Traduce la discapacidad en una oportunidad para la RSC

Para ser una organización socialmente responsable es imprescindible tener en cuenta a las personas con discapacidad. Una fórmula que hace de una empresa su valor diferencial y por la que cada vez más, la sociedad reconocen a las marcas en el mercado. Por eso, en medio de una crisis como la que estamos viviendo, la empresa que consiga destacar por ser responsable con las personas con discapacidad, podrá dar a su cliente un producto más atractivo, un producto cargado de emociones y responsabilidad. ¿Y cómo hacer posible la integración en su empresa? la respuesta está tanto en Empresas de Trabajo Temporal especializadas en selección y contratación de personas con discapacidad, como Alares Empleo ETT, o en soluciones que aportan Centros Especiales de Empleo, como Alares Social, cuyos servicios de Asistencia a los empleados para conciliar su vida personal y familiar,  formación a cualquier nivel o programas especiales de fidelización de clientes basados en los Servicios a la Persona, son el medio para hacer de la discapacidad, toda una oportunidad.

Así que el cumplimiento de la LISMI (ley de integración social de las personas con discapacidad) puede ser la mejor política de responsabilidad social que una organización pueda llevar a cabo. Medidas que hacen que una empresa pueda presumir de ser un valor duradero, porque su política social reside en las personas, que son las que al fin y al cabo son las que aumentan la productividad.

En nuestra próxima news: ¿Te ayudo a contratar a personas con discapacidad?

 

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart