específicas para preparar su reincorporación a la vida cotidiana y mantenimiento del contacto tanto con sus compañeros/as como con su docente habitual.

Por todo ello, y una vez la normalidad vuelve poco a poco a nuestra vida, desde Fundación Alares estamos convencidos de que esta modalidad formativa ha llegado para quedarse, y ante el éxito y la demanda recibida por parte de las entidades, seguirá vigente durante los próximos meses para seguir estando al lado de los colectivos más vulnerables, no solo en los momentos difíciles que nos ha tocado vivir, si no en todos aquellos en los que lo pudieran necesitar.

Resultados de la encuesta de teletrabajo a empleados

Formación
  • Fundación Alares elabora un informe de Teletrabajo en tiempos de Covid-19, donde ha encuestado a 882 personas, de las cuáles solo un 25 % estaba teletrabajando antes del Estado de Alarma.
  • El 86 % consideran muy importante recibir ayuda por parte de las empresas en el entorno familiar, más allá del confinamiento.
  • Los servicios que declaran como más importantes para ayudarles a conciliar una vez que volvamos a la normalidad son Ayuda a domicilio ante enfermedad, con un 18,52% seguido de la ayuda ante pequeñas reparaciones y mantenimiento del hogar, empatado con un 17,77% con gestiones administrativas.

Fundación Alares ha elaborado una encuesta durante el confinamiento para analizar los efectos de la implantación del teletrabajo en nuestro país. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), antes del Estado de Alarma, la implantación de esta metodología de trabajo en España era minoritaria. Sólo el 27% de las empresas estaban apostando por el teletrabajo, frente al 35% de media europea.

Para la elaboración del informe, Fundación Alares planteó un cuestionario de preguntas a una muestra de la población activa a nivel nacional para analizar las experiencias individuales en función de sus situaciones familiares, laborales y organizativas.

Una vez recogida la información, se ha procedido al cruce de los datos para sacar las conclusiones que se presentan en el informe.

En diferentes estudios sobre teletrabajo queda patente el gran inconveniente que destacan las personas con trabajo en remoto, y es la falta de medios. Sin embargo, en el informe elaborado por Fundación Alares se recoge que el 73,41% de las personas encuestadas han afirmado que la empresa les ha suministrado todos los medios necesarios para poder llevar a cabo el teletrabajo.

Aunque el teletrabajo abre un abanico de posibilidades frente a la conciliación, uno de los mayores retos en este periodo de confinamiento y teletrabajo, ha sido separar el entorno familiar y el profesional.

Algunas empresas, teniendo en cuenta esta premisa, han flexibilizado los horarios laborales facilitando que más del 54% de las personas en activo hayan contado con el apoyo de su empresa para flexibilizar y adaptar su horario laboral, lo que ha permitido a estas personas conciliar su vida familiar, personal y laboral.

En relación a la situación familiar, un 44,07% de las personas que residen con menores en edad escolar, afirma que a veces su situación les ha impedido dedicar tiempo al teletrabajo, mientras que en el caso de las personas que no tienen menores, este dato desciende al 13,87%.  Hay que destacar que más del 52% de las personas encuestadas con menores a cargo, afirman que su situación familiar no le ha impedido nunca dedicar tiempo al teletrabajo. Este dato positivo está correlacionado con el apoyo en el entorno del hogar (pareja o familiares al cuidado de los menores) y la flexibilidad laboral aportada por las empresas.

El 87% afirma que no han logrado desconectar y separar ambos entornos, alargando el tiempo de trabajo más allá de las horas estipuladas por la empresa. 

Continuando con el conjunto de retos a los que han hecho frente las personas durante el confinamiento, destacamos que solo el 23,64% de las personas afirman no tener ninguna dificultad y trabajar de manera óptima desde casa (el 35% de ellas, no tiene familiares a cargo).  El resto de personas se han enfrentado a diferentes retos según sus circunstancias personales: la ansiedad general por el impacto de esta situación con un 14,95%, el aislamiento social con un 14,34% y la dificultad para mantener un horario regular con un 13,54%.

En relación al apoyo a la familia durante el confinamiento por parte de las empresas, más del 65% de las personas afirman no haber recibido ninguna ayuda o servicio por parte de su empresa. De entre las que sí han recibido este tipo de ayudas, encontramos que el 22,30% de ellas han sido para “ayuda psicológica”, y en porcentajes menores, servicios como los profesores/as particulares (con un 4,90%), la compra de medicamentos (con un 3,61%) o en último lugar con un 3,28% el servicio de realización de compra.

Del total de las personas encuestadas más del 86% consideran muy importante recibir ayuda por parte de las empresas en el entorno familiar, más allá del confinamiento.

Los servicios que les parecen más importantes una vez volvamos a la “normalidad” para ayudarles a conciliar mejor han sido con un 18,52% “Ayuda a domicilio ante enfermedad”, seguido de la “ayuda ante pequeñas reparaciones y mantenimiento del hogar” empatado con un 17,77% con “gestiones administrativas”.

El dato más significativo es que al 95,38% le gustaría continuar en teletrabajo en mayor o menor medida, siendo 2 días por semana lo más destacado (38,73%).

Solo un 4,62% de las personas no desearían continuar con el teletrabajo.

Del informe elaborado por la Fundación Alares, extraemos que, para garantizar la calidad de vida de las personas, la productividad y la competitividad empresarial, se hace necesario que las empresas desplieguen medidas y herramientas que permitan conciliar la vida personal, familiar y laboral para poder desarrollar su trabajo con eficacia en diferentes líneas de actuación que se recogen en el informe, junto con el resto de los datos que aparecen en el mismo.

Entre las medidas que facilitan el Teletrabajo con eficacia y facilitan la conciliación de la vida personal y laboral, destacan los siguientes cinco puntos:

1.-Disponibilidad, por parte del empleado, de un lugar de trabajo aislado.

2.-Equipos informáticos y tecnológicos aportados por la empresa.

3.-Flexibilidad horaria acorde al puesto de trabajo y actividad de la entidad.

4.-Trato individualizado y gestión de la diversidad de la plantilla.

5.-Disponibilidad de servicios de cuidados y apoyo personal y familiar a domicilio.

Informe completo

Desde Fundación Alares queremos analizar la mayor experiencia de teletrabajo jamás vista

A raíz de la crisis del coronavirus las empresas han implantado planes de contingencia extraordinarios para continuar con su actividad productiva. Y, en muchos casos, el teletrabajo ha sido la medida principal.

Cuándo se restablezca la «normalidad», ¿habremos aprendido a nivel tecnológico y organizativo? ¿tendremos nuevas exigencias de conciliación personal y laboral?

Te animamos a responder a éstas y otras preguntas con un breve cuestionario. Solo serán 3 minutos.

Comenzar el cuestionario

¿Somos felices en nuestro día a día?

El próximo 20 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Felicidad. Por este motivo, queremos compartir con vosotros algunas reflexiones sobre este estado de ánimo.

¿Qué es realmente la felicidad? ¿Cuáles son las pautas para ser feliz? ¿Cómo sabemos si somos felices? ¿Quién es capaz de medir su felicidad? ¿Somos felices en nuestro día a día?

Son muchas las personas que han reflexionado sobre esta emoción. Desde los antiguos pensadores y filósofos hasta los psicólogos, terapeutas y expertos en la actualidad. Y si algo queda claro es que cada uno tiene su particular forma de ser feliz.

Para cada persona la felicidad tiene un significado diferente. Para algunos es su lugar y ambiente de trabajo, para otros la familia, la pareja, los amigos, viajar, disfrutar de un hobby, la salud… y también puede ser una mezcla de varios lo que consiga que tomemos una actitud positiva ante la vida.

El secreto está en encontrar qué nos hace felices. Sí, a cada uno en particular. Encontrar esos momentos en los que estamos contentos, aquellas actividades que nos hacen sentir plenos y disfrutar de lo que verdaderamente hace que tengamos una sonrisa, por fuera y por dentro.

La empresa, el lugar de la felicidad

En el día a día hay muchas horas y momentos en los que podemos ser felices, pero, sin duda, el trabajo es el lugar donde pasamos bastante parte del tiempo.

Si en una empresa las personas que nos rodean son felices, esto se contagia. Y al final conseguiremos una empresa eficiente. Para saber qué es lo que hace feliz a los trabajadores primero hay que analizar qué necesidades, preocupaciones y deseos tienen, para tratar de conseguir que queden satisfechos. Solo de esta manera conseguiremos que acudan al trabajo con ganas de sacar rendimiento a sus horas laborales.

El salario es un aspecto relativamente importante. Está claro que funciona como factor motivacional, pero hoy en día hay muchos otros aspectos que se están valorando por encima de esto. Cada vez se le da más importancia a las medidas de conciliación, el compromiso, la retención del talento, las medidas de flexibilidad laboral y el salario emocional.

En el día de hoy os invitamos a pensar: ¿Eres feliz en tu trabajo? ¿Te sientes motivado cuando te levantas? ¿Aprovechas las horas de tu jornada laboral?

Ya lo decía Benjamin Franklin: “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”.

Fundación Alares se une a la RUTA #YoTrabajoPositivo contra la discriminación laboral por VIH

Desde Fundación Alares participamos un año más en la campaña #YoTrabajoPositivo, impulsada por la organización social Trabajando en Positivo, con el fin de visibilizar nuestro compromiso con la igualdad de oportunidades y la no discriminación de las personas con VIH en el lugar de trabajo.

Queremos manifestar que el VIH no es un impedimento para el ingreso, permanencia o promoción de cualquier persona en Fundación Alares.

La campaña, que se ha diseñado en forma de RUTA, lleva recorriendo empresas, sindicatos, organizaciones civiles y organismos públicos desde el 15 de octubre y lo hará hasta el 1 de diciembre, Día Mundial del Sida.

La campaña #YoTrabajoPositivo 2019 centrada en jóvenes con VIH

Xiana Albor, bióloga; Antonio Serrano, enfermero; Brenda, cocinera; Emir, técnico químico son algunos de los protagonistas jóvenes que prestan su imagen para difundir un mensaje claro: el lugar de trabajo no es una vía de transmisión del VIH. Con su participación pretenden que la información cruce fronteras, derribe prejuicios y cambie leyes discriminatorias para lograr que las personas con el VIH tengan acceso a un trabajo digno que es imprescindible para el desarrollo humano y económico de cualquier sociedad.

Antonio Serrano, de la organización VIHsibles de Murcia, indicó durante la presentación que la información es poder. “Creo que una persona con VIH empoderada, más la información que podamos dar a compañeros de trabajo y a quienes dirigen las empresas, puede contribuir a entender que el entorno del trabajo no es una vía de transmisión del VIH”, afirmó Antonio.

Por su parte, la bióloga Xiana Albiol expresó que ante la desinformación sobre el VIH decidió ser visible y colaborar activamente con la divulgación de información sobre el VIH, contribuyendo así a erradicar el estigma social. “No quiero ser visible para revelar mi vida privada, sino para recordar que cualquier persona puede llegar a tener VIH. A parte de que las mujeres no tenemos referentes”, explicó Xiana, quien también coordina la sede de Imagina Más en Santiago de Compostela.

Los avances médicos en torno al tratamiento del VIH han permitido notables mejoras en el estado de salud y en la esperanza de vida de las personas con el VIH, siendo actualmente similar a la de la población general. Además, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no existe riesgo de transmisión del VIH en el lugar de trabajo.

Por lo anterior, Julio Gómez, director de Trabajando en Positivo, comenta que “vivir con VIH no debe ser un impedimento para que las personas con el VIH puedan realizar cualquier ocupación y tener una vida profesional igual que cualquier otra”. Por ello, “es imprescindible realizar campañas informativas, al igual que incidir para que las leyes vayan acordes a la evidencia científica”, dijo Julio.

“La campaña, como otros años, espera tener una fuerte presencia en las redes sociales, desde donde se invita a las personas a interactuar e implicarse mostrando su apoyo con fotografías y carteles acompañadas con el hashtag #YoTrabajoPositivo”, indicó Belinda Hernández, responsable de la RUTA #YoTrabajoPositivo.

Para la presentación de la campaña se realizó el conversatorio “Dos generaciones opinan sobre el impacto del VIH en el ámbito del trabajo” en el que participaron, además, Ramón Linaza y Mar Linares, dos activistas del VIH que tienen más de 50 años. “Si bien se ha mejorado la esperanza de vida de las personas con VIH, no debemos olvidar la historia y recordar que quienes hemos vivido más años con la infección hemos sobrevivido a base de medicamentos que en su momento fueron muy tóxicos y nos causaron efectos secundarios importantes”, indicó Mar Linares de SuperVIHvents.

Los impulsores de la campaña #YoTrabajoPositivo animan a todos los agentes implicados en la respuesta al VIH a que se sumen para contribuir a erradicar la discriminación. Toda la información sobre cómo participar y mostrar su apoyo por la no discriminación por VIH en el trabajo se encuentra en www.yotrabajopositivo.org.

Vídeos de la campaña

Mujer emprendedora: un futuro marcado por el acceso al capital

María Eugenia Girón, Presidente de Fundación para la Diversidad, analiza la situación de las mujeres emprendedoras y sus consecuencias para la economía global. El artículo completo fue publicado en la Revista del Colegio de Economistas. A continuación, podrás leer algunas de las principales conclusiones.

A pesar de que el papel de la mujer emprendedora en el mundo, Europa y España va adquiriendo cada vez mayor relevancia, todavía queda mucho camino por recorrer. En las economías más desarrolladas, que basan su crecimiento en la innovación, las start-up aprovechan las nuevas oportunidades de negocio que brinda la tecnología, donde el acceso al capital es fundamental para que estos nuevos proyectos crezcan y se desarrollen. Sin embargo, es un porcentaje muy pequeño de recursos lo que se invierte en proyectos liderados por mujeres emprendedoras y fundadoras de start-up, encontrando más dificultades que los hombres para acceder a financiación.

¿POR QUÉ TIENEN LAS MUJERES UNA PRESENCIA LIMITADA EN ESTAS NUEVAS EMPRESAS DE LA ECONOMÍA DE LA INNOVACIÓN? ¿QUÉ TENDENCIA SEGUIRÁ EN LOS PRÓXIMOS AÑOS? ¿CUÁL SERÁ EL IMPACTO QUE TENDRÁ ESTA SITUACIÓN EN EL FUTURO?

Según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en 2016, 163 millones de mujeres comenzaron o lideraban nuevas empresas en el mundo y 111 millones dirigían empresas ya establecidas. En la actualidad, en casi todos los países hay más hombres emprendedores que mujeres y los mayores niveles de emprendimiento se dan en los menos desarrollados. Solo hay cinco economías en el mundo donde hay más mujeres emprendedoras que hombres: México, Brasil, Indonesia, Filipinas y Vietnam.

Si nos detenemos en los datos europeos y nos basamos en el estudio de la Comisión Europea, el porcentaje de mujeres entre el total de emprendedores varía mucho por país. Los sectores más populares son agricultura, pesca y servicios y, si nos fijamos en las industrias, solo salud, servicios sociales, otros servicios y educación tienen más proporción de mujeres emprendedoras que hombres en Europa.

Respecto al nivel educativo de ambos géneros, se incrementa con el grado de desarrollo del país. En casi todos los países europeos, el nivel medio de educación de mujeres emprendedoras es algo más alto que el de los hombres.

En España, las mujeres emprendedoras constituyen el 12% de las mujeres activas, de las cuales el 3% son generadoras de empleo. En contraposición, el ratio de emprendimiento de hombres alcanza el 21%, casi duplicando la cifra, entre los que el 7% no son autoempleados.

Los sectores elegidos por las mujeres emprendedoras son salud, trabajo social y educación. Y su nivel educativo es algo más alto que el de los hombres, igual que ocurre en Europa.

El acceso al capital es un reto para todos los emprendedores y todavía mayor para las mujeres. Los datos muestran que las start-up lideradas por las mujeres no reciben el mismo respaldo financiero por parte de inversores profesionales. Sin embargo, se ha demostrado que las empresas y proyectos con mujeres en los equipos directivos mejoran sus resultados cuando se comparan con las dominadas por hombres.

ENTONCES, ¿A QUÉ SE DEBE ESTA FALTA DE INVERSIÓN? ¿NO DEBERÍA SER EQUITATIVO INDEPENDIENTEMENTE DEL GÉNERO DE LA PERSONA QUE LIDERE LA EMPRESA?

El capital riesgo o venture capital y los angel investors, que aportan este capital a los proyectos, juegan un papel esencial en las economías desarrolladas para impulsar el emprendimiento y deben reflejar el cambio de una cultura muy masculinizada a una más igualitaria. Y a todo esto se le suma que, en las economías más avanzadas, las mujeres inversoras en emprendimiento son menos de dos tercios en relación a los hombres.

Actualmente hay muchas iniciativas para dar impulso a las mujeres emprendedoras al ser una gran fuente de creación de riqueza y empleo, además de así acabar finalmente en el tiempo con estas diferencias.

El potencial emprendedor de las mujeres es un recurso infraexplotado que debería ser desarrollado. Mejorar el emprendimiento exige eliminar las barreras de acceso a capital para mujeres. Incrementar el número de mujeres inversoras en emprendimiento, conocer de dónde nacen los sesgos en la valoración y financiación de emprendimiento por mujeres, potenciar equipos más diversos y más mujeres en comités de inversión son nuevos enfoques prometedores.

¿Y SI COMENZAMOS A TOMAR MÁS INICIATIVAS EN ESTA LÍNEA? ¿LOGRAREMOS EN UN FUTURO ACABAR CON LAS DESIGUALDADES DE GÉNERO EN TÉRMINOS DE EMPRENDIMIENTO?